¿Cómo sobreviví?

Muerde o Muere

visibility

163.0

favorite

22

mode_comment

0


Una pregunta muy frecuente que obtengo casi siempre es, ¿cómo sobreviví a esta primera oleada de mierda? Definitivamente, esta primera experiencia, fue probablemente la más leve de todas las que viví, pero al mismo tiempo, fue la que más me afectó por descontado.
 
Pero gracias a haberla vivido a una edad tan joven (con tan sólo 18 años), me sirvió como vacuna. Me inyectaron una versión más leve de una enfermedad que pillaría poco después y me trataría de hundir la vida para siempre, pero en esta ocasión, no dejaría que me afectara lo más mínimo, porque gracias a esto, cambié. Me volví una piedra.
 
Esta fue la única etapa de mi vida en la que viví depresión. Fue un tiempo realmente jodido para mí, el peor de mi vida. Como ya he dicho, había tratado de pensar en maneras de suicidarme, había perdido las ganas de vivir. Borré todas mis redes sociales, todos mis vídeos de YouTube y mandé todo a la mierda. Me pasé el siguiente mes sólo dándole vueltas al coco acerca de cómo podía terminar con mi vida de una manera indolora y preferiblemente rápida.
 
Por suerte, no la encontré. No hay manera de suicidarse tan “fácilmente”. Se requiere un buen par de huevos como dos sandías para hacerlo, mucho más de lo que hace falta para recuperarse. Así que métetelo en la cabeza: ¡Si ahora estás pasando por una mala etapa, no importa el nivel, es más fácil recuperarse que acabar con tu vida! Así que son buenas noticias, ¿no? Esto está tomando un poco de aires de humor negro, pero es la pura realidad.
 
Ahora bien.
 
La respuesta a ¿cómo se sale de la depresión?
 
Agárrate, porque es una respuesta sencilla, pero en realidad, es muy compleja de entender:
 

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo