Capítulo 62 : Cuándo conocí a Yalet por primera vez.

Black Ghost

visibility

38.0

favorite

0

mode_comment

1


 
Al recuperar la conciencia estoy arriba del lobo grande, amarrado con sogas por las manos como si fuera un animal.  
 
Que está pasando aquí porque me hacen esto, es un secuestro para pedir una recompensa a mis padres tengo tanto miedo hasta de llorar. 
 
Llegó a un gran mercado pero en vez de ser de artículos es solo de personas, son seres humanos lo único que venden aquí.  
 
- Que te trae hoy por aquí Dionisio y ese muchacho está en venta. 
 
- Si me lo acabo de encontrar en el bosque pensé en dárselo como comida a mi lobo pero que se olvide de comer ese animal hoy tengo que beber en el bar. 
 
Y se ríen juntos como si fueran compañeros de toda la vida.  
 
- Puedo darte dos monedas de plata por ese muchacho.  
 
- No ves es un joven saludable mira su piel morena lo limpia que esta. 
 
Luego se acerca a mí y me mira por todos lados como si revisará su mercancía.  
 
- Tiene un golpe en la cara. 
 
- Es que no me pude contener y tuve que golpearlo por diversión pero solo es ese golpe que tiene.  
 
Luego me apea del lobo y me quita la soga. 
 
- Creo que lo puedo curar y venderlo a un buen precio en el mercado, te daré tres monedas de plata.  
 
- Cuatros y cerramos el trato.  
 
- Esta bien no voy a discutir con un viejo amigo por una moneda de plata.  
 
Estoy corriendo escapándome de ellos mientras estaban distraídos hablando de mi precio.  
 
Todos son adultos pero en un lugar de este mercado lleno de gentes veo una chica de mi edad lo digo por su tamaño es casi igual al mío. 
 
Y la abrazo con todas mis fuerzas. 
 
- Ayúdame me van a matar.  
 
Llegan mis captores al lugar los dos se ven muy furiosos. 
 
- Devuélvanos a nuestro esclavo niña. 
 
- Y si no lo hago que harán.  
 
Luego se acerca una mujer y un hombre de color negro pero un negro muy oscuro junto a la mujer.  
 
- Imposible hija como ese niño te toco pensé que no soportabas que ningún chico te pusiera la mano. 
 
- Es cierto señorita Yalet, acaso ese chico está usando alguna clase de magia.  
 
- De verdad no lo sé como lo hizo pero no siento ningún tipo de magia en este muchacho.  
 
- Cuanto vale el esclavo señores.  
 
- No vale nada sólo queremos matarlos despacito los dos mientras lo vemos sufrir por burlarse de nosotros.  
 
- Ni siquiera por 20 monedas de oro.  
 
- Dices 20 monedas de oro por esta basura, usted nos está tomando el pelo o solo es una broma.  
 
- Por favor págale a estos buenos hombres Orfeo. 
 
- Como usted mande mi señora. 
 
Y así le paga las monedas a esos dos señores que le brillan los ojos al verla, luego nos vamos caminando hasta donde un carruaje movido por dos caballos. 
 
El hombre negro se monta delante tomando la soga de los caballos y nosotros tres vamos detrás dentro del carruaje. 
 
- No tengas miedo no te vamos hacer daño, ahora puedes explicarme cómo puedes tocar a mi hija sin que ella sienta algún tipo de rechazo hacia a ti. 
 
- No lo sé  la verdad estoy perdido, llévenme donde mis padres somos ricos le pagará todo el dinero que pidan por mí. 
 
- Y exactamente donde se encuentran tus padres.  
 
- En la Capital 12. 
 
- No sé si en este mundo existe un lugar así pero haremos todo lo posible por conocer a tus padres después de encontrarlos.  
 
- Que haces. 
 
- Solo va a curarte mi hija es una gran sanadora posee una magia antigua de curación muy poderosa no tienes nada de qué preocuparte tu cara quedará como nueva.  
 
Y así lo hace luego de poner sus manos frente de mi, ciento un alivio de inmediato, incluso mis dientes ya vuelven a estar en su lugar. 
 
Llegamos a la entrada de un gran castillo nunca había visto uno en la vida real. 
 
A entrar al castillo nos encontramos en la sala y dos sirvientas están paradas dándonos la bienvenida.  
 
Más adelante salen tres chicos son más grande que yo esos jóvenes. 
 
- Te presento a mis tres hijos, Jasón, Héctor y Alquiles.  
 
- Y este muchacho quien es mamá, acaso tiene un gran poder mágico que lo traes a casa.  
 
- Este niño es el único hasta ahora que puede tocar a Yalet. 
 
Veo que con una risa burlona ahora Héctor se le acerca a Yalet.  
 
- Por fin hermana encontraste con quien perder la virginidad, ya no tendrás que masturbarte solita en la noche. 
 
Se pone roja y le da con su puño en el estómago tan fuerte pero tan fuerte que cayó doblado de inmediato inconsciente al piso. 
 
- Por favor Alquiles y Jasón lleven a su hermano a que lo curen. 
 
Y así mismo lo hacen lo levantan entre los dos y se lo llevan de la sala. 
 
-Yalet porque no le busca una habitación a tu futuro esposo mientras le cuento a tu padre las buenas noticias.  
 
-Mamá si vas a empezar a molestarme no voy a enseñarle magias avanzadas a mis estúpidos hermanos. 
 
Y su madre se ríe poniendo la mano en su boca.  
 
Su mama ahora se marcha y yo me quedo a solas con esa chica que se llama Yalet.  
 
- Tienes novia. 
 
- No. 
 
- Como te llamas. 
 
- Alberto. 
 
- Desde ahora en adelante yo te enseñaré magia no quiero a un chico débil cerca de mí, así que sígueme quiero regalarte algo. 
 
Me lleva a una parte del castillo lleno de muchas armas y toma una caja de cristal que contenía un anillo dorado con el símbolo de un ojo. 
 
- Esta Joya pertenecía a mi mejor amigo pero nunca la pudo dominar completa solo llegó a sacar cuatros partes de seis que está dividida esta arma, será tu nueva arma que quiero que lleves y te enseñaré a utilizar, ahora póntelo en un dedo.  
 
Y así mismo la obedezco pero no le veo nada a este anillo fuera de lo normal que no sea un simple anillo dorado.
 
  • AlbertoNeris-image AlbertoNeris - 13/06/2019

    Cual es el misterio porque Yalet y Haru se parecen tanto, tienen que seguir leyendo para descubrirlo.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo