Capítulo 82 : El último enemigo de piedra.

Black Ghost

visibility

59.0

favorite

0

mode_comment

1


 
Sale mi espada como de otra  dimensión desde el suelo y la tomo por la empuñadora de color dorado. 
 
Salgo corriendo no muy rápido para donde el ángel de roca y él con sus alas de rocas vuela muy bajo solo levantando un poco sus pies del suelo y se dirige hacia mí.  
 
Al llegar los dos al mismo tiempo al centro del lugar donde nos encontrábamos chocan nuestras dos espadas y se escucha un ruido fuerte por el impacto de las espadas pero yo me llevo la peor parte.
 
Su espada de cemento es muy resistente y no la rompo su roca con el metal de mi espada, ni siquiera se mueve el ángel de roca mientras yo salgo disparado hacia atrás por el impacto hasta chocar con la pared. 
 
Como si nada el ángel esta volando donde mi, intentando clavar su espada en mi estómago pero me desaparezco mágicamente y a la pared es donde va a parar su espada. 
 
Veo que está perdiendo mucho tiempo sacando su espada de la pared y aprovecho eso para realizar mi primera transformación puesto que con mi magia actual no le puedo hacer nada.  
 
Paso mi mano por la espada, ahora el metal de mi espada toma el color negro, genero sin perder tiempo casi de inmediato mis nueves clones. 
 
Al ángel de piedra sacar su espada va directo donde mi y al alejarse de la pared cincos de mis clones lo rodean para realizar mi círculo no pasa mucho tiempo y lo termino activándolo pero el ángel es muy pesado y no sale impulsado hacia arriba. 
 
Se opuso muy bien con sus alas de rocas y el gran peso que tiene por ser completamente de cemento sólido y por eso no pudieron con mi técnica mágica impulsarlo arriba mis clones. 
 
Ahora pasa a través de mis clones que lo están rodeando dejando sus reflejos mis clones cuando corren alrededor de un oponente haciendo el círculo y todo el que pasa debería ser cortado en mil pedazos por esos reflejos.  
 
Pero mis clones le conectan con sus espadas y no le hacen ni un rasguño a su cuerpo de cemento sólido es muy resistente tanto que es inmune al filo de mi espada. 
 
Veo que tampoco con mi primera transformación tengo oportunidad, me desaparezco mágicamente lo más lejos que puedo de ese ángel de concreto y mis clones hago que se conviertan todos en polvo negro. 
 
Al crear mi segunda transformación estoy consciente que mi mundo al revés no funcionará con ese ángel ya que no es un ser vivo pero quería intentarlo de todos modos a ver si ese ángel de piedra tenía algo de ser humano dentro de el por eso voy por mi tercera transformación.  
 
Ya tengo en mis manos mi espada completamente dorada, mi tercera transformación, la cual tiene la habilidad de absorber ataques mágicos pero este ángel de piedra no tiene ataques mágicos tanto así ni siquiera lo he visto desaparecer mágicamente a este ángel de cemento sólido.   
 
El ángel ya está arriba de mi con todas esas transformaciones que hice como lo fueron la transformación dos y tres, se movió muy rápido por eso no me quedo de otra que defenderme con mi espada dorada. 
 
Al chocar las dos espada una de concreto y otra de metal un gran sonido provocó pero esta vez no me impulso para atrás de golpe contra la pared porque con mi tercera transformación no solo mi velocidad aumenta sino mi fuerza también. 
 
Teníamos casi un minuto en la misma posición de tener nuestras espadas chocadas una con la otra haciendo fuerzas opuestas pero yo le hago una mayor empujándolo un poco hacia atrás para con mi híper velocidad que me proporciona esta espada me aparezco detrás del ángel de piedra pero su ala de cemento izquierda está rota.
 
Pierde el equilibrio en el aire y así mismo aún el ángel de concreto de espalda a mi agarro su otra ala que aún no he roto con la mano izquierda la tomo su ala de concreto y lo atraigo hacia mí para clavarle mi espada en la cabeza.  
 
Suelto su ala de cemento que sostenía con mi mano y lo dejo caer al ángel sin cabeza después de clavarle mi espada dorada y así derroto al último enemigo de este laberinto mágico, que por suerte llegue a la salida más rápido de lo que me esperaba.  
 
Al atravesar a esa gran puerta me tele transporto mágicamente fuera de la bola. 
 
Para mi sorpresa veo a Yolanda y Evelyn con dos de los estudiantes Platino sostenido de la mano de espalda mientras le doblaban los brazos. 
 
- Lo siento Alberto mientras te divertías en tu juego del laberinto mágico nosotros decidimos atrapar estos tramposos.  
 
- Aunque Evelyn no corrimos con mucha suerte el número uno del NIVEL 4 escapó, es mucho más rápido que estos dos y con la información descodificada de tu magia mientras estuviste en ese laberinto Alberto.  
 
- No importa no dejare aún así que me derrote cuando nos enfrentemos solo le daré su merecido.  
 
- Encárgate de llevar a Haru a su casa nosotros llevaremos a estos dos a las autoridades.  
 
- Te juro que nosotros no tenemos nada que ver con esto, él solo nos obligó.  
 
Pero mi hermana y Yolanda no los escucha y se desaparecen con ellos. 
 
Al percatarme de que Haru está un poco asustada aún así me acerco a ella y la abrazo.  
 
- Todo está bien Haru ya término, esos chicos no te hicieron nada grave que lamentar. 
 
- Lo que no entiendo porque eres el único que puedes tocarme y no me molesta o irrita mi piel. 
 
- Quien sabe tal vez en un futuro lo averiguare. 
 
- Siempre te causó problemas por ser tan débil, no soy como Evelyn o Yolanda. 
 
- Eso no tiene importancia, Haru te gustaría besar a un chico por primera vez. 
 
Se pone toda roja y cierra los ojos pero me dice sí, no con sus labios sino con el gesto de su cara en forma afirmativa la mueve su cabeza de arriba para abajo.  
 
Y me acerco a su boca hasta tocar sus labios fue un beso tan dulce como puede ser la inocente mirada de un niño, es la misma sensación como si besara a Yalet hasta el aroma de su piel es el mismo, pero la magia termino al separar nuestras bocas.  
 
- Haru te prometo que si de aquí a unos años no aparece otro chico que pueda tocarte yo me haré cargo de ti, solo te pido que tengas paciencia y no deje que esto te afecte dejando de ser la misma de siempre.  
 
Nos abrazamos nuevamente y nos quedamos parados así un largo tiempo.
 
  • AlbertoNeris-image AlbertoNeris - 15/06/2019

    Me da pena Haru no es tan hermosa cómo Yolanda ni tan provocativa cómo Evelyn pero es un personaje muy tierno.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo