Vivir o morir parte 7

Hermanos de un mismo cuerpo

visibility

30.0

favorite

0

mode_comment

0


-¿En este escuadrón estaba Porthos? -Pregunto Barn
Un Sang Volantes Simbionte pareció poder esquivar a todos los ángeles e iba directamente a la espalda de Ouli
-¡Ouli! -Grito Barn estirando su brazo hacia el 
Ouli solo vio como su pareja abría los ojos con miedo 
-Si, soy de este escuadrón -Contesto Porthos a la espalda de Barn, mientras señalaba al Sang Volantes con su dedo indice, el cual soltaba un brillo morado. Una especie de pequeña pared violeta, un poco translucida con un pentagrama con letras muy peculiares, había logrado bloquear el destino del Sang, este ultimo estaba pegado por el impacto a la pared. Porthos cerro la mano y de los extremos de esta pequeña pared salieron otras caras mas, creando una caja encerrando al Sang. Entonces Porthos solo chasqueo los dedos de su mano desocupada y la caja comenzó a prenderse en llamas que al cabo de unos segundos solo quedaban cenizas
-Como les encantan a estos sujetos aparecer en el momento indicado para quedar como tipos geniales -Dijo Valmir antes de dar un salto hacia un Masker que venia corriendo a unos metros, este cayo al piso con Valmir encima de el y empezó a recibir golpes en la cara con fuerza, creando una abolladura en el suelo
-Lamentablemente Azazel, solo el escuadrón del sol sobrevivió, la luna... Ellos no duraron demasiado por tierra
-¿Como puede ser? Maldita sea, eran licantropos, vampiros, razas nuevas que no conocían los Voides, perfectos para darles sorpresas 
-Esos alíen blancos, hay demasiado de ellos aquí, ¿Por que? -Pregunto Zacarias
-Deberíamos dejar de hablar en mitad de esta pelea -Dije mientras veía como Khoul sacaba sus alas y comenzaba a volar mientras en el proceso pateaba las cabezas de diferentes Maskers, mientras esquivaba las lanzas de los Desmont 
-O yo soy muy bueno en esto o estas criaturas están oxidadas. Parecen no haber practicado en esa dimensión -Exclamo con entusiasmo Khoul 
-Ellos no saben que estuvieron atrapados, simplemente piensan que los teletransportamos lejos de este sistema solar -Dijo Belcebú
Un Plasmoide desde la punta de una casa lejos de nosotros, dio un salto largo y cuando venia cayendo cambio a modo Magnetic lográndose pegar a un poste de luz que casi tira. Con su brazo comenzó a recargar energía apuntando directamente hacia mi
-No te salvare esta vez, haz algo y termina con ese terminator -Grito Valmir mientras seguía golpeando al Masker, el cual ya estaba demasiado hundido en el suelo
logre esquivar con dificultad el rayo. Tuve que transformarme y sacar mis alas para alcanzar al Plasmoide
-No vas a usar todo tu porcentaje estúpido -Dijo la voz que me estaba molestando desde que comenzó todo esto -.No vas a poder ganar esto sin mi
Mientras volaba hacia el Plasmoide, este tiro nuevamente un rayo que esquive con mas facilidad. Me dispuse a formar un puño que comenzaba a bañarse de lava, era un truco que me había enseñado mi padr... Lucifer para ganar ventaja en las peleas cuerpo a cuerpo. Esta voz no dejo de resonar en mi cabeza, sumado al dolor que me causaba aun leve y de manera muy molesta el usar mis alas, me hizo explotar en ira
-¡NO ME MOLESTES! -Grite con odio hacia el Plasmoide logrando mover con fuerza la cabeza que flotaba. Esta retrocedió y luego con fuerza se tiro hacia adelante de manera forzada. Abrí mi mano y apreté con fuerza ese diamante que cumplía la función de ser su cráneo y mi mano empezó a despedir mas lava hasta que lo único que quedaba en ese poste de luz era el cuerpo colgado del Plasmoide adherido por los imanes de sus extremidades
-Eso fue... -Dijo Valmir
-¿Caluroso? ¿Fogoso? -Completo la frase Armando quien acababa de cortar en dos a un Desmont
-Iba a decir Intenso, pero fogoso le queda -Respondió Valmir
-Ademas de que suena a algo sexual y es gracioso que Aramis este implicado en eso -Acoto Khoul 
-¡CÁLLENSE! -Grite con una voz aparte de la mía, que lograba hacerme sonar amenazador. Causando sorpresa en los demás
Solo di un salto hacia arriba y comencé a pegar golpes a los Sang y algunos Plasmoides que estaban dando saltos hacia los ángeles. Estos miraban atónitos como, seguramente una "monstruosidad de la naturaleza" o al menos así logre oír como me llamaban algunos, les estaba dando una gran ayuda. Entre todo esto un Sang volante Simbionte intento pegarse a mi mano 
-¡INSIGNIFICANTE! -Grite agarrándolo de sus alas e hice fuerza para despegarlas de esa masa viscosa. Una vez logre arrancar sus alas, con fuerza la tire hacia el suelo, fue un acto estupido, no logre ver que hacia donde estaba tirando era justo y seguramente por el maldito azar, donde estaba Barn peleando contra un Danag -. ¡BARN! 
Mi grito llego a los oídos de Barn, pero no antes que el Sang, el cual se pego en su brazo. En un acto desesperado, Barn, comenzó a sacudir su mano con fuerza, ignorando al Danag que estaba con una daga hecha de su propia sangre. Comencé a volar con todas mis fuerzas hacia ellos, entonces el Danag aprovecho el momento, clavando la daga en su costilla y con un movimiento brusco la corrió hasta el centro de su abdomen
Ouli cuando vio todo esto, solo respiro fuerte, haciendo que sus fosas nasales se abran, solo miro este momento y corrió hacia Barn; convirtiéndose con rapidez. De un gran mordisco le arranco un brazo al Danag, el cual con su daga se hizo un gran corte en el pecho, seguramente para explotar; Ouli solo dio otro mordisco, arrancando todo el hombro derecho y de una embestida lo empujo con fuerza para atrás, no tocó ni siquiera el suelo antes de explotar
-Barn, querido, estarás bien -Dijo Ouli mientras volvía a su forma normal, agarrando a su amado, quien estaba ya en el suelo y acomodaba la cabeza de Barn en su abdomen
-Ya lo estoy, ¿acaso no ves? Ya estoy en tus brazos -Dijo con una mirada sin vida y una sonrisa dulce
-Si lo estas, no te preocupes -Consolaba entre pequeñas lagrimas, mientras acariciaba el rostro de Barn, -. Todo esta bien
Todos solo miraban con una expresión de angustia, pánico e ira la situación
-¿Tu estas bien? -Pregunto Barn
Ouli tiro un pequeño llanto 
-Si lo estoy
-Entonces, yo también lo estoy -Dijo Barn, antes de cerrar sus ojos y desvanecerse. Tal vez en el olvido de la vida.
 

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo