El fin parte 3

Hermanos de un mismo cuerpo

visibility

28.0

favorite

0

mode_comment

0


Ambos demonios cargaron contra Adver, solo con sus afiladas garras como armas. 
-¡Wipans! -Grito Adver a los demás Voides quienes en respuesta a estos le lanzaron dos Executant, las cuales agarro sin problemas en el aire y se preparo para el ataque 
Adver solo se defendía de los ataques que ambos tiraban de manera sincronizada
-Uno, uno, dos, dos -Dijo Adver mientras se defendía de los intentos de tantearlo de parte de sus dos enemigos alados -. ¿Ya les dijeron que sus patrones de ataque son fáciles de ver?
Haagenti intento usar sus cuernos para poder lastimar su brazo, cosa que casi logro por la rapidez de Adver, permitiendo que este solo roce su brazo. En ese momento el cráneo de Haagenti paso hacia el costado de su brazo  dejando que Adver le de un fuerte codazo en la coronilla, tirándolo con fuerza al suelo. Enid logro hundir sus garras en su otro brazo sujetándolo con fuerza, mientras que con su otra mano lo agarraba del cuello, evitando que este gire y pueda dar un golpe critico a su compañero. Haagenti se levanto dando una voltereta hacia adelante y mientras estaba en el aire hizo un gran impulso con su pierna derecha para poder dar una patada potente con su pierna izquierda, justo en la nuca de Adver.
El Voide Alfa haciendo un gran esfuerzo y llevándose consigo a Enid, dio la vuelta y poniendo su única mano como escudo para no ser dañado de gravedad por el golpe, logro cubrir el ataque empujándolo con mucha fuerza, causando que Enid salga empujada consecuentemente hacia un lado. La cual pudo levantarse después de dar unas vueltas en el suelo y ser frenada por un pilar de lo que antes parecía ser un edificio. Haagenti fue veloz y agarro fuertemente del cuello a Adver
-Parece que termino ¿Que hacemos con el? -Pregunto Haagenti
-¡No, no lo agarres! -Exclamó Enid 
Haagenti miro a Enid, seguido a eso movió su cabeza demostrando que estaba confundido. Adver a todo esto agarro de manera decidida con ambas manos el brazo que lo sujetaba y tomando impulso, le planto una patada tan fuerte que hizo que este lo suelte y se agarrara la mandíbula, del dolor ocasionado
-Ahora estamos a mano -Indico Adver mientras se agarraba la mano con la cual había recibido el golpe de Haagenti 
El Voide, al parecer enojado con este, el cual estaba arrodillado, no tuvo problemas en darle nuevamente otra patada con la cual lo tiro al suelo completamente y mientras agarraba un Executant del suelo se acercaba cada vez mas al demonio
-En mi planeta, en nuestra cultura, teníamos una tradición, consistía en que cuando un Voide era vencido por otro en un duelo por el honor. El ganador debía castrar al perdedor frente a todos los que habían presenciado el combate -Dijo Adver mientras se acuclillaba cerca del taparrabo de Haagenti -. Cortar su linaje era el deshonor mas grande que podía alguien sufrir, era considerado peor que la muerte
Haagenti permaneció en el suelo sin decir nada y el no poder ver sus ojos creaba la incógnita de si este estaba consciente o no
-Pero bueno, lamentablemente tu no eres un Voide y este no es un duelo ¿Cierto? -Prosiguió hablando Adver -. Pero, también esas tradiciones se dejaron de usar y tomar en serio en mi planeta hace cientos de años 
Adver agarro el taparrabo de Haagenti y lo levanto. Una risa provino de Enid, el cual provoco un descontento mayor de parte de Adver al ver como Haagenti parecía ya estar castrado. Rápidamente el demonio se levanto, agarrando del cuello al Voide y este lo levanto, dejando sus pies alejados por unos centímetros del suelo
-En mi mundo, ser castrado no es el peor castigo, de hecho la castración es un proceso que te lleva al peor castigo del mundo. Cuando eres sentenciado a ser sellado en un anillo, una de las primeras cosas que te tienen que hacer es castrarte luego de mirar como exterminan a tu gente. No puedes morir, no puedes escapar, no la tenemos tan fácil como ustedes que se escapan de tal deshonra solo con quitarse la vida -Explico con furia Haagenti mientras de sus orificios nasales expulsaba vapor 
-Tu no... -Contesto con dificultad Adver
-¿Yo no que? -Pregunto Haagenti con repulsión
-Tu no aprendes -Respondió mientras lograba clavar en el pecho de Haagenti el Executant que nunca soltó
El demonio soltó a Adver para poder quitarse la espada. Comenzó a alejarse de Adver y se iba en dirección de Enid. Dejando una gran cantidad de liquido negro en el camino 
-Te dijeron que no me agarres y aun así lo hiciste... ¡DOS VECES! -Exclamo Adver -. Por cierto buena observación
-¿Por que corres? No puedes morir -Pregunto Enid afirmada en el pilar, observando como se le acercaba el demonio con dificultad
-De igual manera, el dolor se siente, no soy como esos peones que invocas y que simplemente son zombies que siguen tus ordenes. Soy como tu querido Duque vapula
-Cierto -Respondió adolorida Enid 
-Se siente ¿Verdad? -Pregunto Haagenti mientras observaba como Adver se les acercaba, como si la muerte fuera inevitable 
-¿Que cosa?
-El poco poder y resistencia que tenemos a comparación de estas cosas
-Quien nos mando a involucrarnos con extraterrestres y ángeles
Adver se acercaba de manera apacigua, pero fue interrumpido por Valmir quien intentaba apuñalar por la espalda con una gran lanza roja. Antes de ser asesinado nuevamente, entré en acción empujándolo lejos con una patada en la espalda. 
-Khoul descansa, tu pierna esta lastimada -Pidió Valmir mientras volteaba a verme por como cojeaba un poco al caminar 
-No puedo dejar que ustedes hagan todo -Respondí mientras la impotencia invadía mi cuerpo 
-Una verdadera alma de guerrero -Acoto Adver mientras atravesaba el pecho de Valmir con su arma
Valmir fue levantado y tirado lejos del lugar
-Eso lo mantendrá fuera de esto por un tiempo -Agrego mientras se me acercaba 
Un grito fuerte, lo mas parecido a un grito de guerra se escuchaba a la lejanía y que iba aumentando. Azazel apareció con imponencia y comenzó a atacarlo
-¡NO-TE-ACERQUES-A-MI HIJO! -Gritaba papá, que por cada palabra que decía era un ataque que hacia retroceder a Adver
Entonces ambos comenzaron nuevamente a golpear sus espadas hasta que en un fuerte choque hizo que suelten sus armas. Sin perder tiempo comenzaron a pelear cuerpo a cuerpo, hasta que al fin mi padre  logro darle justo en la cara
-¡No permitiré que por caprichos! -Exclamaba mi padre mientras daba puñetazos en el rostro a Adver -. ¡Ustedes conquisten mi hogar!
Entonces Adver al escuchar eso y solo quedarse quieto tras recibir el ultimo puñetazo en la mejilla
-¿Piensas que esta conquista es solo un capricho? -Pregunto Adver mientras giraba su rostro para mirarle a los ojos, con el puño aun pegado en su mejilla -. Esto mas que una conquista es una venganza y una necesidad
Esto hizo que los ojos de papá se llenen de sorpresa, dejando que Adver comience a golpearlo
-¿Creías que eran los únicos que tu "padre" había creado? -Pregunto mientras golpeaba a Azazel -. ¿Que tanto piensas que conoces a ese creador? ¿Ustedes son la razón de esto acaso? ¿De nuestra venganza?
Mi padre se intentaba cubrir pero al parecer Adver por alguna razón, esta vez era mas rápido y mas fuerte, hasta que de tantos golpes comenzó a sacarle sangre de la nariz y lastimar su rostro. Adver lucia enfadado, demasiado enfadado
-¡ESCUCHEN TODOS! -Grito Adver refiriéndose a todos nosotros, mientras golpeaba fuertemente a mi padre
Papá pareció perder la conciencia por unos instantes, esto hizo que se desplome, pero Adver no dejo que caiga y lo agarro del cuello
-Hace trillones de Drag fuimos creados, pero nuestro creador estaba en búsqueda de una creación en particular, nosotros no eramos eso que buscaba, nos abandono como si fuéramos basura, en un planeta, EN NUESTRO PLANETA, lleno de otras especies que parecen sacada de pesadillas, que por cierto eran parte de su creación. Nos dejo abandonados, encerrados con esas cosas. Nuestro planeta había sido solo su laboratorio personal, pero nosotros eramos superiores, somos superiores, inteligentes y capaces de todo lo que nos propondríamos, aun asi la herida estaba hecha, ¿Saben lo que se siente saber que tu padre te abandono? No fuimos mas que experimentos fallidos, La venganza paso por generaciones, nunca se disminuyo. Nuestra tecnología avanzaba sin limites. Todo esto hacíamos con un objetivo: La venganza. Domamos las especies que el mismo había dejado en nuestro planeta, la mutamos, la mejoramos. Empezamos a enviar satélites en todas las direcciones del espacio en búsqueda de nuestro creador, entonces ahí, al parecer de milagro uno de nuestro satélite pudo captar la guerra que ustedes estaban teniendo y vimos como el aura de ustedes estaba infestada de la misma que poseía nuestro creador. Entonces apareció el catapultador de todo, gracias a nuestra tecnología, logramos descubrir que nuestro planeta iba a ser destruido por su propio núcleo, en ese tiempo nos quedaban tan solo un drag, lo que para ustedes es un año. Supimos que era una señal, que mejor venganza que la de no solo eliminar las creaciones de nuestro propio creador e incluso a el también, si no que ademas quedarnos con su hogar. Ahora mismo nos deben quedar la mitad de uno. El suficiente para conquistar esto y traer a nuestra gente a vivir, esta vez en paz.
-Hay un fallo en tu plan -Dijo casi moribundo Azazel
-¿De que hablas? -Pregunto Adver intrigado
-La invasión que ustedes hicieron paso hace miles de años, su planeta ya ni siquiera debe existir -Respondió Azazel -. ¿Por que piensas que ahora hay estructuras, ciudades y civilizaciones en este lugar, donde antes solo había montañas, arboles y mares?
-¡MIENTES, ES IMPOSIBLE! -Grito con locura Adver
-Para nosotros si, pero para nuestro padre no. Los mantuvo en una dimensión, dormidos durante miles de años. El no los teletransporto lejos de nosotros, los encerró 
-No puedo creer... nuestra gente estuvo esperando nuestro regreso... esperando su propia muerte -Dijo con una voz quebradiza Adver
Adver se arrodillo en el suelo y grito de rabia mientras golpeaba el concreto, se podían visualizar como lagrimas de un color celeste caían de sus ojos, hasta que paró de manera abrupta
-Esta ya no es una misión de conquista -Dijo Adver mientras agarraba el Executant y se levantaba mirando a Azazel que estaba sentado en el suelo, justo en frente de el
-¿Se están rindiendo? -Pregunto mientras tocia sangre Azazel 
-Esta es una derrota, mas no una rendición -Contesto Adver -. Si bien esta ya no es una misión de conquista, sigue siendo una misión de venganza y lo que se pone mejor aun es que, ahora es una misión suicida
Adver comenzó a reírse de manera frenética, dejando ver como su cordura se había roto
-Ahora si tengo la excusa de poder disfrutar esto como si fuera la ultima vez... ¡ES QUE ESTA VEZ SI LO ES! -Exclamo con una tétrica sonrisa mientras apretaba con fuerza el Executant
 
 

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo