Capítulo 31: Quién es el verdadero enemigo.

Black Ghost 2

visibility

174.0

favorite

0

mode_comment

0


 
El primero en atacar es el joven Berek, al que se encuentra de frente de él, con el aura mágica en forma de ave.
 
Se lanza con su puño y este se cubre con sus dos alas mágicas, pero no importa queda impulsado hacia atrás a una gran presión hasta chocar de golpe en el escudo donde ellos están atrapados, quedando mal herido.
 
Sino fuera por esas alas que detuvo parte del golpe estuviera muerto en estos instantes.
 
El mago del lado izquierdo ya estaba cerca de Berek, clavándole sus dos espadas en el cuerpo de Berek.
 
Pero es imposible su cuerpo es impenetrable con esa habilidad legendaria, sin embargo, sus espadas despiden lava ardiente el cual lastiman un poco a Berek, más que con el metal del filo de sus espadas.
 
Berek intenta levantar su brazo para darle y este se desaparece mágicamente antes, más sin embargo el lobo de espalda a Berek estaba suspendido en el aire con sus garras directo donde Berek para despedazarlo.
 
En cambio, a eso a la velocidad del sonido Berek se voltea y con su puño desde el aire baja el rostro del lobo hacia el suelo lo hunde y este despide mucha sangre, sin perder tiempo Berek corre donde el mago de las dos espadas.
 
Y este las mueve hacia Berek despidiendo lava ardiente en forma recta, sin importar esto Berek soporta la lava y no se detiene hasta alcanzarlo con su brazo derecho mandándolo lejos.
 
- Y estás basuras son todo lo que tienen para entretenerme.
 
Veo que hombre del aura de ave está acumulando mucha magia para lanzársela a Berek.
 
Pero ahora Camaleón se pone a luchar con otros enemigos a su alrededor que se acercaban y perdí la vista en la que se encontraba Berek luchando.
 
Realmente con su habilidad legendaria Berek es todo tanque de guerra imparable para destruirlo de alguna forma.
 
A pesar de no tener su habilidad mágica Legendaria dominada por completa, Camaleón puede acabar con unos cuantos enemigos de esa época con suma facilidad, eso observo.
 
Veo como la imagen se apaga de ese recuerdo de Camaleón.
 
- Como viste Evelyn yo participé activamente en esa primera guerra por parte de las capitales porque creía en sus sistemas, en ese momento nos dimos cuenta de los poderosos que podían ser los monstruos que tanto ignorábamos, ya que esa guerra se extendió varios días más con muchas pérdidas humanas.
 
- Y qué fue lo que te hizo cambiar de bando.
 
- Varias cosas, primero el haber salido de la Capital 12 para vivir en los pueblos me di cuenta de cosas que no había visto antes, me fui de las capitales porque no tenía la forma de seguir con mis experimentos de crear el mutante perfecto, lo cual se ha vuelto mi mayor pasa tiempo.
 
- Según me dices te has enamorado de la gente que vive en los pueblos.
 
- No solo eso y que no estoy de acuerdo con el sistema injusto de las capitales, en la primera guerra Norfort solo había tres Legendarios y yo era uno de ellos el más nuevo, luego aparecieron más de forma misteriosa, pero estos legendarios son sospechosos su procedencia.
 
- Que me estás tratando de decir exactamente.
 
- Cuando tus padres estaban en guerra con el clan enemigo, se te entrego al legendario Bryan, el cual intento matarte, no sé porque razón y te lo mostraré en mis recuerdos como yo te salvé, también intentamos reclutarlo para que estuviera de nuestra parte y se negó.
 
- Ahora estoy más confundida que al principio.
 
- Lo que trato de decirte que Bryan no es la persona que dice ser, está ocultando algo, con los demás legendarios que aparecieron misteriosamente y viven en la Capital 13.
 
- Y planean algo como que según tú.
 
- No lo sé aún, pero debe de ser algo grande y ya han empezado a moverse, tienes que darte cuenta rápido quienes son los malos aquí, en esta segunda guerra Norfort está más en juego que una simple libertad a los monstruos tipo vampiros y lobos.
 
- Comprendo tu inquietud, pero aún no me termina de convencer toda esta historia.
 
Después de eso se queda en silencio y me muestra en el momento en que me salvó del legendario más fuerte de todos, Bryan.
 
Tenía un bebé entre sus brazos era de noche en un paisaje solitario.
 
- Muy pequeña, tan sola no podrás sobrevivir sola y yo no puedo criarte, mejor acabó con tu vida para que no sufras en un futuro.
 
Camaleón lo estaba observando desde lejos, pero era una considerable distancia.
 
Demonios fue demasiado rápido ni siquiera lo pude ver cuándo le quitó la niña de la mano, y estaba detrás de Bryan.
 
- Por eso te llaman el destello verde, le haces honor a tu nombre.
 
- Porque quieres matar a esta pequeña inocente.
 
- No me interesa, puedes quedártela si quieres.
 
Luego se marcha así no más, en verdad Camaleón se ha vuelto más fuerte con el tiempo, todo eso de salvar a ese bebé lo hizo en cuestión de milésimas de segundos.
 
Al final termina la escena y apaga el fuego verde que nos rodeaba a ambos.
 
- Gracias Evelyn por escucharme, puedes creer lo que querías, pero solo la verdad te llevará por el camino correcto.
 
- Tengo que ver a una persona luego volveré por el cuerpo de Talos.
 
En este instante tengo unas fuertes ganas de ver a Alberto y beber de su sangre, no puedo esperar más de lo que mi cuerpo me pide.
 
- Muy bien, solo recuerda que esta segunda guerra Norfort será más sangrienta que la primera porque existen magos muchos más poderosos que los que participaron en la primera guerra Norfort.
 
Me desaparezco mágicamente en el techo del laboratorio de Camaleón dejando atrás a mis dos acompañantes.
 
Invocando a mi pegaso con mi ojo mágico derecho, el triángulo, me dirijo volando a toda prisa, hacia la Capital 12.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo