Cosas que no desaparecen

Extraño mi casa

visibility

109.0

favorite

0

mode_comment

0


Hablar o no de algo puede que no lo mejore, pero tampoco lo empeora. No lo cambia. No lo hace menos real.
 
(Te quejas de que yo hablo y cuento lo que pasa. Me atacas a mí…
¿Por qué no vas y atacas a quienes verdaderamente nos hacen daño?
O, bueno, no ataques a nadie, pero piensa en esto: ¿te parece que el malo de la historia soy yo, por quejarme de los síntomas, o el que produce la enfermedad?)

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo