La regla de oro

Muerde o Muere

visibility

343.0

favorite

18

mode_comment

0


Te voy a poner mi ejemplo. Yo estuve con pocas personas al principio de mi vida. Igual que tú, también pensaba que “voy a estar toda mi vida con mi primera novia” y nos decíamos payasadas del tipo “nunca te dejaré” y “voy a estar toda la vida contigo”, lo cual es una chorrada, pero casi todos lo hemos dicho en algún momento.
 
Salí con algunas chicas y las primeras eran muy victimistas y depresivas. Como me faltaba EXPERIENCIA (igual que a ti, probablemente), pensaba que ese era mi Donut. Eso era lo único que podía probar en esta vida. Y con ese Donut me quedaría para el resto de mi vida.
 
Sólo fue cuando las dejé, que pude experimentar a otro tipo de chicas, chicas deportivas, activas, con trabajo, con ambiciones y aficiones, algo totalmente diferente a lo que había estado experimentando hasta ahora, y me di cuenta de que ese era el tipo de persona que yo necesitaba. Y poco a poco, fui especificando cada vez más y más mi búsqueda de pareja.
 
Pues eso es exactamente lo que quiero que tú aprendas. No existe la relación perfecta. Ni la persona perfecta. Existen muchas personas con sus cosas buenas y malas, algunas con más malas que buenas, y algunas con más buenas que malas. Y nunca vas a saber diferenciarlas si no experimentas lo que es estar con diferentes personas a lo largo de tu vida.
 
Así que por favor, te cuento esto porque… antes de empezar a darte consejos sobre cómo poder ligar con el sexo opuesto, quiero que tengas muy presente en tu mente que la sociedad enseña cosas negativas y que chocan con tu “yo” biológico. No estás hecho ni instintiva ni biológicamente para estar con sólo una persona a lo largo de tu vida. Sal. Conoce. Experimenta. Disfruta… sin culpa.
 
Pero por favor, sólo ten una regla de oro: No mientas.
 
Nunca mientas a nadie, ni a tu pareja, ni a tus amantes, ni a nadie. Todo el mundo que te rodea debe saber de manera explícita tus intenciones. Si quieres dejar a tu pareja, déjala, pero no la engañes diciéndole que la quieres. Si sólo quieres experimentar con alguien, déjaselo claro, no le des ilusiones de cosas que nunca vas a cumplir. Y sé muy claro cuando lo digas. Es más importante ser sincero y hacer daño que callarte las cosas, que ponerte a ser “cuidadoso con tus palabras” para “no herir sus sentimientos” y que luego malinterprete lo que has dicho o se sienta engañado. Sé directo, sé sincero, no mientas, no maquilles.
 
Así que ahora que te he sido muy específico con respecto a que siempre debes ser sincero con respecto a las cosas que sientes y piensas, vamos allá.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo