Vivir o morir parte 10

Hermanos de un mismo cuerpo

visibility

102.0

favorite

0

mode_comment

0


Dos luces blancas, potentes que iluminaban todo el lugar y con un punto rojo en el medio de ellos. Así lucían los ojos de Belcebú, la sonrisa de oreja a oreja era mas evidente en el. Sus alas hechas de solo moscas salieron a relucir, estas mas grande de lo habitual; solo observo al cielo y comenzó a gritar mientras ambas alas comenzaban a quemarse desde las puntas y mientras estas tomaban mas territorio, dejaban atrás unas impecables alas tan blancas , y llenas de pureza que no parecían pertenecer a Belcebú.
Los Maskers vieron esto como una oportunidad que no querían desaprovechar, tal vez siete de ellos, no lo se, no tuve tiempo de contarlos esta vez, pero muchos de ellos se le tiraron encima a Belcebú, el cual todavía seguía gritando y sus alas continuaban en llamas, las cuales estaban mas cerca de la base de su espalda. Se colgaron atrás de el, adelante, de sus brazos, pero de nada servia, sus golpes y empujones ni si quiera lo hacían flaquear. Ambushers intentaban socorrer a los Maskers y mordían los brazos de Belcebú pero cuando lograban penetrar su piel, sus rostros comenzaban a combustionar, siendo tapados por llamas azules, que dejaban cuerpos con un rostro de solo carne quemada. 
Todos al ver que no lo podían derribar, retrocedían de manera veloz. Entonces las llamas amarillentas dejaron de invadir las alas de Belcebú y sus ojos dejaron de brillar, dejando unos ojos con un iris celeste como el cielo de un día soleado, pero con una pupila completamente roja, estiro un poco mas sus alas y mientras se miraba el traje que estaba lleno de agujeros y rasgado por culpa de los Ambushers y Maskers. 
Belcebú miro alrededor el como estaban atónitos, tanto, aliados como enemigos y de un chasquido, su ropa comenzó a prenderse fuego, las llamas azules eran rápidas. Una vez el fuego se apaciguo, Valmir quiso soltar una risa que tapo con su mano. 
-Esto ya es raro, ¿Por que esta desnudo? -Pregunte en voz baja
-Le gusta lucirse -Contesto Azazel, casi murmurando 
Moscas comenzaron a salir de la boca de Belcebú, de a montones y estas rápidamente se pegaban a su cuerpo, eran tantas que en un momento todo su cuerpo comenzó a verse negro., el ruido incesante  y de un momento a otro cobro la apariencia del mismo traje que tenia hace unos segundos, con la diferencia de que este, estaba completamente sano 
-¿Puedo lucirme ahora? -Pregunto Belcebú 
Un Voide apareció detrás de los Maskers y se hizo camino empujando estos a los costados. Este grandulon se puso tan solo a unos centímetros de Belcebú, soltó una sonrisa y lo levanto agarrándolo del cuello de su camisa
-No, la camisa no -Quejo Belcebú 
Y mientras todos veíamos la gran espalda del Voide, solo escuchamos un golpe leve, como si  se tratara de una bofetada, seguido de esto vimos como soltó a Belcebú, este ultimo hizo unos paso para atrás y por ultimo se escucho un golpe como si dos rocas chocaran, seguido de huesos quebrándose. El gran Voide cayo para atrás, quedando boca arriba, dejando ver como el pecho de este se encontraba, completamente hundido como si un yunque le hubiera caído encima
-Auch -Dijo Belcebú agarrándose su mano y sacudiéndola -. Me pase con esto
Las palabras y actos de este señor de las moscas causo inquietud entre los Voides y miedo entre las demás especies, las cuales actuaron de manera agresiva.
La batalla en tierra se reanudo, mientras que en aire al parecer nunca se pauso. Khoul rápidamente se subió a la espalda de un Voide y comenzó a pegarle codazos en la coronilla de este mientras que su enemigo trataba de sacárselo de encima. Yo intentaba luchar contra dos Plasmoides, aun no entendía el por que era un blanco para estos metálicos amigos. 
Ambos en modo Climber, intentaban lastimarme con las garras de sus patas, las cuales eran detenidas por mis manos, mientras estoy en la forma de un Deimos, me resulta mucho mas fácil esquivar sus ataques, pero la voz en mi cabeza era cada vez mas fuerte, me lograba sacar de quicio y esto hacia que pelee cada vez mas agresivo. Intentaban rajar mi cuello, girando y tirando patadas muy al estilo de la pirueta camel que hacen en el patinaje sobre hielo, una y otra vez, lograban hacerme retroceder, de pronto dos mosqueros empujaron con fuerza a los Plasmoides contra una pared, estas continuaron molestándolos
-Aramis, encárgate rápido de esas hojalatas -Dijo Belcebú quien luchaba contra dos Voides sin problemas
Tome vuelo rápidamente hacia los Plasmoides, pero desde arriba cayeron Athos y Azazel con sus espadas llameantes, prendiendo fuego todo el interior de estos
-Ve con Khoul -Dijo Azazel mientras retiraba su espada del robot 
Volaba hacia Khoul con rapidez, el cual ahora se encontraba peleando contra un Danag cuerpo a cuerpo. Khoul tiraba estocadas, haciendo que el Danag se ponga defensivo, pero de nada sirvió, ya que en un movimiento demasiado rápido, logro romper su casco. El Danag al perder el casco se tiro al suelo tapando sus ojos
-¿Eso es todo? -Pregunto Khoul mientras se acercaba inocentemente a hacia su enemigo 
Pero Khoul no logro percatarse que el Danag llevo su pequeña daga directo a su pecho. entonces tome mas velocidad. pasando al lado de Enid quien estaba sentada viendo como sus demonios la defendían, también de Armando el cual peleaba junto a Valmir contra unos Ambushers. Estando tan cerca de Khoul, este alcanzo a ver lo que el Danag estaba haciendo y abrió sus ojos con asombro, el Danag solo tiro una pequeña risa y cuando logre agarrar a Khoul de sus manos para elevarlo y evitar que se dañe por la explosión; un mosquero tapo completamente al suicida albino, evitando que la explosión salga de esa pequeña esfera de moscas
-"Gracias Belcebú por salvarnos de nuevo" -Dijo Belcebú, indicando que teníamos que decirle, mientras que al mismo tiempo lograba parar con su mano derecha el ataque de un una lanza de un Desmont, manejada por un Voide
Un rayo rosa cayo del cielo  en medio de todos los Voides, estos se dieron la vuelta e inmediatamente se inclinaron, dejando ver como Adver miraba fijamente y con una sonrisa juguetona. Belcebú miraba inexpresivo al Voide alfa y con el mínimo esfuerzo tiro al lago al Voide que se encontraba adelante de el y estaba peleando momentos antes
-¿Acaso ustedes no tenían que encargarse de el? -Pregunto Valmir refiriéndose a Khoul y a mi
-Cambio de planes -Respondió Belcebú mientras se sonaba los dedos
Automáticamente ambos corrieron hacia el otro y comenzaron a hacer fuerza con sus manos, de manera parecida, cuando se enfrento a Azazel en el cielo. Entonces Belcebú hizo fuerza para moverlo hacia el costado derecho, lo cual logro pero, con rapidez, Adver puso su pierna derecha firme y se logro mantener en equilibrio 
-Espero que estos treinta segundos valgan la pena -Dijo con lujuria Adver a unos centímetros del rostro de Belcebú
Todos dejaron de pelear, era inútil, los Maskers, Plasmoides, Sangs Volantes estáticos en el aire, hasta los Voides estaban inclinados ante Adver mientras observaban la pelea. Rápidamente Adver levanto a Belcebú gracias a su altura, lo cual este ultimo en el aire con ambos pies logro patear el pecho de Adver y haciendo impulso para atrás, para así poder librarse, sin embargo este se negaba a soltarlo, de pronto Belcebú saco sus alas y comenzó a aletear logrando levantar a Adver 
-Veinte segundos -Fue lo único que Adver dijo en respuesta a esto 
Belcebú siguió elevándose, hasta que a tan solo unos dos metros seguramente, Adver soltó sus manos y cayo al suelo. El señor de las moscas aprovecho esto, volando con fuerza hacia Adver y logrando impactar un codazo justo en el trapecio izquierdo 
-Quince segundos -Acoto Belcebú 
Adver agarro el brazo derecho de Belcebú con el cual había sido golpeado y con mucha fuerza lo golpeo fuertemente contra el suelo, dejando un agujero, repitiendo esto una y otra vez
-Diez segundos -Dijo Adver mientras golpeaba a Belcebú 
Con mucha agilidad, Belcebú embistió a Adver, levantando y llevándolo al cielo, donde allí se podía ver como lograban tirarse golpes, algunos eran esquivados otros eran acertados, de ambas partes
-Cinco -Dijo Athos 
Luego pudo verse como ambos lograron darse un golpe en el rostro, pero Belcebú tenia su mano llenas de moscas, imitando casi un guante un poco mas grande que su mano. Adver fue tirado hacia atrás e iba en descenso, se dio la vuelta y mientras caía, el nos miraba con la misma sonrisa del principio, a nada de caer encima de nosotros
-Cero segundos -Dijo Adver y un rayo rosa lo impacto desvaneciéndose de la escena.
 

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo