Vivir o morir parte 4

Hermanos de un mismo cuerpo

visibility

60.0

favorite

0

mode_comment

0


El Aile Nocturne se abalanzo sobre mi, ignorando a todos a mi alrededor, Athos y Azazel intentaron golpearlo con sus espadas pero esta cosa parecía tener momentos de lucidez con sus reflejos y con sus uñas cubría estos ataques logrando que sus espadas cayeran. Azazel intento detenerlo dando un salto y acertando un golpe duro en el hombro de este monstruo. Esto ni siquiera lo movió y siguió hacia a mi.
 Yo rápidamente corrí hacia atrás hasta tomar una distancia relativamente segura
-¡POR QUE VIENE HACIA MI! -Grite mientras retrocedía esta vez con pasos hacia atrás, sin dejar de mirar hacia el frente  por el miedo que ocasionaba este coloso 
-Tal vez tu esencia le atrae mas que el resto -Dijo Khoul
-Cuidado Aramis -Dijo de manera tranquila Belcebú mientras mandaba casi a volar de un golpe a un Masker que corría hacia mi a unos metros de mi espalda
-No puedo creer que estos dos vayan a cumplir una profecía en la que salvan todo -Dijo Valmir mientras ponía su mano como si se tratara de una pistola apuntando un Plasmoide y de la punta de su dedo salieron dos proyectiles rojos, directos a donde estaría la batería, uno atrás del otro. El primero reboto como si se tratara de una pelota pero el segundo logro incrustarse la mitad del proyectil, que luego de unos segundos, volvió a su forma liquida
-Eso le hizo un daño superficial -Dijo Barn saltando de Aleksa justo arriba del Plasmoide y lograba asestarle una patada en la cabeza del robot y luego caer a la espalda de este; causando que el Plasmoide gire para atacarlo, pero con una velocidad logro traspasar el torso con su mano, usando como punto principal el hueco que había ocasionado los proyectiles de Valmir. 
El Plasmoide soltó un ruido como si se tratara de una radio sin señal y luego cayo el cuerpo apagado de este
-Chicos  ¿Alguien ayuda a mi padre y a Athos? -Pregunto Khoul mientras señalaba esa situación un poco incomoda de ellos dos golpeando al Aile Nocturne, mientras caminaba hacia mi con un paso lento, como si estos golpes no les causara nada
-Míralos, no quieren sacar su forma celestial -Reclamo Belcebú a estos dos
-No es necesario eso, no si ustedes nos ayudan, debemos pasar desapercibidos -Dijo Azazel
-¿Para que? -Pregunte 
-Su seguridad es primordial para vencer a Adver
-Si somo casi invisibles, ¿Como haremos que baje Adver? -Pregunto Khoul
-Deje de ser tan sobre protector -Dijo Armando
-Estamos grandes ya papá -Dijo Khoul mientras corría hacia la espalda del monstruo
-No necesito tu preocupación -Dije mientras sacaba mis alas y alcanzaba a Khoul para levantar y tirarlo desde arriba del Aile Nocturne 
-¡Ahora! -Exclamo Khoul, dándome la señal de soltarlo
Khoul cayo y en el aire hizo crecer sus uñas de la mano derecha. Como si fuera papel corto el núcleo, causando una pequeña explosión mandando un poco atrás a Khoul y liberando una descarga eléctrica que hizo gritar al Aile Nocturne
-Eso no lo mato -Dijo Valmir
-Normal, si se tomo mucha sangre -Dijo Armando
-Ahora que esta aturdido lo eliminemos -Dijo Azazel a Athos
Ambos levantaron sus espadas del suelo y empuñaron con fuerza estas, cuando tomaron impulso para correr, Belcebú los paro tocando sus hombros, estos se dieron la vuelta para verlo, Belcebú solo apunto al Aile Nocturne que estaba moviendo la cabeza de un lado a otro, como si el ginebra le empezara a hacer efecto en una fiesta a la tres de la mañana. Con su dedo movió de un lado a otro, que al parecer esto genero un grupo de moscas al lado del cuello del monstruo que pasaron con rapidez imitando el dedo de Belcebú, logrando cortar como si de una hacha se tratara, luego el único movimiento que hubo fue el de la cabeza del Aile Nocturne cayendo al suelo seguido de su cuerpo que disparaba un liquido verde luminoso de su cuello
-Si podías hacer eso, ¿Por que no lo hiciste desde un principio? -Pregunto Khoul
-Es que me gusta ver como se esfuerzan mis hermanitos -Contesto feliz Belcebú
-No puede forzarse demasiado, al parecer su dueño todavía no le soltó la correa -Dijo Athos
-Bueno eso también -Agrego belcebú
-Vamos a la torre Eiffel, bueno, a donde estaba la torre Eiffel -Dijo Azazel
-¿Vamos a buscar a Zacarias? -Pregunte
-A el y a su escuadrón
-No es necesario, ahí viene Zacarias -Dijo Armando señalando al ángel que corría en mitad de la calle hacia nosotros con un pie rengo y agarrándose una de sus alas, al parecer lastimada
-¿Que le sucedió? -Pregunto Belcebú 
Athos voló hacia el y lo trajo
-¿Que sucedió? -Pregunto Azazel
-¿Acaso no lo saben? -Pregunto Zacarias -. ¿No vino mi aprendiz? Mierda se perdió
Todos quedaron en silencio, Valmir intento moverse y tapar la visión de Zacarias para que no pueda ver las dos partes que hace unos minutos era el aprendiz de Zacarias
-El si vino -Dijo Athos
-¿Donde esta? -Pregunto Zacarias
Nadie se atrevió a responder, mi estomago parece haber estado en una montaña rusa, mi garganta en el lugar mas vació del mundo y mi rostro en el mismísimo infierno, pero como un prisionero no como un aprendiz
-¡Donde esta mierda! -Levanto la voz Zacarias mientras agarraba con fuerza a Athos
-Zacarias, en la guerra pueden haber perdidas que no te gustarían ve... -Dijo Azazel
-Ey, amigo mira, tal vez se perdió en el camino -Interrumpió Valmir moviéndose un poco hacia adelante para hablarle, pero esto causo que Zacarias pueda ver ese cuerpo dividido en dos atrás de Valmir
-Jo... Joseph -Fue el nombre que susurro Zacarias sacando todo el aire que le quedaban en sus pulmones
-Tienes que ser fuerte -Dijo Azazel
Zacarias se tiro al suelo, quedando arrodillado, se tapo su rostro con sus manos. Estas no lograban contener todas las lagrimas que caían de Zacarias y terminaban su destino en el suelo
-No debí mandarlo, no debí dejarlo, debí irme con el
-Hiciste lo que cualquiera haría, no fue tu culpa -Dijo Athos 
-Fue mi culpa, cuando lo vi a el, supe que teníamos que irnos, no pelear, todos murieron por mi culpa
-¿Quien? ¿A quien viste? -Pregunte
-Al Voide Alfa.
 

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo