Dormir

Extraño mi casa

visibility

81.0

favorite

2

mode_comment

0


La pobre alma quería dormir, pero no porque estaba cansada, sino porque le pesaba tanto el pecho que sentía que esa era la única manera de que el dolor se detuviera por un rato.
La gente decía que esa pobre alma era perezosa…
(Lo que no entendían era que la depresión no era una elección.)

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo