Capítulo 14: El rey vs la rebelde.

Black Ghost 2

visibility

195.0

favorite

0

mode_comment

0


 
El báculo de Liza es un poco diferente al de Yalet porque al final tiene dos bolas, las cuales de esta empiezan a despedir pequeñas descargas eléctricas. 
 
Y la espada del rey empieza a arder en llamas, haciendo este el primer movimiento con una onda de fuego dirigida hacia donde Liza la cual esta esquiva saltando hacia delante. 
 
Luego de caer al piso corre directo donde el rey con su báculo cargado eléctricamente por las dos bolas, se siente como la electricidad hace grieta en el aire al mover su Joya. 
 
El rey se defiende de su báculo con su espada, pero esta le deja un campo eléctrico alrededor de su cuerpo al parecer para paralizarlo. 
 
Pero al siguiente instante el rey no está simplemente se desaparece mágicamente y aparece detrás de Liza y esta sin más opción rápidamente se cubre con su báculo de la espada del rey que iba dirigida hacia ella. 
 
Al final da paso hacia atrás lejos del rey. 
 
Aún te mantienes en forma Liza. 
 
- O tal vez me he preparado para este momento.  
 
- Vamos no digas esos haces que me sonroje no sabía que me tomabas tan enserio.  
 
Veo que la espada del rey toma un color dorado creo que es su segunda trasformación, mientras el ojo derecho de Liza aparece en su centro un triángulo de color rojo. 
 
Que sucede ahora está haciendo que todos caigan al piso débiles sin fuerzas, es una bola de cristal en lo alto del campo de batalla.  
 
En donde se encuentra una chica como de 23 a 25 años, tiene los cabellos cortos de piel morena, pero quien será.  
 
Se está acercando a Liza la cual se encentra de rodillas muy débil veo como esa bola de cristal la está afectando en sus sentidos.  
 
- Quien eres tú. 
 
- Alguien de un futuro muy lejano.  
 
- Que quieres. 
 
- Tu ojo mágico derecho, alguien le dará un mejor uso, no te preocupes no te mataré en agradecimiento.  
 
Le está absorbiendo ese poder del ojo de Liza con su mano ahora lo introduce en un frasco, se nota la esencia de color rojo, aunque la madre de Yalet tiene sus dos ojos iguales sin ser afectados ya no tiene ese triángulo de color rojo que antes se le veía.  
 
Debo salvarla, soy el único que se puede mover. 
 
- No vallas, Alberto puede ser peligroso no hagas nada estúpido.  
 
Lo dice sin poderse levantar, se ve que hace un gran esfuerzo para poder moverse, pero no lo consigue.  
 
Es hora de demostrarle a Yalet que no soy un niño que debe de cuidar, puedo salvarlos a todos. 
 
Me aparezco mágicamente delante de la chica extraña.  
 
- Ooohhh Fantasma negro y que haces en un lugar como este y esa apariencia nueva, tan joven es una magia que usaste en ti para rejuvenecerte. 
 
- No sé de qué se trata todo eso, pero de algo estoy seguro y es que quiero que liberes a mis amigos de tú magia.  
 
- No importa, eso no afecta a legendarios como nosotros, esas gentes normales no están a nuestro nivel.  
 
- Hablas muchas cosas extrañas, dime quién eres y cuáles son tus propósitos.  
 
- Pareces no conocerme, pero te pareces tanto a él, lo sé por tu sangre es lo único bueno que veo en ti, como quisiera que fueras mi mascota y beber de ti cada vez que me apeteciera como en estos momentos.  
 
No sé qué rayos habla esta chica, pero invoco mi golem de hielo, ahora levanta su mano y un agujero negro se crea detrás de mí. 
 
Demonios me esta succionando, trato de moverme, pero se me hace imposible estoy siendo arrastrado por esta cosa. 
 
" No puedo ayudarte, no puedo activarme"  
 
Una voz en mi mente me dice eso, como queriéndome decir algo que sería, sentí como si un poder mágico se quisiera liberar dentro de mí, pero no puede. 
 
Yalet llega hasta aquí.  
 
- Como pudiste moverte, debes de amarlo mucho para tener esa fuerza de voluntad, lástima que lo veras morir. 
 
- ALBERTOOOOOOOOO...... 
 
Está alargando su mano para sostenerme y yo la mía, pero no la alcanzó, al final fui absorbido. 
 
Ella tenía razón le fallé, le falle a todos, no debieron confiar en mí, ahora la deje sola con esa chica desconocida.  
 
Todo está oscuro mi cuerpo se está abriendo en mil pedazos dentro de este agujero negro y de mi pecho sale esa moneda que encontré hace tiempo, dorada que desde entonces no volví a ver a mis padres.  
 
Creo que ya estoy muerto, abro los ojos lentamente, ya no está oscuro me encuentro en la sala de un hospital y una enfermera me mira con asombro al verme despierto. 
 
Más adelante llegan más médicos a mi habitación, escucho que mencionan el nombre de mi hermana, no tarda mucho para verla entrar por la puerta, se ve diferente a como la recordaba, pero aún es hermosa quizás más.  
 
No lo puedo creer estoy en mi mundo de nuevo y mi hermana lo confirma, quizás todo fue un sueño. 
 
Han pasado dos semanas ya estoy en la mansión, en el hospital desde que mi hermana me vio, se lanzó sobre mí con un abrazo y lágrimas en los ojos. 
 
Me contaron que estuve en coma por tres años, exactamente lo que duré en el mundo antiguo, también descubrí que no fue un sueño porque encontré mi anillo misteriosamente encima de la mesa de la casa, es mi Joya también probé mis poderes aún los tengo.  
 
Conocí el novio de mi hermana, pero no me agrada mucho, no vine hacer amigos en este mundo, no pienso fallarle de nuevo a nadie en esta segunda oportunidad que me ha dado la vida. 
 
Mi hermana a veces se queda mirándome de manera extraña pero no le hago mucho caso, debe de ser el impacto al verme después de tanto tiempo ya que nuestros padres están muertos, me entristece solo de recordarlo.  
 
Ahora me la paso conectado por la red, esperando entrar a mi futura escuela de magia. 
 
Mira que veo aquí la toda belleza de Herel, Yolanda es lo más atractivo de esa escuela en cuanto a lo femenino, a lo mejor es muy presumida y debe de buscar chicos iguales de populares que ella.  
 
Todo lo contrario, a mí que pasaré por desapercibido en esa escuela. 

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo