Capítulo 81: Comienzo de la acción.

Black Ghost 2

visibility

158.0

favorite

0

mode_comment

0


 
Ya Braulio está un poco más recuperado aunque algo golpeado, los dos soportes que tenemos no son tan buenos para curarnos por completo.
 
En estos momentos vamos caminando ella dijo que nos iba a conducir a matar una criatura.
 
- Solo quiero decir que me deje ganar de ella, para violarla en un futuro, por tal razón la quiero tener cerca a esa perra.
 
- Sí claro como no, mejor habla en voz baja te puede escuchar.
 
- Y crees que le tengo miedo.
 
- Ustedes dos que creen que están susurrando.
 
- Nada, sabes eres una chica muy linda.
 
- Gracias eres muy amable y tú Braulio porque me miras así no piensas lo mismo, que soy linda.
 
- Eres virgen aún, cierto.
 
- Que, piensas enamorarme déjame decirte que no soy una chica fácil de conquistar, tienes que traerme muchas flores y cantarme canciones románticas.
 
Braulio intenta romperle el cuello a esa chica pero al estar cerca ella toma las propias manos de Braulio que intentaba romperle su cuello y lo tumba al suelo para darle con su puño en el pecho y este despide sangre.
 
Solo veo que ella está encima de él, mientras Braulio sigue en el piso.
 
- Sabes no quiero que pienses que soy una chica violenta, aunque seas una persona tan apegada a los golpes, como un imán me buscas es tu forma acaso poco tradicional de enamorar a una chica.
 
Luego lo deja y los dos soportes del equipo tratan de ayudarlo y ella sigue caminando riéndose, parece muy feliz esa chica.
 
- Braulio porque tú también te ríes.
 
- Porque sé que es virgen.
 
- Y cómo lo sabes.
 
- Porque ningún hombre, se acercaría a una chica tan violenta.
 
- Y de que eso te sirve.
 
- Para cuando la viole lo disfrutaré más, ver la cara que pone, ahora tengo una razón más porque vivir.
 
Se está riendo como loco, perfecto en estos momentos Braulio perdió el poco juicio que tenía y no lo culpo, después de todos esos golpes no quedó bien de la cabeza.
 
Lo ayudan a levantarse para continuar caminando detrás de ella.
 
Llevamos a Braulio entre los hombros no podía caminar bien pero tiene una sonrisa en la cara mientras de espalda ve como camina nuestra nueva líder, pero esa sonrisa era de maldad.
 
Al final llegamos dónde está un cerdo grande parado sin hacer nada, el cerdo solo está parado sin moverse.
 
- Este es una criatura grado tres, aquí si hay experiencia suficiente para todos.
 
- Y cómo sabes el grado de la criatura.
 
- Acumula magia en tus ojos y verás su grado en su interior todas las criaturas lo tienen inscritos.
 
La verdad no veo nada mi siquiera sé usar la magia, pero no le digo nada para no pasar vergüenza.
 
- Este es el plan a seguir, Braulio que se ponga fuera de la zona de ataque, está muy herido.
 
- Una chica no me da órdenes a mí.
 
- Me imagino que una chica tampoco te rompería el brazo en 
estos momentos.
 
Con toda su resinación se marcha a un árbol cerca y se recuesta todo enojado y mal herido, ante la amenaza de esa chica.
 
- Muy bien, ahora como pueden ver, Calixto y yo somos lo más fuertes, debemos concentrar nuestra estrategia en su espada legendaria que es nuestra ventaja más notable, para darle el último golpe.
 
Al terminar de hablar, esa chica señala al cerdo y este inmediatamente despierta ya que parecía medio dormido parado hay sin moverse, ni siquiera se comportaba como un animal desde que llegamos aquí.
 
Ahora hace un aullido de guerra el cerdo, empezando a correr hacia la chica, puede correr  rápido ese animal a una corta distancia intenta atropellarla y está en su defensa, da un salto como sí estuviera acostada en el aire, muy elegante tanto así que todos quedamos maravillados con la boca abierta mirándola, hasta caer al suelo.
 
Para mala suerte mía yo estaba detrás de ella y el cerdo me dio a mí con su nariz, fue un golpe muy fuerte que me impulso hacia atrás, hasta chocar con un árbol.
 
Ahora me doy cuenta su nariz es como un resorte, al ver esto nuestros dos soporte corren hacia mí a curarme, supongo que ese siempre será su trabajo en cada lucha.
 
En estos instantes veo que el cerdo se dirige hacia el chico que antes oí mencionar su nombre, creo que se llama Carlos, pero este saca mágicamente una varita de madera e intenta crear una pequeña bola de fuego con esa varita, moviéndola en forma circular pero es demasiado lento el cerdo está encima de él y con su nariz a diferencia de mí lo manda a volar por el aire bien alto lo observo ya que el cerdo movió su cabeza hacia arriba para impulsarlo.
 
Luego de unos cuántos segundos Carlos cae como un tomate todo tieso para que los dos soportes me dejen solo y vayan en su auxilio.
 
- Demonios donde van aún me duele.
 
No me escuchan su habilidad de curar es muy mala, solo me calmaron un poco el dolor, que mala suerte tenían que herir también a Carlos justo cuando me estaban atendiendo.
 
El cerdo ahora fija su mirada en esa chica que esquivo su primer ataque.
 
En su mano derecha a esa chica le aparece en unos de sus dedos madera, es decir su dedo se empieza a cubrir con una capa de madera y al final en vez de una uña tiene una punta de madera bien filosa como para cortar pero era todo de madera, ya que la madera cubría todo su dedo.
 
Mientras en el otro escenario el cerdo sigue corriendo hacia ella y no se detiene, esto se pone peligroso que va a suceder ahora, no quiero ni mirar.
 

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo