Capítulo 62: La antigua Haru desapareció.

Black Ghost 2

visibility

146.0

favorite

0

mode_comment

0


 
Debo empezar de nuevo con mi vida o lo que queda de mi vida porque he perdido mucho.
 
- Haz sabido algo de nuestros padres, aún están vivos.
 
- Pues claro que sí aún siguen vivos, hablé con ello por celular, ahora mismo se encuentran en los laboratorios militares de la Capital 12 trabajando en una nueva arma para defendernos del próximo ataque de los demonios.
 
- Tengo tantas preguntas, quién está detrás de todo esto y que buscan esos demonios.
 
- Muy sencillo, buscan dolor.
 
- Arquitecto supremo usted está aquí.
 
- Exacto, Alberto el ayudó a cerrar tres de los diez portales donde salían esa gran cantidad de demonios.
 
- Me hubiese gustado cerrarlo todos pero mi magia no es tan poderoso.
 
- Y qué sabe de todo esto.
 
- Solo sé que esos demonios no comen comida ni ningún tipo de carne, solo se alimentan del dolor y tal parece que los seres humanos le ofrecen un alimento exquisito para ellos.
 
- Después de cerrar los portales lo único que quedaba era matar a los demonios, tarea no muy fácil ya que sé perdieron muchas vidas.
 
- Una de ellas, la inocente de Haru, maldita sea.
 
- No lo sabes Alberto.
 
- Créeme Evelyn hay muchas cosas que no sé, de hecho me considero que no sé nada de nada.
 
- Haru fue quien cerró los sientes demás portales y fue la segunda que más demonios mató después de Berek.
 
- Yo no pude entrar al campo de batalla, quede muy débil después de cerrar tres de esos portables.
 
- Me dices que Haru está viva y dónde.
 
- Ella vino y te curó a ti y todos los enfermos cómo puedes ver, sin ella la cantidad de muertos y el caos sería imposible de soportar, realmente es la héroe de esta primera batalla contra los demonios.
 
- Es cierto y según nos contó aún vienen más y más poderosos.
 
- Pero solo quiero verla dónde está ella.
 
- Aaahh mírala hay viene a verte.
 
Va caminando hacía mi pero yo la alcanzo primero.
 
- Ooohh mi querida niña pensé lo peor que estabas muerta.
 
- Sobreviví y te traje algo de comer.
 
- Perfecto Alberto que trato preferencial, recibes de la que salvó a todos.
 
No le hago caso a Evelyn, solo estoy contento de ver a Haru viva ya que no entiendo a qué se refiere con salvar a todos, a lo mejor se refiere que los curó a todos con su gran habilidad curativa.
 
- Y cómo te sientes Haru ahora que eres un héroe y después vienes aquí luego de luchar a curar a todos, eres todo un alma de bondad.
 
- Creo que exageras un poco, arquitecto supremo.
 
- Alberto por lo menos mastica antes de tragar.
 
- Tenía hambre hermana y ahora vuelvo a ser feliz después de ver a Haru viva.
 
- Que linda mírala como se sonroja después de ver al sin modales de mi hermano comer.
 
- Pues supongo que este es el momento donde debo disculparme, estoy aquí precisamente para llevarme conmigo a este muchacho y sacar su poder legendario, nos serviría mucho su ayuda contra los demonios.
 
- Te vas a llevar a mi hermano para entrenar pero que privilegio tienes hermanito que el propio maestro te enseñe magia.
 
- Poder legendario dices, yo no tengo poder legendario.
 
- Miren lo que digo así en su estado actual no servirá de mucho en esta guerra, será tan solo por tres semanas pero en una habitación que ya tengo preparada especial será un año y medio.
 
- Realmente quiero volverme más fuerte para proteger a las personas que amo y estoy dispuesto hacer lo que sea para lograrlo.
 
- Pues mejor partimos antes de que sea demasiado tarde, contra más tiempo ganemos será mucho mejor para que tú entrenamiento no sé retrase.
 
- Evelyn cuida de Haru mientras no estoy, que no le pasé nada por favor por nada del mundo hasta que vuelva, luego que tenga el poder mágico suficiente yo me encargaré de protegerla con mi propia magia.
 
- No te preocupes ella es más fuerte que tú y talvez que yo.
 
- Deja de decir tonterías hablo enserio.
 
- Puedo hablar un momento a solas con Alberto antes de irse.
 
- Claro por mí no hay problema, pero no se tarden nos tenemos que irnos ahora mismo.
 
Evelyn un poco incómoda se va con el arquitecto supremo.
 
- Gracias por la comida, Haru.
 
- No fue nada.
 
- No te imaginas lo mucho que esto me devuelve la vida verte nuevamente pensé que.......
 
- Pensaste que estaba muerta lo sé,  a mí también me alegra mucho verte de pie y sobre lo que pasó la verdad creía que iba a morir por eso bueno no se lo digas a Yolanda, ella es tú novia prometo que eso no volverá a pasar.
 
- Eso no volverá a pasar si yo lo decido que sea así, debo poner en órbitas mis sentimientos y cuando termine todo esto diré a todos lo que siento por ti pero ahora.
 
Y me besa, no lo esperaba.
 
- Pero ahora no eres libre, lo sé, yo te quiero tanto, pero tanto que no me puedo comprender a mi misma, me haré de cuenta que solo irás de viaje nada más, aunque esté muy triste hasta volverte a ver.
 
- Haru eres muy....
 
- Muy tonta lo sé, ahora vete antes de que me veas llorar, nunca olvides que Yolanda te ama también.
 
Me da la espalda y se marcha, quisiera ir y correr detrás de ella pero Yolanda me ve, también los padres de Haru, el señor Berek y muchas personas más, mientras Haru desaparece entre el público, cómo llegaron tanta gente a este lugar, si solo estaba Evelyn prácticamente.
 
- Podemos irnos Alberto.
 
- Si por favor.
 
Creo que cuando regrese, tendré graves problemas con mi vida amorosa.
 

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo