Lejos del hogar

Una secuencia indescifrable.

visibility

66.0

favorite

0

mode_comment

0


Una responsabilidad que no pedimos.
Algunos entendidos en las leyes de la vida sostienen que la gente no puede hacer nada con lo que se le da o se le impone en la vida, como el trabajo, los estudios, la familia, etc. Pero, si observamos el fondo de aquello pensaríamos que esto es como una cárcel o un lugar de cautiverio, si es que no lo decidimos.
Pero ¿lo decidimos?
Ahora, contare la historia de cómo una amiga cometió suicidio llevando ese pensamiento al extremo. En mi vida he tenido dos grandes amigas, una fue Johanna (Rumiko), y otra Grace (Rain). Johanna fue la que cometió suicidio.
Ella era como una bruja que te predecía el futuro porque tenía sueños donde los veía, solo tenía que desear en la noche soñar sobre algún tema en particular y tendría visiones al respecto, y se había hecho fama de aquello en sus círculos cercanos, todo bien, pero en el 2010 estaba ella muy triste, y sufriendo, además que su novio la maltrataba gritándole y humillándola desde lo más simple a lo más complejo por cosas que a él le parecían enteramente normales pero que a personas como ella le afectaban tremendamente, y creo haber experimentado algo así yo también, y la llevaba a conocer y tratar con gente popular y vana que no la apreciaban por nada de lo que era ella, que era ser una chica otaku con poderes que solo quiere estar tranquila, y se sentía relegada pero había escogido ese camino ella, seguirle a una persona que creía amar solo por un sentido de responsabilidad, entonces pienso yo que quizá soñó algo que la traumatizo, un hecho.
Me dijo ella, varios de nosotros no deberíamos haber nacido en este mundo, pertenecemos a otros donde los humanos son más amenos, y más inteligentes, y menos orgullosos, y un largo etc, también son mundos donde hay menos vida humana, son pocos que rondan en total su población mundial en 10 a 20 millones, y el planeta es casi igual de grande que la tierra.
Sin embargo algo paso, y nuestras consciencias quizá almas, fueron incorporadas a este mundo más feo, y también con una sensación distinta para cada cosa, por eso no sentíamos familiar las cosas que nos rodeaban, sino incomodidad absoluta, excepto claro por las cosas más universales pero tampoco era como ese mundo, incluso el agua no era tan feliz como en ese mundo, y algo o alguien, quizá muchos, se alimentan actualmente de nuestra luz, nuestra energía, hemos sido traídos para ser consumidos por ellos.
Le pregunte si sabía de mi futuro, me dijo que las cosas siempre irán a peor, y cuando pienses que pasara algo bueno es porque antes habrá un momento muy extraño o muy feo donde te habrán consumido casi toda su energía, como bestias insaciables que solo consumen y no producen nada bueno.
Luego dejamos de hablar y me entero por las redes un meses después de ingresar a San Marcos, que ella había muerto, que se había suicidado. Publicaron su ataúd.
Quizá dijo algo como: “No consumirán mi energía, ni mi luz bestias detestables” y se marchó de esta tierra para siempre. Quizá es algo que todos deberíamos hacer, pero el temor a lo que podrán hacerte después de muerto si es que no te liberas de esta influencia mundial, me estremecía y evitaba que lo hiciera.
Y tal como lo dijo me empezaron a pasar malas cosas, ni si quiera podía controlar mi cuerpo del todo, todo estaba encaminado a algo horrible que luego terminaría en un silencio y rudeza como una roca, ya habían consumido todo de mí estas bestias salvajes. Y también, ya no estaba ella para alegrarme la vida y yo no pude hacer nada por ella.
Nosotros no somos angeles para estar ayudando de esa forma al mundo, ni pedimos nacer aqui.
Quizá pudimos haber soportado en esta prisión, los dos, pero ahora estoy un poco más solo.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo