Capítulo 53 : Segundo encuentro con Berek.

Black Ghost

visibility

65.0

favorite

1

mode_comment

1


 
-Mira esa flor es la única de todo el Coliseo la note en mi última pelea con los magos del NIVEL 2, a pesar de las peleas mágicas que aquí se han realizado no se ha dañado, ni ha sido golpeada por un poder mágico y mucho menos se ha marchitado hasta morir. Te traje hasta aquí para regalarte esa flor y recuerdes lo especial que eres Carol y que tu magia y la de tu familia son únicas y solo tú puedes disfrutarla al máximo y a pesar de que pelees con otros contrincantes con tu magia nunca dañaras la flor que llevas en ti de disfrutar el talento de tu magia. 
 
La tomo con mis dos manos la flor, envuelta en una bola mágica, así que la arrancó con todo y la tierra para no dañarla hasta hacer un conjuro para entregársela en una bola de cristal creada por mi magia.
  
- En verdad crees que soy una gran maga. 
 
- Lo que creo en verdad que eres una chica hermosa y si eres una gran maga o no lo eres eso tienes que descubrirlo tú misma enamorándote de tu magia y no negándola dentro de ti hasta que entrenes y la disfrutes al máximo tu poder mágico.  
 
En el siguiente instante aparece Berek en frente de nosotros para luego un poco después también aparecen mágicamente dos de sus peones. 
 
- Son muy lentos. 
 
- Discúlpeme señor Berek. 
 
- Yo también pido disculpa señor debo mejorar.  
 
- Tomen a mi nieta y llévensela lejos yo me encargaré de esto con mis propias manos. 
 
Carol se pone frente de mí con las manos abiertas y grita.
 
 - Por favor abuelo no lo lastimes. 
 
No puedo huir es inútil este ogro es muy rápido y mucho menos enfrentarlo con mis Joyas si el papá de David no lo hizo el día de la fiesta en la mansión de Yolanda por atacar a su hijo y no solo el nadie lo cuestiono ni tampoco conozco su poder legendario para saber porque es tan fuerte y le tienen tanto miedo. 
 
No se qué hacer no puedo pedirle que no me haga daño tampoco porque sería un cobarde delante de Carol lo mejor para mi es dejar que me golpee hasta que se canse de darme golpes y desear con suerte que me pegue fuerte en la cabeza para que me deje inconsciente se que no me va a matar y despertaré en el hospital de Herel. 
 
- Quítate del medio pequeña ya conozco a esta bestia pervertida, creo que la última vez no pude darle bien el mensaje esta vez me aseguraré de darle perfectamente a entender bien mi postura para que valore más su vida. 
 
Tomo a Carol por las manos que estaba frente de mí con los brazos abiertos intentando protegerme y la volteo frente de mí. 
 
- Escúchame Carol mejor obedece a tu abuelo para que no tengas problemas con él yo ya estoy acostumbrado al dolor, solo gracias por enseñarme las clases que no me sabía valió la pena porque solicitare volver a tomar los exámenes de nuevo y pasaré con buena nota por lo menos eso espero sabes que no soy muy inteligente como tú. Por tanto no prolonguemos esto más dejemos que tu abuelo me mutile a golpes. 
 
Realmente quisiera que no fuera así, si Carol no estuviera aquí gritara auxilio para que un profesor de Herel venga en mi ayuda pero debo ser un hombre y asumir las consecuencia de mis actos de haber intentado acercarme a una nieta de Berek sabiendo que están protegida por ese ogro solo yo me arriesgo así mi físico.  
 
Observo que los peones se están acercando a Carol para llevársela bien lejos de mi y con eso Berek pueda terminar lo que vino hacer con migo, pero Carol le da una patada en el pecho a unos de los peones que lo lanza directo a donde Berek y al ver que ese peón iba a chocar con el cuerpo de Berek ese ogro extiende su mano, dándole con la palma abierta lo aleja de, el rodando por el piso queda ese muchacho por el fuerte golpe de Berek que fue más violento que el de Carol, ahora veo que el otro peón va en auxilio de su compañero que quedo arrastrado por todo el piso no se ve nada bien debería llevarlo a un hospital pero no me preocupo mucho por él a mi me espera peor. 
 
- Por favor abuelo si no le haces daño, Alberto prometo dejar que me entrenes en tu dollo. 
 
- Esta diciendo que por salvar a este chico por fin acederas a dejar que te enseñe a utilizar tu magia lo cual es algo que no he podido conseguir estos años en verdad me enoja la suerte de este muchacho pero más importante es tenerte bajo mi control absoluto por eso me olvidaré de el por esta vez. 
 
- Gracias, Alberto por la flor la guardaré como un tesoro en mi habitación.  
 
- No gracias a ti por salvarme de tremenda paliza que me iban a propinar.  
 
- Vámonos mi pequeña antes de que cambie de opinión. 
 
Y así se van sin tiempo para hablar más entre Carol y yo. 
 
Mi corazón deja de latir tan aceleradamente en verdad pensaba que de esta no me salvaba, ahora solo me voy tranquilo para mi dormitorio.  
 
Ya en mi habitación me baño olvidándome de lo acontecido con Berek, entrando mi hermana a la habitación mucho después. 
 
- Hola, Alberto tengo una hora libre podemos hacerlo antes de irme a mi próxima práctica así que empieza a desnudarte para tu hermanita querida.  
 
- No Evelyn quería hablar contigo precisamente de eso, no podemos volver a tener sexo, yo no siento ese tipo de amor por ti solo te veo como una hermana no sé que me paso aquel día en la mansión pero no quiero que se vuelva a repetir de nada sirve acostarte conmigo si no puedo darte mi amor, solo placer entiéndeme. 
 
- Como es que aún te quedan fuerza para oponerte a mí. 
 
Si supiera que es por Yolanda estoy enamorado de su mejor amiga, está apareciendo algo en su mano creo que lo he visto antes en mis sueños pero no lo recordaba bien. Ese espray me da mareos hasta quedar dormido. 
 
Al levantarme al siguiente día tengo un deseo fuerte de ver a mi hermana, que está pasando con migo quiero que se vuelva a repetir lo que paso entre ella y yo en la mansión.  
 
Me voy para la casa de Tecnología para solicitar volver a tomar los exámenes de teoría, esta vez me ira mejor con lo que me enseño ayer Carol y así mismo ese día tomo todos mis exámenes otra vez. 
 
Ya cansado llego a mi dormitorio y mi hermana me estaba esperando.
 
  • AlbertoNeris-image AlbertoNeris - 12/06/2019

    Y qué quiere la hermana ahora, no ha tenido suficiente, viene por más, alguien quiere una hermana así de pervertida acaso.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo