Cap 27. Trampa.

Anexia: World of Superheroes.

visibility

58.0

favorite

0

mode_comment

0


Nunca imaginé que Egipto pudiera tener una ciudad tan desarrollada como esta, sin necesidad de estar recubierta de oro. Aunque era normal, estaba en la capital de Egipto. Mis compañeros, Mybe y yo nos econtrábamos paseando en la isla Gezira, una de las zonas más caras de la ciudad. Nuestro hotel se encontraba cerca del distrito residencial de Zamalek, localizado en esta isla que se encontraba en el río Nilo. Mis amigos estuvieron hablando de visitar la Torre de El Cairo o incluso un acuario, yo me negué con las 2 cosas, no quería encontrarme con más villanos hasta volver a Eustópolis. Finalmente decidimos ir a visitar al mercado Khan el Khalili para comprar nuestros souveniers y recuerdos.
 
- ¡Cuántas cosas! -exclamó asombrado Danny al ver que todas las paredes e infraestrucutras del lugar, eran tiendas tanto cerradas como abiertas en el exterior. Pasamos por las distintas calles observando todos los objetos que vendían al aire libre, habían muchos electrodomésticos y alfombras lujosas. A mi me daba bastante igual esas cosas, no pienso comprar una lámpara egipcia para que esté de adorno en mi casa.
 
- Ker, me debes un regalo para tu madre, así que dime, ¿compro un cacharro de estos? -me comentó Craig apoyando su mano en mi hombro y observando con detenimiento los objetos metálicos que vendían en el bazar. Mierda, es verdad, tiré su regalo a la basura por lo que Marissa nunca obtuvo su presente.
 
- Haz lo que quieras -le comenté apartándome de él. No voy a hacer que vuestra relación vaya a mejor, aún creo que lo vuestro no va a ser duradero. Observé varios lugares y me fijé en una tienda donde vendían trajes del Antiguo Egipto. Una vez dentro de esa tienda, pude ver un traje egipcio de mujer, con su larga falda larga blanca bastante amplia recubierta con un plumaje que representaban las alas de Isis. Compré el conjunto junto a otros detalles como nemes. Me costó un rato saber cúanto dinero le debía al dependiente, ya que tenía que pagar con las libras egipcias. Menos mal que en nuestro hotel había una caja que te daba el dinero correspondido con los dólares que tuvieras. Al salir observé a Mybe apoyado en el escaparate de la tienda.
 
- Comprando un conjunto para tu novia, ¿eh patosín? -me comentó burlándose de mí-. ¿Crees que deba comprarle otro a tu madre?
 
- ¡NO! -exclamé molesto y rojo de la vergüenza.
 
- Bueno, pues entonces dime qué regalo le puedo comprar -me dijo apoyándose sobe mí. Con su poder alzó mi regalo al cielo-. O si no te quedas sin tu conjunto egipcio.
 
Tuve que ayudarle a regañadientes. Estuvimos varios minutos dando vueltas hasta que econtramos la tienda que buscábamos. La trabajadora vendía amuletos y joyas preciosas. Me fijé en una que tenían las cadenas doradas y en el centro de éste un zafiro azul. Mybe notó mi interés por el objeto y decidió comprarlo.
 
- Espero que nadie me secuestre en Egipto -comentó de broma admirando el regalo que tenía para mi madre. Espero que no te pase nada cuando volvamos a nuestra ciudad. Nos encontramos con Danny y Tobías, ambos llevaban muchas bolsas en sus hombros. Green Twister llevaba una máscara de águila la cual la llevaba en la parte superior de su cabeza.
 
- Me encanta eso de tener un amigo rico -comentó contento Tobías.
 
- ¿Y dónde están Ricardo y Aaron? -preguntó Danny confuso al no verlos con nosotros. Pregunté por los auriculares que llevábamos para prevenir otro incidente. Paste nos comentó que habían encontrado un restaurante cerca del bazar. Fuimos a ese sitio, nos sentamos en una mesa redonda con nuestros compañeros faltantes.
 
- ¿Qué es lo que se pide en un lugar como este? -nos preguntó Mybe desconcertado al ver la carta y no saber qué eran los platos.
 
- Siempre puedes pedir falafel -le comentó Tobías de broma.
 
- Pues nunca lo he probado -comentó Craig hambriento.
 
- Ker, ¿pedimos un "Kufta"? -me preguntó Danny.
 
- No sé lo que es -le respondí.
 
- Oh, básicamente es un plato de albóndigas de carne de cordero picada aderezada con especias que asan a la brasa. Suele estar acompañado con pilau -nos explicó algo ilusionado al recordar el plato, al ver que no entendimos lo último acabó su explicación-. Que es arroz con verduras.
 
- Tú has estado antes en Egipto, ¿no? -le comentó Mybe.
 
- Es rico -afirmó Tobías.
 
- Yo creo que me pediré un Kebab -opinó Aaron al ver los numerosos platos que habían.
 
- Vamos a ver, ¿enserio qué estáis en el Cairo vais a pedir un plato tan cutre? -le preguntó Craig intentando asimiliar la tontería que dijo Time Trial.
 
- Yo creo que puedes pedir Fatta -le aconsejó Danny emocionado.
 
- ¿Y eso qué es? -le preguntó Aaron confuso.
 
- Mira, Danny, mejor pide tú los platos por nosotros, acabaremos antes -le comenté algo cansado. Todos accedieron con el plan. Mientras esperábamos la comida, encendí el móvil para ver los mensajes que tenía. Observé que tenía más de cientos de mensajes. Mis compañeros de clase me preguntaban por privado si estaba bien, mi madre intentó realizar más de 20 llamadas por Whathapp, y Doris no paraba de preguntarme a cada hora si seguía vivo. Iba a hablar y contestar a mi novia, Marissa sabe que ya estoy bien gracias a Mybe y mis compañeros seguramente gracias a las noticias. Le puse: "Ya tengo tu souvenir". Me respondió a los pocos segundos: "No me importa el regalo, ¡¿tú estás bien?!" Me alegraba el hecho de que...se preocupase por mí. Le contesté: "Sí, estoy perfectamente, teníamos hoy una cita, ¿no?" Me respondió: "Casi voy y todo para Egipto para buscarte y sacarte de ese lío. Me alegro que estés bien, y espero con ansias nuestra cita, Bluedy", acompañado de un corazón. La verdad, yo también tenía mucha ilusión con la cita, al final del día tendré que despejarme de tanto egipcio, zombies y The Angel. Le mandé la información de nuestro regreso, para que se lo enviara a Counter. Queda menos de hora y media para nuestro regreso. Nos trajeron nuestros platos, todos tenían buena pinta. Aaron se fue al baño, Tobías aprovechó para hablar con Ricardo.
 
- Hey, Ricardo, ¿qué tal con Aaron? Ya me entiendes -le comentó interesado.
 
- No sé de qué estas hablando -dijo Paste algo sonrojado.
 
- Sé que te gusta, te preocupabas demasiado por él para ser solo un "compañero de academia" -le explicó Gryn Syld de forma pícara. La verdad, me estaba entrando curiosidad.
 
- ¿Te gusta Aaron? -le preguntó directamente Danny de forma inocente.
 
- ¡¿Qué?! No, es mi amigo, nada más -nos respondió algo nervioso y ruborizado.
 
- Ya, y yo no salgo con la madre de Ker -comentó Mybe casual. CABRÓN. Tobías no paró de reír por el comentario de nuestro tutor. Danny no dijo nada, se notaba que estaba igual de incómodo que yo.
 
- ¿Por qué no le pides salir? -le preguntó Green Twister volviendo al tema original.
 
- Es hetero -le respondió Paste algo apenado.
 
- No pierdes nada al pedírselo, yo que tú lo intentaría, si no haces nada ten por seguro que vas a estar solo -le explicó Craig mientras comía de su plato.
 
- ¿Así conseguiste estar con la madre de Ker? -le preguntó entre risas Tobías. Mybe no paró de reirse por su comentario. Reiros, pero la próxima vez no os voy a salvar a ninguno de vosotros.
 
- ¿Me he perdido algo? -preguntó Aaron volviendo a sentar en su sitio.
 
- Sí, del shippeo -comentó Craig de broma. Ricardo casi se atragantó con su comida al escuchar lo que dijo nuestro profesor. Tras acabar de comer, nos fuimos hacia el hotel, por el camino Danny, Tobías, Mybe y yo empezamos a caminar juntos más deprisa, dejando atrás a aquellos dos.
 
- Ricardo, que podamos oir toda la conversación a través de tus auriculares -le comentó nuestro tutor.
 
- ¿Qué? ¿Por qué? -le preguntó alterado y nervioso al dejarle vendido.
 
- Porque soy tu profesor, si no, estarás castigado -le explicó Mybe amenazante. Madre mía, somos unos cotillas de mierda.
 
- ¿Por qué caminan con prisa? The Angel no se va a ir sin nosotros -dijo Time Trial extrañado al ver que acelerábamos. Hubo un silencio incómodo entre ellos dos.
 
- Se supone que ahora tendría que venir una declaración, Ricardo -comentó Mybe algo molesto.
 
- ¡Vamos Ricardo! ¡Tú puedes! -exclamaba Danny animando a nuestro compañero.
 
- Demuestra quién es el seme de la relación -bromeó Tobías. No pudimos parar de reir por su comentario, las risas.
 
- ¿De qué se están riendo? -preguntó Aaron interesado en nuestro show del humor.
 
- Quién sabe... -respondió nervioso Paste-. Por cierto, ¿qué te ha parecido Egipto?
 
- Bueno, quitando el hecho de que casi morimos, todo bien. Estoy cansado de este insufible calor -explicó Aaron algo desgastado por las altas temperaturas de la ciudad.
 
- Ricardo, ahora es tu momento, declárate -le animó Mybe.
 
- Dile que quieres ser su Doris -le comentó Tobías entre risas. Me enojó su comentario, iba a pegarle pero Mybe me detuvo con su poder.
 
- Nada de peleas fuera del horario escolar -me regañó Craig. Finalmente al escuchar que la pareja hablaba de cosas normales y triviales les dejamos a su rollo, desconectando nuestros auriculares para no escucharlos.
 
- Por cierto, ¿qué pasará con el Cetro de Anubis? -le preguntó Danny sacando tema de conversación.
 
- Ahora mismo Light Layer lo tiene bajo su custodia junto con la ayuda del gobierno. Lo protegerán en una de las miles guardias secretas del estado -nos explicó Mybe.
 
- Como Ker lo rompió, ¿ya nadie podrá utilizar su poder? -le preguntó esta vez Tobías.
 
- El cetro aún contiene bastante poder, pero no os preocupéis no ocurrirá de nuevo a lo que habéis tenido que vivir -nos explicó Craig calmando a mi amigo-. Por cierto, hablando de poderes, Ker, tú absorviste una gran cantidad de su energía. ¿Has notado algo diferente?
 
- No, la verdad es que no -respondí con sinceridad. Me sentía igual que antes del incidente, espera...si logré absorver su energía, ¿quiere decir que tengo nuevos poderes?
 
- No te preocupes, que en mis clases te daré misiones de vida o muerte para ver tus nuevas habilidades -me comentó Mybe con una sonrisa maliciosa. Quiero ver tu cara cuando descubras que podré sobrevivir a lo que me pongas. Finalmente llegamos al nuestro hotel. Mybe se despidió ya que tenía que volver pronto a casa, espero que no sea para estar con mi madre. The Angel nos mandó a hacer las maletas y a esperarle en la sala principal del hotel. Cuando hice mis maletas y me puse mis ropas que usualmente llevo, salí de la habitación. Me encontré con Ricardo y Aaron llevando sus maletas.
 
- Vaya 5 días de locura -opinó Ricardo al recordar nuestra travesía.
 
- Yo solo quiero llegar a mi casa, ir a mi cama y dormir -explicaba Time Trivel ilusionado con su deseo. La verdad, yo estaba igual que él.
 
- Ha sido un placer trabajar contigo -me comentó Paste alzando su mano a mi dirección.
 
- Sí, lo mismo digo -le dije estrechando su mano.
 
- Ni que esto fuese una despedida, que vamos a la misma Academia -explicó Tobías saliendo de su habitación.
 
- Cierto, ¿vosotros a qué clase vais? -les pregunté.
 
- 2º B -dijeron al unísono.
 
- Espera, ¿vais a la misma clase de John? -les pregunté algo sorprendido.
 
- ¿Le conoces? -me preguntó Aaron.
 
- Sí, también es...mi amigo -le respondí.
 
- Esperad, ¡¿vais a la misma clase de John?! -preguntó sorprendido Danny que recién había llegado. Nos pusimos de acuerdo para que en la próxima semana quedasemos en los recreos, así ya tendré otra alternativa que no sea estar solo o con las amigas de Beatriz. Nos intercambiamos nuestros teléfonos ahora que teníamos confianza. Esperamos a The Angel en la sala principal, parece que estaba hablando con alguien importante. Me fijé que Ricardo estaba algo nervioso.
 
- Hey, ¿estás bien? -le pregunté susurrando.
 
- Sí, es que hace un rato me he atrevido a decirle a Aaron de quedar en este finde...los dos solos -me explicó algo tímido mi nuevo amigo.
 
- Me alegra escuchar eso, ya verás como todo sale bien -le comenté animándolo y calmándolo.
 
- Sí...eso espero, ya te mandaré un mensaje si pasa algo importante -me explicó nervioso.
 
- Perdonad la interrupción. Bien, veo que estamos todos listos, ¿estáis preparados? -nos preguntó The Angel animado. Todos afirmamos con nuestra cabeza. Nuestro supervisor alzó su mano y con su brazalete platino nos teletransportó al frente de la Academia Heaven-. Quiero deciros antes de marcharme de que habéis sido unos grandes superhéroes en Egipto, sobre todo tú Ker, tengo muchas esperanzas en tí. Estoy muy orgulloso de vosotros.
 
Sus bonitas palabras nos llegó a nuestros corazones, que un superhéroe de su nivel nos alabase de esa forma se sentía muy bien. Una pena que había comenzado ya los planes de Counter. El Brazalete de The Angel y el que teníamos se empezó a iluminar.
 
- ¿Qué está pasando? -preguntó preocupado Danny.
 
- Parece que un héroe ha activado el botón que llama a todos los superhéroes de la ciudad -explicó serio The Angel.
 
- ¿Qué hacemos? -le pregunté.
 
- Yo iré a la zona donde surge la señal, vosotros id a vuestras casas y dejad vuestro equipaje, cuando lo hagáis os telentrasportáis a la zona en cuestión, las coordenadas ya están puestas -tras terminar la explicación de nuestro supervisor se teletransportó al sitio que "estaba en peligro". Me potencié las piernas y dejé a mis compañero atrás, no podía perderme el espectáculo. LLegue a mi casa y tire las maletas al suelo del salón. Le dí al botón de mi pulsera y me telentrasporté al lugar en cuestión. Estaba encima de una azotea, me encontraba en el corazón de Eustópolis. La zona se componía de varios rascacielos y edificios bien desarrollados, los cuales tenían pantallas digitales. La señal provenía de uno de esos rascacielos, al parecer estaba de obras. Me puse a varios metros de distancia para observar a mis rivales. Me comuniqué con mi auriculares con The Angel.
 
- Estoy ya en el objetivo. ¿Cuáles son las ordenes? -le pregunté interesado para saber qué movimiento haría.
 
- De momento mantente atrás, no sabemos qué es lo que ocurre, esta zona está muy tranquila -me explicó preocupado y nervioso. Tranquilo, ya estaba fuera del rango del peligro. Observé cómo varios superhéroes de niveles B y C llegaban gracias a sus teletransportadores. También vi a varios compañeros de mi clase, como Leo y Beatriz, acompañado de otros alumnos de la academia. Todos se reunían en circulos alrededor del rascacielos. Varias personas viendo a todos los héroes empezaron a sacarles fotos y a dirigirse hacia ellos. Mierda, ¿es que no saben que cuando hay muchos héroes es debido a que hay una gran amenaza?
 
- Ker, en 10 minutos vendrá mi limusina, dejaré mis cosas e iré contigo a ayudarte -me explicó alterado Danny desde los auriculares.
 
- No te preocupes, parece que todo está controlado -mentí. Recibí otras llamadas de mis amigos de Egipto, también les quedaba poco para venir. Me puse en contacto con Leo.
 
- Leo, soy yo, ¿cuál es la situación? -le pregunté intrigado. ¿Cuál sería el plan de Counter? Necesitaba conocerlo.
 
- Estoy con RoseRobot intentado hacer que el público que se ha formado se vaya -me explicó algo agitado. Los observaba desde lejos, las personas que estaban alrededor no entraban a razón. Beatriz se vió obligada a utilizar su poder haciendo que esas personas entendiesen los sentimientos de ella, haciendo ver que estar ahora mismo en ese lugar era una mala opción. Parece que funcionó ese plan de última hora, se estaba yendo poco a poco del lugar. Menos mal, no quería que esos inocentes muriesen por el ataque de Counter. Me sentía algo emocionado por saber que The Angel se enfrentaría a la muerte en muy poco tiempo, sin embargo pensar en el resto de superhéroes que no tenían nada que ver con aquel incidente...me apenaba. No puedo cambiar lo que hice en el pasado, esta será las últimas consecuencias que realizó mi yo con mi antigua ideología. A partir de lo que ocurra hoy, intentaré que no pase más estos incidentes.
 
- Ker, una ayuda no nos vendría mal -me comentó Leo al ver que varias personas que no estaban afectadas con el poder de RoseRobot seguían intentando acercase a los héroes para molestarlos y acosarlos.
 
- Estoy cerca de vuestra posición, enseguida voy -le mentí de nuevo. No voy a arriegarme a estar a pocos metros de ese edificio. Noté cómo alguien me llamaba por el móvil, era Doris. Mierda, nuestra cita doble. Acepté la llamada.
 
- Doris, tenemos que posponer la cita -le comenté velozmente.
 
- Lo sé, Beatriz me ha informado de que no podrán ir debido a una señal importante de última hora, pero, ¿no puedes ir tú? Ellos se pueden ocupar solitos -me explicó mi gata.
 
- No puedo, tengo que ver cómo muere The Angel con mis propios ojos -le expliqué emocionado.
 
- Ker...te he echado de menos. He esperado impacientemente esta cita, ya verás si muere en las noticias. Por favor, ven conmigo -me comentó algo triste.
 
- No me vas a lograr convencer chantageándome emocionalmente, Doris. Esto es mucho más importante -le expliqué algo alterado. Ella solamente suspiró.
 
- De acuerdo, pero me debes una cita la cual elegiré el día y el momento que yo quiera, ¿de acuerdo? -me explicó con una risa burlona de fondo.
 
- Está bien -respondí algo cansado.
 
- No mueras -me dijo seria.
 
- Sobreviví contra un Dios egipcio, seguro que saldré de esta -le expliqué seguro de mi mismo.
 
- Vaya, parece que juntarte con Mybe ha hecho que se te pegue su egocentrismo, Bluedy -se burló de mí, yo colgué la llamada nada más escuchar su frase. No quería saber por hoy nada más de ese cabrón. Estaba algo enojado por no poder ir en la cita con mi novia, de verdad quería ir, sin embargo lo que suceda aquí y ahora decidirá todo, mi objetivo, mi venganza. Sé que he tomado una buena decisión.
 
- ¿Observando las buenas vistas, patosín? -me preguntó por detrás Mybe. Genial, lo que me faltaba.
 
- The Angel me ha dicho que me quedara atrás, para informarle de la situación de mi alrededor -le expliqué algo nervioso.
 
- Gracias por decirme una información que no te he preguntado -comentó poniéndose al lado mío.
 
- ¿Crees que será grave? -le pregunté.
 
- No lo sé, sin embargo contamos con la ayuda de un superhéroe de nivel S. Todo estará controlado -explicó mi tutor serio confiando en su amigo alado. Hablando del rey de Roma, me fijé en cómo volaba gracias a sus alas doradas junto varios compañeros que tenían el poder de volar. Estaban inspeccionando el rascacielos desde el exterior, mirando por las ventanas del edificio.
 
- ¿Sí, The Angel? -preguntó Mybe aprentando sus auriculares- ¿Qué no ves nada sospechoso? -preguntó esta vez más alterado- Es imposible, no, no se puede tratar de una broma, a lo mejor proviene desde el sue... -no pudo acabar con su frase debido a que el rascacielos explotó de golpe, provocando con su onda expansiva destruyó el resto de edificios que había a su alrededor, era lo mismo que ocurrió en mi primer enfrentamiento contra Counter. The Angel fue lanzado hacia gran velocidad a pocos metros de nosotros, Mybe lo consiguió parar con su poder. Todo su traje estaba chamuscado y lleno de cortes, se veía sangre recorrer por sus adornos dorados. Mi tutor lo puso con cuidado en el pavimento de la azotea.
 
- ¿Cómo no hemos...podido ver la bomba? -se preguntaba el angel en voz alta. Mybe le ayudó a que se apoyase sobre él.
 
- Venga amigo, esto no ha sido nada. El Renacido vendrá y te sanará -le explicaba Craig preocupado por el mal estado de su compañero.
 
- Tranquilo, estoy bien, aún tengo mis alas, podemos contraatacar -decía mientras escupía sangre. Vimos en el cielo la figura de Counter.
 
- Me he cansado de esconderme, hoy acabaré con aquellos héroes poderosos. Demostraré que los héroes de nivel S no son tan leales y buenos como dicen ser. Exterminaré a todos los falsos héroes, empezando por esta ciudad -explicó Counter al mundo, pudimos lograr escucharle ya que se modificó la voz para que llegara a cada rincón de Eustópolis. Estaba de acuerdo con sus ideales, sabía que eramos muy parecidos. Observamos cómo varios superhéroes con capacidad de vuelo se dirigían rápidamente hacia él. Counter dió una palmada haciendo que éstos héroes se durmieran y callesen al suelo indefensos, dejando más cadáveres en la ahora zona derrumbada.
 
- Tenemos que pararle -comentó serio The Angel.
 
- Necesitamos un plan, Ker tú eres el mejor estratega que tenemos por ahora, ¿has pensado en algo? -me preguntó Mybe algo nervioso. La verdad, sabía cómo poder frenarle pero estaba inseguro por si le pudiesen arrestrar o matar.
 
- No...no se me ocurre nada -mentí.
 
- Ker...ayuda -me dijo Leo por el auricular bastante cansado. Mierda, con el derrumbamiento y con la explosión todo el lugar estaba llena de escombros y con zonas rodeadas de llamas, noté cómo varios civiles y superhéroes habían muerto aplastados.
 
- Hay personas que necesitan ayuda, yo me encargaré de rescatar y poner a salvo a los supervivientes -les expliqué a los 2 superhéroes. Ellos se quedarían en ese lugar a la espera del Renacido, una vez que curase a The Angel, se enfrentarían los 2 contra Counter. Salté y aterricé en el suelo, corrí con mi supervelocidad hacia la zona llena de escombros. Recibí una llamada de Danny.
 
- ¡Ker! ¿Qué ha pasado? -preguntó alterado.
 
- Counter nos ha tendido una trampa, estoy ahora mismo en medio de todo el caos, voy a ayudar a sacar de los escombros a todas las personas. Necesitaré ayuda -expliqué algo desesperado. Me fijé cómo varios superhéroes caían al suelo al ser derrotados por Counter. Estaba siendo toda una masacre.
 
- Yo también estoy cerca de tu posición, Ker -me comentó Tobías.
 
- Ricardo y yo también estamos cerca -dijo Aaron a través del auricular. Tardaron pocos segundos hasta que pudimos estar reunidos los 5.
 
- Leo, si sigues ahí, pásame tus coordenadas exactas, iremos hacia tí enseguida -le expliqué.
 
- ¡¿Qué hacemos?! -preguntó asustado Danny.
 
- ¿Y si hago retroceder este lugar a hace 10 minutos? Así podremos sacar con facilidad a todos los supervivientes -nos explicó apresurado Time Trial. Esa sí que es una buena idea. Aaron utilizó sus poderes provocando que toda la zona se moviera y que las rocas y objetos materiales volviesen a su lugar, el rascacielos estaba intacto. Ahora podíamos observar a los civiles sin ningún problema.
 
- ¡Rescatad a todos los que podáis y llevadlos a la ambulancia! -exclamé al grupo. Cada uno se dirigió por distintas rutas, conseguí encontrar a Leo, estaba tirado en el suelo, su traje estaba roto, tenía su brazo derecho torcido-. Hey, hey, despierta. Vamos.
 
Intentaba hacer que abriese los ojos pero no lo conseguía, no estaba respirando. Intenté despertarle a golpes pero nada, tendría que hacer el RCP, puse mis manos sobre su pecho e hice todo lo que me enseñó Esther. Sin embargo, no daba señal de vida.
 
- No me jodas Leo, vamos, tú no puedes morir, no debes de hacerlo -repetía desesperado al ver el cuerpo sin vida de mi compañero. Enojado potencié mis manos aún apretando su pecho, sentí un escalofrío recorrer por mis hombros, la luz que generaba cambió a un color púrpura, iluminé todo el cuerpo de mi compañero, duró pocos segundos. Leo volvió a respirar sin parar de escupir sangre manchando mi traje.
 
- Ker...mi brazo...Beatriz -decía mientras lloraba. Estaba muerto y como si se tratase de un milagro revivió, ¿éste es mi nuevo poder? Su brazo aún estaba roto, mi nueva habilidad no era como la del Renacido. Dejé de pensar en mis poderes, cogí a Leo y lo cargué a mi espalda, lo llevé a una de las ambulancias que habían alrededor del corazón de Eustópolis. Tras dejarle en una camilla me volvió a hablar.
 
- Salva a Beatriz...estaba conmigo -me explicó lentamente mientras agonizaba del dolor. Me fui a la zona donde encontré a Fire Emotion. Logré visualizar a Beatriz, estaba boca arriba, todo su casco cibernético estaba destruido, su rostro estaba lleno de cicatrices, le sangraba la nariz, el resto de su traje estaba quemado.
 
- Bea, vamos, levanta. Leo está bien, te llevaré con él -le expliqué, ella logró asentir con su cabeza. Antes de poder llegar a la zona de las ambulancias, Counter aterrizó delante mía. Sujetaba con su mano derecha la cabeza de un héroe de nivel B. La tiró hacia atrás como si fuese una bola de papel. Sacó de un bolsillo de su cinturón metálico la pulsera dorada que le regalé.
 
- Te devuelvo tus monedas de plata, Judas -comentó Counter tirando a mi posición la pulsera. Su actitud arrogante y este gesto hizo que temblara del miedo.
 
- Danny, voy a lanzar para arriba a Bea, crea un tornado cuando la veas y dirigelo hacia las ambulancias -le expliqué rápidamente por mis auriculares mientras sudaba del temor.
 
- ¡¿Qué?! -me preguntó sorprendido. Lancé al aire a Beatriz, Danny creó el tornado a la perfección en el sitio donde se encontraba y la trajo hasta las ambulancias. Counter no estaba interesado en esa heroína y lo pasó por alto.
 
- Creí que pensábamos igual, Light Layer es un falso héroe -le dije algo nervioso, me potencié tantos mis brazos como mis piernas.
 
- Sí, pero tú eres el rey de los falsos héroes -me explicó calmadamente. Mierda, tenía razón, yo nunca me he visto como un superhéroe, a sus ojos soy todo lo que representa ser un mal héroe, como traicionar a mis compañeros. Alrededor del brazo derecho de Counter salieron 4 corrientes de energía que contenía los elementos de agua, tierra, aire y fuego, se fusionaron con su brazo, cerró su puño. Sin darme cuenta lo tenía a poco centímetros de mi, con su puño mejorado me golpeó el estómago haciendo que me lanzara hacia lo más alto del rascacielos. Tuve suerte de que me pude potenciar la parte que me golpeó ya que minimizó el golpe. Iba a chocar contra el rascacielos en obras pero The Angel me agarró en el vuelo.
 
- No te preocupes Ker, los refuerzos han llegado -me calmó el angel dejándome en el suelo, por lo que veía ya estaba recuperado. Counter fue rodeado por varios de los superhéroes de nivel B más famosos, entre ellos se econtraba Mybe, Mobeen, Mr. Goldren, "Breath" y "Briefing". The Angel me llevó con mis amigos.
 
- Toma, bebe esto para que tengas todas las fuerzas posibles para derrotar al villano -me explicó El Renacido ofrenciéndome un vaso con su líquido. Me fijé que Beatriz y Leo ya se encontraban curados, al igual que el resto de civiles y superhéroes.
 
- ¿Qué vais a hacer? -le pregunté a nuestro supervisor.
 
- Atacarle con todo lo que tengamos y ponerle estas esposas inhibidoras de poder -me explicó enseñándome las esposas que tenía en su cinturón dorado.
 
- Necesitaremos más esposas, la última vez no fue suficiente con una -le comenté enojado. Aún no podía creer que mi ídolo casi me asesina, quería vengarme.
 
- Yo puedo hacer las copias que necesitais -comentó Ricardo uniéndose a la conversación.
 
- Supongo que el plan es distraerle hasta que le puedas poner las esposas, ¿cierto? -le pregunté intrigado al angel.
 
- Así es -me respondió serio.
 
- Voy a mejorar tu plan. Paste, copia a The Angel, haz tantas versiones como puedas. Gryn Syld, tú harás escudos de energía en los brazos de nuestro enemigo, para evitar que pueda utilizar sus poderes. Bea, si algo sale mal, lánzale tu humo con sentimientos de tristeza -les expliqué a todos.
 
- ¿Y yo qué hago? -preguntó Aaron.
 
- Si algo es destruido o se derrumba la plaza haz que vuelva a su estado de hace 10 minutos -le comenté.
 
- Veo por dónde van tus ideas Bluedice. Sin embargo, no te preocupes, tenemos los suficientes refuerzos de sobra como para detenerle -explicó orgulloso y seguro de lo que decía. Aparecieron gracias a los teletransportadores numerosos héroes en las azoteas de los edificios. Counter se elevó.
 
- Intentad detenerme si podéis -comentó egocéntricamente. Notó que su cuerpo no se movía, Mybe le había parado en el aire.
 
- Pues ya lo he hecho -dijo algo nervioso y con una sonrisa de triunfo. Las copias de The Angel le pusieron varias pulseras en sus piernas y en los brazos. Tobías creó escudos de energía en sus brazos y en la palma de sus manos una vez que tenía las esposas puestas, del suelo aparecieron esas manos contruidas por los materiales del asflato que agarrraba a Counter, también salieron varias plantas que sujetaron de igual forma al villano. Del suelo se creó un escudo de metal que lo encerró en una especie de jaula. Pues ha sido más fácil de lo que creía.
 
- No lo tengas tan seguro -comentó amenazante nuestro adversario. Desprendió de todo su cuerpo un humo negro que en pocos segundos logró inundar todo el centro. Yo supe lo que era ese humo, cogí a tiempo a Aaron y a Danny, me los levé fuera de la plaza.
 
- ¿Qué ha pasado? -preguntó atemorizado Green Twister.
 
- Time Trial, prepárate, ahora vamos a necesitar tu poder más que nunca -comenté algo desesperado. Nos fijamos cómo todos los edificios empezaron a levitar, al igual que los coches y algunos ciudadandos y héroes, todo por el poder de Mybe descontrolado. Salían varias flechas de energía descontrolodas dañando los distintos distritos de Eustópolis. Aparecían en distintos lugares escudos de energía, los edificios que estaban levitando empezaron a copiarse infinitamente, sin embargo estos no podían volar cayendo dentro del medio de la zona donde estaban nuestros profesores. Un viento se apoderó de ese lugar, tanto que casi no podíamos ir a esa dirección, observamos el humo rosa de Beatriz expandiéndose entre las calles de Eustópolis. Esto se nos ha ido de las manos-. ¡Time Trial! ¡Ahora!
 
Mi compañero intentó poner todo en su lugar, haciendo que todo estuviese como antes, lo estaba logrando, los edficios bajan poco a poco al igual que el resto de cosas que levitaban, empezaron a disminuir los poderes, el humo de Beatriz y el de Counter desaparecían poco a poco.
 
- Aaron...¿qué estas haciendo? -le pregunté asustado al ver que podía rebobinar también las habilidades para que estuviesen en su estado normal.
 
- Yo...estoy haciendo que todo el lugar...y las personas...estuviesen igual que hace 10 minutos -comentó Time Trial cayendo al suelo pero sin apartar su mirada y manos del objetivo. Logró que se restaurara todo. Cayó desmayado al suelo.
 
- ¡Aaron! ¡¿Estás bien?! -le preguntó Danny agarrándolo hasta de que cayese. No contestaba. Comprobé si respiraba, afortunadamente estaba vivo. Counter se encontraba en el cielo observando cómo su ataque fue parado.
 
- ¿Quién ha sido? -preguntó enojado el villano. Observó cómo todos estaban en el suelo intentando incorporarse, sentí otro escalofrío recorrer por todo mi cuerpo, noté que tenía su mirada clavada en mí-. Tú.
 
- Green Twister, tornado celeste -le comentó alterado. Danny supo a lo que me refería, creó un tornado de más de 5 metros y me lo lanzó. Yo me puse en medio y repetí el mismo proceso que hice en Egipto, ahora solo me faltaba comunicarme con RoseRobot- Bea, lánzame tu humo, ¡AHORA! -grité desesperado dirigiéndome a gran velocidad a su dirección. Una vez que contení mi respiración por el humo rosa que me rodeaba, me paré en el suelo, me agaché para coger más fuerza y salté girando sobre mí mismo junto a las habilidades de mis compañeros. Cogí del pecho a Counter y lo llevé hacia el racascielos que estaba en construcción, destruí varias paredes y lo lancé hacia abajo. Me giré y con mi puño potenciado caí gracias a la gravedad hacia su cara, destruyendo consigo varias plantas del edificio. Al tocar el suelo, que no se rompió debido a que perdí la fuerza de mi ataque, me retiré a varios metros de distancia. Counter se empezó a reir, se levantó del suelo como si nada.
 
- ¿Sabes qué es lo bueno de poder crear cosas con tu imaginación? Que te puedes hacer invulnerable y resistente a los aparatos que inhiben los poderes -me explicó poniéndose en posición de ataque. Estábamos los dos, supondría que tardarían 5 minutos en venir mis compañeros para ayudarme una vez que se recuperen del todo. Tengo que aguantar y si puedo, matarlo. Tengo miedo de que lo atrapen y pueda decir que he sido yo quién le dió la pulsera y planeó este ataque.
 
- Creí que podíamos trabajar en equipo -le comenté de forma sincera.
 
- Chico, yo trabajo solo. Nunca aceptaría cooperar con alguien que intenta ser un superhéroe -me explicó burlándose de mí. Convertí mis dos brazos en espadas de energía-. Veo que pensamos igual.
 
Fui el primero en realizar un ataque, le intenté cortar su cuello pero él se defendía creando escudos de un metal en el aire que me impedía siquiera tocarle. Me estaba poniéndo histérico.
 
- ¿Eso es todo lo que tiene el superhéroe que acabó con el Dios Anubis? -me preguntó decepcionado. Ahora que me estaba subestimando, convertí mis manos en dos cañones propulsores de energía, le lanzé una gran ráfaga de mi poder. Sin embargo, él la paraba con su mano mientras bostezaba-. Una absoluta decepción.
 
Dejó de crear escudos, sus manos se convirtieron en la fusión de los cuatro elementos, como su primer ataque que realizó contra mí. Convertí mis brazos en escudos de energía pero Counter los rompía a pedazos, me dió una patada en la rodilla haciendo que me cayera, me dió un puñetazo en la cara con el cual me tiró al suelo abollando éste mismo. Me agarró del hombro y me levantó, intentó pegarme de nuevo en mi estógamo pero le detuve generando una onda expansiva de energía que hice que se chocara con una de las vigas que sujetaba esta planta con la de arriba. Observé cómo caminaba adolorido. Supe la debilidad de Counter al instante, es posible detenerlo...y matarlo.
 
- Esta decepción te ha herido -le comenté intentado provocarle. Salió una carcajada de su boca. Me miró amenazante, a mi no te me pongas gallito. Convertí mi mano derecha en un cañón láser y destruí el suelo donde estábamos. Aterricé en la planta baja sin problemas, Counter tuvo algunas dificultades al estar desprevenido por mi acción. Creé algo nuevo, todo mi brazo izquierdo se convirtió en una cuerda de energía la cual podía controlar a mi voluntad, agarré de la cintura a Counter y me lo llevé a mi dirección, transformé mi otra mano en una cuchilla, iba a atravesar su corazón. No obstante, Counter con gran rapidez dió una palmada antes de que le pudiera atravesar, perdí todos los sentidos. Me sentía agotado, mierda, si me duermo estaré acabado. Aún podía razonar bien aunque viese todo borroso y se me cerrasen los ojos lentamente. ¿Qué es lo que mantiene despierto al cuerpo? El cerebro, me potencié toda esa parte, reactivando mis sentidos. Logré estabilizarme, ya no me sentía cansado.
 
- Enhorabuena, eres el primero en sobrevivir a mi palmada. Qué pena que nadie vaya a felicitarte por eso -me explicó dándome aplausos sarcásticos.
 
- Mis compañeros están a punto de venir -le comenté enojado. Ellos eran mi última esperanza.
 
- ¿De verdad crees que no he hecho nada allá afuera mientras peleaba contigo a solas? -me respondió señalando el paisaje que se encontraba a mis espaldas. Me dí la vuelta para ver la situación. Todos los superhéroes estaban luchando con una versión de Counter, los colores de sus trajes estaban cambiados. Mierda, ¿es que nadie se ha fijado en ese puto detalle? ¿Y por qué no me han avisado? Puse mis dedos en mis auriculares, noté que estaban estropeados.
 
- Lección número uno: Nunca des la vuelta a un villano -me explicó Counter detrás mía, me agarró de la nuca con su superfuerza, me tiró al suelo rompiendo éste mismo. Me encontraba tumbado boca arriba viendo la silueta de lo que era mi ídolo observando si seguía con vida. Saltó sin mucha prisa a mi posición.
 
- Veo que te resistes en morir -dijo algo fustrado.
 
- Yo soy el que asesinará a Ligth Layer -le confesé escupiendo sangre. Me empezé a arrastrar con mis brazos para escapar de Counter, éste me piso mi pierna.
 
- Cumpliré ese objetivo por tí -me comentó serio. Me dió la vuelta para que le puede ver, observé cómo transformó su brazo en una espada, me estaba imitando- La verdad, creo que así gozaré más cuando acabe con los superhéroes -me explicaba admirando su nueva creación.
 
- Hay una cosa a lo que no eres invulnerable -le dije algo agotado por la paliza que me había dado.
 
- Dime, Cuál es? -me preguntó interesado.
 
- La luz -le respondí. Potencié todo mi cuerpo y alzé mis dos manos creando una línea vertical de luz, cegando a mi enemigo pero sobretodo, dando una señal en el cielo grisáceo de que estaba en este lugar. Con mi pierna suelta aparté de una patada a Counter que no paraba de frotarse los ojos. Me puse firme de nuevo, volví a transformar mi mano en una espada. Iba a ir a por él, hasta que todo su cuerpo empezó a brillar.
 
- Es la hora de explotar -comentó aún manteniendo su confianza. Mierda, si me daba con su poder estaría muerto, salté del edificio justo cuando explotó, la onda expansiva me dió en la espalda haciendo que cayera a gran velocidad contra el suelo. Sin embargo, no morí, me encontraba levitando a centímetros del suelo.
 
- Si mueres tu madre me mata -me explicó cansado y herido Mybe. Me soltó, observé que estaba a muchos metros del edificio derrumbado, otra vez el centro de Eustópolis estaba lleno de escombros, fuego y caos. Me fijé en más superhéroes heridos que se encontraban entrelos escombros. Counter levitaba mientras se reía de nuestra desgracia. The Angel se puso a mi lado.
 
- Nos ha engeñado en todo este tiempo -comentó el angel furioso.
 
- Sé cómo detenerle -dije exhausto. Mybe y su amigo se sorprendieron y se alegraron de la noticia.
 
- ¿Cómo podemos acabar con él? -me preguntó Craig volviendo a tener esperanza de salir vivos.
 
- Hay que hacer que él tome el control, siempre piensa que tiene invulnerabilidad, sin embargo, si The Angel hace parecer que está débil le puedes dar con una lanza de energía por detrás -les expliqué.
 
- Ker, ¿sabes lo que estás insinuando verdad? -me preguntó el angel serio.
 
- Lo sé perfectamente. Ha matado a muchos de nuestros compañeros, si le detenemos daremos un mensaje, que al final los héroes siempre ganarán. Además, no le podremos detener, puede hacer que sea inmune a las esposas inhibidoras -les terminé de explicar. Mybe miraba serio a su compañero.
 
- Supongo que no tenemos otra opción, si no lo matamos, moriremos en su lugar -opinó The Angel decidido a tomar la misión.
 
- Te acompañaré -le comentó Craig serio. No, tiene que ir el angel solamente, si se matan entre ellos me quitaré a dos pájaros de un tiro.
 
- No, The Angel es el único capaz de derrotarle, es nivel S. Además, tus poderes son más valiosos aquí, puedes quitar rocas y escombros para ayudar a rescatar a nuestros compañeros heridos -le expliqué con lógica. Mybe miró inseguro a su amigo, éste le puso su mano en su hombro.
 
- No te preocupes, estoy perfectamente, además, todos tenemos una energía limitada, incluso él, no puede ser tan poderoso como al principio -comentó The Angel tranquilizando a Craig.
 
- De acuerdo, pero si surge algo, llámame por los auriculares -le ordenó mi tutor. The Angel creó una lanza de varios metros y la lanzó al cielo. Se fue volando hacia el objetivo. ¿Por qué habrá creado esa lanza? Bueno, ahora tenía otras cosas en mente. Mybe me acompañó hacia la zona donde se encontraban las ambulancias y los policías. Vi a Ricargo estar agarrando de la mano a Aaron que se encontraba en una camilla. Me recuperé gracias al líquido de nuestro médico favorito. Mybe llamó a Danny, Tobías, Leo y a Beatriz.
 
- Seremos uno de los equipos de rescate. Haremos grupos de dos personas y transportaremos a los heridos hasta este lugar. Rápido antes de que... -Craig no pudo acabar con su explicación debido a que una onda expansiva de luz nos dió de lleno, provocando que los edificios de otros distritos se empezaran a caer. Oimos gritos de auxilio. Mierda, necesitamos a más superhéroes, pero los que habían están muertos-. Cambio de planes todos id a ayudar a los civiles, yo iré a ver si mi amigo ha podido derrotar a Counter.
 
- ¡Espera! Es mejor que vaya yo, soy el que tiene poder de supervelocidad, puedo salvar a The Angel si tiene problemas. Te avisaré de la situación por los auriculares -le expliqué tomando la iniciativa empezando a correr en la dirección de esa onda expansiva. Mybe me obedeció, vale, ahora que no hay superhéroes por esta zona y que las cámaras de las calles han sido destruidas, puedo hacer lo que quiera. Me dirigí dentro de lo que quedaba del rascacielos donde apareció Counter. Estaba en la planta del todo, habían trozos de piedra, de metales, habían algunas flamas llameantes. Salté por un hueco que había para entrar en el interior del edificio. Seguí caminando lentamente. Logré observar a The Angel, estaba vivo, se encontraba apoyado en una roca, delante suya se encontraba el cadáver de Counter, atravesado por la lanza que tiró al principio. Al final...mi plan funcionó. Sentí pena y miedo al saber que un villano tan poderoso fue derrotado por The Angel. ¿Podría ganarle? Claro que sí, yo estaba recuperado, tenía todas mis energías. No podía decir lo mismo del angelito, sus alas estaban rotas, al igual que su traje, noté que le había apuñalado en ciertas zonas de su pierna. Tiró el cuerpo sin vida de Counter a un lado, suspiró del alivio.
 
- Aquí...The Angel, he acabado con Counter...¿Me oís? -preguntaba por sus auriculares. Bien, parece que se han dañado. Estaba nervioso ante esta situación pero era mi momento, antes de que el equipo de rescate viniese a este lugar. Salté a la planta donde se econtraba mi supervisor, aterricé destruyendo el pavimento del suelo.
 
- Hola, The Angel -le saludé de forma amenazante.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo