Violación

Muerde o Muere

visibility

5.05K

favorite

86

mode_comment

6


(AVISO LEGAL DE ESTE CAPÍTULO: Las historias descritas a continuación forman parte de un libro de ficción y no están dirigidas a ninguna persona en concreto)
 
Con la excusa de “explicarme lo que había pasado” (que no sé ni por qué se lo acepté), mientras yo estaba llorando, hundido y deprimido en la más absoluta miseria después de la relación más tóxica que había vivido en toda mi vida, ella me forzó a hacerlo con ella.
 
Mientras yo lloraba, tumbado en la cama, se aprovechó de mi estado depresivo.
 
No sé si eso se puede considerar violación. Yo con el tiempo, lo considero así. Pienso que eso que me hizo, fue violación.
 
Si la hubiera denunciado antes, eso nunca habría pasado. No dejo de repetirme esa frase en mi cabeza.
 
¿Pero sabéis lo peor del tema? Que después de eso, Concepción no paró. Yo intenté salir con bastantes chicas más, y cada vez que ella se enteraba de que yo estaba saliendo con alguna chica nueva, la CONTACTABA a través de Skype y le contaba que yo era un maltratador, un abusador y mil cosas más para provocarles miedo, que no quisieran salir más conmigo, y cuando yo estaba destrozado, ella volvía para volver a insistirme en volver con ella de nuevo.
 
Todas las chicas con las que hizo eso, tiempo después volvieron a hablarme y me contactaron para explicarme lo mucho que se arrepentían de haberle hecho caso y haber caído en sus mentiras. Pero para mí esas personas ya no valían nada. Me habían abandonado basándose en mentiras de mi ex. Ahora ya no había cabida para ellas en mí. Capaz que hasta me hizo un favor con esas tipas en cierta manera.
 
Pero hay una cosa incluso peor…
Y es que al final, cedí a volver con Concepción. Lo que literal nunca debes hacer. Volver con un ex. Yo lo hice. No lo hagáis. No debéis. Especialmente si ha terminado mal la relación y han habido traiciones grotescas de por medio.
 
¿Y de qué sirvió? De lo mismo. Volver a las mismas toxicidades, las mismas depresiones constantes, los mismos malos rollos y peleítas.
 
Hasta romper. Otra vez. Y esta vez me lo monté bien para que no me hiciera ceder nunca más en sus trampas y manipulaciones para volver con ella.
 
Así que cuando finalmente vio que yo ya no iba a volver nunca más con ella y lo vio totalmente cerrado… decidió tratar de hundirme la vida.
 
Puso a todos nuestros amigos en mi contra, les contó a todos que yo era un maltratador y que la había maltratado (lo mismo que a mí me había contado de su ex) y tiempo después, me denunció para intentar meterme en la cárcel con toda clase de falsedades, y se la pasó en los siguientes años dando entrevistas a prensa amarilla diciendo esa clase de calumnias sobre mí.
 
Y ahí me entró una depresión de caballo. Aún ni siquiera había cumplido los 20 años y ya estaba pensando en suicidarme. Pasé de ser una de las personas más felices que conocía a ser la persona más deprimida y triste del universo.
 
Me pasé un mes entero encerrado en mi casa con las cortinas echadas, pensando en cómo podía matarme. Me inyectaba insulina y me iba a dormir, esperando desmayarme dormido y morir de un paro cardiaco. Curiosamente esta idea era la misma que me había dicho ella. En uno de los muchos mensajes que me mandó me pidió que me inyectara insulina para suicidarme. Así de maja era Concepción.
 
Cuando estuve en ese estado realmente quería desaparecer. No quería seguir viviendo porque sentía que todo el mundo me odiaba, que mi vida era insignificante y que no valía la pena seguir luchando.
 
Pero cuando estuve al borde del abismo, en lugar de terminar de caer, miré atrás y me recuperé.
 
Y eso es justamente lo que voy a tratar de enseñarte. A recuperarte.
 
Pero antes de empezar con el capítulo de “Cómo sobreviví”, donde te explicaré la lección MÁS importante que encontrarás en este libro, voy a terminar de repasar las historias malas de mi vida, con las que aprendí cosas realmente importantes y positivas.
 
  • Eliana Ibáñez-image Eliana Ibáñez - 24/09/2019

    Me pasó algo similar con un ex novio, estuve 4 años en una relación tóxica asquerosa en la cual no podía vestirme como quería, no podía tener amigos... Es más ni ver a la cara a otro hombre, hackeo mis redes sociales y eliminó a todo hombre (incluso a mis primos) se enojaba todo el tiempo, se ponía celoso incluso de su propio hermano, terminar fue muy difícil porque estaba bajo amenazas, que me raptaria, que se mataría, que me mataría y después él se suicidaria, tenía una idea de estar juntos por la eternidad y yo solo quería salir de eso. Al fin me arme de valor y terminé con eso, no caí en sus mentiras y en cómo se hacía la víctima, encontré una gran persona con la que pude darme cuenta de todo, aún estoy deprimida por muchas cosas pero espero salir adelante, es algo que cargo muchos años...

  • Catycat-image Catycat - 18/09/2019 place

    Puta acosadora que mala leche

  • Catycat-image Catycat - 18/09/2019 place

    WTF malditabfievgfuivwgfehvui D:<

  • Jesús te ama-image Jesús te ama - 09/07/2019 place

    Esto se me hace insanamente familiar.

  • Nothendear-image Nothendear - 20/06/2019 place

    NO ES NO. JODER. Desde mi punto de vista esta bastante claro de que esto es una violación. Cómo se puede ser tan putamente ruin como para hacer algo así?

  • YohaaGaab-image YohaaGaab - 15/06/2019

    Realmente es muy maja Concepción, ni ella se merece que alguien le diga que se suicide; y eso que realmente es una persona muy mala... Es admirable como te realzaste; muchas personas por situaciones parecidas acuden al suicidio como mejor opción, realmente ver que te paraste a ver muy bien antes de hacer cualquier locura, a pesar de que te hayas hundido en un mar amargo. Gracias por compartir tu historia con nosotros, definitivamente, después de leerte no veré las cosas de la misma forma que solía hacerlo.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo