Camsbadon

Géneros: Aventura, Ciencia ficción, Fantasía

Dafne esta en proceso de perder a su mejor amigo, mas, un ángel aparece ante ella y le ofrece una "solución". Dafne aprenderá que NADA SALE GRATIS.

Me haré notar.

Camsbadon

visibility

160.0

favorite

0

mode_comment

0


-Ahí está, Carlotta, hablando con Nicolás, mi amigo de la infancia.
Me acercaría, pero siempre que está con ella pasa de mi, como si yo no existiera. ¿Sabes que?, me voy a acercar, el café de Carlotta se vería perfecto sobre su hermosa camisa blanca.
-Ups, lo siento, no te había visto- Digo con una sonrisa cínica en el rostro
-Claro, seguro que fue sólo un accidente ¿¡No!?- Dice Talía, la estúpida amiga de Carlotta. Yo he venido para estar con Nicolás no para aguantar a estas niñitas. Me dirijo hacia Nicolás.
-Nicolás, hacia mucho que no te veía.
-Que suerte que tiene.- Murmura Talía a mis espaldas, Nicolás parece no haberla oído
-Cierto, antes quedabamos todo los días.
Ya bueno me cansé de que me dijeras que no podías ya que habías quedado con Carlotta.
-Te gustaría ir ma...- Me interrumpe Talía.
-Em... No se si te has dado cuenta querida, pero, has interrumpido una conversación ajena.
-¿¡Me quieres dejar en paz!?
Me desquicia esta niña.
-Sería mejor que te vayas- Me suelta apenado Nicolás.- Ya hablaremos luego ¿si?
-Vale.
Ambos sabemos que no habrá un luego. Vuelvo sola a casa, para variar. El camino de vuelta no es largo pero esta lleno de recuerdos de antes que llegará Carlotta. Recuerdos en los que Nicolás y yo podíamos estar juntos, me gustaría volver a esa época -suspiro- los recuerdos hacen que mi retorno a casa sea eterno. Al llegar miro mi móvil, un mensaje ¿será de Nicolás? Lo habro nerviosa.... es de mi madre.
" Cariño, al final haré horas extras, se que te prometí que está vez cenaria contigo, pero se complicó en la oficina."
Bueno, ya me lo esperaba, hace un mes que sólo la veo en el desayuno. Pero gracias a eso nos mantenemos igual económicamente a antes de que se fuera mi padre. Por qué espanto a todos los hombres de mi vida.
-Extraño a Nicolás, ojalá hubiera una forma de hacer que él me prestaste atención, así como lo hace con Carlotta.
De repente se va la luz, y al volver, ante mi se aparece una hermosa dama de enormes alas blancas y brillantes ojos color ámbar. Me quedo paralizada.
-¿Así que quieres que se te devuelva lo que crees que es tuyo?, ¿la atención de ese muchacho?
-Yo sólo quiero que todo sea como antes entre nosotros.
La mujer alada me contempla por unos segundos y luego dice de repente.
-Ella es especial.
-¿La conoces? ¿a Carlotta?
-No-me-interumpas -Dice con un tono firme, casi aterrador.- Como decia, ella es especial, por eso Nicolás le presta atención, ella posee algo que pocos tienen.
-¿El qué?
-Magia- Responde ella al fin.
Suelto una risita
-La magia no existe.
-¿Enserio? Te recuerdo que se lo estas diciendo a una mujer con alas que ha aparecido en un abrir y cerrar de ojos en tu comedor.
-Ahí tienes razón, pero ¿como puede ella tener magia?
-Eso no importa,  lo importante es que puedo hacerte igual o incluso más poderosa que Ella.- Me dice con una gran sonrisa en su rostro.
-Yo no quiero magia.
Pero no te das cuenta, la magia es la razón  por la que  Nicolás se interesa por Carlotta.
-No lo sé, no creo que necesite magia, debe haber alguna otra forma de conseguir la atención de Nicolás.
-Bueno haya tu, si quieres seguir a la sombra de Carlotta.... Cuando podrías ser mejor que Ella.
-Esto no va de Carlotta, sino de recuperar a mi amigo.
-¿Y quién te lo arrebató?
Agachó la cabeza, se a que se refiere. Ella al ver mi gesto sonríe.
-Lo mires por donde lo mires ella es el problema.
Es cierto que es ella la que no quiere que me junte con él,  noto su mirada, me desprecia. Se que Ella está interesada en Nicolás. Me debe ver como una amenaza. Pero yo no lo soy, sólo quiero recuperar a mi amigo.
-Y-Yo. No ¿por qué  deberia fiarme de ti?
-Y ¿por qué no?
-No te conozco, nisiquiera se tu nombre.
-Ameline, mucho gusto. Ya sabes mi nombre. Además te voy a dar lo que quieres, que importa lo demás. Sin mi no conseguirlas tu proposito- se acerca a mi- y Nicolás te seguirá ignorando hasta que ya no recuerde ni tu nombre- susurra en mi oído.
Al oír esto una lágrima cae por mi mejilla, y si es verdad, en menos de un mes hemos pasado de ser inseparables a no hablarnos, todo por Carlotta. Sé, que es ella la que le dice que no debe verme y el entre ambas la prefirió a ella. Rompo a llorar.
-Yo sólo quiero recuperar a mi amigo.- consigo decir entre sollozos.
-Y yo te puedo ayudar en eso, ella al tener magia se ha convertido en la novedad, lo llamativo. Pero, tu, también puedes serlo y recuperar a Nicolás.
Me limpió las lágrimas
-Y ¿qué tengo que hacer?
Una sonrisa que deslumbra a la vista aparece en el rostro del ángel.
-Es muy sencillo sólo tienes que hacer un trato conmigo- lleva su mano al pecho- tan solo tendrás que darme parte de tu corazón, el porcentaje que me des determinará que porcentaje de mi poder te otorgue.
-¿Y si te doy el cien por cien?
-Vayas, vaya, ¡cuanta codicia! No es necesario tanto con un ochenta por ciento bastará para tus propósitos.
-Si tu lo dices, trato hecho.- le extiendo mi mano.
-¿Te crees que esto es una película?- se ríe y en su mano aparece un collar con la estereotipada y poco realista forma de un corazón.
-¿Por qué está casi lleno de un líquido negro?
-Es lo que indica tu poder ¡ah! Y no te lo saques nunca o moriras- Tras decir esto se voltea, sus alas la cubren y desaparece.
-Genial...¿En qué me he metido?, ¿ por qué lo he hecho? Yo sólo quería, no, quiero recuperar a Nicolás.
De repente bajo mi mano derecha aparece un libro con las páginas abiertas.
-¿Qué es eso? ¿un hechizo para saber si alguien está en peligro? Ojo con un área de 5 km ¡que concreto!
Por probar no pasará nada, espero. Si soy una heroína Nicolás se fijará en mi.
-Interceder periculum distancia diese et noctis- Cuando terminó de leer el libro desaparece.
-¿Lo habré dicho bien? No me siento diferente, vaya estafa. Me voy a dormir, hoy no tengo hambre.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo