El Sueño

Géneros: Espiritual, Suspense, Terror

Es mi historia a conocer durante toda mi travesía en busca de una respuesta a mi parálisis del sueño y todo ente paranormal involucrado en él. Ya me he cansado de tener mis sueños atormentados, por lo tanto buscaré respuesta, desde el ámbito psicológico, religioso y racional. Trataré de unir ideas y encontrar la salida con el aspecto que sea. Hago esto en forma de una ayuda para los que padecen lo mismo que yo y para mantener mi huella siempre. Si ocurre algo, estará mi historia acá plasmada.

Capítulo I - EL sueño

El Sueño

visibility

403.0

favorite

2

mode_comment

1


Hoy sexto día, del mes de julio del año dos mil diecinueve. Hoy a las catorce y veintiséis horas, me dedicaré a encontrar que fue lo que vi, lo que soñé, quién me tomó esa noche y me paralizó.
Para entrar en contexto, les contaré lo que me pasó la madrugada del cuatro de julio del mismo año antes dicho. No sé la hora exactamente, pero estoy seguro que ya era de madrugada. Lo que pasó fue:
Soñé que estaba en parálisis del sueño. Tengamos en cuenta que justo en ese momento yo creí que era la realidad. Sobre mi había una sombra, era delgada y pequeña, la cual me agarraba los brazos y estaba acostado sobre mi pecho, no parecía tener cabello. Desde que tengo catorce años he padecido de tener constantemente la parálisis del sueño, por lo tanto, ya no me da miedo y sé que debo hacer para no seguir paralizado. Comienzo hacer ligeros movimientos con mis dedos para no seguir paralizado, justo cuando ya sentía que podía moverme hago movimientos bruscos y en ese momento hay ruido invadiendo mis oídos, no logro entender que es lo que dice, cada vez se hace más y más fuerte; trato de conservar las calma, y vuelvo a tratar de dejar de estar paralizado. Cuando ya estaba a punto de poder moverme, la sombra postrada en mi pecho se mueve y se vuelve a sostener de mí, pero esta vez más fuerte. Repito y repito hasta que logró obtener el movimiento total de mi cuerpo. Luego de eso me levanto confundido, no podía ver mucho, todo estaba oscuro. Yo duermo en un mueble en la sala, fui al interruptor más cercano, ósea el de la cocina, encendí para tener algo de claridad, pero no sirvió de nada, ya que la obscuridad seguía allí. Subí al cuarto de mi padre, era extraño porque escuchaba que ellos estaban viendo una película y Víctor (mi hermano pequeño) entra al cuarto y le dice a mi papá "veo oscuro" y yo le digo lo mismo, me pareció anormal que a mi hermanito le pasara lo mismo. Le conté a mi padre, pero claramente estaba con mi madrastra, ella muy calmada me dice ese fue “…”. Yo aún más confundido le digo que me repita el nombre, me vuelve a decir quién era y me desperté.
Me dijo el nombre y ya no lo recuerdo, lo poco que recuerdo es que su nombre empezaba por “D”, era un nombre sencillo, quizás esté equivocado al decir esa letra, pero es lo único que recuerdo según su nombre. Desperté en la misma posición en la que estaba cuando creí que estaba paralizado en la realidad de la madrugada, estaba muy confundido, repetía su nombre para no olvidarlo, dije que lo anotaría cuando despertara y sea de mañana. Efectivamente desperté, pero no recuerdo nada de su nombre, solo su primera letra que no estoy del todo seguro si es esa.
  • Tomás Lobato Brotons-image Tomás Lobato Brotons - 07/07/2019

    Falta repasar algunas tildes, por el resto me gusta cómo te expresar y la historia es muy interesante

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo