Yumi: Sueños de Victoria

Géneros: Acción, Humor

"Nadie nace siendo un campeón, puede que nazcas con talento, pero si no lo cultivas, todo ese talento y todo ese potencial se perderá. En cambio, si decides cultivarlo a pesar de las dificultades y los obstáculos, eso es lo que te volverá una campeona" Yumi Takahashi es una chica de Japón que vive en Okutama en la región de Kanto que decide seguir su sueño de iniciar una carrera de boxeo como su padre. Para esto necesita viajar hasta la capital del país donde su padre tiene un conocido que le puede ofrecer esta oportunidad pero para lograr su primera meta de ser la campeona regional necesita abrirse paso a través de distintos encuentros, para finalmente lograr alcanzar el titulo de "Campeona de Japón".

Capítulo 1 - Despertando del Sueño

Yumi: Sueños de Victoria

visibility

107.0

favorite

0

mode_comment

0


 
- Yumi despierta en su cama, mira la hora y se da cuenta que es tarde -
(YUMI) ¡Papá! - ¡Por qué no me despertaste, teníamos que salir antes!
- Padre tomando café tranquilo en la mesa mientras lee el periódico -
(PADRE) – Ríe – Tú eres la que quería salir temprano, no crees que tú debiste ser la primera levantada para salir hacia Tokio. – bebe un poco de café –
- Yumi buscando ropa y hace puchero mientras escucha a su padre –
(YUMI) ¡Lo sé! ¿¡Pero no pensaste cuanto íbamos a tardar en viajar desde aquí hasta Tokio!?
- Padre sigue tomando café tranquilo –
(PADRE) Creo que tú debías pensar muy bien en cómo íbamos a hacer eso, yo solo te mencione que tenía un viejo conocido en Tokio al que podíamos ir a ver. Tú dijiste que querías ir justo hoy…  y aquí estoy esperándote. – ríe –
(YUMI) ¡Papá! (Grito desde el cuarto)
(PADRE) Ah… y recuerda…el auto se averió, así que tendremos que irnos a pie.
(YUMI) ¿¡QUE!? (Yumi baja desarreglada)
(PADRE) – Ríe – Es broma, el auto se encuentra bien.
(YUMI) - Frunce el ceño - Eso no es gracioso - regresa a la planta alta a terminar de arreglarse y a empacar-
(PADRE) Pero no tiene combustible…
(YUMI) ¡PAPÁ!
(PADRE) – Ríe - Ok ok, ya me detengo.
-enfoque a la casa desde fuera haciendo un paneo al cielo mientras se vuelve más claro-
(Minutos después)
- Yumi se pone su mochila y se queda mirando al espejo y sonríe –
(PADRE) ¿Ya estas lista?
(YUMI) (Se sorprende y grita) ¡Si! ¡Ya voy!
(PADRE) ¿Lista para conocer Tokio?
(YUMI) – termina de bajar la escalera – ¡Claro!
-Yumi sale de casa con su padre y se dirigen al auto, ambos entran y comienzan su viaje desde Okutama hasta Tokio-
- Llegando a Tokio pasan por la ciudad hasta llegar a una calle donde se encuentra un edificio de dos pisos cuyo letreo dice “FURUKAWA TAE-BOXING GYM”-
(YUMI) (Baja del auto y se queda viendo el edificio) – Este lugar es –
(PADRE) Vamos ¿Vas a entrar?
- Yumi lo sigue, ambos entran al local y los que se encuentran dentro comienzan a hacer escándalo por la entrada, todos se sorprenden  -
Chico: ¿Oye ese es?...
Chico 2: ¡Si él es!
Resto de Chicos: ¡Ohhh! ¡Si! ¡Hey!
- El entrenador escucha el escándalo y sale de su habitación a ver qué está pasando –
(SR. FURUKAWA) ¡Qué sucede aquí! ¿Qué es este escándalo? ¿Por qué no entrenan? - Se escabulle entre los peleadores y ve a Yumi y a su padre - Ahh eres tú - Ríe - ¿Qué te trae aquí vejestorio, ya te quedaste sin aceite o qué?
(PADRE) – Ríe - ¿Quién habla de vejestorios? – Le da un manotazo en la espalda-
(SR. FURUKAWA) - Grita – ¡Qué diablos haces! – se enoja –
(PADRE) – Ríe – Te traigo un prospecto a campeón boxeo – apunta a Yumi extendiendo un brazo -
(SR. FURUKAWA) – enojado observa en dirección a Yumi y se inclina pensando que está detrás de ella al igual que un par de peleadores que están detrás de él-
– Yumi no comprende y se da la vuelta para ver si hay alguien detrás. El padre suspira y la toma con una mano de la cabeza y la gira –
- Sr. Furukawa se sorprende –
(SR. FURUKAWA) ¿Ella?
(PADRE) Si, según me acuerdo hace tiempo se volvieron un gimnasio mixto de manera oficial.
(SR. FURUKAWA) – Pensando – Cierto, no me acordaba, porque como puedes ver ha pasado tiempo y ninguna chica se ha unido al área de boxeo.
(PADRE) Así veo…
(SR. FURUKAWA) Bueno, acompáñame para hablar los detalles. – El Sr. Furukawa y el padre entran a la sala de él y los peleadores que encontraban cerca se regresaron a entrenar y otros comenzaron a irse-
Chico 1: ¡Guau, no puedo creer que lo haya vuelto a ver!
Chico 2: Si, es increíble ver a un antiguo campeón, ¿seguirá siendo igual de fuerte?
- Yumi escucha sentada en una silla cerca de la puerta de la habitación del entrenador esperando a que su padre salga –
(SR. FURUKAWA)… Entonces, ¿quién es la chica Kaito?
(KAITO PADRE)… (Suspira) Es mi hija.
(SR. FURUKAWA) ¿Ella es Yumi? ¿Tanto ha crecido?
(KAITO)… Si, ya no es una niña – mira al suelo un poco triste –
(SR. FURUKAWA) Creí que habías dicho que no ibas a dejar que ella entrar al mundo de las peleas, mantenerla alejada de todo esto.
(KAITO)... Si, pero ella desde pequeña siempre le intereso lo que yo hacía, encontraba de alguna forma interesante el mundo de las peleas y del boxeo.
(SR. FURUKAWA) ¿Enserio? No parece.
(KAITO) – Ríe – Creo que ese gusto lo heredo de su madre…
(SR. FURUKAWA) – Ríe – Pienso igual, aunque su personalidad se parece a la tuya… aún recuerdo cuando te uniste al gimnasio, joven, callado, un poco torpe y amable… acababas de cumplir la mayoría de edad.
(KAITO) – Sonríe nostálgicamente – Si.
(SR. FURUKAWA) Pero aún estoy en duda, ¿porque aceptaste que ella quiera volverse boxeadora?
(KAITO) – Ya es mayor y ya puede decidir cosas por su cuenta. Además de que se lo prometí que cuando fuera mayor la dejaría probar un poco en cómo son las peleas… y creo que es… porque se lo debo a Yukiko… (Suspira)… Ella, cuando nos casamos; me dijo que deseaba que nuestro hijo o hija fuera libre de escoger lo que quisiera ser porque para ella fue difícil lograr lo que ella quería. Me dijo: “Si nuestra hija tiene la facilidad de ser lo que ella quiere ser, apóyala siempre”. (Ríe) Es testaruda igual que su madre…
(SR. FURUKAWA) – Sonríe – Creo que eso lo saco de ambos.
- Mientras Kaito y el Entrenador hablaban en su habitación Yumi se pone a mirar todo el gimnasio desde su silla –
- Yumi se levanta y se pone a observar los diferentes objetos del gimnasio, observa los sacos de boxeo y la lona, observa las bancas y los casilleros, las pesas y los demás objetos del lugar. A lo largo logra observar unos guantes que están en una banca- Se acerca a ellos y los toma entre sus manos, los palpa y se los coloca en ambas manos. Se acerca a uno de los sacos de boxeo –
(YUMI)… Son tan diferentes a los que papá tiene en casa, o a como los recuerdo antes de que los escondiera (hace un pequeño puchero)… pero ahora podré usarlos sin problema.
- Mueve un poco la cintura y comienza a mover las piernas un poco de forma de trote, de forma instintiva mide la distancia del guante hasta el saco de boxeo, respira y cierra los ojos hasta estar lista para soltar un golpe.-
- En ese momento entra un chico con su mochila de entrenamiento al local vacío, se seca su sudor un poco con su toalla que tiene en la mano. Gira la cabeza y observa a Yumi frente a un saco de boxeo, gira la cabeza y nota que sus guantes no están. El chico la observa desde la entrada dejando sus cosas en la banca mientras observa a Yumi.
(CHICO) ¿Será que quiere inscribirse en el gimnasio? ¿Si es así porque no está hablando con el viejo? ¿Estará solo observando?… (Se queda pensando mientras observa que Yumi comienza a prepararse para golpear)
-Yumi hace un swing y golpea el saco de boxeo haciendo que se mueva un poco. Yumi respira y se alegra mientras detiene el trote, queda observando los guantes y piensa que su golpe no fue muy fuerte.-
-El chico se acerca desde atrás analizando el golpe de Yumi-
(CHICO) Fue un buen golpe, aunque te falta pulir algunos detalles – se acerca hasta llegar a su lado mientras Yumi lo observa con curiosidad - ¿Quieres hacer un golpe directo no?
- Yumi asiente con la cabeza mientras escucha –
(CHICO) Procura ponerte en esta posición, pon tu pie de apoyo al lado opuesto con el que vas a lanzar el golpe, así es como darás un golpe colocando todo tu peso y distribuyéndolo en todo el cuerpo, no solo en la mitad, así. – Muestra la postura –
(YUMI) (Cierto así se pone papá a veces cuando se pone a entrenar en las mañanas) – se coloca en posición –
(CHICO) Ahora, el siguiente paso es lanzar el golpe y procurar que regrese a la posición inicial – hace el movimiento – lanzar y retraer. Umm creo que me estoy adelantando. Siguiendo con el directo, cuando estés por lanzar el golpe gira las caderas lanzando tu hombro desde atrás y cerrando el puño.
-  El chico se va al saco de boxeo que se encuentra al lado y se pone en posición, él se pone a explicar cada uno de los pasos mientras Yumi lo ve y al momento de soltar el directo este hace que el saco de boxeo se mueva hasta atrás. Después del golpe abre y cierra la mano muchas veces por el rose del saco –
(CHICO) Se me olvido que no traigo guantes… Bueno, ahora inténtalo tú. (observa curioso)
(YUMI) (Muy bien… me pongo en posición… guardia arriba… pie de apoyo… respira… ¡giro caderas, hombro atrás y suelto el golpe!
- Yumi hace un directo lanzando hasta atrás al saco de boxeo pegando con la pared. Ella logra sentir la fuerza que ejerció y se emociona y sonríe viendo al Chico –
(CHICO) Muy bien, oye ¡cuidado!
- Sin darse cuenta que el saco de boxeo regresa y la golpea haciendo que caiga al suelo.-
- El chico ríe un poco y se acerca a ella y le extiende la mano – Vamos te ayudo.
- Yumi se queja un poco y acepta la ayuda del Chico –
(YUMI) Gracias… Au…
(CHICO) Eso también es importante a la hora de dar un golpe, no cerrar los ojos cuando sueltas el golpe y siempre mantener la vista en tu oponente.
(YUMI) – Hace un puchero –
(CHICO) Vamos intenta de nuevo.
- Yumi hace el mismo proceso esta vez sin cerrar los ojos. Justo en ese momento su padre y el entrenador salen de la habitación. Ambos lograron ver como Yumi acertaba un directo. Ella termina el golpe y detiene el saco antes de que regrese a ella y sonríe.-
(YUMI) ¡Funcionó! – Voltea a ver al chico y se da cuenta que están el entrenador y su padre viéndola.
(CHICO) - Voltea de reojo y observa al Sr. Furukawa que los está viendo.- Oh, viejo ya saliste de… (Observa a Kaito)… Gira el cuerpo y observa a Kaito.
(SR. FURUKAWA) – Sonríe – Creo que ella seguirá tu legado Kaito.
(KAITO) (Suspira) Así parece… -voltea a ver al Chico-… ¿Y el chico quién es?
(CHICO) (Se acerca a una distancia respetable) Sr. Takahashi, es un honor estar frente al antiguo campeón de boxeo – se inclina- Mi nombre es Makoto Toru, un placer.
(SR. FURUKAWA)  Es mi prospecto a campeón de peso medio (sonríe) Tu categoría Kaito, ahh y veo que ya se ha puesto a entrenar a tu hija.
(TORU) ¿¿H-Hija?? – Voltea a ver a Yumi lentamente y ella solo saluda con la mano -
(SR. FURUKAWA) Ya que comenzaron tan bien he decidido que será Makoto quien la entrene.
(TORU Y KAITO al unísono) ¿¿QUE?? – Se sorprenden y se hacen para atrás –
(KAITO) ¡Ese no era el trato! Se supone que tú la ibas a entrenar.
(SR. FURUKAWA) Vamos, tranquilo está en buenas manos, Yo entrene a Makoto personalmente como lo hice contigo y míralo, esta por disputar el cinturón de campeón. Creo que sería un gran entrenamiento para ambos. ¿No lo crees?
(KAITO) - Se relaja – Creo que en eso tienes razón aunque no estoy seguro. ¿Por qué no la entrenas tú?
(SR. FURUKWA) Ella necesita una perspectiva más fresca ¿no crees? Además yo estaré al pendiente de cómo entrenen, es solo que ya no estoy en condiciones de entrenar al nivel que lo hace Makoto.
(KAITO) Está bien… confío en ti viejo.
(SR. FURUKAWA) - Ríe – Claro.
- Kaito se acerca a su hija y la toma de los hombros –
(KAITO) Hija, ¿estas segura…?
(YUMI) – Mira a su padre y sonríe – No te preocupes padre, estoy segura de que quiero hacer esto, ya estoy comenzando a aprender – sonríe – además, soy tu hija, lo tengo en la sangre – levanta en brazo en forma de upercut –
(KAITO) – Suspira y sonríe hacia su hija – Esta bien. – Le acaricia la cabeza – confío en ti, y confío en que el viejo te cuidará y te enseñara lo que necesites sobre el ring.
(YUMI) – Asiente con la cabeza –
(KAITO) – Llega a la puerta de salida y sale a su auto –
(TORU) –Camina un poco preocupado por el cargo que le toca y va hacia su casillero a guardar las cosas de la mochila –
(SR. FURUKAWA) – Se acerca a Yumi – Bueno hija, me comento tu padre que querías aprender boxeo ¿no es así?
(YUMI) ¡Si!
(SR. FURUKAWA) – Voltea a ver a Toru – Y ya conociste a tu nuevo entrenador.
(YUMI) ¿E-Enserio? (confundida) pensé que era broma lo de que él me iba a entrenar.
(SR. FURUKAWA)  No te preocupes, es el mejor de su categoría (Sonríe)
(TORU) – Se acerca – A mí tampoco me agrada la idea de entrenar a la hija del campeón del gimnasio (Un poco preocupado)… pero trataré de hacer mi mejor intento.
(SR. FURUKAWA) – Le da un golpe en la cabeza - ¡Cómo que trataré! ¿Qué te he enseñado? Nada de trataré, es lo hare o no lo hare.
(YUMI) – Los mira desde atrás y sonríe –
- Sr. Furukawa y Toru comienzan a discutir y a pelear mientras se desenfoca afuera del gimnasio mientras la cámara mira al cielo –
 

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo