El fin parte 2

Hermanos de un mismo cuerpo

visibility

15.0

favorite

0

mode_comment

0


El cuello hizo el sonido de un árbol quebrándose de manera abrupta, "Crack". El cuerpo de Valmir comenzó a caer tieso, directo sobre el suelo, pero mis uñas atravesaron su pecho y fue directo al hombro de Adver, quien se encontraba adelante de Valmir. Con su mano izquierda, freno mi ataque agarrando las uñas como si de unas ramas se tratara.
-¿Atravesar a tu compañero solo para poder lograr un ataque el cual no es letal? El olor a desesperación apesta hasta aquí -Indico Adver mientras me mantenía en el aire junto a Valmir 
Entonces mire a mi hermano. Aramis seguía arrodillado en el suelo, agarrándose la cabeza con ambas manos, mirando el suelo, estando completamente quieto y sin responder a ningún llamado. Esta así desde que dio un pequeño grito hace al menos unos diez minutos, el suficiente tiempo como para matar a Valmir unas veinte veces. Mato al rey de los vampiros dos veces por minuto, si no fuera por que Mig... Si no fuera por mi forma completa de un Nephilim no habría sobrevivido. De alguna manera me auto engaño pensando que yo soy el que acaba de estirar su... MI otra mano e hizo crecer las uñas de esta, no sabia que era posible, de igual manera intente atacar, esta vez si estaba seguro que era yo quien tiraba las estocadas al rostro de Adver, esto causa que el me suelte y retroceda. Esta vez involuntariamente miro a donde esta Aramis, por que acaba de soltar un pequeño grito, suelta pequeños gritos cada cierto tiempo, pero no sigue un patron. Un sentimiento de impotencia me invade y veo como ambas uñas son atrapada por llamas que se generaron desde la propia nada, mi vista comienza a dificultarse. Colores como el amarillo, rojo y naranja de manera translucida toman lugar en mi vista
-¿Que ocurre? -Hago mi pregunta desesperado 
-Tus ojos, están en llamas al parecer -Explico Adver mientras me observaba con intriga -. Si no fueras una especie de híbrido con esta raza inferior de pájaros, yo mismo te hubiera pedido ser parte de mis tropas
Ignore lo que dijo después de esas palabras, solo ataque con una mezcla de locura y desesperación, al menos creía que el que atacaba era yo
-¡AHORA ATACA! -Grito Valmir quien apareció por la espalda de Adver
-¡¿Cuantas vidas tiene esta escoria?! -Pregunto asombrado y con molestia el Voide que era sujetado con fuerza, imposibilitado para usar el Executant en su espalda
-Ipsidius fere -Fue lo que grito Adver
Con ambas uñas me lance directo al corazón de Adver, todo paso rápido, pero cada vez que me acercaba mas al pecho de Adver, me invadía un alivio gigantesco, pero unos Executant y lanzas de Desmont fueron directamente lanzadas por Voides y Desmont a mis uñas causando que mi ataque se desvié y logre pasar entre la costilla y su brazo
-Esta vez estuvimos... -Dijo Valmir para ser interrumpido por la sangre que comenzó a escupir -. Demasiado cerca
Valmir cayo al suelo al costado de Adver, donde se lograba ver como este estaba plagado de lanzas y Executant en su espalda
-¿Ya no tienes mas trucos pájaro desplumado? -Pregunto Adver mientras me observaba desde tan cerca
-Aleksa -Fue lo único que dije
-¿Alek que? -Pregunto Adver
-Aleksa, asi se llama mi truco -Conteste mientras veía como Aleksa embestía e intentaba morder a mi enemigo
-¿Tu mascota peluda? -Pregunto mientras forcejeaba con ella
-Correcto -Conteste mientras volaba hacia Aleksa y Adver 
Adver sujetaba fuertemente el hocico de Aleksa para no poder ser mordido por ella, pero mi purgadora comenzó a golpearlo contra los edificios y mientras mas era embestido mas se iba elevando Aleksa, en un intento por poder morder a Adver, Aleksa tiro para arriba al Voide y abrió la boca esperando que caiga este para ser mordido. Aun así Adver logro agarrar los dientes de Aleksa, parando la mordedura que era fatal; esta vez Aleksa, al parecer mas irritada volvió a hacer lo mismo pero con mas fuerza y lo lanzo hacia arriba. Adver esta vez cuando llego a la altura máxima que iba alcanzar para comenzar a descender, agarro el Executant que tenia en su espalda y apunto hacia Aleksa mientras caía.
Aleksa pareció no dar macha atrás, comenzando a volar hacia Adver, entonces cuando estaban a punto de chocar, acometí contra el Voide para evitar el daño que iba a causar a mi querida Aleksa, llevándolo lejos de ella. Pero Adver me dio un golpe en la cara, logrando despistarme por un instante, el suficiente como para lanzar el Executant que tenia en su mano, directamente a una de las alas de Aleksa, logrando atravesarle y clavando la base de la otra ala, dejando un hueco en la primera, dificultando que las pueda mover. Esto hizo que Aleksa comience a caer rápidamente. 
-¡ALEKSA! -Grite intentando ir hacia ella
-Ella no te incumbe -Interrumpió Adver mientras me agarraba y no dejaba volar hacia ella 
Valmir fue directamente volando hacia Aleksa, agarrándola pero por el peso de ella, y la fuerza de caída le era difícil frenar el impacto. Ouli se transformo y salto a un edificio, logrando impulsarse para embestir a Aleksa, así intentando frenar un poco la velocidad de esta. Pero no bastaba. 
Enid saco demasiados demonios de su anillo, estos se pusieron unos encimas de otros, justo debajo de Aleksa, Valmir y Ouli. Esto funciono como un colchón que amortiguo la caída
-¿Estas bien pequeña? -Pregunto Ouli mientras la miraba sobre todos los cuerpos, algunos destrozados y otros meramente lastimados de demonios
Aleksa dio un pequeño aullido de dolor y acerco su hocico a Ouli para que este lo acaricie
-Eso creo que es un "Claro que no, me clavaron una espada extraterrestre en mis alas, estúpido" -Opino Valmir
Mientras todo esto pasaba, yo era golpeado por Adver, al cual de alguna manera si bien me dolían sus golpes no les prestaba atención por el simple hecho de querer ver que Aleksa este bien
-Ya esta bien, ya puedes pelear -Dijo Agobiado Adver mientras me agarraba con fuerza el cuello 
-¡Suéltame! -Exclame mientras lograba darle un golpe en el rostro para su sorpresa y con un golpe con ambas manos, golpeé su cabeza lanzando al maldito a tierra 
Adver estaba cayendo pero en media bajada consiguió estabilizarse gracias a sus botas, a lo que yo quise aprovechar y volar contra el. Adver fue rápido, logro esquivarme y darme una patada en la cabeza, haciendo que pierda la conciencia momentáneamente hasta impactar en el suelo
-En mi planeta tenemos un dicho, "Si cae una vez, va a volver a caer" -Dijo Adver que estaba adelante de mi, mientras yo lograba componerme y abría los ojos con dificultad
Entonces algo gris fue volando y llevo a Adver con fuerza hacia atrás. Enid transformada en demonio lo sujetaba con fuerza
-¿Que tienen con agarrar por sorpresa? -Pregunto enojado Adver
-No vas a lastimar a nadie mas -Anuncio Enid con ferocidad
Adver simplemente golpeo el rostro de Enid haciendo que lo suelte y este intento golpearla nuevamente; pero mientras Enid se agarraba su cara retrocedió volando y mientras se componía estiro sus alas demoníacas
-Y para asegurarme de eso, usare mi ultima estrategia -Dijo Enid mientras su anillo comenzaba a absorber a los demonios que momentos atrás habían funcionado como amortiguador. El anillo paso a ponerse rojo, un rojo metal como si este estuviera a altas temperaturas. Enid soltó un leve grito de queja y el anillo expulso un humo denso a su lado, este comenzó a tomar una forma humanoide y a cambiar a colores grises en algunas partes.
-Haagenti -Añadió Enid -. Tanto tiempo sin verte
-¡HAAAAAA! -Soltó como si recien se despertara el humo con una forma semi-humanoide que todavía no terminaba de formarse, estando en una posición fetal y con una voz sobrenatural -. Enid, tu me invocas
-Tiempos desesperados requieren medidas desesperadas -Expuso Enid
-No nos vemos desde que me sello en el anillo tu padre-Contesto 
La figura humana comenzó a finalizarse dejando ver un cuerpo humano gris, demasiado tonificado, con solo un taparrabo que tapaba sus zonas intimas y su rostro era tapado o tal vez su rostro era ese cráneo sin carne ni piel perteneciente a una vaca, con unas cuencas negras que solo tragaban la luz que entraban y unos cuernos dorados rodeado de su cabellera larga y oscura
-Tu eres la poseedora del anillo ¿Acaso lo robaste? -Pregunto este ser, sin dejarla responder -. Seguramente si
-Te invoque para un tema importante no para ser mi conciencia -Indico Enid 
-¿A quien debo matar? -Pregunto mientras se paraba 
-Debemos matar -Corrigió Enid
-¿Es un tipo difícil? -Pregunto Haagenti 
-Demasiado difícil, si no, no estarías aquí
-Convirtamos su sangre en vino -Fue lo único que dijo Haagenti mientras estiraba, dejando ver unas alas grandes con plumas marrones y demasiado gruesas.
                                                                                             . . .
Gritos invadían la habitación, luego el silencio tomo el protagonismo, interrumpido por el sonido de gotas impactando el suelo. Dejando ver al final a un muy lastimado Aramis, el cual había sufrido la amputación de su mano derecha y de algunos dedos de ambos pies. Con sangre cayendo desde su cabeza hasta pasar por su rostro y terminando en el cuerpo de este
-Solo tienes que hacerlo -Susurraba Simara en el oído de Aramis -. Hazlo
-Esta... bien... tu -Dijo Aramis con dificultad mientras temblaba del dolor y hacia un esfuerzo sobrehumano por no perder la conciencia
-No, no, no -Corregía enojado Simara
-Tu... tienes el control.
 

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo