Detrás de mi silencio

Géneros: Romance

Tags:

decisiones_
juvenil
misterio
amor

"solo necesitaba que me salvaras y fuiste el primero en dispararme" Este libro esta en borrador, por ende puede tener errores ortográficos. Al terminarla se comenzara su corrección. Gracias por darle una oportunidad a esta historia.

Prefacio

Detrás de mi silencio

visibility

100.0

favorite

1

mode_comment

0


Mami.Papi.No saben cuánto los extraño, no saben la falta que me hacen. Quisiera poder regresar el tiempo para tenerlos entre mis brazos una última vez. Quisiera con todas mis fuerzas poder llegar a casa después de la escuela, llegar discutiendo con mis hermanos y en el momento de cruzar la entrada de la cocina sentir ese olor exquisito de tu comida mami, que nos riñas por nuestras peleas absurdas y nos abrases y preguntes como nos fue. Quisiera acompañarte una última vez al dentista papi, odiabas tanto ir, pero al final lo hacías o mamá se enojaría.
 
Quisiera
Esa es la palabra clave aquí; porque por más que cierre mis ojos y desee con todas mis fuerzas volver a verlos eso no va a suceder, porque los he perdido. Duele, duele demasiado, es como si me quitaran el oxígeno, como si mi corazón poco a poco comenzara a ser destrozado. No me equivoco porque mi corazón dejo de latir cuando ustedes se fueron.
¿Por qué no me llevaron con ustedes? ¿Por qué no me dejaron abrazarlos una última vez? ¿Por qué tenían que salir un día lluvioso? Ustedes eran mi pilar, la única razón por la que seguía intentando vivir.Mami esto duele mucho ¿Cuándo dejara de doler mami? Papi las pesadillas no me dejan dormir me agobian, me hieren de una manera atemorizante ¿Por qué me abandonaste?
Esto duele demasiado ya no lo soporto más, no puedo seguir siendo valiente, ya no tengo fuerzas para seguir luchando. Me siento perdida, me siento invisible. Grito mami, te juro que grito con todas mis fuerzas, pero nadie me oye, nadie quiere escucharme. Ellos me persiguen papi no dejan de hacerlo, tengo mucho miedo. Todos me han dado la espalda, ya nadie tiene el valor siquiera de acercarse. Todos huyen de mi como si estuviera defectuosa.
¿Por qué no me dijiste que crecer dolía tanto mami? Ya no quiero estar defectuosa papi, quiero repararme, pero nadie me ayuda. Quizá sea mejor así, tal vez si me voy todo se vuelva un lugar mejor. ¿Por qué no me dijiste que enamorarse era ser destruido papi? Jamás había experimentado algo así y admito que me gusto, me gustó mucho la forma mucho la forma en que me veía a los ojos, como me hablaba me hacía sentir cosas inexplicables. Pero todo se esfumó, me lastimó, él se encargó que la poca esperanza de salir de mi propia muerte se desvaneciera de una manera casi impresionante. Los dos estábamos rotos y tratábamos de repararnos, ambos tratábamos con nuestros propios demonios y al final no sé quién de los dos termino más destruido.
Me siento tan cansada, sin fuerzas, sin esperanzas, estoy a la deriva de esta destrucción que habita en mí. Porque no hay mejor palabra para describirme que esa. Solo espero que donde quiera que estén sepan perdonarme, porque ya no puedo más, simplemente ya no puedo.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo