Acuarela de pétalos frágiles

Géneros: Poesía, Romance

He aquí el mar entero contenido en una caja de cristal. Hay torbellinos, remolinos, lluvia, lo que puedas imaginar y más, pero, siendo un poco honestos, lo que más hay son tonos menores. Todo está impregnado de un color profundo y melancólico, y a lo lejos lo único que se oye es eso: tonos menores, y una sucesión de acordes que le partiría un hueso a cualquiera que no sepa mucho de corazones desgarrados. El gran secreto de ese mar es que en él se haya su esencia. Su alma está derramada en cada gota que tiene, y por esto, como es tan personal, es que es frágil. Su hermosura también se halla en eso, en su fragilidad, pero esta misma es la que lo hace vulnerable y por eso ese mar se odia un poquito. Odia ser frágil, odia ser vulnerable, odia ser él mismo. Al menos, lo odia a veces… Porque no puede evitar ser así. No puede evitar ser tan sensible, tan emocional, tan enamoradizo, y esto combinado con su esencia lo que ha traído es lo inevitable: lo han lastimado. Rompieron la caja, hubo un trueno cuando cayó al suelo, y lo que quedó esparcido es una acuarela de pétalos sabor a emociones, lágrimas y unas cuantas promesas quebradas. Sin embargo, la acuarela es linda. De las más preciosas de la humanidad. ¿Quieres acercarte a verla? Quizá te lastimes un poco con las espinas, pero juro que valdrá la pena.

Sinopsis y epígrafe

Acuarela de pétalos frágiles

visibility

359.0

favorite

1

mode_comment

1


He aquí el mar entero contenido en una caja de cristal. Hay torbellinos, remolinos, lluvia, lo que puedas imaginar y más, pero, siendo un poco honestos, lo que más hay son tonos menores. Todo está impregnado de un color profundo y melancólico, y a lo lejos lo único que se oye es eso: tonos menores, y una sucesión de acordes que le partiría un hueso a cualquiera que no sepa mucho de corazones desgarrados.
El gran secreto de ese mar es que en él se haya su esencia. Su alma está derramada en cada gota que tiene, y por esto, como es tan personal, es que es frágil. Su hermosura también se halla en eso, en su fragilidad, pero esta misma es la que lo hace vulnerable y por eso ese mar se odia un poquito. Odia ser frágil, odia ser vulnerable, odia ser él mismo.
Al menos, lo odia a veces…
Porque no puede evitar ser así. No puede evitar ser tan sensible, tan emocional, tan enamoradizo, y esto combinado con su esencia lo que ha traído es lo inevitable: lo han lastimado. Rompieron la caja, hubo un trueno cuando cayó al suelo, y lo que quedó esparcido es una acuarela de pétalos sabor a emociones, lágrimas y unas cuantas promesas quebradas.
Sin embargo, la acuarela es linda. De las más preciosas de la humanidad.
¿Quieres acercarte a verla? Quizá te lastimes un poco con las espinas, pero juro que valdrá la pena.
 
“Dos seres indestinados el uno al otro, pero a los que usted siempre, invariablemente, recordará juntos. Dos seres, dos cuadros asociados gracias a cierta semejanza en su melancólica desemejanza.” —Victoria de Estefano
  • vsanchez-image vsanchez - 09/06/2019

    Suena lindo. Ya lo quiero leer!!!!

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo