Capítulo 43 : Aceptando el amor erótico de mi hermana.

Black Ghost

visibility

61.0

favorite

0

mode_comment

1


 
 
Los dos estamos sentados en nuestra limusina de camino a Herel, después de salir del Karaoke. 
 
Evelyn acuesta en mi hombro su cara y me abraza como si fuéramos pareja y no puedo decir que no me guste, me encanta estar cerca de ella así.  
 
- Estas molesto conmigo hermanito por lo que hice hace unos momentos. 
 
- Realmente no estoy molesto contigo solo que no entiendo porque te creíste eso de que ellos iban hacer una orgia pero por otra parte te viste muy atractiva aconsejando a los chicos no sabía que podías ser tan madura en la vida. 
 
- Pero hasta cuando serás ignorante, Alberto ellos hablaban enserio.  
 
- No lo creo esas chicas eran muy lindas para estar en esa vida solo por placer pero perdidas y sin rumbo buscando complacer a los hombres a cambio de nada no lo creo de verdad me niego a creerlo.  
 
- Pues solo olvídalas no perteneces a ese mundo y no quiero que vuelvas a decir que son lindas delante de mí. 
 
- Hermana deja de hacerte la interesada como queriendo decir que eres mejor que esas chicas porque yo te conozco bien, eres una pervertida.  
 
- Y no lo niego pero solo con el chico que amo, no con todos los hombres que se me cruzan en mi camino no le doy a conocer mi lado provocativo.  
 
-Es cierto a quien quiero engañar esa parte tuya de tus encantos en la sexualidad con la que te expresas me gusta por eso quiero pedirte un favor. 
 
- Si claro hermano dime de qué se trata. 
 
- Estoy pasando por un momento difícil, he tenido sueños raros de mi y de ti que no puedo aclarar en mi mente, entonces quiero pedirte que no salgas con otro chico por ahora porque no lo soportaría en mi estado actual en que me encuentro, aunque suene egoísta te quiero solo para mí, no quiero compartirte con nadie más sé que estoy mal porque eres mi hermana pero mientras pueda establecer una relación fuerte con otra chica en Herel que no seas tu, mantente a mi lado de esa forma se que siempre haces cosas raras y no me molesta ya, que seas una pervertida con migo de hecho ya ni sé que pensar no quiero que pase nada entre los dos intimo solo quiero que no te vayas de mi lado con alguien más porque el dolor no lo soportaría tengo tanto miedo hermana, crees que estoy loco porque sé que lo estoy solo quiero que alguien más lo confirme. 
 
- Si estás loco pero loco por mi quiero que me beses ahora. 
 
- Espera llegar a mi dormitorio yo también quiero besarte pero el mayordomo nos está mirando. 
 
- No importa, Carlos es muy confiable es el empleado más viejo de nuestra familia no le dirá nada a nadie.  
 
La besó sin mediar más palabras, lo siento mucho Yolanda, tal vez ha pasado mucho tiempo que no te veo pero mi cuerpo ardiente precisa de mi hermana. 
 
Tal vez la culpa fueron mucho las noches que al despertar me había soñado con mi hermana, mis manos buscan como locas su trasero y al hallarlos los aprieto con ganas. 
 
La vida me ha tendido una trampa con mi hermana, nunca debió ser mi familia, debimos conocernos como personas de diferentes lugares de nacimiento,  porque mi carne me pide mil veces su deseo de amarla. 
 
La lucha entre lo correcto y lo inmoral solo yo lo sé, ya llego el día en que le contestaré que sí a la locura de tener sexo con mi hermana. 
 
Mi conciencia me dice detente puedes esperar, pero yo sé, si sigue pasando el tiempo así no podré volver atrás, si Evelyn se enamora de otro chico, por rechazarla tanta veces a su necesidad de amar a alguien. 
 
Sus labios son deliciosos, quiero más del cuerpo de Evelyn que ciento que su ropa me estorba a lo que deseo. 
 
Mis ojos la ven como una mujer y su pecho es un rosal sensual que quiero acariciar ya no me puedo mentir más debo contestarle que si a todos mis impulsos y buscar las cosas que quiero de Evelyn para que no sea de alguien más, no quiero dejarla ir no quiero perder mi juventud, mis sentimientos sin probar del fruto prohibido que se encuentra en su cuerpo que casi le estoy quitando la ropa en el vehículo sin darme cuenta me deje llevar del momento. 
 
- Tienes que contenerte mi querido hermano, me gusta la forma en que me deseas parece que la droga mágica ha causado el efecto que tanto deseaba en ti. 
 
- Pero de que droga hablas sabes que no tengo ese tipo de vicios no soy un maldito adicto.  
 
- No te enojes a veces digo tonterías sin pensar.  
 
Me alejo de ella y me obligó a mirar por la ventana del auto, es que el aroma que despide su piel morena me excita mucho. 
 
Y peor aún mi hermana cree que esto es producto de una droga mágica que estoy consumiendo.  
 
Llegamos a Herel y nos desmontamos del carro ambos. 
 
- Alberto tienes que esperar un poco más para tenerme, no puedo ir al dormitorio contigo por mucho que quieras hacerme el amor, pero esto tiene que ser especial y yo siempre he deseado que mi primera vez sea en mi habitación de la mansión.  
 
Quiero decirle que no pero no puedo. 
 
- Esta bien, pero mantén esto en secreto, muy en secreto no se lo digas incluso ni a Yolanda que es tu mejor amiga y haré a cambio todo lo que me pidas, me tienes donde quieres hermana. 
 
- No te preocupes por eso, yo no quiero que nadie lo sepa y pronto vas a ser mi esclavo sexual no sabes las cosas que te esperan y los juegos eróticos que hare contigo, incluso te castigaré un poco por haberme rechazado en el pasado, te dije que conseguiría domarte y no me creíste mira ahora estas a mis pies yo sabía que solo era cuestión de tiempo.  
 
- Que quieres decir con esclavo sexual.  
 
- Tengo una habitación aparte que diseñe en la mansión y equipe con todo tipo de cosas pervertidas que compre por la red y tu solo servirás para complacerme de todas las formas posible, pero en mi habitación será donde hagamos el amor por primera vez será muy lindo y especial luego de eso pasaremos a esclavizarte con los juegos sexuales que tengo solo servirás para darme placer. 
 
- Eres una depravada mental y crees que aceptaré algo como eso donde tú hagas conmigo lo que quieras con mi cuerpo, soy el hombre aquí el que debería mandar soy yo no tú.  
 
- Me encanta cuando te haces el difícil. 
 
Demonios le doy la espalda marchándome molesto a mi dormitorio, se lo mucho que me gusta Evelyn pero es una sicópata, pero qué demonios como pude llegar a este punto y no pude evitarlo.  
 
Cuando llegó a mi dormitorio me dispongo a escribirle a Yolanda es mi única salvación para salir de las garras de mi hermana, necesito ayuda pero aún me tiene bloqueado y para que me hizo descargar esta aplicación de Wasap si no la iba a usar con migo. 
 
Y como puede estar molesta por tanto tiempo solo por Haru, creo que estoy perdido me encuentro solo en estos momentos a merced de mi hermana. 
 
Con todo eso que me paso hoy, me voy a dormir.
 
  • AlbertoNeris-image AlbertoNeris - 01/06/2019

    Solo quiero decir que Alberto es una víctima de su hermana, pero hasta cuando resistirá a sus encantos, debemos seguir para ver.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo