No son diferentes a ti

Muerde o Muere

visibility

1.75K

favorite

24

mode_comment

0


¿Recuerdas todas esas veces que estuviste pensando en otras personas mientras tenías pareja? En mayor o menor medida. Adivina qué: Tu pareja también lo hizo. De hecho, si tienes pareja ahora mismo, probablemente lo está haciendo, exactamente igual que lo estás haciendo tú.
 
¿Deberías pensar que por ello tu pareja no te quiere? Bueno, no tiene por qué. Puede ser que si estás en un punto en el que piensas en otras personas más de lo que piensas en tu pareja, deberías dejarla, peeero, hay un punto humano, en el que todos nos fijamos en otras personas, por simplemente, puro instinto.
 
Y esto afecta por igual tanto a hombres como a mujeres, aunque estadísticamente ellas saben disimularlo mucho mejor que ellos.
 
Acéptalo: Nunca estarás con alguien virgen y puritano que nunca se fije o mire o incluso desee a otras personas. Como mucho, encontrarás a alguien que te mienta muy pero que muy bien como para que te lo creas. De hecho, es muy probable que tú hayas mentido, y más de una vez, cosas como “yo estoy ciego y sólo te veo a ti”, lo he escuchado casi a diario en parejas.
 
Pero, ¿sabes qué? Eso no es bonito. En realidad, es bastante tóxico.
¿Cómo puede ser que la persona en la que supuestamente más confías (tu pareja) debas ocultarle uno de los pensamientos más instintos y primarios de tu forma de ser?
De ahí nacen los celos, principalmente. Los celos injustificados suelen ser, nada más que una manera de la persona celosa de manifestar que ELLA es quien está pensando constantemente en cosas “sucias” e “impuras” para su mente.
 
Por ejemplo, en mi experiencia personal, tanto mía como de amigos míos, descubrí que las personas muy celosas son, al mismo tiempo, las primerísimas que tienden a poner los cuernos y ser infieles a sus parejas.
 
En mi caso personal, parejas con las que he estado que automáticamente, al mero instante de verme hablar con una amiga, se ponían hechas una furia y me liaban una bronca impresionante en casa después para intentar provocarme un trauma y que prefiriera no hablar con ninguna chica más con tal de no tener que volver a pasar por tremenda bronca, fueron, al mismo tiempo, las primerísimas que a escondidas estaban manteniendo conversaciones guarras con otras personas y posteriormente, poniéndome los cuernos, varias veces, en diversas ocasiones.
 
Así que hazme el favor: Huye de las personas celosas.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo