Capítulo 67 : Volviendo a discutir con Yolanda.

Black Ghost

visibility

36.0

favorite

0

mode_comment

1


 
Es cierto ahora que lo pienso al estar más tiempo en la casa de los magos tipos guerreros, me veré más frecuentemente con Yolanda y es una buena oportunidad de caerle bien a Berek para en un futuro ir preparando el terreno de decirle que yo y su nieta somos novios. 
 
- Eres un genio, Carol ni a mí no se me hubiese ocurrido esa buena idea.  
 
- Muy bien ya tenemos un trato. Yo te llamo cuando me vayas a dar mis primeras clases, prometo dar lo mejor de mí.
  
Carol se va para sus próximas clases y me quedo pensando solo en los magos tipos guerreros y los magos tipo invocador y hechizo que tanto se odian.  
 
Si tienen algo en común por ejemplo en mi última pelea, active mi Bukai que resulta ser lo mismo que una transformación de un mago tipo guerrero como vimos con mi primer oponente el que activo mágicamente su transformación de un gato me refiero a Jorge el único de la liga Oro que luche siendo mago tipo guerrero con su primera transformación.  
 
Pero los magos tipos guerreros al igual que los magos tipo armas tienen tres transformaciones como máximo y una última que se llama Bukai pero a diferencia de los tipo arma los magos guerreros su última transformación es un arma es decir siempre el Bukai de un guerrero es un arma y contario a eso siempre la última trasformación de un mago tipo arma es un animal que representa su magia por todo su cuerpo. 
 
En pocas palabras todas las casas comparten el mismo amor por la magia y al final se tienen algo en común la casa de los magos tipos guerreros no deberían odiarse con la casa de magos tipos invocador y hechizo.  
 
Al llegar a mi dormitorio después de varias horas sin hacer nada veo un mensaje de Yolanda que dice que le abra la puerta va a entrar. 
 
Me levanto abriendo la puerta y como una ráfaga de luz entra a mi habitación, creo que con lo rápida que fue nadie la vio acceder a mi habitación. 
 
- Eres un sínico nunca pensé que llegarías a tanto enamorar a mi propia hermana no tienes remedio maldito mujeriego primero Devora ahora mi indefensa hermana.  
 
- Buenos días, Yolanda también me da mucho gusto verte.  
 
- Bastardo y ahora piensas burlarte de mí. 
 
- Siempre buscas una excusa para pelear. 
 
- Eres un mujeriego que le gusta mi propia hermana cuando pensabas decirme que la habías seducido. 
 
-No pensaba decírtelo nunca porque eso no ha pasado nada de lo que dices. 
 
- Eres un estúpido, inútil, tonto y más descarado de todos los hombres que conozco.  
 
- No creo que sea tantas cosas al mismo tiempo para ti solo podría ser tú tonto favorito.  
 
- No tienes escrúpulos ni vergüenza.  
 
Me canse de verla enojada por algo tan tonto y sin sentido y la beso. 
 
- Idiota, cara de mono, imbécil.  
 
Vuelvo y la beso con más pasión.  
 
- Estúpido, bastardo, bésame. 
 
- Que dijiste.  
 
- Que me beses antes de que te siga insultando. 
 
Nos estamos besando y Yolanda me quita el polo che y yo su blusa todo sin dejar de besarnos. 
 
La pasión es muy intensa nos tiramos en la cama, para terminar de quitarnos la ropa con eso quedando completamente desnudo. 
 
Yolanda está más pervertida que nunca, me lanza en la cama y se sube arriba de mí, parece que esta vez va a llevar el mando. 
 
Poco a poco va aumentando el ritmo de sus movimiento y encima de mí se ve aún más hermosa dándome placer, ahora agarro sus pechos con mis manos y me acerco a ella para besarla.  
 
Yolanda está sentada arriba de mí, mientras se mueve cada vez más en busca de pasión y yo la beso no existe nada más bonito en este universo que nosotros dos en este instante. 
 
Veo que grita fuerte al igual que yo, nos corrimos al mismo tiempo. 
 
- Creo que me estoy acostumbrando cada vez más a tu cuerpo.  
 
- Y yo me estoy volviendo más pervertida, no escuchaste mis gritos pero todo es tu culpa. 
 
- Sabes Yolanda no me gusta verte enojada con migo, siempre que eso pasa término siendo insultado o con un golpe tuyo. 
 
- Es tu culpa siempre que las cosas marchan bien, haces algo para dañarlo. 
 
Yolanda se levanta, recoge toda su ropa y entra al baño en cambio yo me visto quiero preparar algo de comer.  
 
Pongo a hervir el agua para cocinar el arroz mientras preparó la carne y Yolanda sale del baño toda arreglada. 
 
- Como me veo, Alberto. 
 
- Sabes que eres hermosa para que quieres escucharlo tantas veces.  
 
- Porque solo me interesa ser hermosa para un solo chico. 
 
- Pues cuando te pongas vieja iré por una más joven que tú.  
 
- Después de tomar mi juventud y entregarte mi tiempo me dejarás por una más joven solo porque me veré vieja, si haces eso te saco las tripas con un cuchillo.  
 
-Aunque estés bromeando te oyes aterradora, ven échame una mano y ayúdame a cocinar.  
 
-Déjame el pollo a mí y tu ve a echar el arroz ya el agua hirvió. 
 
Se abre la puerta en el siguiente instante y por la puerta entra mi hermana Evelyn.
 
  • AlbertoNeris-image AlbertoNeris - 13/06/2019

    Esto sé prendió por fin lo descubrió Evelyn acaba de empezar una guerra que pasará en el próximo capítulo hay que seguir.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo