The Black Roses: Héroes entre Pétalos y Espinas.

Géneros: Acción, Aventura, Ciencia ficción

Todos los derechos reservados. ©The Black Roses: Héroes entre Pétalos y Espinas. Historia que narra la vida de 5 hermanos que liderarán un equipo de héroes, cuyo objetivo es defender a La Tierra de los planes del hermano del dios de ese mundo. No obstante, no solo tendrán que pelear con seres sobrenaturales con cósmicos poderes, sino tendrán que detener a su propia especie, enfrentando a un sin número de adversarios que por causas personales o accidentales, fueron involucrados en la dominación y/o destrucción de La Tierra. Este equipo nombrado por los hermanos como The Black Roses (Las Rosas Negras), tendrán que lidiar con los problemas de una vida normal, con los de una vida de héroes, causando pérdidas que harán que nuestros personajes lidien con una guerra.

Capítulo 1: La Familia Celestial.

The Black Roses: Héroes entre Pétalos y Espinas.

visibility

626.0

favorite

1

mode_comment

1


En los comienzos de la vida en un páramo oscuro ubicado en el centro del infinito, vive Blaniadak, padre de todo, creador y destructor de mundos, los cuales reina al lado de su fiel esposa Akxanni, un ser Hermoso y gentil. Durante más de 9,000,000 de años Blaniadak ha gobernado con sabiduría en un universo creado por él, pero el destino lo favoreció, ya que su esposa le da la noticia de que va a ser padre, la amable reina se acerca a su gran rey.
-           Amor mío, la fortuna esta de nuestro lado  -  dice Akxanni con una expresión de alegría en el rostro, tomando sus manos.
-           Seremos bendecidos con un hijo.
El gran rey del universo con gran alegría y desdicha, dándole un gran abrazo y una mirada de preocupación, se retira para irse de sus dominios, dirigiéndose a Dark World lugar en donde nació lady Akxanni, le da la noticia a su hermano y gran rival, Reaper El Señor de La Muerte, guerrero prodigioso, cara blanca cual cadáver y armadura negra como el color de su alma, el cual está sentado en el trono del reino en el gran castillo del dominio, este se lo arrebato a Gorial el antiguo rey y gran amigo del Dios de Todo, Blaniadak al ver a su hermano muy feliz y despreocupado, con una mirada sin amor en su rostro, al notar que gano el derecho de ser rey se acerca, y exclama con desprecio.
-           Estas Cómodo Hermano, ¿Cómo conseguiste el trono?
Reaper con una sonrisa, una risa macabra expulsada de su cuerpo, empuño su arma, una enorme Oz con pequeños fragmentos de huesos de todas las victimas del poder de la muerte, apuntando a hacia su hermano, con  felicidad cada vez más y más reflejada, con inmenso regocijo dice.
-           Solo, fue cuestión de retar al rey, el vencerlo fue sencillo gracias a que se confió.
-           Mi hermano  -  dice Blaniadak mirándolo con sorpresa.
-           Ahora que tú, El Dios de Todo tendrá un hijo, es el momento mi despreciable señor, de que mueras   -  dijo Reaper mirando su imponente arma.
Con una gran fuerza levanta su Oz apuntando a su hermano con odio, para luego lanzarse en un ataque contra él, Blaniadak esquivando su ataque empuña La Espada de Fuego, una de Las 4 Armas del Elemento, forjadas en el planeta The Cage, chocando oz y espada, cada uno con el sudor en la frente con cada ataque, cualquiera de los dos arriesga su vida, frente a frente con las poderosas armas al rose, Reaper le sonrió diciéndole.
-           ¿Qué se siente, el saber que mundos se destruirán por tu error?
Blaniadak al no saber de qué error habla, ignora las palabras de Reaper, lo empuja para continuar la pelea. Reaper desesperado, frustrado, invoca a sus leales súbditos, siendo actualmente el Rey de Dark World, soldados y guerreros van y vienen, sacando espadas, lanzas, cualquier cosa para atacar al señor de todo, este con el ataque usa sus poderes para evitar las armas y dejar fuera de esto al pueblo de Dark World, ya que su lealtad paso de manos de Gorial el anterior rey a las de Reaper, mirando con decepción a su hermano, Reaper decide deshacerse de la basura que él consideraba, estorbaba su camino, moribundo uno de los soldados miraba sus señor, con lágrimas en los ojos, con suplicas en la boca, este le dijo.
-           Perdóneme mi señor, detener a Blaniadak es imposible, ¡¡¡PERDONEME!!!  -  dijo el soldado con desesperación.
Reaper lo ve con desprecio, volteando hacia su hermano, mirándolo con miedo, dice.
-           No es imposible, habrá alguien que lo lograra.
Reaper, con una mirada de horror se mira a un espejo del castillo y dice.
-           Sé que no seré yo, pero, espero estar vivo cuando eso pase.
Regresa la mirada hacia el soldado, que este con temor en el rostro, da un grito exuberante, con esto Reaper le quita su alma enclavándole la oz en la espalda, perforando su corazón.
Blaniadak lo mira sin sorpresa en su rostro, mirando después el piso, pensando, buscando toda opción para luego mirar a su hermano, diciéndole.
-           Mi hijo no es un error, sé que él será mi sucesor.
-           El será el príncipe del universo  -  dice Blaniadak orgullosos.
-           No lo dudo  -  dice Reaper.
Apuntando su oz al cielo, le quita las almas a todo soldado sobreviviente, para luego decir.
-           Ese es el error.
Lanzado un ataque hacia Blaniadak, continua la pelea entre los dos reyes, cada uno con todo su aliento, choque y choque entre armas, Blaniadak por fin frustrado de la pelea, decide usar sus poderes, rompiendo paredes, lanzando poderosos ataques contra la muerte misma, Blaniadak voltea la mirada, observando a cientos de soldados, para su sorpresa, olas de flechas caen desde los techos del castillo, Blaniadak esquivando cada ataque es embocado por Reaper, destruyendo la pared principal, exponiendo al castillo, Blaniadak removiendo escombro tras escombro, intentando escapar de la ira del pueblo, es herido por Reaper, encajándole la oz en el hombro, el dios con gran dolor dio un grito, mientras intentaba alcanzar su arma, Reaper lentamente se acercaba a su oído, susurrando.
-           Un mundo sufrirá, será culpa de un error, tu hijo es un error.
-           Pero no he dicho cuál de tus hijos  -  dice Reaper con una leve sonrisa,
El dolor de Blaniadak en su hombro desaparecía, pero se dio cuenta que un nuevo dolor surgió en su corazón, un miedo profundo se disparó desde su alma. Reaper lo miro con sorpresa diciendo.
-           Siento tu miedo, siento tu ruina, me alegra verte así, porque creo que será la última vez que te veré mi hermano   -   Reaper voltea con desprecio, diciendo.
-           Hola Akxanni  -  dice Reaper con odio.
-           Tú, has traicionado a tu pueblo, tomando vidas que no son tuyas, dejando su hogar en ruinas, yo reina del universo te condeno a una eternidad encerrado en estos muros, y hasta la muerte del dios de todo serás liberado, he dicho.
-           Gracias  -  dijo Reaper con una leve sonrisa
En ese instante la gran reina uso todos sus poderes para encerrar a Reaper en un sello, que se encontrara en donde debería estar el muro que colisiono durante la batalla, lo último que se vio de Reaper fue su rostro de alegría.
Blaniadak herido, se inclinó ante su gran reina, diciéndole.
-           Perdóname mi amor, por el amor a mi hermano no pude ver su verdadero ser.
Devastado, la reina perdona la inocencia e ira de su amado, los grandes dioses notan un destello dentro del castillo, pasando escombros, entrando al castillo ven el alma de Gorial despidiéndose de su adorada familia, Gorial al ver entrar a sus maestros, dice.
-           Mi señor, Reaper al irse dejo sin rey al pueblo, mi hija tomara mi lugar para convertirse en Lady Anidary, la reina de Dark World.
Mirado con alegría y orgullo, Gorial le pide a su maestro que cumpla su mandato. Blaniadak acepta, retirándose de Dark World sin antes dejar una cosa, para no haber hostilidades entre el rey y el dios, le entrega a Lady Anidary El Marro de Los Vientos, una de Las 4 Armas del Elemento, para luego regresar a su dominio.
Problemas en solución, Reaper apresado en un confinamiento hasta el fin de los tiempos, la gran reina esperaba el nacimiento de su primer hijo, pero Blaniadak aun dudaba, ¿Cuál sería el error que condenaría a mundos?, años pasaron en la espera del hijo, las palabras de Reaper llegaron a los mundos custodiados, galaxias que son protegidas por seres poderosos, Yalian donde viven y gobernaban los Urzonian en el planeta Orzol, Krofliad donde viven los Gorgols en el planeta The Cage y The Dark World el dichosos mundo oscurecido.
La pena y el dolor del creador invadieron todos los mundos. Hasta el gran día, el momento llego, los grito invadían el mundo oscuro, en donde sería presentado el hijo de un dios, a los ojos de los seres de todos los rincones con alegría, pero al mismo tiempo con horror por recordar la palabras de Reaper, Blaniadak mirando los hermosos ojo color dorado de su gran esposa, sonriendo con regocijo, dice.
-           El momento llego mi amada, el momento de su era.
El pueblo celebrando, civilizaciones en duda, por fin nació el hijo de Blaniadak y la reina del universo lady Akxanni.
La reina observa a su rey susurrando una palabra.
-           Asiok.
-           ¿Que?  -  dijo Blaniadak confundido.
-           Se llamara Asiok, el heredero al trono   -   dijo la reina con un gran gesto de felicidad en su mirar.
El dios con decisión aprueba el nombre de aquel que es su hijo, un nacimiento normal, pero no del todo, el niño crecía y crecía, no había problemas algunos que molestaran a Blaniadak, durante los cientos de años en la niñez de Asiok, a excepción de pequeños detalles en sus sueños, porque el despertar todo los días durante su vida inmortal, lo único que recordaba eran las palabra de su hermano, aun después de ser apresado, la angustia de Blaniadak aún seguía en su corazón, pero un día llego un momento que el dios no esperaba,
Lady Akxanni mando llamar a Blaniadak y a Asiok, Akxanni sentada en la que era la cuna y santuario de Asiok ya que siglo pasaron, Asiok siendo infante se acerca a los pies de su madre saludándola con felicidad, Blaniadak siguiéndolo dice.
-           ¿Qué sucede mi amor?
-           Ven mi señor, es hora de que mi secreto se sepa a esta familia  -  contesta Akxanni mientras acaricia a su hijo con delicadeza.
-           Esta familia recibiría la llegada de un nuevo miembro, tendrás un hermano  -  dice mirando los brillantes ojos de Asiok.
Asiok con felicidad, baila con regocijo al saber que tendrá un hermano menor, en Blaniadak el horror se nota en su rostro, recordando las palabras de Reaper.
“Un mundo sufrirá, será culpa de un error, tu hijo es un error, Pero no he dicho cuál de tus hijos”.
Al darse cuenta que su linaje será preservado por dos hijos, teme que la desgracia se desate contra el universo, frunce el ceño saliendo del cuarto con prisa para retirare a sus aposentos.
Horas más tarde, lady Akxanni preocupada nota a su esposo sollozando en un rincón del reino, con delicadeza, roza el tenso hombro de su rey, preguntando.
-           ¿Qué sucede mi amor?
-           Reaper, mi reina  -  dice Blaniadak mientras levanta la mirada.
Volteando, mira a Akxanni para luego dejar caer lágrimas en sus atuendos diciendo.
-           Las palabras de mi hermano invaden mi cabeza, como el filo de una espada atraviesa un corazón, no sé si mi felicidad se complete sabiendo que el universo sufre por mi culpa.
Mientras levanta la cabeza, Akxanni con lágrimas de duda, abraza a su rey para luego decir la única frase que en esos momentos de aflicción se puede dar en consuelo.
-           Todo estará bien.
El momento se desvanece y se convierte en un simple recuerdo, millones años después, Asiok ya un joven adulto, mientras se aventura en los dominios de los Gorgols, decide demostrar a su padre que es digno del poder del Dios de Todo. Conquistar es su objetivo, mientras desciende al planeta, Asiok mira con vanidad el insignificante poder de los Gorgols que custodiaba la ciudad, los guardias al ver un individuo en las lejanías, exclaman apuntando con armas
-           Alto ¿Quién está ahí’ identifícate maldito vagabundo.
-           ¿Así saludan al príncipe del universo?  -  dice Asiok mientras sonríe.
Los guardias confundidos terminan noqueados con los poderes de Asiok, que de igual manera destrozan la entrada del reino, de este modo mientras camina entre lo destrozado, con seguridad exclama.
-           Soy Asiok, hijo de Blaniadak el rey del universo, declaro ahora que este reino me pertenece, ¿No habrá nadie que desafié este mandato?
En un momento del silencio una voz se escucha a espaldas de Asiok, una voz familiar para él.
-           Nunca dejas de sorprenderme hermano  -  dice Scars el hermano de Asiok oculto en las sombras, muestra un gesto de antipatía.
-           Hacer esto no complacerás a nuestro padre.
-           No te metas en esto Scars, suficiente tengo con el regaño de nuestro padre por destruir el planeta Fanitk con aquella roca, ¡¡¡FUE UN ACCIDENTE!!!  -  dice Asiok.
-           ¡¡¡ASIOK!!!
El joven oye un grito en el aire, al fijar la mirada, descendiendo con lentitud del cielo, hace acto de presencia Alisard El Justo, rey del planeta The Cage y custodio de la galaxia Krofliad.
-           ¿Qué quieres aquí? mi señor Asiok  -  duda Alisard.
-           Eh venido a conquistar y hacer mío tu mundo Alisard, y no me detendré ante nada   - dice Asiok con confianza.
-           Me temo que la gente de este lugar no se tan inofensiva como usted cree, yo no estoy para juegos mi señor, le pido que se vaya antes de que tenga que tomar este asunto en mis manos  -  dice Alisard cruzando los brazos.
Asiok enojado, mira hacia su alrededor pensando en lo que para él era un plan infalible, poco a poco su mente se nublaba.
-           No tienes que hacer esto Asiok  -  dice Scars mientras se acerca a Asiok.
-           ¡¡¡CALLATE!!!  -  grita Asiok enfurecido.
-           Osas negarte ceder ante el príncipe del universo  -  dice Asiok.
Asiok nuevamente enojado, con velocidad se lanza en un ataque contra Alisard, los dos volando descontroladamente, chocando con los templos y torres de la ciudad, hasta que colisionaron en la plaza central del pueblo, Asiok con sus poderes ataca a Alisard, este al ver que el rayo se aproxima a él, con su ante brazo bloquea el ataque mandándolo a los confines del espacio, Asiok al atacar, siempre es bloqueado por los poderes de Alisard, la gente huye aterrorizada de la batalla de los dos eres divinos, hasta que un poder oscuro interrumpe la batalla, el polvo suspendido en una capa superficial en el aire con un tono terracota el cual no daba la visibilidad, en un instante una brillante silueta sobresalía de tenue capa ocre, Scars interrumpía la pelea con una expresión de decepción.
-           ¡¡¡ASIOK BASTA!!! Tú mismo te está humillando, sabe muy bien que tu poder no compite por ahora contra los Gorgols  -  dice Scars con enjundia.
De pronto, de entre las ruinas y escombros, una figura se ve aproximarse con lentitud, a los ojos del pueblo Gorgol y antiguo amigo de Blaniadak, se aproxima Rolten general del ejército Gorgol y consejero del rey.
-           Tu hermano tiene razón  -  dice Rolten mientras desciende suavemente al suelo.
-           Tu rebeldía causara la desconfianza y conflicto entre los Gorgols y tu padre Asiok, debes parar con esto - dice mientras coloca sus brazo Sin manos (que perdió durante una batalla contra el Imperio Urzonian) en su espalda.
Asiok voltea para verlo, mientras sonríe con una expresión de narcisismo, con una risa burlona dice
-           Este imperio debe recordar, que tú Alisard, juraste lealtad a mi padre y por lo tanto a mí.
Con una expresión de seguridad en sí mimo, Alisard responde.
-           Tu remedo de dios, aun no entiendes el cómo ser rey, el día que lo entiendas, será el día en que encuentre guerreros digno a vencerme.
Alisard desciende hacia una biga destrozada de la ciudad, mientras observa a Asiok.
-           Yo di mi lealtad al Dios de Todo, no a ti  -  dice Alisard con ojos encendidos.
-           ¡¡¡ALISARD!!!  -  grita Asiok con enojo al intentar atacar
Pero de pronto una voz conocida retumba en el aire.
-           ¡¡¡NO ASIOK!!!  -  dice Blaniadak mientras camina entre una ciudad destrocada por su legado.
Detrás de Blaniadak se ve una hermosa silueta, lady Akxanni quería ver como su hijos causaban calamidad entre el pueblo Gorgol, contemplando hacia su alrededor, dirigió su voz a sus hijos.
-           Scars, ven hijo mío.
-           Sí, mi reina  -  responde Scars con una alabanza de respeto ante su madre.
Asiok no desprende la mirada de Alisard, dirige la mirada al pueblo Gorgol, volteando a ver al Rolten, en el momento en que iba a continuar su ataque, en el aire se escucha un grito
-           ¡¡¡ASIOK BASTA!!! No puedes continuar con esto  -  dice Blaniadak mientras limita de su movilidad.
-           Ven cariño  -  dice lady Akxanni.
Asiok al ver que era inútil intentar desafiar a su padre, rinde sus fuerzas, para luego decir
-           Sí, mi reina  -  contesta Asiok.
Akxanni al ver ceder a su hijo, con la mano en el hombro del rey y un leve gesto, Blaniadak suelta a Asiok, decepcionado de sí mismo se retira volando a los cielo para alejarse del planeta y retirarse a los dominios de Blaniadak.
El Dios de Todo preocupado por su hijo, voltea a Alisard para luego decir.
-           Perdón mi amigo, no volverá a pasar.
-           Sé que no mi señor, no hay rencor, no hay guerra, pero la palabras de Reaper aun invaden los mundos a pesar de tanto siglos  -  dice Alisard.
-           Lo sé, temo por el universo, temo por mi hijo, temo por mi familia  -  dice Blaniadak.
Mirando al pueblo, contempla rostros con miedo, el dios se retira con su familia fuera de la galaxia Krofliad.
Ya en sus dominios, en El Trono del Tiempo lugar ubicado en el llamado Ojo de Dios, palabas de enojo estremecen las paredes.
-           Estás loco hijo  -  dice Blaniadak.
-           Lo siento  -  dice Asiok con la mirada baja.
-           Pronto serás El Dios de Todo, cuando yo pase a mi descanso para renovar mis poderes, te portas como si el ser un tirano significara ser rey.
-           Yo nunca te eh demostrado que soy digno y me diste el honor a mí, Scars tampoco te ha demostrado nada pero lo tratas como si hizo mil hazañas, ¿Por qué simplemente me dices cuál es tu plan?  -  cuestiona Asiok.
-           Porque temo por ti y por tu hermano  -  contesta Blaniadak.
-           ¿De qué hablas?
Preocupado de lo que va a decir, Blaniadak se dirige a su trono, ya en él, su mano toca su cara por la angustia, en las sombras sin saberlo se encontraba lady Akxanni, oculta para escuchar las palabras de su rey.
-           Hace tiempo mi hermano Reaper mato al rey de Dark World, al matarlo automáticamente se convierte en el nuevo rey.
Con cara de angustia voltea para continuar con su relato.
-           Yo fui a buscarlo para darle la noticia de que sería tío, pero al ver donde estaba y lo que hizo, vi su verdadero ser, no podía dejar que sus palabras afectaran mi vida.
-           ¿Qué palabras?  -  dijo Asiok confundido.
-           El predijo que tendría dos hijos, pero también dijo que uno de usted dos causarían horror y desgracia al universo  -  dice Blaniadak mientras voltea a ver Asiok.
-           Lo que hiciste hoy solo hiso que temiera más de la palabra de mi hermano, también de la consecuencia.
-           ¿Y luego que paso?  -  pregunto Asiok mientras miraba el piso con tristeza.
-           Tu madre lo encerró en un sello que lo mantendría encerrado hasta mi deceso, lo cual será en mucho tiempo  -  dice el gran dios con una sonrisa de consuelo.
Asiok al oír todo eso, gira hacia donde se encuentra su madre, lady Akxanni no sale de las sombras, todo se encuentra en silencio, Asiok arrepentido mira a su padre y dice.
-           Lo siento padre, lo que yo quería es tener tu orgullo, pero Scars me lo advirtió, yo sé que no soy digno.
-           No, un rey admite su error como yo admití los míos hace mucho tiempo, sé que será un buen sucesor  -  responde Blaniadak.
-           ¿Y mi hermano?  -  pregunta Asiok.
-           Él es un guerrero fuerte, el protegerá el sello donde está mi hermano, mientras yo duerma, el podrá encontrar una forma de salir, necesito que alguien me defienda mientras descanso y tu hermano es una buena elección  -  responde Blaniadak.
Un legionario de los dioses de pronto llega  angustiado a los pies de su reina, mientras calmaba su cansancio se le escapan las noticias que venía a traer.
-           Mi señora, Scars desapareció.
Mientras las miradas de acuerdo se marcaban en las caras del padre e hijo, de las sombras lady Akxanni emerge, junto al legionario explican la situación al rey y el príncipe.
-           ¿Akxanni que ocurre?  -  pregunta Blaniadak angustiado.
-           Me acaban de avisar que Scars ha desaparecido en los dominios de Anidary.
-           ¡¡¡DARK WORLD!!! -  dice Asiok que voltea viendo con preocupación a su padre.
Blaniadak con la mirada fija y llena de ira, en un instante la familia celestial se encuentra en el castillo de Dark World, mirando con gran detalle, el techo del castillo fue destrozado, ¿Qué criatura pudo hacer tal cosa? Se preguntaban lo grandes dioses, de pronto en un rincón del castillo se encontraban lady Anidary y lady Nadin.
-           Lady Anidary, ¿Qué ha sucedido mi niña?  -  cuestiona Akxanni al levantar a las princesas.
De pronto, el mundo de Asiok se detuvo, su mirada estaba fija al ver lo que para él era el ser más hermoso del universo, lady Nadin, pero eso no duro mucho, porque de pronto entre los oscuros árboles frondosos, la hierba seca de los pantanos y el brillo del sol esmeralda que cubre el cielo oscureciendo la tierra de Dark World,  haciendo que aves y seres de entre la neblina salgan aterrorizados, se oye el grito y rugir devastador de una bestia, que invadió los corazones de todos creando miedo en ellos.
-           ¿Mi reina que sucede?  -  pregunta atónito Blaniadak a lady Anidary.
-           Mocriar -  exclamo Anidary mientras consolaba a Nadin que en angustia seguía.
-           ¿Qué es Mocriar?  -  pregunta Asiok.
-           El ladrón de almas negras, el monstruo que en la infancia de un ser de oscuridad crea miedo, para convertirlo después en un ser maligno y lleno de odio, un monstruo, de pelaje negro, ojos rojos cual sangre baña en campos en una batalla, con la fuerza de mil ejércitos y la fiereza de un depredador  -  explica lady Akxanni.
La palabra de lady Akxanni que en miedo cae ante el pueblo y el viento deja de soplar, Blaniadak con seguridad da la orden de encontrar a su hijo, siguiendo el rastro de la bestia, ojos con miedo se enfocan en el sendero, el rugir del monstruo se escuchaba cual rayo cae a la tierra y rompe el viento, árbol y árbol se metían en el camino del rey y su familia, en eso el camino se tornaba en niebla, Asiok se desvía del sendero, al voltear postra los ojos fijos ante la situación, Scars con la mirada de temor fija ante el ser que lo apreso, Mocriar con el piso el temblor causa a su voluntad, causando un rugir como el grito de un niño ante el dolor, agobiante.
-           Tu alma es fuerte, mi señor  -  exclama Mocriar.
-           ¡¡¡ALTO!!!  -  grita Asiok.
La situación se torna distinta, en esos momentos la mirada de Asiok se cruza ante la de Mocriar, tensión es el sentir de Scars, ¿Por qué Mocriar no le hizo nada?, pregunta que se hiso Asiok y en su mente ante el miedo del ser que podía ser su fin, mirando a su hermano, pensando en su familia, pensando en sus errores, palabras salen ante su corazón.
“Gloria no espero, puesto que mi deceso, ante un poder mayor que el mío, es por algo bueno”.
-           No  -  dice Mocriar con ojos llorosos y tristeza cayendo de ellos.
-           Por favor.
Mocriar mira el piso y el cielo, Scars fija su mirada, ante el monstruo como una serpiente a un ratón, Mocriar voltea su mirada ante Asiok, en cuatro patas rodea al príncipe, Asiok confundido, destellos de poder salen de sus manos, alzándolas al cielo, el silencio se rompe, Mocriar ruge con poder y deseo, rayos caen del cielo dejando encenizas la tierra, Blaniadak siguiendo el sendero, distingue la zona del combate, los guerrero del Dark World dirigen sus ojos y dirección al clímax de la pelea de Asiok contra Mocriar.
-           Yo soy Asiok, hijo del gran dios Blaniadak y príncipe del universo, no temo al monstruo que veo ante mis ojos, ya que la muerte se mi amiga  -  exclama Asiok.
Mocriar sin tardar con el cuerpo en expresión y un grito que desgarra al malvado, se aproxima a Asiok, este al ver el peligro, con su poderes desde el espacio, piedras y meteoros descienden del cielo contra Mocriar, en su sorpresa, voltea a los confines, esquivando y regresando lo ataques de Asiok.
-           ¿Asiok?  -  dice Blaniadak
El y los soldados llegan al ocaso en donde se encontraban.
-           Hijos míos, yo me encargo  -  dice Blaniadak.
-           ¡¡¡NO!!! Es la batalla de Asiok padre, deja que él se encargue  -  dice Scars mientras su mirada yace tranquila.
Asiok sin despegar su mirar de Mocriar, invoca fuego dorado de su ser, lanzando en ataque contra Mocriar, el fuego en dirección al monstruo penetra su piel como lanza al corazón, Mocriar mientras las llamas cubrían su cuerpo, escucha una voz tétrica en su cabeza.
“Nadin, lo vencerás si matas a Nadin, quítale se momento de alegría por conocerla, mátala”.
Mocriar con un grito de desesperación se libra del ataque de Asiok, con un brinco de gran magnitud, va en dirección al castillo.
-           ¿Asiok que pasa?  -  duda su padre.
-           Se dirige al castillo  -  dice Asiok con una mirada de sorpresa al voltear a verlo.
En el castillo, mientras que la reina del universo y la princesas del Dark World yacían tranquilas, desde los cielos se ve la llegada de Mocriar, con mirada de dolor y humo saliendo de su espalda por el ataque de Asiok, guerreros en defensa de su reina intentan detener a la criatura, pero línea tras línea de soldado caen por los golpes se Mocriar, desesperado su mirar escasea al no identificar a Nadin, pero no por mucho, el grito de una joven retumba entre la paredes del castillo ya en ruinas, en una viga ya casi hecha pedazos, Nadin se encontraba bañada en llanto y con un profundo miedo recorriendo su cuerpo, Mocriar al verla lentamente se acerca a ella, hasta que lady Akxanni se interpuso, con la defensa de Nadin, un grito ordinario suena tras Mocriar.
-           ¡¡¡CRIATURA ASQUEROSA!!! No te escaparas tan fácil de mí  -  dice Asiok.
Blaniadak y los soldados tomaban su distancia tras él, para luego salvar a las princesas de Dark World, Scars camina tranquilamente tras ellos con un mirada de duda, su corazón estaba tranquilo a pesar de la situación, Asiok aun en ataque y Mocriar en defensa, para Scars veía la vida en lento, deduciendo, pensando, lady Anidary lo vio con tranquilidad, su madre, su hermano, su padre en batalla contra una calamidad viviente, la reina con más remedio, crea un campo de fuerza entre Mocriar y su presa, este al ver tal acto, desesperado con todas sus fuerzas golpea el escudo, Asiok en rodillas decide hacer lo que su madre hizo hace mucho tiempo.
-           Tu Mocriar, eres un mal y mal seguirás, pero ahora no me queda remedio, yo hare que tu poder en un futuro sea un bien, sea o no la solución, serás convertido en energía y hasta que haya alguien con las fuerzas para apresarte, te quedarás así hasta entonces  -  dice con sus ojos prendidos con el poder dentro de él.
Mocriar en enojo encara a Asiok, pero de un momento a otro lo brazos de Mocriar como arena negra se desvanecían en el aire, su cuerpo solo se convertía en polvo en control de Asiok, la esencia de Mocriar se convertía en una esfera y en sus manos permanecía, pero monstruo en un intento desesperado intenta resurgir, al ver esto Akxanni afianza la acción de Asiok, los ojos rojos de Mocriar poco a poco se desvanecían, hasta que no quedo nada de aquella criatura, el silencio gobernaba en el instante que Mocriar desapareció y palabras se escapan de la boca de Asiok.
-           He dicho.
Scars ve la esfera donde se encierra a Mocriar con una leve expresión de decepción, voltea con malicia hacia a Asiok para luego gritar.
-           ¡¡¡VIVA ASIOK!!! Príncipe del universo.
El pueblo tras los soldados, en regocijo festeja el fin de la bestia, pero en el mirar de Anidary no, una atracción surgía entre ella y Scars, ella dudaba de él pero al mismo tiempo creía que él tenía algo dentro que esconder.
Akxanni con regocijo en su rostro, en respeto a su hijo, inclina su cabeza para luego dar un abrazo a este, sabiendo que su poder no tiene comparación, en lady Anidary se ve intriga en sus ojos y el pueblo no dudaría en que Asiok será el gran sucesor de su gran padre, este mirando las estrellas, en su cabeza se formaban palabras que forjarían a Asiok.
“El que es dios es aquel que cuida a los demás, en días oscuros él debe mostrar la luz, el dolor debe aliviar y la vida con él debe prosperar”
Scars al ver tan tranquilo a su padre, muestra una leve sonrisa hacia lady Anidary, Blaniadak volteando a su hijo, pronuncia con miedo.
-           Es hora.
Mientras todos fijan su mirada hacia Blaniadak, este en sus ojos encendidos con llanto de alegría, se acerca a su familia, ya con lady Akxanni, en un leve toque de sus cuerpos, como una leve caricia del viento, el castillo con brillantes siluetas envueltas en la luz de las antorchas, cubrían el cuerpo de dioses y mortales, al fin de la bestia, Blaniadak en cruce de mirada con su esposa, su mirar se enfoca en Scars el cual refleja un miedo en tal, Asiok sin dudarlo se inca para luego preguntar.
-           Padre, todo camino termina y empieza otro, pero ¿Por qué el mío como dios debe empezar?
-           Por qué ahora entendí que tú serás un rey y dios digno de mi confianza y la del universo  -  dice Blaniadak mientras voltea lentamente con la mirada de alegría al suelo.
Mientras los minutos pasan y el pueblo se recupera, miradas se cruzan entre los príncipes del universo y las reinas de Dark World, con aceptación de su corazón, Akxanni y Blaniadak consienten la decisión de sus hijos.
El momento se transforma en recuerdo, Blaniadak que en su momento pasa sus poderes a su hijo para que en pudiera renovar los suyos y Blaniadak ahora duerme, en un planeta que se encuentra en los confines del espacio con el tamaño de 100 soles llamado Erkyau, yace Blaniadak renovando su poder, milenios transcurrieron durante el reinado de Asiok, muchas sorpresas en el futuro favorecen al nuevo dios y el protector de Dark World.
Asiok que a raíz de salvar a la reina y princesa de Dark World, este se enamora de Nadin,  después tiene a su primer hijo de nombre Failok, el cual a su vez sería el nuevo príncipe del universo, pero la desgracia invadió el mundo oscuro, Asiok siendo dios la enfermedad no invade su cuerpo, pero Nadin no tuvo tanta suerte, una terrible enfermedad invadió su ser, sonidos de tristeza corren por el castillo de la reina, la agonía yace en todos los corazones del pueblo, al perder a Nadin, en eso momento de sufrimiento, en la tumba de Nadin, Scars ve a su hermano sollozando.
-           Mis condolencias, es terrible que tengan que pasar por esto tú y tu hijo, siendo dios me he preguntado ¿Por qué no la traes de regreso a tus brazos?
-           ¿Porque?  -  dice Asiok con frías lágrimas de dolor rosando su piel
-           No quiero arrebatarle su momento de paz.
-           ¿Y tú paz?  -  pregunta Scars con serenidad en su mirar.
-           Es que ella este feliz.
Mientras en plena felicidad Asiok hacia su vida, Scars también hace la suya, Anidary con preocupación en sí, mientras esperaba en sus aposentos el momento de dirigirse ante el pueblo, escucha un alma aproximarse, las palabras de Scars se escuchan entre las sombras.
-           Mi amor.
-           No te acerques, despreciable monstruo  - con desprecio dice Anidary mientras voltea con horror.
-           ¿Porque me dices así? Soy tu esposo y un padre  -  dice Scars.
-           Ante los ojos de tu hijo, mi hijo, no eres un padre, y para ti, el hijo que viene en camino no es más que un despojo para tu alma  -  afirma Anidary.
-           Deadly bien sabe que soy su padre  -  dice Scars.
-           No, él no te ve como padre y Tilos tampoco lo hará.
Scars al ver ira en los tenues ojos de su “esposa”, da una leve sonrisa y desaparece entre sombras negras.
El mundo oscuro quedo en una profunda depresión, Asiok ya no tenía nada que hacer ahí, ya que la sabiduría de un dios es para el universo entero
Asiok ya en El Trono del Tiempo, mientras ve el universo ante sus ojos, Scars emergía ante Asiok de las sombras.
-           ¿Alguna noticia de nuestra madre?  -  dice Scars mientras acompaña a Asiok mirar el universo.
-           Las estrellas no dicen nada, todo está en silencio, pero entre el silencio se pudieron oír palabras, La Tierra  -  contesta Asiok.
-           Tierra, en todas partes hay  -  dice Scars mientras con repugnancia ve a Asiok.
-           No, el planeta Fanitk tiene vida, humanos.
-           ¿Humanos?, ya había oído de ellos, entre los mundos de escuchan anécdotas de seres que se creen el centro del universo, son repugnantes  -  dice Scars con odio.
-           Prosperan, ¿Cómo puedes decir eso?  -  menciona Asiok.
-           Son seres insignificantes, en vez de buscar a nuestra madre, que siglos de perdida lleva, te enfocas en seres que ni siquiera conocías  -  dice Scars mientras mirar a Asiok
Asiok mientras sus brazos yacen en calma en su espalda, Scars pierde la paciencia, Failok en silencio mira a su familia en un conflicto y una frase retumba en las paredes de la cámara del Trono del Tiempo.
-           ¿Hace cuánto oíste la palabra, que en el silencio yacía?
Asiok mirando fijamente en la dirección de La Tierra, con los ojos en un tono rojizo y lágrimas caen de ellos, responde.
-           Hace 400 años.
Con brillantes destellos en las manos de Scars y muerte en sus ojos, dice mientras libera energía con furia
-           Te está encariñando de ellos, tu responsabilidad es con todos y no con los humanos.
-           Fue mi culpa su nacimiento, la piedra que sin intención de dañar lance a Fanitk les dio vida, son mi responsabilidad y si tú no estás de acuerdo, yo hare que ese planeta este a salvo, nuestro padre me advirtió de que alguno de los dos seria la causa de la devastación de un mundo y sé que eras tú  - dice Asiok.
-           Bien, que así sea.
En retirada del trono, Scars voltea hacia su hermano para luego con sus poderes desvanecerse, polvo y viento empujaban a Asiok por la ira de su hermano, de repente Failok sostenía a su padre, para luego en calma total preguntar a su padre,
-           ¿Y ahora que mi señor? ¿Estará hablando enserio Scars?
-           Si hijo, pero no puedo hacer nada, como él dijo, mi responsabilidad es con el universo entero y no con un solo planeta  -  responde Asiok.
-           ¿Qué harás padre?  -  pregunta Failok.
-           Como Alisard y Krokort son protectores de sus mundos, La Tierra tendrá lo suyos.
-           La gente de Fanitk, perdón “La Tierra”, ¿Estará lista?  -  cuestiona Failok.
-           No hijo mío, para eso tendré que estudiarla, entenderla, comprenderla, y cuando sea el momento he de escoger a aquellos que serán sus héroes  -  dice Asiok mientras cruza palabras con su hijo.
Tensión hubo entre la palabra de Scars y Asiok, El Dios de Todo ahora protegerá al planeta Tierra, culpa de su descuido dejo que Scars tomara asuntos en sus manos, el tiempo paso y Scars no dejo rastro, pero Asiok aun con la ausencia de su hermano debía entender a la tierra y sus habitantes para encontrar a aquellos que serian y serán los protectores de la tierra.
Sin saberlo Scars escondido en Erkyau, esperaba con ansia a su nuevo hijo Tilos, para comenzar con su plan, no dudaba que su hijo le serviría algún día.
  • Tomás Lobato Brotons-image Tomás Lobato Brotons - 05/09/2019

    ha sido genial :D tienes reseña lista, espero que te sirva y puedas llegar a más gente :)

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo