No lo hagas, por favor

Extraño mi casa

visibility

60.0

favorite

0

mode_comment

0


No le digas a la gente que tiene que hacer algo asombroso, que tiene que tener total control de su vida y alcanzar cimas y mucho éxito, si ni siquiera puede decidir por sí misma si va a comer o no.
 
No le digas a la gente que sea positiva cuando todo lo que le pasa es malo, cuando todo lo que hace es llorar, cuando no puede dejar de sangrar por dentro y por fuera.
 
No le digas siempre a la gente que vea el lado bueno de las cosas: algunas cosas no tienen lado bueno. Algunas cosas no son provechosas desde ningún punto de vista, así que deja de hacer sentir mal a los demás al exigirles que se aferren a algo cuando no tienen nada a lo que aferrarse.
 
No les digas a las personas que dejen de quejarse y hablar de sus problemas, porque a veces es lo único que pueden hacer. Porque no pueden resolverlos. Porque les han quitado los medios para ello.
 
No le digas a la gente que odia los lunes y ama los viernes porque es esclava de un sistema: esa gente ya sabe que lo es, ya sabe que es prisionera, que no tiene verdadera libertad, y créeme que daría todo lo que tiene por obtenerla en caso de poder, pero no lo hace precisamente porque ya no tiene nada. Le han arrebatado todo, incluso lo que está dentro de ellos.
Y es tan condenadamente cruel que se lo recuerdes. Porque para ti es fácil hacerlo, mientras solo ves el bosque quemándose. Para ti es tan fácil hacerlo porque tú no eres quien se quema…
 
(…)
 
Por favor y gracias. Y lo siento si mis palabras suenan enojadas, pero no lo están.
(Aunque no lo parezcan, simplemente están tristes.)

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo