Capítulo 55 : Fin de la relación con Yolanda.

Black Ghost

visibility

37.0

favorite

0

mode_comment

1


 
Al llegar al parque ya Yolanda me estaba esperanto y se ve tan hermosa como siempre que hasta me duele el corazón solo de verla. 
 
- Te vez muy bien Alberto pero tengo una revista de moda y seleccione algunos polo ches y pantalones a la moda, te van a quedar geniales, que envidia me dará yo misma tener un novio tan guapo no seré la chica más afortunada de esta capital.  
 
- No eres la más afortunada realmente.  
 
- Y que sucede ahora, te noto muy triste o apagado quizás es por tus estudios en la casa de Tecnología, es muy difícil ser mago al mismo tiempo que estudias ciencias mágicas, mi hermana me dijo que te estuvo enseñando y casi cometo el error de decirle que eres mi novio luego de verla tan contenta contándome como la llevaste por los cielos, no quiero que nadie se interese en mi chico incluso si es mi adorada hermana.  
 
- Tengo que decirte algo Yolanda y quiero que lo escuches muy bien. 
 
-Si dime de qué se trata lo que tienes que decirme.  
 
-Solo lo escucharás una sola vez y no lo volverás a escuchar nunca más de mi porque sé que después de esto no tendré el valor de volver a verte directamente a los ojos y muchos menos hablar contigo otra vez nunca más.  
 
- Me estás asustando solo dilo. 
 
- Yo te amo y me enamoré de ti sin darme cuenta desde el primer día que te vi en mi dormitorio, esa forma que sin conocerme confiaste en mi, tu baile en el tubo ya constituían los ingredientes perfectos del amor, pero he traicionado tus sentimientos que tienes por mí con otra chica y aunque no la amo a ella y a ti si, por eso me encuentro demasiado sucio para estar con la chica que verdaderamente me enamoró, Dios lo sabe que está en los cielos no quiero que sufras y mucho menos dejes de creer en el amor perdiendo la personalidad que tanto me gusta que tienes, solo piensa que en tu destino te espera un chico mejor que yo, solo quiero que me odies y te olvides de mi como alguien que no te merecía, Dios Yolanda es que te amo demasiado y estaba dispuesto a esperar mil años por ti hasta que Berek acepte nuestra relación porque tú vales la pena, vales eso y más que cualquier sacrilegio porque luchar y aunque solo hemos hecho el amor una sola vez fue la única vez en mi vida que sentí tu amor tan cerca que calmaba los demonios que llevó por dentro. 
 
- Espera Alberto no entiendo nada. 
 
- Desde este momento tú y yo terminamos. 
 
Me volteo para no ver la reacción de su rostro, hasta desaparecerme mágicamente al activar mi anillo.  
 
Me aparecí en un bosque estoy solo y me arres cuesto de un árbol a llorar porque duele tanto, no quiero perder a la mujer de mi vida, ojala y este dolor acabe pronto, no quiero sufrir. 
 
Pero es que me encuentro perdido en el cuerpo de Evelyn y si Yolanda se entera hasta donde he llegado no me lo perdonará ya que había confiado en mí y fue tan sincera siempre conmigo incluso contándome lo de su ex - novio y la vi llorar todo lo que le dije en ese momento fue cierto mira como termine confundiendo el sexo con el amor ya que por una extraña razón no puedo evitar tener relaciones con Evelyn.  
 
Estoy desbastado por dentro tengo que reponerme y tratar de arreglármelas para llegar a mi dormitorio y acostarme en mi cama, se que mañana Evelyn vendrá por más sexo y yo no podré evitar decirle que si, sin poner resistencia, su cuerpo es mi debilidad por lo menos con esas horas solo de placer nada de amor me olvidaré de Yolanda.  
 
No sé como llegue a mi dormitorio pero me las arregle para llegar aún me duele mucho saber que nunca volveré a tener la oportunidad de algún día despertar y en mis mañanas siendo la cara de Yolanda lo primero que vea. 
 
Están tocando a la puerta, me acerco sin abrirla tengo el temor de que pueda ser Yolanda si abro. 
 
- Quien es. 
 
- Soy yo Yolanda abre rápido que no hay nadie en el pasillo. 
 
- No lo hare mejor vete para tú dormitorio y olvídate de mí no valgo la pena el esfuerzo que haces.  
 
Veo que se calienta el seguro de la puerta con magia hasta descomponerse y entra Yolanda para luego de cerrar la puerta tomarme con sus dos manos por mi camisa mientras me choca fuerte contra la pared del dormitorio me dice. 
 
 
-Dame una razón para que no te rompa la cara imbécil en estos momentos.  
 
-Eres chica, sinónimo de flor delicada y yo un hombre sinónimo de fuerza no puede golpear una simple chica a un hombre eso no tiene sentido. 
 
Me quita de la pared para conectarme un derechazo muy fuerte que me mando a volar hasta caer en la cocina todos los platos se cayeron.  
 
Me levanto como puedo, veo en el reflejo de un plato que tengo un ojo morado por el golpe que me propino Yolanda. 
 
- Crees que puedes citarme al parque y intentar romperme el corazón pues lo siento ni siquiera estoy en lo más mínimo lastimada así que empieza hablar antes de que te saque la información a golpes de por qué quieres terminar conmigo así tan de repente sin decirme nada claro. 
 
- Puedes golpearme todo lo que quieras no diré ni una sola palabra. 
- Pues te crees muy hombrecito Alberto, no sabes con la loca que te has metido, voy a empezar a gritar bien fuerte para que vengan todos aquí y cuando se reúna la suficiente multitud incluyendo a mi abuelo le diré a todos que eres mi novio y ahora intentas terminar con migo sin darme una buena explicación, quizás ellos quieran escuchar al igual que yo porque ya no me quieres ver cerca de ti. 
 
- No te atreverías. 
 
- Una chica enamorada es capaz de cualquier cosa, así que tienes cinco segundos para empezar hablar antes de que empiece a gritar. 
 
Oh por Dios si le digo lo que he hecho con Evelyn no solo me odiara también tomo el riesgo de que se arruine la amistad que llevan por años Yolanda y Evelyn solo por mi culpa por no tener la fuerza de haber evitado cada vez en cada ocasión a Evelyn de tener relaciones sexuales, piensa rápido que debo hacer, ya no me queda tiempo. 
 
  • AlbertoNeris-image AlbertoNeris - 13/06/2019

    Ahora todo se puso peligroso, si le dice la verdad se condena pero si no habla ella va a gritar que va a suceder ahora.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo