Somos inocentes

Extraño mi casa

visibility

109.0

favorite

0

mode_comment

0


Somos inocentes cuando abrimos el grifo, pensando que saldrá agua.
Somos inocentes cuando presionamos el interruptor de la luz, pensando que se encenderá el bombillo.
Somos inocentes cuando entramos en internet, pensando que alguna página cargará.
Somos inocentes cuando vemos la televisión, pensando que no está controlada.
Somos inocentes cuando leemos los periódicos, pensando que no están censurados.
Somos inocentes cuando vamos a las tiendas, pensando que saldremos de ellas con comida en las manos.
Somos inocentes cuando vamos a los bancos, pensando que regresaremos a nuestras casas con dinero en efectivo en los bolsillos.
Somos inocentes cuando vamos a las farmacias, pensando que en ellas encontraremos los medicamentos que necesitamos.
Somos inocentes cuando llega el final del mes y nos pagan, pensando que esta vez sí nos alcanzará para comprar comida.
Somos inocentes cuando leemos las noticias en redes sociales, pensando que en realidad otros países tomarán acciones y harán algo significativo respecto al problema y solucionarán algo para quienes lo necesitan.
Somos inocentes cuando soñamos con irnos del país, pensando que en otros lugares no nos odiarán por ser nosotros mismos, por ser diferentes, pensando que no se aprovecharán de nosotros o nos intentarán explotar.
Somos inocentes cuando vamos al centro electoral apenas cumplidos los dieciocho años, pensando que realmente nos dejarán inscribirnos.
Somos inocentes cuando salimos a las calles y pensamos que no nos robarán.
Somos inocentes cuando nos decimos que solo estamos un poco desanimados, intentando convencernos de que no es depresión clínica.
Somos inocentes cuando vamos a las colas, pensando que lograremos comprar cosas en las tiendas y que volveremos a casa con comida en las manos.
 
Somos inocentes los jóvenes. Los más inocentes. Porque no hemos hecho nada para merecer esto, y aun así somos quienes más han salido afectados por la situación.
 
Somos inocentes cuando… nacemos en este continente, en este país, en esta generación. Porque no tenemos la culpa de lo que nos tocó, de lo que vivimos, y a pesar de ello debemos (sobre)vivirlo.
 
Somos inocentes. Queremos libertad. Queremos vivir de verdad y no solo sobrevivir…
Por favor, alguien, quien sea, ayuda.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo