Cap 23. Ideologías Cruzadas.

Anexia: World of Superheroes.

visibility

59.0

favorite

0

mode_comment

0


Mi hermana tenía razón, ¿tendría que dejar morir a Danny? La verdad, este es un buen momento para ello. Puedo salvarle pero sería un gran desperdicio. Mi precaución principal es impedir que capturen a Counter, él está luchando con ese superhéroe que puede volar. Varios coches patrulla rodearon la zona, todos apuntaban sus armas de energía hacia el villano. Counter lanzó de sus brazos varios rayos blancos de energía que se dirigeron a esos coches, haciéndolos explotar. Los policías se encontraban heridos tendidos en el suelo. El adversario empezó a volar, ¿pero cuántos poderes tiene Counter? es la primera vez que veo esas increíbles habilidades en una única persona. El héroe que volaba se abalanzó sobre él, sin embargo el enemigo pudo dar una palmada haciendo que éste callera al suelo de cabeza, dejando otro charco de sangre más en los escombros. No creo que necesite mi ayuda para sobrevivir. Antes de que pudiera huir una luz proveniente desde el cielo alcanzó a Counter haciendo que se electrocutase cayendo al suelo. Pudo sobrevivir gracias a su gran resistencia. Una vez debilitado, vinieron 10 héroes de nivel B, entre ellos estaban Rewind y Fear. Una heroína pateó el suelo provocando que en el lugar donde se apoyaba para descansar el villano salieron del suelo varias manos hechas de los materiales de los edificios destruidos haciendo que sujetasen a Counter. Otro de los héroes levantó un escudo de metal alrededor de toda la plaza, sellándolo completamente del exterior. Los policías una vez recuperados, cogieron sus armas y se dirgieron poco a poco hacia Counter. El resto de héroes estaban ayudando y socorriendo a los ciudadanos que estaban atrapados en los edificios derrumbados. Fear utilizó sus poderes para que no pudiese razonar de forma correcta. Rewind consiguió ponerle las esposas inhibidores de poder. Mierda, esto no me gusta nada, ¿qué pasa si lo atrapan? ¿y nuestro plan? ¿y si dice algo sobre mí? Tenía un lucha existencial, entre rematar a distancia a mi nuevo ídolo o dejar que lo cogieran. Transformé mi brazo derecho en un rifle, apunté hacia la cabeza de Counter, no podía evitar llorar. Él tiene mi pulsera, eso es una gran prueba que me puede poner en mi contra más si habla acerca de mis verdaderas intenciones. Yo no quería matarlo, de verdad que no. Sin embargo, Counter estaba diciendo algo bastante interesante.
 
- Yo no quiero ser...¡UN SUPERHÉROE! -comentó el villano aún afectado con el poder de Fear. Todo su cuerpo empezó a temblar, no, más bien toda la ciudad. De sus manos salieron humo negro con el que expandió con sus manos con tanta fuerza que rompió las esposas, esa nueva habilidad oscura afectó a todos los héroes includo a mí. No podía controlar mi habilidad, el rifle se empezaba a transformar en un escudo, en un cañón, así sucesivamente, todo mi cuerpo empezaba a pontenciarse a lo loco, no paraba de iluminar mi cuerpo. No lo podía controlar. Gritaba del dolor que provocaba el descontrol de mi poder. Observaba que los demás estaban igual o peor que yo. El muro que nos encerraba junto con el villano se destruyó. Del cielo aparecieron miles de luces sin control. El poder de la heroína provocaba la creación de hoyos haciendo que los edificios se cayesen al subsuelo. Rewind no paraba de recrear hologramas distorsionadas. Los policías en cambio, estaban en el suelo chillando del horror, morían uno a uno lentamente mientras que les salían sangre por los ojos y por la nariz. No pude ver más ya que me caí al suelo, sentía la sangre recorriendo mi cabidad nasal, ¿también voy a morir? La cosa se descontroló cuando todo se volvió negro. Aún estaba en ese lugar, este sitio vacío me resultaba familiar. Me fijé que a lo lejos de mí se encontraba un niño de rodillas llorando, le reconocía.
 
- ¿Ethan? -pregunté asustado. No, dime que no es el poder que creo que es.
 
- ¿Por qué? ¿Por qué no cambias? ¿Por qué te importa más la vida de un monstruo que la de tus amigos? -me preguntaba queriendo una respuesta.
 
- No...es verdad -respondí algo cansado y adolorido. Aún no podía controlar mis poderes.
 
- ¿Por qué al ver llorar a nuestra madre no te preocupabas? Dime...¿tú de verdad eres un superhéroe? -me volvió a preguntar esta vez mirándome con miedo.
 
- Yo...no, no lo soy -contesté con sinceridad alzando mi mano para alcanzar a esa ilusión de mi hermanito.
 
- Entonces...-se levantó, ahora se encontraba más serio- si vas a hacer sufrir tus familiares, amigos, compañeros, para eso, es mejor que estés muerto -explicó serio. No, mi hermano no sería capaz de decir algo así...¿verdad? Nada más acabar su frase, el suelo se derrumbó haciéndome caer al subsuelo. No sé cuánto tiempo estuve desmayado pero cuando me desperté todo seguía igual, un lugar lleno de oscuridad, notaba como mi mano se estaba mojando a pesar que no podía ver de dónde provenía. Si estaba debajo de la tierra, quiere decir que he aterrizado cerca de los túneles de los metros que tiene Eustópolis. Ese agua que recorría por varias partes de mi cuerpo serían de las cañerías. No me dolía ni la cabeza ni el cuerpo, parece que con el golpe y tras dencasar un rato recuperé el control de mis habilidades.
 
- ¿Tú sabías qué Mybe estaba en peligro? -me preguntó Marissa que se encontraba a mis espaldas-. ¿Fuiste tú quién paso sus datos personales?
 
- Sí -respondí algo inseguro echándome para atrás para que mi madre no se acercara más a mi.
 
- ¿Por qué? ¿POR QUÉ LO HICISTE? -me empezó a gritar mi madre al borde del llanto- desde mi antiguo esposo ha sido la única persona que he amado. Me olvidé de mi hijo, estoy siendo un fracaso como madre. Merezco morir -explicó sacando un revolver de su bolso y apuntándose a sí misma en la sién.
 
- ¡NO! -grité para que no hiciera tal acto. Ella no me escuchó y apretó el gatillo. Su sangre me manchó la cara, yo estaba atónito. Corrí hacia su cuerpo sin vida, sin embargo desapareció cuando me puse de rodillas para abrazarla. Doris apareció a mi derecha.
 
- Aunque yo también odio a los superhéroes, nunca haría daño a mi familia. Me equivoqué contigo -me explicó triste mirando lo que hice. Se dió la vuelta y se marchó sin mirar atrás.
 
- ¡ESPERA! -exclamé corriendo hacia su dirección pero me golpeé la nariz al chocarme con una pared. Caí al suelo, puse mis manos sobre mi zona dolorida de la cual no paraba de salir sangre.
 
- Hermanito, ¿cómo te sientes al saber que has perdido a tu familia y a tu pareja? -me preguntó mi hermana que se encontraba sentada a mi lado izquierdo. Me levanté rápidamente intentando huir de este maldito lugar pero me tropezaba con los escombros provocándome más heridas.
 
- Esto no es real -susurré para mí mismo. Tengo que enfrentar a esta pesadilla, no puedo seguir aquí, no hay mucho oxígeno.
 
- Sí lo es, en tu corazón. Esto es lo que pasará cuando las personas que quieres descubran cómo eres -me explicaba Candace acercándose poco a poco hacia mí.
 
- ¡NO! ¡ESO NO ES CIERTO! -gritaba del sufrimiento. Sin darme cuenta me econtraba llorando mirando a la oscuridad infinita de esta pesadilla. Mi hermana se puso detrás de mí y me abrazó.
 
- Hermanito, ¿quiéres que te diga cuál es tu mayor miedo? -me volvió a preguntar.
 
- No, no lo digas... -fue lo único que logré decir.
 
- La verdad -respondió. Oír esa palabra me dió escalofríos que recorrieron mi piel hasta mi alma. Me encontraba ahora mirando al suelo sujetándome con las manos y de las rodillas, veía un reflejo mío el cual era yo mismo con mi traje lleno de sangre, riéndose de mi desgracia.
 
- ¡BASTA! -Puse mis manos sobre mi cabeza y empezando a gritar. Quiero que se acabe esto. Al estar tan alterado mis brazos empezaron a iluminarse. Me tranquilicé al observar que podía ver con la luz que generé, veía con claridad dónde estaba, había unos escombros delante de mi que me impedían seguir hacia adelante, las paredes estaban agrietadas, salián ratas de varios huecos, una corriente de agua salía por las tuberías dañadas manchando el suelo. Me giré para ver si había desparecido el poder de Fear pero no fue así, aún mi hermana se encontraba a varios metros, posando en la oscuridad sin apartar la mirada sobre mí. Qué descubrimiento, ya sé cómo contrarestar los poderes de ese héroe. Me levanté más calmado, aún podía escuchar susurros diciéndome "Ker". Me ponía de los nervios. Potencié mi mano para destrurir esos escombros, lo hice a una gran potencia que al tocarlos, salieron grietas azules que hizo que se desintegrasen en partículas luminosas. Ya no estaba para bromas. Seguí caminando observé una estación de tren destruida debido a que unos de los edificios de la plaza se cayó encima de éste. Observé varios cadaveres sepultados por las piedras, ya han muerto suficientes inocentes por hoy. Pasé de largo intentado buscar una salida o algún muro algo más débil para destruir, no me quedan muchas fuerzas, no paro de toser. "Mira a tu izquierda", me dijeron una de las voces, hice caso y pude ver a Danny incosciente en el suelo, tenía algunas rocas encima suya pero no tantas como antes. Me quedé por unos segundos observándolo.
 
- ¿Tampoco le vas a ayudar como hiciste conmigo? -me preguntó Tobías a lo lejos.
 
- ¿O sí lo salvarás como hiciste conmigo? Para tu propio beneficio -me preguntó ahora Elton.
 
- ¿O querrás ver como muere lentamente para gozarlo? -me preguntó esta vez Wolfan a varios metros de mí.
 
- ¡CALLAOS! -exclamé chillando nervioso. Es un superhéroe, da igual que sea mi compañero o que lo haya considerado como un...amigo. No quiero que se repita lo del incidente, todos son malos. Repetía una y otra vez en mi mente histérico. Empecé a caminar lentamente dejando a Green Twister a su suerte, sin embargo mi hermana me detuvo.
 
- Está ocurriendo lo mismo que aquel día, lo sabes ¿verdad? -me explicó acariciando el cabello de Danny.
 
- Esto no tiene nada de igual -comenté serio.
 
- Estás dejando a un inocente morir -me dijo.
 
- Él no es un inocente, es un superhéroe, es fuerte, no es nadie débil, puede cuidarse de sí mismo -expliqué algo enojado por el comentario.
 
- Sí, lo es y en el fondo lo sabes. Tu compañero no estuvo nunca aquel día, él no tiene culpa de lo que hayan hecho esos héroes. Además, ahora es un ciudadano que necesita ayuda, como cuando yo lo necesité -me explicó levantándose y dirigiéndose hacia mí. Yo iluminaba más fuerte para que se fuera.
 
- Te estás comportando igual que Light Layer -comentó Tobías.
 
- Odias sus actos y tu haces lo mismo que él -opinó Elton.
 
- Al menos Light Layer no dejaría a sus compañeros morir -afirmó Wolfan.
 
- ¡NO SOY COMO ÉL! -grité dando vueltas iluminando cada parte del lugar para que esas voces se fueran, estaba hiperventilando. Mi brazo empezó a parpadear, no funcionaba. ¿Cómo es posible? No, por favor, no me falles ahora. Mi habilidad se esfumó, me encontraba otra vez en las tinieblas. Intentaba potenciarme los brazos para generar luz, conseguía hacerla por pocos segundos, tengo que estar calmado. No obstante, Wolfan, Elton y Tobías se abalanzaron sobre mí, me agarraban las manos para que no pudiese utilizar mi habilidad. Todo esto estaba en mi imaginación pero lo notaba muy real. Mi hermana se puso en frente de mí y se puso de cunclillas para observarme.
 
- ¿Si tu compañero no fuese un héroe lo salvarías? -me preguntó seria.
 
- Sí -respondí algo cansado de intentar lograr que funcionen mis poderes.
 
- Mentira -comentó seria-. Te escondes en esa mentira para hacerte sentir mejor, pero no es verdad.
 
- ¿Serías capaz de matar a Marco ahora que tiene poderes y quiere ser un superhéroe? ¿Matarías a un niño? -me preguntó Elton.
 
- Pensaste en asesinar a Anna -afirmó Wolfan.
 
- Te salvé la vida ¿y así me lo agradeces? ¿dejando morir a nuestro amigo? -me preguntó Tobías.
 
- No...es mi amigo -respondí entre lágrimas
 
- Mientes -afirmó mi hermana- hermanito, necesitas cambiar.
 
- No, solo sois ilusiones...productos de Fear -comenté intentando convencerme de que todo lo que decían era mentira.
 
- Sí, el poder de Fear consiste en mostrar los peores miedos de las personas, ¿pero sabes de dónde proceden esos miedos? Del subcosciente -me explicó mi hermana-. Esto que te estoy diciendo, te lo estás diciendo a ti mismo, Ker.
 
Mis compañeros desaparecieron, quién se encontraba ahora delante mía no era mi hermana, era yo mismo, mi versión de 10 años.
 
- ¿Sabes qué otra verdad intentas ocultar en lo más profundo de tí? -me preguntó.
 
- ¿Cuál? -respondí.
 
- Que sabes que lo que estás haciendo está mal -contestó-. Yo te puedo ayudar a pensar.
 
Puso mi cara contra la suya. Abrí los ojos, estaba tumbado. Podía ver en el techo varias imágenes de lo que he vivido hasta el momento, como si fuera una película. Al lado mía esta mi versión menor mirando a la misma dirección que yo. Salían imágenes del Festival donde murió mi familia. Observé el momento en que Ligth Layer nos dejó de lado a mi hermana y a mí. Luego se observaba cómo los 20 héroes que eran en total luchaban con el villano, pasando de los inocentes.
 
- Los superhéroes no ayudan -comenté enojado al recordar esos momentos.
 
- Esos superhéroes no ayudan -me contestó. Ahora las imágenes cambiaron a la primera misión que hice en la Academia. Me observaba con mis compañeros salvando y ayudando a los inocentes-. ¿Esos héroes tampoco ayudan?
 
- No es lo mismo -respondí algo inseguro.
 
- ¿En qué no es lo mismo? -me preguntó mi otra versión algo interesado-. Sois superhéroes, estudiáis para serlo. ¿Ellos también merecen morir?
 
No pude contestar a su preguntar, no sabía la respuesta. Las imágenes cambiaron, mostraron los momentos que pasé con mis compañeros.
 
- ¿Por qué estás enseñando todo esto? -pregunté empezando a llorar.
 
- Yo no estoy haciendo nada, eres tú quién te estás mostrando estas imágenes -me explicó. Yo quería que parasen pero era incapaz de moverme-. Creo que ahora, necesitas un momento a solas.
 
- ¿Qué? ¡Espera! -tras acabar mi frase todo se volvió oscuro. Me encontraba solo en esta obscuridad inmensa. ¿Ahora qué tengo qué hacer? ¿Pensar en salvar a Danny? JA, ¿por qué tendría que hacerlo?
 
Porque él no mato a tu familia, él ha estado ahí contigo apoyándote en las misiones que hacíais, él te admira, confias en él, es tu amigo.
 
¿Y qué mierda pasa si seguía las ordenes que le daba? Todos creía que Light Layer era un gran héroe, incluso yo lo admiraba cuando era pequeño, pero tiene un lado oscuros, ¿cómo puedo saber que Danny no hará lo mismo que él?
 
Te seguía porque confiaba en tí, tanto él como todos tus compañeros creen que puedes ser un gran héroe. Eres un gran estratega, sabes liderar, por eso todos te siguen. La única forma de saberlo es enseñándoles a no ir por ese camino.
 
¿Qué estás intentando decirme?
 
Estudiáis para convertiros en superhéroes, enseña a tus compañeros y al resto de clases a serlos de verdad. Que aprendan los valores de ser un héroe. Si te graduas, puedes incluso enseñar a alumnos a no cometer los errores de Light Layer.
 
Hay un problema en todo eso, no quiero ser un superhéroe y meno enseñar a otros a serlo. Yo solo estoy en la Academia Heaven para infiltrarme y matarlos uno por uno.
 
¿A quiénes quieres matar? ¿A tus compañeros o aquellos héroes del incidente?
 
A todos.
 
Eso que dices es estúpido. No tiene sentido que el resto pague por las malas decisiones de otras personas. Si Ethan tuviese poderes y estudiara para ser héroe, ¿lo matarías?
 
¿Por qué iba a matar a mi hermano?
 
¿Y por qué sí matar a Danny? Ethan sería lo mismo que él, un superhéroe. Te estarías contradiciendo. Sé que no quieres matarlo. Dilo. No tengas miedo a la verdad.
 
Tienes razón, mis pensamientos son contradictorios. Pero hay una cosa que sé con seguridad, el hecho de matar a esos héroes.
 
¿Te refieres a los del incidente?
 
Sí, a ellos, a los 20 hijos de puta que dejaron morir a más de una familia, como al anciano que perdió a su querida nieta. No quiero que pase una situación como esa nunca más. Ellos no son superhéroes.
 
¿Y qué son en realidad?
 
Son falsos héroes.
 
¿Danny es uno de ellos?
 
No...
 
¿Tus compañeros también lo son?
 
Tampoco...
 
¿Mybe?
 
No, no lo es desgraciadamente.
 
¿Entonces aún quiéres matar a todos los superhéroes como si fueras un niño estúpido?
 
No, no quiero.
 
¿Lo salvarás?
 
Sí, lo salvaré.
 
¿Te gusta ser un superhéroe?
 
No.
 
¿Seguro?
 
Sí.
 
Mientes.
 
Puede ser.
 
¿A quiénes matarás?
 
A todos los falsos héroes que nos dejaron tirados aquel día. Dejé de debatir conmigo mismo al llegar a una nueva ideología. Me calmé, conseguí crear luz en mis dos brazos. Me dirigí hacia donde estaba Danny. Recordé sus palabras cuando ayudamos a Tobías a conseguir su cinturón: "es lo que hacen los compañeros", lo cual era ayudarse entre ellos. ¿Cómo pude estar tan ciego antes? Levanté todas las rocas que estaban encima de mi amigo, luego lo cargé a mis espaldas. Iluminé mis piernas para poder ver en la obscuridad provocada por Fear, con mis manos sujetaría a mi compañero para que no se caiga. No vislumbré ninguna aparición más, suponía que había superado mis miedos. Sin embargo, Danny empezó a hablar incoscientemente.
 
- No quiero...estar solo -hizo una breve pausa- yo no valgo nada sin mi fortuna, no quiero que me dejéis, papá, mamá -comentó apretando fuertemente mi sudadera chamuscada-. Todos son mejores que yo, todos me abandonarán, como hizo Petra.
 
- ¿Qué dices Danny? Tu vales mucho, desde el primer momento que hice equipo contigo supe lo fuerte y valiente que eras. Tus ideales son mucho mejor que los míos, ayudas a los demás, tu amor y amsitad es sincera. Ojalá pudiera yo decir eso -comenté por si podía tranquilizar en algo a mi amigo. No pensé que el poder de fear afectaba incluso en un estado de sueño.
 
- Quiero a alguien que esté conmigo, no quiero estar solo -siguió hablando en sueños- ¿alguien me quiere? ¿alguien me echará de menos? Odio la soledad -noté como sus lágrimas caían en mi sudadera.
 
- Yo también me hago esas preguntas, Danny. Todos encontramos lo que buscamos más tarde o temprano -expliqué intentándolo animar aunque sabía que era en vano. Tuve que aguantar sus penas hasta que conseguí llegar a un punto donde había un hueco que llegaba con el exterior. Me dí cuenta de que todo la obscuridad empezó a desvanecerse. ¿Habrán pasado los efectos de Counter? Logré llegar al exterior. No podía más, nos atendieron algunos enfermeros que se encontraban en ese lugar. El sitio se encontraba lleno de ambulancias, coches patrulla e incluso de héroes. Observé cómo varios forenses se llevaban varios cuerpos de los civiles y de superhéroes, Counter no se marchó sin antes matar a unos cuantos de ellos, incluido Rewind. Su compañera Termic Vision lloraba por su muerte. Algunos héroes de mi academia como Mobeen o Mr. Goldren empezaron a consolarla, también le pidieron ayuda para que con su visión térmica puede ver si había alguien más atarapado en uno de los edificios. Se dió cuenta de que había un persona más debajo del lugar donde residía Counter. Confirmó que tenía poderes. Mis profesores se miraron algo esperanzados, solo podía significar una cosa, Mybe. Me levanté tras ver que Danny estaba en buenas manos y me dirigí hacia ellos.
 
- Perdonad, ¿puedo ayudaros a buscar a Mybe? -les pregunté. Me sentía culpable por todo lo que ha pasado, pero más por cómo me comporté con Marissa y Ethan, diciendo que se les pasaría en unos días cuando hasta yo mismo sabía que no era verdad. Esta sería mi forma de compensarlo. Mobeen me explicó el plan al igual que al resto de los héroes. Nos fuimos al subsuelo y empezamos a romper y cavar en las coordenadas que nos decía Termic Vision. Nada más llegar, vimos varias paredes echas de metal con una puerta que tenía reconocimiento de voz. Mr. Goldren con su gran fuerza derrumbó la puerta de una patada, encontramos a Mybe atado en una silla lleno de sangre por el resto de su cuerpo. Nos fuimos corriendo a ayudarle, le quitamos las correas metálicas las cuales eran inhibidores de poder.
 
-Sí que habéis tardado -comentó Mybe inclinándose hacia nosotros. No tenía fuerzas ni para ponerse de pie. Nada más llevarlo al exterior varios enfermeros lo pusieron en una camilla y se dirigieron con él al hospital. Mobeen llamó al resto de sus compañeros para dar la buena noticia. Yo hice lo mismo pero a diferencia de ella, yo llamé a mi madre. Tras decirle el hospital en que lo atenderían colgó. Supongo que no aguanta para ver a su amado. Minutos más tarde encontraron a Elton en uno de los edificios derrumbados, estaba recubierto de magma. Su subcosciente lo había salvado ya que así no tenía ninguna herida letal. Después que Fear logró despetar a base de sustos a Volcanux, nos fuimos al hospital antes de que llegara la prensa. Una vez en ese lugar, ya hospitalizados y atendidos, nos visitó Ultrasyner para informarnos de la situación con nuestro profesor.
 
- Mybe se encuentra en un estado crítico, es posible que muera -nos explicó tristemente nuestra profesora.
 
-  ¡¿NO PUDIMOS HACER NADA?! -exclamaba Elton golpeando su cama.
 
- Lo intentamos... -comentó Danny cabizbajo. Me sentí raro al tener emociones que se preocupasen por Mybe a pesar de que aún le quiera ver muerto.
 
- Es broma, estoy aquí -dijo nuestro tutor apareciendo por la puerta con muchas vendas alrededor de su cuerpo.
 
- ¡MYBE! -exclamó de la alegría Green Twister.
 
- ¡NO NOS ASUSTES ASÍ! -gritó enojado Volcanux. Yo suspiré de que al final no hubiese pasado nada.
 
- ¿Eso que noto en tí Ker es preocupación? -me preguntó de forma burlona. Qué pena que Counter no le haya quitado su sentido del humor.
 
- Es una pena que estés de una pieza -comenté algo enojado.
 
- Todo se lo debo a mi amigo "El Renacido" -afirmó Mybe.
 
- ¿pero y esas vendas? -preguntó preocupado Danny.
 
- Ah, es postureo, vi que me quedaban bien y me las puse -comentó quitándose ese objeto de su cuerpo.
 
- ¿Por qué estás aquí? -pregunté serio.
 
- Ese ya es el Ker de siempre. Estoy aquí para llevarte a nuestra casa, vuestro médico os ha dado el alta os podéis ir -explicó Mybe señalándonos la puerta.
 
- ¿Cómo que a "nuestra" casa? -pregunté asustado.
 
- Bueno, como alguien filtró mi información personal ya no puedo estar en mi casa hasta que Ultrasyner se encarge de borrar toda la información que hay sobre mí en la red oscura. Por eso, tu madre me ofreció vivir en tu casa por unos días -explicó mi tutor de forma burlona. ¿Unos días? ¡ESO SIEMPRE SUELE SER 10 AÑOS! ¡No me jodas! Ahora me estaba arrepintiendo del hecho de que ayudé a encontrarle.
 
- Espera, ¡¿tú información personal está en la red?! -preguntó asustado Danny por la situación de Mybe.
 
- Sí, es la única forma de que hubiesen podido descrubrir mi identidad y para segurarnos, Ultrasyner se encargará con su habilidad de deshacer cualquier rastro mío que haya -terminó de explicar Mybe estrechando la mano con su compañera. Tras despedirnos yo me fui con mi tutor en la limusina de Danny.
 
- ¿Tiene hasta refrescos? Esta es mi nueva casa -comentó Mybe disfrutando de los snacks que tenía Green Twister.
 
- Entonces...¿mañana qué pasará? -preguntó mi amigo.
 
- Pues las clases se cancelarán. Será día libre. Hay que hacer un funeral para nuestro compañeros caídos y seguir buscando a Counter -explicó Mybe.
 
- ¿Qué quería ese villano de tí? -pregunté intrigado.
 
- Es secreto, Ker. Sé que te cuesta pillarlo -comentó mi tutor mientras que seguía probando los dulces de la limusina. Este cabrón me pone de los nervios. Llegamos a casa, Marissa preparó un estofado de cordero para cenar. Estuvo muy bueno. Me fijé en que estaban todas las maletas y ropa de Craig en la habitación de mi madre. No me daba buena espina.
 
- ¿No es muy tarde? Chicos, a la cama -nos ordenó Mybe.
 
- ¡Vale! -exclamó Ethan yendose a su cuarto.
 
- ¿Qué? Pero si ni siquiera son las 12 -comenté enojado.
 
- Kerman Walker -dijo mi madre seria. Al final estaba en mi cama. Tsk, odio a Mybe. Recibí un mensaje de Doris: " He visto las noticias, ¿estás bien?" Le respondí: "Sí, estoy bien. Mybe al final no murió". Me puso: "Oh, cuánto lo lamento, sé que lo odiabas mucho". Qué bien me conoce. Le contesté: "No pasa nada, ya me da igual. He cambiado algunas ideas, te las tengo que comentar...". ¿Por qué estás tan lejos en este momento? Necesito hablar con alguien. Me escribió: " Coméntamelas, soy toda tuya, Bluedy". Ese comentario hizo que mi día de mierda y llena de pesadillas desapareciera por unos instantes. Estuvimos hablando hasta que oí cómo Marrisa y Craig se tumbaron en la cama. Empezaron a susurrar pero yo los podía oír.
 
- Bueno, ahora que los niños están dormidos qué te parece si... -explicaba lentamente Mybe de una forma sensual. ¡NO ME JODAS!
 
- ¡MAMÁ! -exclamé interrumpiendo su royo. No pude dormir debido a que no quería que hicieran algo inadecuado. Odio a Mybe.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo