El comienzo del fin parte 13

Hermanos de un mismo cuerpo

visibility

105.0

favorite

0

mode_comment

0


-¿Donde estoy? -Dije en medio toda la oscuridad 
-¿Acaso no lo ves?  -escuche a alguien con mi misma voz resonar por todos lados pero este se diferenciaba un poco por su tono burlón -. Deja te aclarare la vista 
Todo comenzó a iluminarse, dejándome ver en que sitio me encontraba
-¿Aquí? ¿Por que aquí? -Pregunte fastidiado por el lugar
-Es uno de los lugares mas importantes de tu cabeza, aunque no te guste... En este sitio es donde se definirá todo, ¿Acaso nunca te diste cuenta? Piensa, ¿Por que siempre soñabas con este lugar? Sabias que este día llegaría y el visitar este lugar para dar una de las batallas que te marcara por siempre estaba lejos de ser solo simples sueños -Dijo la voz que resonaba por todo el lugar mientras a la lejanía se veía una figura acercándose
-¿A que te refieres? ¿Tu quien eres? -Pregunte  con miedo, mientras veía estático esa figura irreconocible hasta ahora, que se acercaba lentamente 
-Agh, Aramis, pensaba que eras el mas inteligente de tu y tu hermano, demasiadas preguntas y poco razonamiento. Mira bien, ¿acaso no te recuerdo a nadie? -Dijo la figura que ahora se encontraba en frente de mi
Su piel grisácea, ojos completamente negros, sin un iris que identificar, su cabello había sido sustituido al igual que en mi forma demoníaca por una llama, pero este era un de un color azul igual al de los ojos de Lucifer y demás ángeles, su rostro... Bueno su rostro era exactamente igual al mio y con un pantalón nada mas de vestimenta, dejando ver en su pecho una especie de tatuaje. Este era un circulo ubicado justo en su corazón y de allí salían lineas negras dirigidas a cada extremidad
-Te preguntaras, ¿Por que estamos en este puente? ¿Que es lo que me marcara por siempre? Bueno, por ahora solo responderé a la primera
-Tu eres Simara ¿Cierto? -Pregunte -. ¿Acaso no tenias algún nombre mas interesante que ponerte?
-Vaya que te gusta interrumpir -Dijo con molestia, mostrando una gran mueca demostrando su enojo 
Quede en silencio, al ver sus ojos que de alguna manera me transmitía esos sentimientos que sentía en mi forma demoníaca, baje la mirada en un reflejo pensando que esos sentimientos me iban a invadir nuevamente. Simara al ver esto, dio una pequeña sonrisa de placer
-¿Que es este lugar? Bueno, este puente, lugar donde uno de los perritos falderos de Lucifer te contactaba, es ni mas ni menos que el puente entre tu cordura y yo. Este sucio e inhóspito lugar, es lo que me mantiene a raya, de que no tome completo control de tu cuerpo y haga todas las deliciosas acciones que quiero llevar a cabo, como poder despellejar viva a nuestra querida mami o el hacer que tu querido hermanito se trague su propio falo que acababa de ser arrancados por mis tan afiladas manos
-Estas trastornado -Fue lo único que pudo salir de mi boca luego de escuchar tales atrocidades 
-¡JA! Claro, ¿El trastornado aquí soy yo? ¿Estas seguro? Pero ¿acaso tu y yo no somos iguales? Solo que tu tienes miedo de ser libre una vez en tu vida
-Podremos parecernos físicamente, pero no eres mas que una herencia para nada querida dada de parte de Lucifer. Tu y yo nos parecemos tanto como el día y la noche lo hacen
-Que curioso que hayas puesto ese ejemplo. El día y la noche son ambas cosas, el día puede volverse noche y la noche puede volverse día, ambos somos complementarios, indispensables y lo mejor de todo indisoluble... -Dijo con una sonrisa acercándose a uno de los barandales del puente -. Solo debes dejarte consumir para darme paso
 -Sabes que lo que dices es solo una fantasía
-Pronto sabrás si todo eso es una fantasía o otra cosa -Dijo mientras se subía al barandal -. Ademas...
-¿Ademas que? -Pregunte
-Estas atrapado aquí conmigo , solo hay una forma de salir de aqui 
-¿Cual?
-Te dejas consumir por mi y controlare todo 
-No hay forma -Respondí instantáneamente 
-O... Nos unimos y salimos por ahí -Dijo mientras apuntaba hacia el lado del puente que estaba atrás de mi 
-¿Unirnos? -Pregunte 
-Sera igual que cuando estuviste con Khoul y podremos controlar el estado deimos por completo
-No
-¿Estas seguro? 
-Si
-Bueno, entonces te consumiré para poder salir de este horrible lugar 
-Creo que hay una forma mas de salir de aquí sin tener que hacer ningún tipo de trato contigo -Dije con desprecio
-No la hay, pero, me da curiosidad saber cual es la otra salida -Dijo llevando la mano a su mandíbula
-No es algo complejo, es hasta primitivo -Dije con una sonrisa 
-Si piensas que irte corriendo te salvara, no lo creas, puedes salir de aquí si, pero no podrás manejarme, no podrás manejar al deimos en tu interior y un día cuando menos lo espere, en el momento en el que estés sensible y tus emociones estén a un nivel critico. Yo tomare el control
-¿Escapar? No, es algo mas interesante, pero como dijiste la noche puede volverse día y el día puede volverse noche, yo podría...
-¿Tu podrías que?
-Matarte.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo