Poesía

INV(F)IERNO

visibility

213.0

favorite

4

mode_comment

0


El cuento de hadas,
Se volvió gris.
Las rosas,
Sólo eran espinas.
Y los príncipes azules,
Estaban en el puticlub
De princesas baratas.
 
Los finales,
No tenían perdices,
Y las palabras 
De los que clamaban libertad,
Se perdían.
 
Las noches,
Eran demasiado oscuras 
Y la luna,
Ya no brillaba.
Las estrellas 
Se habían escondido 
Y las tinieblas dominaban.
 
Y de repente,
Llegó la poesía.
Atrapada dentro 
De esos ojos marrones,
Y de esa sonrisa 
De utopía.
 
Y la princesa,
Se enamoró de lo que leía 
Todas las tardes 
En esa mirada 
Que la hacia volar.
 
Jamás despegó
Los pies de la Tierra,
Pero su mente 
Había recorrido todo el universo
Con tan sólo mirarle.
 
La libertad 
Dejó de ser una palabra
Y la poesía 
Nunca las tuvo.
Porque hay quien lee
Algo más que libros.
 
Hay quien lee personas.
Historias,
Atrapadas en un cuerpo.
Versos,
Contenidos en unos labios.
Y vida,
Reflejada en unos ojos.
 
Las hadas 
Nunca existieron,
Las rosas,
Volvían a estar llenas de color.
Los príncipes 
Murieron de sobredosis,
En el callejón del castillo.
 
Y esa poesía,
Me hizo sentir más que nadie.
Recorría a versos 
Todo mi cuerpo,
Y creaba arte 
En cualquier escenario.
 
La luna,
Salía a bailar 
Y las estrellas,
Nos acompañaban allá a donde íbamos.
La luz volvió a brillar.
Y el fuego 
Acabó con los cuentos.
 
Todo ardía
Y allí estaba,
Esa hermosa poesía,
Cogida de mi mano.
 
Hoy dominamos el mundo
El universo 
Las estrellas y los mares.
Hoy, somos más ricos que nunca,
Sin castillos ni dinero.
Hoy 
Al fin 
Nos tenemos.
-Maria

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo