Criticar lo que te pone

Muerde o Muere

visibility

829.0

favorite

18

mode_comment

0


Mucho ojo, no digo que todo lo que critiques te ponga. Sólo algunas cosas dentro del espectro razonable de cosas. Que critiques que alguien vaya a una reunión a coger SIDA, pues es normal, y no te tiene que poner. Hablo de las ocasiones en las que una persona simplemente está manteniendo relaciones sexuales con otras, sin enfermedades ni rollos extravagantes por en medio. A eso me refiero.
 
En lo más profundo de tu ser, eres igual. Tú también tienes impulsos sexuales irremediables que te gustaría verlos satisfechos. Pero claro, como tú eres tú, no le ves problema. Sin embargo, cuando ves a otra persona disfrutando al máximo de su sexualidad, sí le ves un grandísimo problema. Sobre todo cuando se trata del sexo opuesto, en muchas ocasiones.
 
De nuevo, te repito, ¿a ti, en qué te afecta? ¿Qué daño te hace esa persona si estuvo acosándose con muchas otras personas? Bien para ellos. ¿Por qué lo criticas?
 
Porque en el fondo, te pone.
 
No me hace falta aquí hablar de probabilidades. A menos que seas un rarísimo caso de asexualidad (lo cual es extremadamente improbable, ya que pocas personas hay asexuales), eres exactamente igual que somos todos. Porque adivina qué: No somos tan diferentes los unos de los otros, el problema es en qué punto de nuestra evolución psicológica nos encontramos.
 
El hecho de criticar lo que te gusta no es una forma de herir al otro, sino de herirte a ti mismo. Es un proceso psicológico bastante complejo. Seguramente cada vez que he dicho “lo criticas porque te pone”, tal vez hasta habrás puesto cara de asco. Pero va a pasar el tiempo, evolucionarás, y con el tiempo, te darás cuenta de que tenía razón, y me darás la razón, y le dirás a tus amigos, “¡Este libro acertó con todo!”, eso, si terminas evolucionando, por supuesto. O tal vez ya estás suficientemente evolucionado y lo que te estoy contando no tiene ninguna relevancia para ti porque tú mismo has sido capaz de verlo.
 
Pero asumamos que ahora mismo estás en un conflicto interno y que piensas que puedo tener razón con lo que estoy contándote. ¿Qué deberías hacer entonces?
 
Cada vez que lo criticas, estás hiriéndote a ti mismo. Estás autoflagelándote no porque lo que la otra persona haga te molesta de por sí, lo que realmente te molesta es que te das cuenta, de que eso es lo que realmente te gustaría poder hacer con tu vida hasta cierto punto, y como te sientes culpable, lo criticas.
 
Mi primer consejo es… deja de criticarlo.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo