La humanidad parte 3

Hermanos de un mismo cuerpo

visibility

88.0

favorite

0

mode_comment

0


-Terminaste tu entrenamiento Aramis -Dijo Lucifer
-¿Esto es todo? -Pregunte
-Desde ahora, todo dependerá de ti y del uso que le darás a la sabiduría que te enseñe en estos días
Una explosión proveniente de abajo pero muy a la lejanía se hizo presente
-¿Eso que fue? -Pregunte extrañado
-No lo se, voy a averiguar, espera aquí -Lucifer solo fue tragado por las llamas que se formaron justo debajo de el para luego desaparecer
Todo quedo en silencio durante unos minutos. Luego otra explosión se escucho debajo, luego otra mas, esta mucho mas cerca que la anterior
-Problema solucionado -Dijo Lucifer apareciendo a espalda mía
-¿Que era? -Pregunte
-Nada especial, ya sabes, los demonios son revoltosos y problemáticos
Otra explosión sonó de nuevo mucho mas cerca del suelo
-¿Seguro que todo esta bien? -Volví a corroborar
-Claro, claro. ¿Que tal si vamos al jardín? Mis rosas negras ya deben estar floreciendo
-¿Acaso tu no las puedes hacer florecer?
-Exacto -Dijo Lucifer mientras me tomaba de la mano y nos hundíamos en las llamas que nuevamente se acababan de crear en el suelo
-Tus rosas siguen sin florecer
-Por ahora -Respondió, al mismo tiempo que recogía una rosa negra, esta empezó a florecer y abrirse de manera abrupta. De pronto cuando menos me di cuenta, todas las demás rosas comenzaron a hacer lo mismo que la que se encontraba en la mano de Lucifer
-Es bello
-eres afortunado de ver este tipo de triunfo -Agrego Lucifer
-Tu eres afortunado de seguir vivo después de iniciar una de las guerras mas grandes que existieron
-Fue azar, no suerte
-¿Crees tanto en el azar? ¿Por que no simplemente aceptar que fue suerte?
-¿Que es la suerte? ¿Acaso hay un dios de la suerte que se encarga de que seres como tu o yo tengan simplemente un buen día? ¿Piensas que somos especiales? Creo que todas esas cosas son simples falacias. Nadie es especial, ni siquiera yo y mira que me ven como el enemigo numero uno de mi padre. Es más, los Voides, ¿De donde vienen? No tenemos mucha información del origen de los Voides, que tal si ellos fueron creados por otro ser parecido a mi padre. ¿Quien creo a mi padre? Si lo piensas así, incluso el rey de los demonios parece algo tan insignificante... Pareciera, como si fuéramos marionetas de quien a todos llaman dios, pero en realidad nadie es importante, tal vez ni siquiera mi padre sea un cuarto de importante para toda la existencia. Entonces ahí entra el azar, pensar que al universo en su totalidad le importa tanto nuestro bienestar como a nosotros nos importa las bacterias en el polvo y dejarnos flotar al ritmo de la aleatoriedad
-Nadie es importante, pero para toda la existencia en general. Tú eres imprescindible para los demonios. Dios fue imprescindible para la creación de todo lo que yo conozco. La importancia de algo cambia, a veces, simplemente tenemos que verla de manera subjetiva, hasta una hormiga tiene su función en todo esto
-Ver la importancia de manera subjetiva es la forma en la que los humanos intentan mentirse de que tienen un propósito en la vida, el verla de manera objetiva solo lo harían los seres fuertes e inteligentes. Supongo que tu la ves así, por que eres mitad humano
-¿El tener mi lado humano me hace débil?
-No quise decir eso
-No lo quisiste decir, pero lo piensas
En ese momento el suelo tembló por un momento
-Señor, ella sigue causando problemas -Dijo Belcebú mientras entraba al jardín
-Que Astaroth se ocupe de ella
-El esta ocupado
-¿En donde esta?
-Esta teniendo su tiempo libre con su... ya sabe, su hermano
-¿Hoy era?
-Todos los días son señor
-Cierto, me había olvidado. Bueno encárgate tu
-Esta bien señor, pero todavía no estoy en mi cien por ciento
-Nunca estas en tu cien por ciento Belcebú
-Tal vez si usted me quitara esta cadena
-Cuando vayas a la guerra lo hare, por ahora no quiero que destruyas mi reino... No otra vez
Belcebú solo suspiro y se marcho
-¿Quien esta causando problemas?
-Una demonio hembra, la hija directa del jefe Agramon, viene a buscarme para hablar, tal vez piensa que el hablar conmigo haga que el castigo hacia su padre sea leve, pero no lo conseguirá. Aunque logre burlar a Belcebú, no podrá ablandarme
-Claro, rey con mano firme ¿Verdad?
-Si
-No sabía que los demonios lograban uniones muy “amistosas” con sus iguales
-¿Por que lo dices?
-Astaroth pasando tiempo con su hermano. Los demonios no son hermanos entre todos
-Oh -Dijo Lucifer y comenzó a reír  -. No no no. Es cierto que los demonios pueden lograr uniones amistosas y mucho mas que amistosas entre ellos, pero todos los demonios no son hermanos, si bien entre ellos se consideran “Parientes”, solo entre los demonios de los mismos clanes se consideran verdaderos hermanos
-Entonces ¿Astaroth no es el jefe de algún clan o si quiera pertenece a uno?
-El al igual que Belcebú, pertenecen al mismo clan, al clan del rey demonio.
-¿Su hermano pertenece a tu clan entonces? Nunca antes vi a otro demonio cercano a ti mas que ellos dos
-No, no hay otro demonio en mi clan. Lo que sucede es que Astaroth antes era humano y fue convertido en un demonio por mi. Seguramente conociste la historia de Astaroth, cuando era humano, era mejor conocido con el nombre de Caín, el primer homicida de la historia
-¿Que? Esto es muy raro
-Lo se, es algo un poco raro
-¿Y donde esta su hermano Abel? Si esta muerto ¿Como es posible que un demonio pueda entrar al cielo?
-Bueno, primero que nada ¿Por que piensas que Abel esta en el cielo?
-¿Acaso no lo esta? Pero si el solo era una victima
-No todas las victimas son inocentes
-No entiendo
-Veras, cuando Caín y Abel Vivian juntos, Abel era muy “puritano” por así decirlo. Siempre que veía como a su hermano Caín le importaba tan poco que se hagan los deseos del “señor”, esto le llenaba de rabia, hasta que un día, Abel no pudo más y exploto en ira. Entonces ahí estaba, Caín y Abel peleando, entonces supongo que ya sabrás a quien se le fue la mano y también quien fue el que murió a manos de quien.
-Vaya historia, muy diferente a la original
-Naturalmente, aunque el final fue el mismo, Caín fue castigado por Dios, solo para dar el ejemplo de que matar estaba mal. ¿Cual fue el castigo? Ver como todo lo que amaba se moría, una y otra vez. La inmortalidad puede ser una espada de doble filo lamentablemente
-Y ¿tu por que te metiste en todo esto?
-Caín fue el primer humano que me hizo pensar que los humanos estaban mal, de hecho por el fue que empecé a planear la tercera guerra. Cuando perdí, me entere de que un humano andaba buscándome, un humano que no podía morir, se había enfrentado con los demonios que entraban a la tierra y los eliminaba. Eso levanto mi curiosidad, cuando fui a hablar con ese humano, intento matarme. Ja, con armas humanas, ¿Te imaginas? Fue muy patético, ahí me di cuenta que el estaba desesperado, le pregunte si quería que yo lo matara, a lo que me respondió que no, que el quería hacer un trato, el sabia muy bien que Abel se encontraba siendo torturado en mi reino, quería poder verlo, tan solo unos minutos, el asesinarlo le dejo la conciencia manchada de sangre, algo que no lo dejaba vivir. Entonces se me ocurrió una idea, le ofrecí que sea mi lacayo, a cambio de eso le dejaría ver a su hermano en el infierno cada cierto tiempo. No dudo en aceptar, ahí fue donde lo convertí en un demonio, no un deimos, ya que estos solo se conciben cuando una humana se embaraza de un demonio. Mientras pasaban los años el intentaba ser un mejor lacayo, entonces lo recompensaba con acortar el periodo de tiempo en el que veía a su hermano. Ahora tienen una excelente relación, bueno lo mejor que pueden tener un demonio y su hermano humano que es torturado constantemente en el infierno
-¿Algún día le darás a su hermano para siempre?
-Tal vez. Se me paso la idea de convertirlo en un demonio a Abel, pero obvio el tendría que dejarme, darme el permiso, pero aun no
-Eso seria algo bonito de tu parte, además no te olvides que el me cuido
-El te cuido por que quiso, Astaroth fue tu guardián por que se ofreció a hacerlo
-¿Enserio?
-Si, obvio le iba a pedir, pero antes de que lo haga se ofreció. Obviamente el se sintió identificado de alguna manera contigo y Khoul, el veía la relación tan bonita que tenían entre ustedes, muy diferente a la que tuvo el
Una explosión interrumpió a Lucifer, proveniente de adentro del castillo
-No puede haberle ganado a Belcebú
-Lucifer, quiero que hablemos -Dijo una voz monstruosa pero femenina que venia de la entrada al jardín
-Por mi padre, no puede ser, nunca conocí a un demonio tan perseverante como tu -Tiro su queja hacia esa monstruosidad
Entonces allí estaba, un ser al parecer completamente desnudo, con una piel gris, con algunos puntos negros, como si estuviera hecho de concreto. Tenia curvas femeninas muy bien marcadas e incluso un pecho no grande pero medianamente sobresaliente, sus pies contaban con tres dedos y cada unos de ellos contaban con uñas negras que se volteaban hacia atrás para cubrir la mitad de estos, en sus manos eran iguales a excepción de que estos eran cinco dedos y no tres. Su rostro tenia una forma triangular que terminaba en punta justo en su mentón, con unos dientes afilados y manchados de un liquido negro, seguramente sangre de demonio, con una ausencia de nariz mas que de dos orificios y unos ojos que tenían un negro tan intenso que daba la sensación de que estén vacías sus cuencas, con unos largos cuernos tipo brocho de un gris un poco mas oscura que su piel y unas alas aunque pequeñas, completamente negras y exactamente parecidas a la de un murciélago, sin plumas
-Enid, no bajare el nivel del castigo a tu padre -Dijo Lucifer
-No me interesa mi padre -Exclamo Enid entrando por completo al jardín y guardando sus alas
-Entonces ¿Por que vienes aquí a molestarme?
-Quiero hablar sobre mi madre
-¿Tu madre?
-Disculpa no se quien es tu madre, tu querido padre es todo un polígamo
-Si lo sabes, hablo de su primer mujer -Dijo dando un paso agresivo hacia Lucifer
Lucifer puso cara seria comenzó a pensar
-No, no se de quien hablas -Respondió Lucifer
-¿Por que no quieres decirme que paso con ella?
-¿Piensas que yo te escondería algo? Disculpa niña pero te vi unas cuantas veces mientras visitaba tu clan, no estas en mi lista de malas acciones
-¿Por que no me dices el paradero de mi madre?
-Ya te dije no se quien es tu...
-Magdalena -Interrumpió Enid
-¿Como sabes su nombre?
-¿No era que no la conocías?
Lucifer permaneció en silencio
-¿Que esta pasando? -Pregunte
-¿Khoul? ¿Que haces aquí? Y ¿Por que tienes ese color de pelo?
-¿Khoul? ¿Conoces a mi hermano?
-¿Tu hermano?
-Vaya, vaya, vaya -Dijo Lucifer -. Así que conoces a Khoul
-Si, intentamos matarnos hace poco
-Intentaste matar a mi hermano -Dije con sorpresa y agresividad
-Se me ocurrió una idea Enid -Agrego Lucifer mientras se ponía adelante mío
-Te escucho
-Bueno, tú quieres ver a magdalena y yo quiero que mi hijo y Khoul tengan ayuda en la guerra que se acerca
-¿El es tu hijo?
-Luego el te contara todo, pero quiero que ayudes a mi hijo en la guerra y si sobrevives, veras a tu madre de nuevo
-Yo no soy tan fuerte
-Lo se, aun no se como pasaste de Belcebú pero se bien que en tu clan tienes un objeto muy preciado que te puede ayudar
-¿Quieres que lo use?
-El anillo del rey Salomón ayudaría demasiado
-No lo se
-¿Quieres ver a tu madre? ¿Si o no?
-Si
-Es un trato -Contesto mientras alzaba la mano para estrecharla
-Es un trato -Dijo Enid levantando la mano de igual manera
-Espera, no me des la mano en esa forma, es algo un poco vulgar
-Esta bien -Dijo Enid mientras se transformaba en una humana de tez muy blanca
-Mucho mejor -Exclamo Lucifer
Automáticamente me tape los ojos y estos se estrecharon las manos
-Tu hijo si que es gracioso, al parecer muy diferente a Khoul
-Es que no le gusta ver chicas que no conoce sin ropa -Agrego Lucifer haciendo mención a Enid y que en su forma humana estaba completamente desnuda
-No fue mi intención verte -Dije avergonzado
Enid y Lucifer comenzaron a reír, mientras me ahogaba en la vergüenza

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo