EL BOSQUE DE LOS SUEÑOS

Géneros: Fantasía, Misterio, Romance

Una novela de fantasía entre dos reinos y un ataque de orcos en los cuales el único refugio será la magia y la valentía. Junto a Arthur príncipe de High plain Three, el único guerrero digno para defender en cuerpo y alma a todos de la legión de los Orcos brujos los cuales tiene un hechizo en la hechicera más poderosa, Edrielle, La Dama de Negro de The Fruit.

Capítulo 1 High Plain Three

EL BOSQUE DE LOS SUEÑOS

visibility

2.34K

favorite

65

mode_comment

2


Corriendo por todo el bosque entrenaba a los soldados del reino, era una especie de plan para rodear a un enemigo, pero esta vez yo era el enemigo. De los arboles aparecieron dos caballeros con sus espadas justo con su espada lista para mi cuello. Yo me detuve y comencé a ver hacia los lados como varios comenzaban a rodearme dejándome sin escapatoria.
—No se mueva o le cortaremos el cuello, debe ser llevado con el rey Arthur…—
—Sabes… no lo creo…— Reí travieso sacando mi espada, una espada con la empuñadura negra con rasgos grises y variola dorada, con la pluma con bastante filo, y de buen tamaño. Una verdadera espada de la realeza—
Justo hice una maniobra con la mano dándole una vuelta y comencé la lucha de choques de espadas con agilidad. De manera vertical los caballeros usaban sus espadas haciendo casi uno por uno que lucháramos. Me agache por instinto sabiendo que uno de ellos su corte iba hacia mi cabeza, obvio ya sabía los movimientos de ellos no había peligro.
Justo a este le tire una patada de lado para que cayera, caía uno faltaban cuatro. Di una voltereta en el suelo para hacer solo que con la punta le diera en el pecho a uno de ellos, el cual cayó fingiendo su muerte, faltaban tres. Me di media vuelta viendo como ellos tres estaban listos para atacar todos.
—Esto se pondrá bastante bueno. — Dije con sarna viendo como ellos se dejaban ir con todo haciendo que mi espada chocara con cada una de las de ellos con rapidez pero me iban acorralando hacia donde estaba un árbol.
Al tocar mi espalda con este esquive un movimiento de uno de ellos agachándome viendo como los otros dos golpeaban el árbol con sus espadas. Al que no había tocado el árbol con su arma le di con la espada en su espalda haciendo que el cayera, los otros dos me miraron y sin pensarlo dos veces con fuerza choque la espada del que venía a mi lado derecho para que el perdiera fuerza y regrese a darle en el vientre al de la izquierda, sin haber terminado hice el mismo golpe con la espada en el pecho del de la derecha haciendo que cayera ambos casi al mismo tiempo.
Respire bastante agitado sintiendo mi pecho subir y bajar debido a lo agitado que estaba, sonreí sintiendo mi frente con sudor y negué divertido diciendo:
—Todos estuvieron bien…—Hable mientras los ayudaba a levantarse tomando la mano de dos para que se pongan de pie y los demás se levantaban— Solo les falto acabar con el enemigo —Dije con sarcasmo pero fue en broma y todos rieron —
—Pero príncipe, usted es bastante bueno, era imposible que lo llegáramos a tocar con las espadas… — Decía uno guardando su espada al mismo tiempo que yo lo hacía en mi vaina —
—Es cierto, a veces pienso si en verdad nos necesita usted para protegerlo en el bosque — Mencionó otro sacudiéndose su ropa y yo reí negando—
—Todos son buenos, solo necesitan entrenar más, tener a su objetivo en la mira y…—
Fui interrumpido por los cinco personajes que decían en coro.
—Confiar en ustedes mismos…—
Asentí de manera lenta poniendo las manos en mi cadera viéndolos a todos uno por uno diciendo:
—Bueno si se lo saben pónganlo en práctica, es divertido venir a luchar aquí. Ya saben no me gusta mucho que todo sea en el castillo…por eso decidí entrenar con ustedes… porque tampoco quiero ineptos protegiéndonos…. — Bromee y les guiñe diciendo— Hay que volver…necesitamos comer algo.
Todos aceptaron así que nos encaminamos hacia donde estaban aquellos hermosos caballos los cuales estaban atados a un tronco del árbol mientras comían.
Al montarlos nos fuimos hacia el castillo, el gran High Plain Three un reino con bastante mercado y viviendas, me encantaba ir escoltado por los guardias a veces ya que ellos empezaban a cuidar debido a que era uno de sus deberes, y como les dije, no quería que algunos ineptos nos protegieran.
Al llegar fuimos al establo en donde metí a Athos mi hermoso caballo.
—Precioso… te dejare comida…— Dije sacando de mi bolsa cinco manzanas dejándolas en el suelo a la par de su balde de agua y bese su frente mientras el empezaba a comer — No sé qué haría sin ti pequeño Athos. —
— ¡Príncipe Arthur! — Se escuchó desde la puerta del establo — ¡Es urgente!
Eso me robo toda la atención así que corrí hacia donde estaba Alex, el líder del sector de cuidados en el castillo.
—Su padre lo necesita ahorita en la sala real, necesitamos que usted esté ahí para estar a salvo…sucedió algo… — Su voz parecía bastante preocupada —
— ¿Pero qué paso? — Le pregunte un poco serio debido a que tenía que tomar enserio mi papel y no alterarme —
—Ya escuchara — Decía al abrir la puerta principal del castillo dejando ver aquella  hermosa entrada con una alfombra roja que iba hacia donde estaban cuatro asientos encima de una grada exponiendo donde se sentaban los reyes, el príncipe y la princesa. Justo estaban ellos excepto el príncipe ya que era yo—
Así que tratando de no llamar la atención observe todo con bastante detenimiento.
Viendo como había un chico con las manos con grilletes y sus pies, su ropa sucia y rota. Se escuchaba que trataba de explicar algo pero tartamudeaba.
— ¿Llegué tarde? —Bromee hacía mi hermana Audrey dándole un beso en la cabeza en saludo, al igual que a mi madre y a mi padre sin importarme y me fui a sentar a mi gran silla—
—Solo te perdiste sus ideas locas de los Orcos y los demás reinos que serán atacados…pero míralo…no tiene visión…— Decía mi hermana desinteresada recargada en su silla—
Yo me quede viendo al tipo y era cierto, tenía los ojos nublados y trataba de ver hacia todos los lados.
—Le digo la verdad Rey Arthur...por favor  yo sé lo que vi…y fueron a ellos saliendo del portal…— Mi papá no sabía que decir el solo suspiraba y se ponía de pie, bajaba con cuidado de la grada y comentó —
—No puedo creerte… discúlpame pero sin pruebas no puedo saber si es cierto o no…que te parece si nos explicas como era ese lugar…talvez pueda mandar a algunos guardias hacia ese lugar — Mi papá tenía enserio paciencia para esto por lo que el tipo solo se quedó callado tratando de recordar —
—Era un valle… un gran valle…habían tres montañas y muchos elfos… tiene un nombre en especial… “El valle del sol”…. — Decía el frunciendo su ceño perdido en sus recuerdos —
Mi hermana y yo nos quedamos viendo por lo que sorprendidos ante aquello nos quedamos callados ya que en estos momentos solo el rey tenía permiso de hablar.
—Está bien…prometo mandar guardias hacia aquel lugar y veremos que hay ahí…— al decir eso mi padre hizo una señal para que se lo llevaran mientras el volvía hacia su asiento —
Al quedar solos me quede aún sorprendido debido a que los Orcos habían dejado de existir hace miles de años aparte era imposible que volvieran a la vida si se supone que fueron acabados por nuestra familia.
— ¿Tú le crees? —Pregunte de golpe a mi papá, el Rey Arthur —
—No sé qué creer…se supone que nuestros ancestros acabaron con ellos hace miles de años…— Su voz era de pensativo —
— ¿Y tú? —Le pregunté a mi madre —
—Yo tampoco sé que pensar, solo sé que fue sellado ese portal luego de haberlos derrotado…—
Recosté mi cabeza en la silla pensando, ¿Será cierto que volvieron a la vida o solo es alguna mentira de mal gusto?
Vi los rasgos de cada uno de mi familia, mi papá era de piel blanca con cabello negro, cuerpo rígido, su cuerpo era únicamente con algo de pansa pero sus brazos y su espalda eran fuertes bastante. Un poco más alto que yo, mirada seria cuando estaban los demás pero con nosotros era tranquilo y divertido.
 
  • SofiAgreda-image SofiAgreda - 13/07/2019

    Excelente libro... Me encanta hace que te enganches y no paras de leer, gracias por tu imaginación. Espero sigas con más capitulos.

  • Tomás Lobato Brotons-image Tomás Lobato Brotons - 11/06/2019

    Se ve muy interesante la historia Hace falta revisar un poco de estilo, algunos acentos y comas No es necesario poner guión al final de cada conversación, sino un punto. Por el resto se ve bastante bien :)

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo