El comienzo del fin parte 8

Hermanos de un mismo cuerpo

visibility

45.0

favorite

0

mode_comment

0


-No digas nada, no es una opción, iremos al infierno y haremos que el te ayude a dominar ese lado poco refinado que tienes -Ordeno Belcebú al puro estilo de una madre preocupada por su chico
-¿Seguro que es la única opción? -Pregunte 
-Si, ¿Quien mas para ayudarte con un problema que alguien que tuvo el mismo problema que tu? Funciona con Khoul, contigo no seria diferente
-Con esa lógica, solo alguien que domino a un purgador puede ayudar a dominar a Khoul 
-Y eso esta sucediendo -Explico Belcebú
-¿Tu dominaste un purgador? 
-Yo no niño de inteligencia pobre, Athos
-¿Athos? El nunca lo menciono
-Es algo tan obvio, no viste como era el único que le aconsejaba a Khoul, aparte el nunca quiso hablar sobre su mascota, perdió a su pequeña en la segunda guerra de manera traumatica, es un recuerdo que no le gusta tener presente
-¿Pequeña? -Pregunte de manera sorpresa
-Si, ¿que pensabas que los purgadores no tenían sexo?
-¿Eso significa que pueden reproducirse?
-Si, como toda especie. Empiezo a creer que no te iba muy bien en biología 
-Pero, creí que solo existían no mas de 6 en todas las dimensiones
-Y así es, su forma de reproducción es tan peculiar, que es difícil que se logren aparear
-No entiendo
-Obvio que no entiendes, los purgadores son una raza tan misteriosa, ni gente que lleva en esta vida durante siglos saben sobre esta especie
-Pero su forma de reproducción... ¿Que quisiste decir con peculiar? -Pregunte de manera curiosa
-Las hembras son mucho mas fuertes que los machos, se baten a duelo con el macho que quiera aparearse con ellas, si las logran someter, las hembras ceden, pero de lo contrario, el macho es asesinado. Pero esto de que hayan muchas crías de purgadores es difícil de ver, ya que las hembras sobrepasan en fuerza y demasiada a los machos
-Entonces, ¿los machos son versiones inferiores de las hembras? 
-No, inferiores no, distintas, si 
-Explícate
-Bueno, las hembras son las mas fuertes y resistentes, pero los machos son mas inteligentes y sus aptitudes "mágicas" o habilidades sobrenaturales, son de un nivel inimaginables -Explico Belcebú -. Pero, es algo positivo para su raza, ya que aunque queden unos cuantos purgadores, esta mas que garantizado que su padre fue lo bastante inteligente para no morir en el intento de aparearse con la hembra, entonces estos pocos purgadores son cada vez mas inteligentes, cada vez mas resistentes  y fuertes... 
-¿Tu le diste una hembra a Khoul? -Pregunte
-Le di mas que solo eso, le di una reina
-¿Una reina?
-Son las lideres de los purgadores, cuando se mueven en manada, las reinas mandan
-¿No existe un rey?
-No es posible ver un rey, el determinar si un purgador puede ser reina o rey es en la fuerza
-Entiendo
-Que bien, me canse de darte una clase de cultura purgadora -Exclamo Belcebú -. En diez minutos saldremos rumbo a nuestro viejo hogar
-Esta bien
Belcebú salio de la habitación, esa era mi señal para empezar a cambiarme y prepararme para una visita familiar, comencé a buscar ropa en el armario.
-Hola hijo -Retumbo una voz en la habitación que no quería escuchar, pero que tarde o temprano iba a escucharla
-No soy tu hijo -Conteste cerrando las puertas del armario
-¿Entonces hijo de quien eres? -Pregunto esa voz nuevamente
-De nadie -Respondí de manera cortante mientras volteaba 
Allí estaba, mi pseudo padre, parado frente a mi
-¿Que quieres? -Pregunte fastidiado 
-Hablar, solo eso... Dentro de poco viene la guerra, y me gustaría hablar contigo
-¿Sobre que?
-Sobre tu lado, ese que no puedes controlar, quiero ayudarte
-¿Me quieres ayudar? ¿Por que no me ayudaste antes?
-Creeme que te ayude, no sabes como te ayude, hay algunas cosas que debería contarte
-Por favor, con Belcebú vamos a ir a buscarte en unos minutos, no me fastidies ahora, solo espéranos
-Y ¿por que no vienes conmigo ahora? -Dijo el rey de los demonios con un traje negro y una corbata completamente roja, que daba la impresión de que estuviera en llamas, mientras extendía su mano me sonrió 
-Belcebú ira con nosotros -Ordene
-Como tu desees -Dijo mientras yo agarraba su mano y ambos nos hundimos en un portal rojo con nubes negras 
-¿Donde estamos? -Pregunte observando el interior de una sala con un estilo muy gótico, como si fuera la mansión de dracula de las películas
-En mi castillo, en la parte mas alta del infierno, no te preocupes aquí nadie puede llegar
-Y ¿Belcebú?
-Aquí -Dijo señalando un lugar de donde salio el mismo portal que nos absorbio antes y de allí salio Belcebú un poco confundido
-¿Señor? -Pregunto Confundido Belcebú
-Es hora de contarle las cosas a mi hijo Belcebú
-Eso significa que puedo ya entrar a escena -Exclamo una voz que provenía de una sombra en el otro rincón de la sala 
-Si, puedes mostrarte -Dijo Lucifer
-Al fin -Exclamo saliendo de la sombras esta persona que ya conocía -. Como esta señor Dumas, al fin nos encontramos en un lugar que no es en sus sueños.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo