La humanidad parte 2

Hermanos de un mismo cuerpo

visibility

40.0

favorite

0

mode_comment

0


-¿Sigues con el mismo pensamiento de esa vez en la iglesia? -Pregunte
-¿Sobre los humanos?
-¿Sobre quienes mas? 
-¿La religión tal vez?  Ya sabes, esos dogmas que crearon con infinitas versiones que giran alrededor de mi padre
-¿Todo eso es mentira? 
-Dime tu, ¿Todo es mentira?
-No lo se, mi madre a pesar de haber estado con un ángel, un hijo supuestamente de Dios, nunca trajo la religión a casa
-Eso si que es irónico
-Pero, es inevitable no conocer lo básico de una de las religiones mas famosa que es el cristianismo
-Ah, ¿La que habla de cosas tan ridículas, como seres alados y demonios con cuernos?
-Pero todo eso es verdad
-Lo se, pero aun así ¿no suena ridículo?
-Tienes razón, entonces ¿Todas esas historias?
-¿Cuales? 
-El diluvio
-¿Tal vez una tormenta demasiado fuerte?
-¿El sacrificio de Abraham?
-Un lunático que sufría esquizofrenia ¿Tal vez?
-¿Las plagas de Egipto? 
-Mucha, pero mucha mala suerte de manera consecutiva
-¿Adam y eva?
-Adam y eva, hablas de los prototipos defectuosos de los humanos ¿Cierto?
-¿Defectuosos?
-Si, no fueron capaces de seguir una simple orden, "Por favor no se coman las manzanas", creo que en su cabeza escucharon algo tipo "Defequen en el árbol y coman las manzanas hasta vomitar". Tuvieron que ser borrados... Una lastima -Lo digo con burla en sus palabras
-Los dioses paganos
-¿Que sucede con ellos? 
-Como los humanos los conocen, si ellos se fueron
-No todos se fueron hijo, eso es algo tan obvio, algunos se quedaron, otros simplemente se borraron del mapa
-Y ¿zeus? 
-¿Hablas de mi padre?
-¿Zeus es dios?
-Aramis, es algo tan obvio, Odin, Zeus, RA, Narayana. Todos son el mismo ser 
-¿Todas las religiones se formaron a base la imaginación de la gente?
-No, el mercado negro de los noctis proveo la información. Como siempre lo hizo
-Si piensas que cuando gobierne tu reino, yo odiare a los humanos, estas equivocado
-Por esa misma razón quiero que gobiernes, mi odio toxico e inacabable le dio un toque muy violento a la dimensión. Con tu bondad, le daremos una nueva esencia, ya no quiero acabar con los humanos, quiero formar una civilización,  aunque una muy perturbada, ya que son muy emocionales y violentos la mayoría de los demonios, a excepción de los ángeles caídos como yo. Pero, confió en ti
-Nunca se confía en el diablo, una de las reglas básicas de la vida
-Esta bien, el tiempo te dará la verdad
-Lo veremos
-Hablar de esto me abre el apetito ¿Quieres comer?
-Claro, pensé que nunca lo preguntarías 
 Ambos nos levantamos, Lucifer puso su mano de manera vertical y la movió para abajo hasta dejarla de manera horizontal sin mover su brazo, el portal rojo nos cayo de arriba de nosotros hasta  taparnos completamente y como si se tratara de una puerta; estábamos en el gran comedor del castillo
-Toma asiento, ya esta servida la comida
-¿Que? No paso ni un minuto desde que diste la idea de comer
-Comida instantánea, privilegios de ser un arcángel caído 
-Eso si es genial 
-Lo tendrás cuando tengas mi puesto
-Cuida tus palabras, estas incitando a que tu tiempo como rey se acorte
Junto a Lucifer comenzamos a reír, hasta calmarnos y dejar un silencio
-¿Que es lo que comeremos? -Pregunte mientras veía la cacerola grande en medio de la mesa larga
-Bueno, pensé que un estofado de putria sanguine no estaría mal -Dijo mientras levantaba la tapa
-Creo que no es lo que espe...
-Pero dije, "¿Por que no pollo mejor?" -dejo ver el pollo que se encontraba adentro con un aroma exquisito
-Por un momento pensé que pasaría hambre esta noche
-Fue una buena broma
Luego de terminar de comer, conversar cosas "casuales" y disfrutar esa cena
-¿Puedo preguntarte de nuevo algo que no respondiste? -Pregunte con respeto
-¿Si no lo hice antes que te hace creer que lo haré ahora?
-No lo se, soy un insistente empedernido
-Ya veo, ¿Que duda quieres que te aclare dentro de esa confusa mente?
-¿Sigues pensando sobre los humanos eso? 
-¿Que son unos seres despreciables y deberían ser borrados de la existencia?
-Si
-Digamos que si, pero también digamos que no
-¿Es un no se?
-Mas bien, es un, se que hay humanos despreciables pero también bondadosos, seria injusto para los humanos que tienen buenos sentimientos, estar en la misma bolsas, que las basuras despreciables
-¿Como te diste cuenta de esto?
-Bueno eso es mucho mas complejo, lo que hizo darme cuenta de esto, me sucedió hace mucho tiempo, pero nunca aprendí nada bueno de eso, no hasta hace poco
-Y ¿Eso que fue?
-Hace tiempo, creo que hace unos dos mil años si no me equivoco, bueno si el calendario de los humanos se equivoca, vine a la tierra, con el simple deseo de querer causar caos, causarlo pero con la apariencia de uno de los suyos, como un acto para bajarle la moral, para que crean de lo que ellos eran capaces de hacer. Yo en ese tiempo era un poco "iluso" ante la realidad de los humanos, puesto a que ellos veían el tener contacto con su creador era algo mas allá de lo imposible, por eso cuando la gente se acercaba a darme charla, por que un hombre que salio de la nada les causaba intriga, "¿Quien es tu padre?", preguntaban siempre, "Apuesto a que es un mercader", exclamaban, a lo que yo respondía "Su creador, el ser que ustedes llaman Dios"; siempre era la misma reacción, escepticismo, sorpresa y a veces, solo a veces enojo. Pasaba el tiempo, me empece a dejar llevar por el tiempo en la tierra, la gente comenzaba a verme como un símbolo de veneración, salvador y mesías, las palabras que me definían en esos tiempos. Los humanos que me seguían eran simpáticos, como unas mascotas, siempre me pedían que ayude a la gente, cedía a sus peticiones tan simples, al principio pensaba ganarme el respeto de todos, luego intentar hacer algún suicidio masivo, no lo se, el escenario caótico estaba todavía en proceso. Me sentía como el niño popular de la escuela, todos querían verme, todos me seguían, todos querían hablarme, ¡Que va! por un momento me deje llevar. Devolver la ceguera, resucitar a muertos, ya sabes, cosas simples de dar. Pero, luego la conocí a ella, una mujer, vigorosa, con un estatus social, que en ese tiempo para ser mujer, demasiado decente, ella se hizo una seguidora frecuente, hasta que le tome cariño, era mi mascota favorita, la gente rumoreaba que era algo mio, lo cual no me ofendía, pero ¡JA!, en ese momento no me creía capaz de relacionarme en ese sentido con una humana. No tardaron mucho en inventar rumores de que venia de una pareja humilde, un modesto carpintero y una mujer virgen. La virginidad era algo tan preciado en esa época, que la simple idea de que yo provenga de una mujer que es virgen era una de las respuesta a mi poder, había sido embarazada por un ser que no necesitaba el contacto físico; pero, en algo si era verdad, existió una pareja de ancianos, un carpintero y una señora, muy cariñosa, ellos vinieron la primera vez, cuando recién mi fama empezaba a hacer eco, con el favor de poder hacer que ella sea fértil, ya que intentaban e intentaban pero nunca lograba quedar embarazada, les tuve que decir que no, ya que la solución a su problema haría que la señora quede con mi esencia, su posible hijo seria un descendiente indirecto mio. La cosa se puso realmente tensa, cuando la autoridad en ese tiempo, los estúpidos con togas, intentaron atraparme, querían castigarme por blasfemar en contra de sus creencias, pensé en matarlos lenta y dolorosamente, pero ese no seria un acto perteneciente a un salvador. Entonces se me ocurrió, que mejor destrucción a los humanos que una moral y emocional. Ver a su "mesías" siendo torturado, humillado y finalmente acabado; no habría un daño tan grande que una tragedia y justo como lo pensé, así sucedió. Mi plan fallo, cuando no tuve en cuenta todo el desgaste que hice de mis poderes, me dejaron débil, sensible, el "azar" me jugo de nuevo una mala pasada y sufrí todo el daño causado en mi "ejecución" como un simple mortal, quede dormido, por el cansancio, estuve unos días en mi tumba, hasta que Belcebú vino a buscarme, ya que el junto a Astaroth no podían gobernar el infernum tan fácil, entonces me despertó y justo cuando estábamos volviendo a mi castillo. Ella apareció ante mi tumba, pero al principio no me reconoció, ya que yo estaba con esta forma física, muy diferente al trigueño barbon con pelo largo, que estaban acostumbrado ver. Corrió hacia mi y comenzó a golpear mi pecho, pidiendo que devuelva el cuerpo de su maestro, confundiéndome con un profanador de poca monta. Solo tuve que decir su nombre para que se de cuenta de quien era el hombre ante sus ojos y mientras ella corría hacia la ubicación de mis seguidores a contarle el milagro ocurrido, me marche. El resto es historia, una historia que seguramente conoces
-¿Estas hablando que uno de los libros mas comercializados en la historia de la humanidad esta lleno de mentiras?
-Estoy diciendo, que cuando intente causar un mal en la tierra, a final de cuentas hice mas un bien que mal y conocí humanos, con un corazón de oro, pero nada de eso importo por que mi odio me tenia vendado los ojos
-Es una linda moraleja, de no dejar que el odio me ciegue ¿Verdad?
-Veo que es obvio el mensaje. Por eso te cuento esto, para que en la guerra
-¿En la guerra que?
-Sin importar a quien pierdas, tus emociones deben estar estable, de lo contrario terminaras en tu propia ejecución, con clavos en manos y pies. Justo como yo
-Tu historia... ¿Significa que muchas historias donde los involucran a ustedes, son mentiras?
-Creo que solo la contaron de maneras diferentes, tengo entendido que mis hermanos de Caelum también participaron en muchas de las historias con los humanos. Un ejemplo muy conocido seria Azazel, nuestro hermano Athos y el guardián de Lermin, Porthos
-¿En que historia participaron ellos? 
-Piensa, ¿Por que te llamas Aramis?
-Pensé que mi madre se había inspirado en la obra de Los tres mosqueteros
-No, te llamas Aramis, por que Azazel tomo el seudónimo de Aramis en la tierra, para ser uno de los tres mosqueteros junto a Athos y Porthos
-Pero, ¿Que hay de D'Artagnan? ¿Quien es?
-Es el nombre ficticio que utilizo Alexandre Dumas, el escritor y cuarto mosquetero de su propia historia. Un humano común y corriente
-Alexandre Dumas... Yo soy Aramis Dumas...
-Tu madre es una descendiente del mismo Alexandre Dumas.
 

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo