Yo.

Géneros: Romance, Suspense, Terror

Esta obra explica cómo todo se repite en la vida, como si fuera un ciclo, mediante un montón de episodios oníricos, rozando lo surrealista donde la chica protagonista pasa por distintos estados mentales narrados tanto en tercera como en primera persona. Todo comienza cuando un día 1 de enero de 2016 la vida de esta muchacha da un completo cambio por el acontecimiento del ataque epiléptico de su hermana pequeña ese mismo día.

¿Feliz año nuevo?

Yo.

visibility

1.02K

favorite

0

mode_comment

0


010116
 
6:32 de la mañana. Mis padres encienden la luz de repente y gritando:
 
- "¡NO RESPONDE! AY, NO RESPONDE."
 
Otra vez. Había pasado otra vez.
 
Mi madre casi agonizada por el terror del momento me dice que vaya a su habitación mientras mi padre cuida de que mi hermana no se vaya al otro mundo. Crisis nerviosa. De los nervios. No tuvo ninguno nunca, excepto a los 18 meses de su corta vida.
 
~~~~~~~~~~~~~~~~~
Estábamos las dos en el comedor, mi madre en el baño. Ella me dijo que cuidara de mi pequeña hermana, mi mente insignificante de 10 años decidió que era más primordial ver la TV. Creo que ese fue el gran error de ese día.
 
De repente, mi hermana se cae. Una caída normal, de una niña de año y medio. Se pone a llorar y pues voy a socorrerla. En cuanto la tomo, se calma: bien (eso pensaba en ese momento). Después apareció mi madre para ir con ella y dejarme a mi libre de cargos. Entonces le miró la cara y... Fue cuando el tiempo casi como que se para.
 
La cabeza de la pequeña se echa hacia atrás, como si fuera de una muñeca sin vida y se empieza a formar en la cara de mi madre una expresión de puro terror (que ni en las películas, vamos). Se puso a gritar como si le fuera la vida en ello, como si sus gritos fueran a ayudarla en algo. Rápidamente la lleva al baño para mojarle la nuca, en un intento inválido o inservible de devolverle la consciencia mientras gritaba su nombre...
 
- "¡ÁNGELA! ¡¡¡ÁNGELAAA!!!"
 
Yo estaba entre aterrada y muy, muy aturdida, aún en el salón, sin entender absolutamente nada. Después de unos minutos de terror absoluto, decidimos bajar al piso de abajo, donde viven mis vecinos, para que nos ayuden.
 
Desesperadamente entramos en su casa. Los hijos de los vecinos se quedaron conmigo tranquilizándome y los padres estuvieron reanimando a mi hermana. En ese momento sólo estaba pasando por mi cabeza que era la peor hermana del mundo... Que había sido mi culpa... “Si no hubiera sido tan idiota de haber visto la tele y hubiera estado con mi hermana no habría sucedido…”, “Soy una mala hermana…”, “Soy la peor hermana…”.
 
Al final, escucho del baño que respira. Un gran suspiro de alivio sale de mi madre y minutos después se la llevaron a urgencias. Estuvo en observación varios meses y ya vieron que estaba bien, salvo por un problema en una zona del cerebro, que iba más despacio que el resto, pero que no afectaría a nada de la vida diaria.
 
Todo volvió a la normalidad.
 
~~~~~~~~~~~~~~
 
Hasta hoy.
 
Mi madre empezó a llamar desesperadamente al 112 buscando ayuda de todas partes y después de varios intentos explicándole a la chica de la otra línea la situación, mi padre decide tomar el teléfono. Adoro esta seguridad que nos da España. Por poco no nos mandan una ambulancia acá. ¡Incluso nos colgaron! ¿¿Qué se pensaban?? ¿¿Que era una puta broma?? Que les den a todos por... Donde sea, joder. 
 
Ahora se la han llevado, son las 6:53 de la mañana. Estoy en la cabaña del camping del Escorial sola con mi abuelo, los demás no tengo muy seguro dónde están, pero dijeron que llamarían.
 
Le pido a quien sea que esté ahí arriba (o abajo, o en ninguna parte, yo no soy quien para decir donde está el todopoderoso) que no pase nada. Me hicieron sufrir una vez, no lo hagáis más...
 
En fin... Sólo quería deciros que COMO ME DIGÁIS ALGO DE FELIZ AÑO NUEVO LA PALMÁIS, PORQUE PARA FELIZ TUS COJONES.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo