Una vida no tan normal parte 8

Hermanos de un mismo cuerpo

visibility

51.0

favorite

0

mode_comment

0


El padre Armando se acerco, me miro para ver si yo me encontraba bien 
-Bueno, acompáñame si no quieres quedarte a recibir  estos agramon -Dijo 
-¿Agra que? -Pregunte desorientado 
-Agramon, ya sabes los tipos de traje con un extraño afecto a sus armas -Respondió con normalidad 
-¿Que son estos...agramon? -Pregunte otra vez pero con mas tranquilidad en mi voz 
-Bueno veo que no tienes idea de lo que esta sucediendo y eso no esta mal, esta muy bien por que significa que tu padre hizo un excelente trabajo -Respondió feliz y sonriente como siempre
-¿Mi padre?¿usted conoció a mi padre? -pregunte asombrado 
El solo me miro sonrió un poco mas y seguimos caminando; yo solo no quería morir en ese momento así que le seguí el paso, mientras caminábamos el me iba poniendo al tanto. 
-Bueno Aramis como no estas con tu hermano ahora mismo no podemos dejar que te lleven, dejaría tu cuerpo vació y eso haría que esta arma sea fácil de destruir -Dijo Athos para luego hacer una pausa 
Athos miro hacia un edificio abandonado y empezamos a caminar esta vez un poco mas apresurado hacia allí y prosiguió 
-Mi punto Aramis es que debes mantenerte vivo hasta que tu hermano termine con su entrenamiento allá arriba para que pueda volver aquí, así tu puedes ir a tu respectivo lugar a empezar tu entrenamiento -Termino de explicarme. 
-¿Arma?¿allá arriba? ¿de que hablas? ¿que entrenamiento? y ¿donde esta Khoul?  -Pregunte de manera seria y segura 
-wowow espera ahí amiguito, son muchas preguntas para que yo las responda así de fácil... Mejor espera entremos a ese edifico y ahí empezaras a sacarte todas las dudas -Dijo respondiendo a todas mis dudas.
entramos a ese edifico y bajamos al subsuelo donde abrió una gran puerta de acero color gris, donde se encontraba sentado Armando leyendo un libro, entonces me vio se levanto y vino a abrazarme. Luego de que todo el momento emotivo pasara mire hacia ambos 
-Ahora ¿alguien me puede explicar que esta sucediendo? -Pregunte levantando la voz 
-Bueno Aramis la verdad es que estamos por entrar en una... digamos que guerra entre comillas, pero no cualquier guerra una que no cualquiera puede participar y observar; ¿me entiendes? -Dijo con una velocidad un poco mas rápida de lo normal y dejándome aturdido 
-Entonces hay una guerra, esta bien comprendo pero hay algunas cosas que no comprendo y es ¿donde esta Khoul y por que nosotros estamos metido en esto? -Pregunte nuevamente 
-Bueno Khoul el esta... ¿como lo conocen la mayoría? ¿el paraíso? ¿el cielo? ¿te suena? y bueno ustedes están en esto por una razón que yo no puedo decirte, al menos no ahora -Dijo Athos con seriedad sacando su sonrisa 
-Espera, ¿es enserio? ¿Khoul en el cielo? ¿mi Khoul?, ¿el mismo que hizo todas las cosas que hizo? no entiendo ¿el es un ángel? ¿yo que soy? ¿lo mismo que el? ¿por que no me llevaron con el entonces? -Pregunte de manera acelerada 
-Khoul no es un ángel, el es un nephilim -Aclaro 
-Eso es exactamente lo que la biblia dic... -Dije cuando de pronto me interrumpió el padre de Armando 
-Si es un mitad ángel y mitad humano -completando mi frase 
-¿Y usted como sabe eso? -Pregunte 
-Por que la realidad es que... -Dijo el padre de armando
-Yo soy un nephilim también - Dijo Armando interrumpiendo a su padre y dejándome confundido 
-Tu un nephilim eso no convierte a tu papa en un ángel? -Pregunte aun sabiendo cual era la respuesta 
-Si lo soy -Dijo con total normalidad 
-Esto es mucho que procesar. ¿yo también soy un nephilim? ¿pero por que no me llevaron? -Pregunte curiosamente 
-Tu si fueras un nephilim no te habrían llevado de todas maneras por que si no, el cuerpo... bueno el arma, seria un blanco perfecto -Explico el señor Athos 
-Entonces yo que tengo que ver en esto si soy solo un humano común y corriente -Exclame con exaltación
-Tu no eres un humano común y corriente Aramis Dumas, tu eres un deimos -dijo con una sonrisa en su cara 
-Un dei que? -Pregunte 
-Un deimos, mitad demonio y mitad humano, esa es la otra razón por la que los de arriba no te llevaron, ellos no tenían por que llevarte, no eres su responsabilidad -Aclaro mirándome fijamente a los ojos mientras Armando solo observaba 
-¿Y de quien soy responsabilidad entonces? ¿de los de "abajo"? -Pregunte con sarcasmo 
-En teoría, si, pero ahora en este momento abajo se esta disputando una peleas entre dos bandos, por un lado el demonio jefe Agramon y otros demonios jefes que comparten su punto de vista y por el otro esta... -Explicaba el señor Athos hasta que le interrrumpi 
-¿El diablo? -Pregunte con un poco de balbuceo 
-¿Que? no, el no se mete en estos problemas de "niños" simplemente observa todo, el otro bando esta siendo mandado por Belcebú y algunos acólitos suyos  -Termino de explicar 
-Pero no entiendo ¿como que el jefe Agramon? ¿no era solo una especie? -Pregunte 
-En realidad son como una especie, hay muchas clases de demonios así como acá hay gente de diferente nacionalidad, abajo existen diferentes clases de demonios y cada clase tiene su jefe que según rumores los jefes fueron los primeros demonios de su clase en ser creados por lucifer -Relato el nuevamente 
-¿Y por que la pelea? -Exprese mi curiosidad 
-Por ti Aramis, hay algunos demonios que no quieren que un mitad humano y mitad ellos, vaya abajo a entrenar o lo que sea, les resultas un insulto a su especie y eso crea diferentes opiniones -Respondió
de pronto antes de que si quiera piense en responder a lo que dijo, surge una explosión en el techo. Todos nos cubrimos y mucho polvo dificultaba la vista, nos intentamos alejar lo mas posible de la explosión pero para cuando nuestros ojos se acomodaban entre la tierra, se encontraban unos, ¿10? ¿15? hombres de traje, bueno 15 Agramons. 
-Yo no podre contra tantos y protegerlos al mismo tiempo chicos, intenten mantenerse a salvo -Dijo el padre de Armando
Empezó la pelea y todos se nos lanzaron, el señor Athos solo peleaba  y mientras esquivaba los cuchillos intentaba alejar a todos los Agramons cerca de nosotros, en un momento Armando con un rostro de enojo e impotencia arremetió contra ellos
-No aguanto mas, disculpa papá pero no te veré poner tu vida en peligro por nosotros, mientras yo no hago nada -Dijo Armando 
Empezó a pelear contra los Agramon; en ese momento no sabia que hacer, estaban peleando y todo para que no me pase nada mientras yo no hacia nada, me sentí tan impotente. 
En lo que sera un muy buen movimiento de dos Agramon que lograron esquivar a Armando y a su padre para llegar a mi, se lanzaron con sus cuchillos hacia mi, grite con todas mis fuerzas y cerré los ojos. 
Todo quedo en silencio y se escuchaban murmuro de los Agramons, Abrí los ojos y vi que con cada mano les había agarrado sus respectivas armas, mis manos desprendían una luz suave  y blanca, luego escuche una voz muy familiar
-Ey estas metiéndote en problemas y sin mi influencia? wow estoy orgulloso de ti hermano.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo