Fraternité parte 4

Hermanos de un mismo cuerpo

visibility

83.0

favorite

0

mode_comment

0


El día de ayer había sido muy largo y agotador para lo que yo esperaba, solo pensé que íbamos a ir a cazar unos cuantos vampiros y lobos, pero lo del monstruo ese llamado putria sanguine, lo de Athos hablando sobre mi padre y mas importante las alas y poderes que tenia Athos fueron  increíbles, que digo geniales, no la palabra es... Épicos. 
Me pregunto si yo habría obtenido habilidades parecidas si me hubiera quedado los 10 meses, estúpido Aramis y su imán para los problemas. Salí de mi habitación para ver que es lo que iba a hacer, para encontrarme a mi mamá en la cocina
-¿Chico que hiciste esa noche, para dormir tanto? -Pregunto con curiosidad
-¿Esa noche? ¿no querrás decir anoche? -Respondí
-Khoul Aramis Dumas, estuviste dormido dos días -Me reprocho mi madre
-¿QUE? ¿dos días? ¿y a ti ni siquiera te llamo la atención? -Pregunte exaltado
-¿Llamarme la atención? creí que era normal, estas en la adolescencia, las hormonas y todo eso tal vez era eso -Dijo mi madre de manera pausada
-Yo que sepa las hormonas y adolescencia no te hacen dormir durante dos días completos -Respondí, pero esta vez regañándola yo
-Ay a tu padre le pasaba exactamente lo mismo, tal vez es de familia -Dijo con un tono de nostalgia, para agregar -. Siempre que llegaba a su casa, el estaba dormido, dormía toda la tarde a veces, siempre estaba cansado después de hacer sus caminatas nocturnas 
-¿Caminatas nocturnas? -Pregunte 
-Si, tu padre amaba las caminatas nocturnas, el decía que la noche era algo, tan interesante, oscuro y divertido -Respondió pero esta vez la nostalgia en sus palabras era mas notable y sus ojos se iluminaban cuando hablaba de el
-Bueno ma, me tengo que ir -Acote a la conversación, para no darle mas motivos para llorar
-¿A donde te vas? ¿son las doce de la noche -pregunto
-Es que el padre de Armando me invito a una fiesta familiar y mira la hora justo voy a llegar a tiempo -Respondí mientras le besaba una mejilla y me dirigía rápidamente hacia la puerta
Al salir de casa, caminaba velozmente por una vereda, para de pronto ver una chica demasiado hermosa, pelo negro largo, tez trigueña, ojos marrones claros que miraba hacia todos lados confundida. «wow seria mi día de suerte, si tan solo no llevara prisa», pensé desanimado. 
-Disculpa, estoy perdida,¿ sabes como llegar al centro? -Dijo la chica mientras se acercaba hacia mi
-Si claro que si, ¿quieres que te lleve? -Pregunte con cortesía
-Oh me harías un gran favor, me llamo Enid, mucho gusto -Dijo con una sonrisa perfecta
-Mucho gusto, me llamo Khoul, ven vamos te llevare al centro -Dije.
No voy a aburrirles con la charla que tuve con enid solo que, tiene problemas en casa con su padre, le gusta el color rojo, le gusta la pizza, va a verse con sus amigas al centro y vino a vivir aquí hace pocas semanas y no conoce nada. Llegamos al centro, le agarre su mano
-Espera ven -Susurre 
La traje a un callejón al lado de un restaurante chino, que por cierto no es muy romántico
-¿Que pasa Khoul? ¿por que me traes aquí?  -Pregunto confusa enid
Me acerque lentamente, su espalda quedo apoyada en la pared, coloque mi mano izquierda en su cintura y mi otro brazo se afirmaba en la pared al lado de su cabeza mientras que el espacio entre nuestros labios se hacia cada vez mas corto, ella solo abrió sus labios un poco conforme me iba acercando, entonces en un movimiento rápido y suave coloque mi boca en su oreja para susurrarle
-Esto seria tan romántico, lastima que tenga que hacer esto  
Las uñas de mi mano derecha crecieron rápidamente, sus ojos se abrieron con gran sorpresa; en un movimiento rápido intente decapitarla pero ella rápidamente se desvaneció y apareció detrás de mi
-¿Como lo supiste? fui muy cuidadosa -Pregunto enid mientras sus ojos se volvían negros y su iris roja
-¿En serio? doce de la noche, una chica muy bella, sola, se acerca a un chico que esta vestido totalmente de negro,le gusta exactamente lo que a mi me gusta, tu perfume intenta esconder tu olor a azufre que justamente es el olor de los demonios y mas importante, llamaste mi atención y eso querida no lo hace una chica normal... ¿sigo?o ¿ya entendiste? -Exclame con picardia
-Bueno estoy un poco oxidada -Respondió con la misma sonrisa perfecta y juguetona
-Entonces ¿de quien eres? ¿del grupo de Abbadon? o ¿tal vez Ammón? -Pregunte
-Eso a ti no te incumbe -Respondió mientras se abalanzaba sobre mi sacando un cuchillo de su bolso. me tiro su estocada pero la esquive con facilidad
-Oh un cuchillo, eres de los agramon -Dije vacilando
Se me tiro nuevamente encima pero esta vez de un choque entre su cuchillo y mis uñas, su cuchillo salio volando por los aires, cuando estaba cayendo nuevamente, de un salto le agarre 
-¿Que pasa si mato a tu noviecito de metal? -Pregunte 
-Nada, estúpido -Respondió mientras sacaba otro cuchillo y salto hacia mi nuevamente
-Wow wow no sabia que los agramon tenían mas que un novio, ¿que eres? ¿de las relaciones abiertas? me gusta eso -Exclame mientras esquivaba su golpe
De un pinchazo le di en su hombro y empezó a salir mucha sangre 
-Nos veremos de nuevo -Susurro
Se convirtió en una nube para luego desvanecerse de manera rápida. 
-¡Esta es la primera vez que me dejan plantado! -Grite con enfado. 
Esta vez decidí volar para no encontrarme a otra mujer bella que me llevara por el mal camino; cuando al fin llegue a casa de Armando, toque la puerta y me recibió Athos. "
-Pasa Khoul, estamos preparando todo para salir -Dijo Athos mientras entrabamos a su casa
 Armando me vio y me saludo
-Bueno Khoul ¿listo para todo? -Pregunto Armando
-Claro, por que esto de ir al infierno a rescatar a tu padre desaparecido desde hace años y luchar contra demonios es cosa de todos los días ¿no? -Respondí con sarcasmo.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo