Más té para mí

Extraño mi casa

visibility

143.0

favorite

3

mode_comment

0


Me topé con tu fantasma después de varios años. Debido a que lo vi tan inocente como tú antes de partirme el corazón, le invité una taza de té. Entró a mi casa y, mientras preparaba la bebida, nos dedicamos a conversar. Sin embargo, cuando fui a buscar el azúcar, noté que se había marchado sin siquiera despedirse.
Supongo que hay cosas que no han cambiado de ti, que nunca cambiarán, seas de carne y hueso o de recuerdos y lágrimas.
 
Mientras miraba mi taza tras tu marcha, me cuestioné si por eso te fuiste la primera vez, para que quedara más té para mí. Suspiré y me pregunté si sabías que el té siempre fue una excusa y que lo único que quería era pasar tiempo contigo, hablarte, compartir a tu lado…
si sabías que lo que único quería era a ti.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo