Se acabó la destrucción - CAPÍTULO FINAL

Viva el bosque (Cuento infantil)

visibility

254.0

favorite

1

mode_comment

0


Espero que hayáis disfrutado de esta historia
Ya está en PRIMERA PÁGINA <3 mil gracias, ha cumplido el objetivo :D
Mañana apartado especial, entonces continuaré con otra novela :)
F por la historia que termina jeje
_____________
Todos los allí presentes pudieron ver a aquella forma humana hecha por las hojas que se le habían caído al árbol, el cual volvió a su sitio y se convirtió de nuevo en un árbol normal.
–Es el gran espíritu de este bosque, discúlpese con él por querer intentar destrozarlo todo.
Edgar se giró hacia él, se acercó lentamente y bajó la cabeza con sincero arrepentimiento.
–Lo siento, sólo seguía órdenes, no volveré a invadir zona natural, de hecho, mandaré a que declaren zona protegida este bosque, ¿le parece bien señor espíritu? –dijo algo asustado.
–Con lo primero ya me valía, pero si insistes –se rio.
Todos sintieron una gran alegría por escuchar eso, la batalla había terminado y los obreros se dispusieron a retirar su material. Edgar empezó a llamar a sus jefes para cumplir con su promesa lo antes posible.
Alicia se acercó al espíritu para despedirse de él.
–Gracias Alicia por salvar el bosque, por fín puedo sentirme tranquilo –dijo el espíritu de forma alegre.
–De nada y hasta siempre –dijo ella.
–No Alicia, yo siempre estaré protegiendo el bosque, gracias a ti –dijo el espíritu–. Espero que el resto de espíritus del mundo hagan lo mismo. Muchísimas gracias elegida.
Hizo una reverencia y las hojas que formaban el espíritu se disolvieron lentamente hasta desaparecer por completo.
–Alicia –dijo su madre mientras la abrazaba.
–Sentimos haber dudado de ti –dijo su padre.
–¡Lo sentimos! –dijeron sus padres a la vez.
–Yo no dudé ni un momento, ¿eh? –dijo Dani.
Todos se rieron y ella se puso muy contenta.
Aparecieron Víctor y Ana y los tres se dieron un gran y largo abrazo.
–Hay que repetir esto más veces –dijo Ana bromista.
–Has sido muy valiente Alicia –dijo Víctor.
–Oye, ¿tú has hecho lo del árbol? –preguntó Dani con curiosidad.
–La verdad es que sí –dijo ella guiñando un ojo y en voz baja para que Edgar no se enterase.
–¡Qué pasada! –dijo Dani con emoción.
Alicia estaba cada vez más feliz, todo había salido bien. Todos habían confiado en ella y eso fue lo que le dio fuerzas para llegar hasta el final.
–Gracias a vosotros por vuestro apoyo, os quiero a todos.
Entonces apareció el pájaro de nuevo con su tamaño normal, parecía mucho más contento.
–Gracias –le dijo Alicia.
El pájaro pió feliz y se fue volando.
Había salvado el bosque, pero no lo había hecho sola, sino con sus amigos y junto a su familia y eso la hacía muy feliz. Gracias a ello podrían seguir visitando el bosque sin problemas.
Aquel día, todos aprendieron el valor que tenía la naturaleza, aprendieron también a valorar la tierra y cuidarla. Y el bosque, siguió otorgando felicidad a todos sus visitantes por innumerables años.
 

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo