Una semana en la casa de mis pesadillas

Géneros: Acción, Aventura, Ciencia ficción

Dicen que hay que creer para ver, ¿y tú, crees? Esta novela fue de lo primero que escribí, así que soy consciente de que está llena de clichés y una historia regulera jajaja Pero igualmente espero que os guste :)

Introducción

Una semana en la casa de mis pesadillas

visibility

145.0

favorite

3

mode_comment

0


Ya lo digo en la descripción, pero repito que esta novela fue de lo primero que escribí hace mucho y la historia está llena de clichés y una historia más bien regulera jaja
Pero igualmente espero que os guste :)
A ver si consigue llegar a primera página, la anterior se quedó a un solo puesto, para mí eso es una VICTORY ROYAL - chistes del fortnite ahora no pls :v
En fín, espero que disfrutéis esta nueva aventura :D
_____________
Siempre lo miraba todo como si fuese la última vez que fuera a verlo, pero lo veía día tras día, o a cada ciertos días. Observaba cada mínimo detalle de todo aunque no le quedaba nada más que observar, como si fuese la primera vez, o… esperaba algo nuevo en su vida que no fuera lo de siempre para poder sacarle detalles hasta agotarlo.
Lo más extraño es que yo era como él, pero él tenía algo que yo no tenía, una casa a las afueras de la ciudad, aquella utópica y maldita casa alejada de la ciudad y lejos de cotillas o ladrones y asesinos. Era preciosa: pintada de color rojo en mis recuerdos… por todas partes… por todas las esquinas… por todas las paredes… por todos los rincones… por todas las almas…
Nuestro pasado de más pequeños… el suyo, siempre me decía que fue muy tranquilo, que siempre tuvo una vida tranquila y sin incidentes, pero el mío… era algo más distinto, perturbador por un capítulo de mi vida que me marcó para siempre, por ese motivo me dediqué durante años a estudiar más casos similares al mío... aunque volvió para atormentarme de nuevo… Bueno… Eso ya lo contaré más tarde.
Yo era un chico alto, calladito y alegre, como él, me pareció increíble que fuéramos exactamente iguales en todo. Aunque siempre quedaban las diferencias, pero al lado de todas las similitudes, las diferencias me parecía mínimas. Yo tenía el pelo corto y negro.
Antes de todo el incidente, nuestra vida era tranquila, rutinaria y perfecta tal y como estaba. Ambos nos conocíamos desde pequeños, habíamos compartido junto a nuestros amigos muchos momentos en común, pero nunca habríamos imaginado la masacre, el martirio, el rostro de la muerte que se nos iba a presentar en cuerpo presente...
Bueno, yo soy Max, y voy a describir qué ocurrió hace 50 años, cuando todo ocurrió teníamos… ehm… a sí, 16 años. Ya no recuerdo en qué lugar fue, ni quiero recordarlo, solo recuerdo… todos los detalles de aquél lugar y sobre todo aquél momento. Fue en verano, mis padres querían una segunda luna de miel, mis padres eran muy buenos conmigo y con Tom también. Mi vida con ellos fue maravillosa, con sus confrontaciones, naturalmente, pero no podía ser mejor. Como yo era hijo único, me dejaron quedarme en casa de Tom para toda una semana, nos pareció estupendo, también a sus padres, los cuales también eran estupendos al igual que sus abuelos, que todos juntos hacían una familia de ensueño.
Llegué por la tarde, su hermana pequeña, Marta, la cual era muy simpática, estaba reposando en cama desde la mañana de ese día al parecer, según me dijeron cuando me llamaron antes de que yo fuera, por una fuerte fiebre que la había invadido desde inicios del día anterior, pero por el momento no parecía mejorar, pero hacían todo lo posible para cuidarla y proporcionarle todos los medios necesarios y posibles para que volviera a tener una salud envidiable, digna de una niña de su edad de nuevo lo antes posible.
Aquella familia siempre había sido muy atenta con las dolencias de sus familiares, era muy cariñosos entre ellos y con sus amigos también, al igual que conmigo.
Y aquella misma tarde… fue el comienzo de mi primer día allí.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo