JuanWilde

10 seguidores

Has sentido alguna vez un vacío tan profundo como el de dos espejos viéndose frente a frente? Ahora imagina por un momento ser ese espejo, el perder tu reflejo, tú esencia. Este escrito no es para superar ese vacío, es para evidenciarlo, probarlo, tocar fondo. La caída en desgracia de una persona por norma general comienza cuando menos lo espera, no puedo evitar el preguntarme que tan afortunados o desafortunados son aquellos que logran preveer dicha situación, la desesperanza de lo inevitable debe ser algo abrumador, pero ciertamente el desconcierto no es muy reconfortante. Esta historia comienza con una deuda la deuda de un no tan joven periodista, la cual por supuesto será cobrada, está deuda es mi caída en desgracia y está historia es mi historia, algo que no pude preveer pero que ahora puedo apreciar viendo hacia el pasado.

visibility

299

mode_comment

favorite

6

No tengo idea

visibility

85

mode_comment

favorite

3

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo