Capítulo 22: El viaje a Estarpusco.

Black Ghost 2

visibility

172.0

favorite

0

mode_comment

0


 
Llegamos después de un largo viaje a un puerto de barcos, Pablo se dirigió después de desmontarnos del auto a la estafeta a comprar los boletos de pasajeros.  
 
Mientras me quedo viendo el barco que parece de esos antiguos hechos de madera, pensé que sería un barco más moderno. 
 
- Alguna vez has ido a Estarpusco, señorita Evelyn.  
 
- Realmente no, pero sé a dónde me dirijo lo vi en una visión. 
 
- Nosotros hemos ido a esa isla de hecho como puedes ver muchos magos acuden a ese lugar en busca de una buena arma lo cual es esencial para un mago tipo arma.  
 
- Cuando vivía en la Capital 12 pensé que lo tenía todo en ese lugar y no necesitaba más nada del mundo exterior, pero en estos momentos mi situación ha cambiado.  
 
- Ellos son injusto al no dejar aceptar a ningún monstruo en las capitales.  
 
- Que te puedo decir Jessie si toda mi vida había estado de acuerdo con esa política, pero tuve que cambiar para darme cuenta lo equivocada que estaba, aun así, no quiero ser hipócrita si tuviera que elegir de mis dos vidas elegiría la anterior sin duda alguna. 
 
- Pero ahora eres un monstruo igual que nosotros no debes de pensar así.  
 
- Tienes razón ahora ya eso no importa porque......... 
 
- Por qué. 
 
- Por nada no te preocupes por mí, mira hay viene Pablo.  
 
No quería decirle porque sentí un poco de vergüenza que las dos personas por la que quiero volver a entrar a la Capital 12 se han olvidado de mí.  
 
- Bueno chicas que tal, sabían que a pesar de la mediocre apariencia de este barco su madera está configurada mágicamente por eso es muy resistente y llegaremos en menos de cuatros días.  
 
- Y porque veo barcos mejores en este lugar. 
 
- Bueno esos son los que usan los humanos de las capitales los monstruos como nosotros no podemos viajar con ellos. 
 
- Ya no siempre será así.  
 
Con esas últimas palabras mías se rompía el hilo de la conversación, en verdad es injusto ser menospreciados así. 
 
Me encuentro en el borde del barco, sola ahogada en mis pensamientos, debo de reevaluar mi vida en estos últimos meses después de convertirme en un monstruo tipo vampiro.  
 
Es hermoso el mar, ver todas esas criaturas diferentes es un espectáculo.  
 
Me sale una sonrisa en la cara de ironía, ahora que lo analizó para los humanos somos peligrosos porque necesitamos de su sangre y en cambio los monstruos tipo lobo son peligros porque no pueden controlar su irá en ocasiones y si muerden a un humano pueden convertirlo en un monstruo también si no reciben una cura que existe a tiempo antes de la primera trasformación porque si se trasforma no hay marcha atrás.  
 
- Oye nena, porque no vienes a nuestro camarote y pasas unas horas con nosotros te haremos disfrutar.  
 
- Ustedes tres parecen tan simples que no creo que podrán satisfacer una chica como yo. 
 
- Miren esa cara tan linda muchachos, solo dinos cuanto pides por ese cuerpo. 
 
- Pues lo siento se han equivocado de persona, no estoy disponible.  
 
- Creo que esto te hará cambiar de opinión.  
 
Me enseñan una bolsa llena de objetos de oro y diamantes preciosos. 
 
- Si no son falsos juraría que son ladrones.  
 
- Solo somos empresarios que vamos por mercancías para comprarla a un buen precio.  
 
- Disculpen no quiero ser grosera pero no me interesa su dinero ya que lo que realmente quiero está muy lejos de mí y no vale oro para obtenerlo.  
 
- Vas a rechazarnos aparte de que te pagaremos, te haremos disfrutar muñeca.  
 
- Si soy una preciosa muñeca, pero no soy juguete de nadie.  
 
- Pues nos retiramos, pero tal vez no sea la última vez que veas nuestras caras. 
 
- Como si me interesaría verlos de nuevo.  
 
- Me gusta cuando se hacen la difíciles, vámonos chicos ya. 
 
Si Alberto me valorada así, aunque fuera un monstruo me buscará y yo le diera todo lo que quisiera de mí, pero deja que nos volvamos a encontrar, le daré un golpe o talvez un beso. 
 
- Evelyn que querían esos hombres.  
 
- Nada que valga la pena. 
 
- Quieres unas cuantas.  
 
- Que contiene ese frasco de patillas. 
 
- Son cápsulas de sangre para estos tipos de viajes.  
 
- No gracias eres muy amable Pablo. 
 
- Sabes Evelyn tú me gustas, desde que te vi entrar en el palacio puse los ojos en ti. 
 
- Enserio y esto es una confección que tengo que darte una respuesta ahora. 
 
- Cuando termine esta guerra si sobrevivo me darás tú respuesta.  
 
- No voy a dejar que mueras tan fácilmente, Pablo si eso tienes pensado. 
 
- No lo haré si tú no quieres.  
 
Se acerca a mí y me da un beso en la mejilla es muy tierno y se siente bien ser querida, pero lo siento solo me interesa, Alberto. 
 
Pero me reconforta ya que me recuerda a Dery cuando lo perdí todo estuvo a mi lado siempre hasta que despertó Alberto y cambio mi mundo. 
 
Hace frio me voy a mi dormitorio. 
 
Unas de la gran ventaja de ser un monstruo tipo vampiro original que podemos vivir mucho tiempo usando nuestra magia sin la necesidad de sangre.  
 
Al llegar a mi dormitorio, Pablo me llevo algo de comer, luego de terminar me dormí, espero llegar rápido a nuestro destino ya que realmente no sé de qué se trata todo esto y donde mi espada me quiere llevar. 

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo