Capítulo 70: Un pasado misterioso.

Black Ghost 2

visibility

147.0

favorite

0

mode_comment

0


 
Fantasma negro:
 
 
Vivo en este pequeño pueblo muy humilde, alejado de las grandes ciudades.
 
Estoy de camino al puerto con mi padre, vamos de pesca ese es nuestro trabajo, pescadores mágico.
 
Nuestro trabajo consiste en usar una red mágica, mientras estamos en el barco esperamos que esta red con energía atrae a los peces dentro de ella, pero yo no sé usar magia, mi padre se encarga de cargar mágicamente la red con su magia.
 
- Estás preparado, hoy estamos en temporada alta, vamos a tener buena pesca.
 
- Sí, papi.
 
- Sé que te aburre este pueblo, pero pronto viajaremos y te enseñaré otros lugares.
 
- Eso es la única cosa que espero en esta vida.
 
Es cierto, a pensar de que tengo 14 años me aburre este simple pueblo, algunas veces por las noches escucho historias de dragones, criaturas y grandes guerreros mágicos.
 
No aspiro a ser un gran guerrero pero me gustaría ver cosas nuevas verlos luchar, este pueblo tan simple me pone triste no pasa nada interesante, todo los días es lo mismo.
 
Mis amigos dicen que sí, estoy loco, pero ellos no me comprenden se conforman con esta simple vida que le ha tocado, igual que a mis hermanas una de 19 años que espera encontrar un buen marido, mientras mi otra hermana tiene 23 pero no vive con nosotros ya está casada.
 
- Buen día, Pelayo, veo que hoy tú hijo viene muy animado.
 
- Sí, le he prometido algo que ha deseado toda su vida.
 
- Y de que se trata Calixto, eso que tanto deseas.
 
- Salir de este pueblo de mierd....
 
- Hijo no le hables así, a mi amigo, además se ve feo en un niño de tu edad, expresarte de esa manera.
 
Me subo enojado, al barco como es posible que le devamos respeto si en este lugar no ganamos nada de dinero, apenas tenemos para comer.
 
- Escuche que tu hijo, se alistó en la escuela militar de la ciudad.
 
- Así es, un día en la casa lo vi usando magia, entonces inmediatamente lo lleve a la ciudad.
 
- Y cuanto te dieron por él.
 
- Tres monedas de oro.
 
Me alejo para no escucharlos a la otra esquina del barco mientras los demás van llegando poco a poco.
 
Aquí en este pueblo olvidado por el mundo, sí un chico por milagro de la vida puede usar magia, un padre puede llevarlo para darlo al ejército.
 
Y su hijo pasa a una mejor vida mientras que a cambio dependiendo del potencial del niño recibe algunas monedas.
 
Lo cierto que esa era mi esperanza de escapar de este lugar pero no poseo ningún tipo de magia, solo veo la basura que usa mi padre que solo sirve para atrapar peces.
 
Una de las principales actividades económicas de este pueblo aparte de la agricultura, solo para ir a vendérsela a bajos precios a la ciudad, incapaz que podamos salir de esta pobreza en que nos encontramos.
 
Odio esta vida que me ha tocado pero la mayoría de gente a mi alrededor sé conforma con vivir así, en su mente está programada que ese es el estilo de vida que sé merecen.
 
Con la llegada de todos los tripulantes, el barco de pesca se prepara para salir, y mi única esperanza es esperar el viaje que mi padre me prometió.
 
Después de varias horas regresamos y vamos por nuestra paga al dueño del barco, porque al fin y al cabo solo somos unos empleados más.
 
Seguimos nuestro camino para no tardar mucho hasta llegar a casa, una simple choza casi cayéndose.
 
- Oohhh marido tengo buenas noticias.
 
- Si es cierto padre.
 
- Pues díganmela no me hagan esperar.
 
- Nuestra hija fue a la ciudad a ver el desfile de la graduación de los nuevos soldados de la ciudad y uno de ellos sé quedó mirándola.
 
Saltan de alegría que estúpida es mi familia.
 
- Y qué importa si la miró, con eso nos no ganamos la comida de esta casa.
 
- No le hagan caso a Calixto, lo cierto es como no mirarme si fui con mi mejor ropa.
 
- Claro sin contar que gastamos dos semanas de trabajos para comprarte esos dos trapos de la ciudad, hasta cuándo van a entender que no somos unos de ellos.
 
- Siempre hablas así hijo, a mí me pareció una buena inversión no sabemos si nuestra hija pesca a un pez gordo.
 
- Lo único que pescara es un campesino igual que mi otra hermana tonta.
 

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo