Cap 31. Investigación.

Hero's Destiny: Hope of Darkness.

visibility

322.0

favorite

0

mode_comment

0


En toda la tarde de ayer no pude parar de pensar en el descubrimiento de la verdadera identidad de los padres de Ruth. No sabía si Elton era un idiota o un estúpido al no darse cuenta de lo mismo que yo, y eso que lo tenía más de cerca. Estuve investigando por internet acerca de toda la información sobre Cross Masks, el grupo se componía siempre de 10 personas los cuales trabajan en equipo para realizar puro caos en las distintas ciudades de este país, en todos sus ataques siempre moría alguno de sus miembros, meses después eran reemplazados por unos nuevos. El líder se hacía llamaba "Rotten Mask", mote que le dio la prensa al llevar una máscara que parecía estar podrida desde el exterior, la pintura parecía que se derretía. El jefe dio muchas declaraciones siempre que podía ante las cámaras que le grababan sus fechorías: "Las personas solemos utilizar máscaras para esconder nuestro verdadero ser, nosotros solamente las mostramos al exterior." Esas fueron algunas de sus famosas declaraciones, y como siempre, no faltaba el grupo de fans que se compraban máscaras de Halloween en la tienda al lado de sus casas para "apoyar" a este grupo de villanos. Sin embargo, todo el show acabó justo cuando el líder murió en uno de sus ataques, el resto de su grupo, asustados, tomaron malas decisiones que hicieron que los superhéroes les detuviesen, consiguieron escapar solamente 4 personas, entre ellos estaban "Diagonal Mask", "Dark Mask", "Blur Mask" y "Crisis Mask". Ahora solo tenía la duda de cual de entre esos sería el padre de mi compañera. Necesitaba la ayuda de mi gata, por lo que la tarde de ayer le conté la situación, me sorprendió que me bloquease, osea, ¿qué mierda?, ¿estaría celosa? No, ella no es así. Joder, hoy en el receso tendría que hablar con ella, ¿lo habrá hecho por eso? Maldita gata. Mi plan es saber toda la información de Ruth, por lo que en las clases de hoy no me separaría de ella. ¿Por qué ella está estudiando para ser un superhéroe si su padre es un antiguo villano? Necesitaba descubrirlo.
 
Acompañé a mi hermanito a su colegio con la esperanza de encontrarme con Elton, afortunadamente él también llevó a su hermano al colegio. Marco y Ethan se fueron a la escuela mientras hablaban sobre temas de poderes, Volcanux me miró serio y prosiguió su camino, yo me puse a su lado.
 
- Hey, ¿qué pasó al final con Ruth? -le pregunté interesado.
 
- ¿Y a ti qué te importa? -me respondió aún enojado por lo de ayer.
 
- Lo digo porque parece que te preocupas mucho por ella... Sois muy cercanos -le expliqué.
 
- Tsk. Solo somos amigos, nada más -me comentó seco.
 
- Pues ayer os vi muy juntitos, incluso no parabas de agarrar su mano con fuerza -le expliqué intentándolo provocar para que se le escapara algo. Elton se enojó mucho con mi comentario pero no se paró ni nada.
 
- ¿Desde cuándo te importa mi vida amorosa? -me preguntó siguiendo su camino. Bueno, desde que descubrí quién es en realidad el padre de tu "amiga"-. No te pienso decir nada más, piérdete.
 
Se cambió de acera para que no le siguiera, vaya con el niñato, si te pregunto, contestas, así me facilitas conseguir la información que necesito. Mierda, mi única esperanza era... Doris. Al llegar a clase, observé a Ruth mirando tímidamente a Volcanux, cuando Elton se daba la vuelta para verla, ella giraba su cabeza rápidamente, fingiendo que estaba mirando a otro sitio. Vaya con la nueva parejita, estuvieron así en el resto de clases, yo casi me muero del asco al ver esos comportamientos repetidos y cursis. Ya tenía suficiente con aguantar los mimos cariñosos entre Mybe y mi madre. Cuando llegó el receso me dispuse a bajar hasta la recepción, mi novia estaría al caer para venir ahora a trabajar. Estaba apoyado en la pared observando a la puerta con impaciencia, para pensar en otra cosa volví con el tema del padre de Ruth. ¿Quién sería? De todas las posibilidades esperaba que no fuera Dark Mask, él tiene el poder de cegar a cualquier persona, haciendo que veas todo negro, solo oscuridad. Si no puedo ver en batalla estaré acabado, aunque los informes médicos y policiales describen que su efecto solo dura una hora. Diagonal Mask puede mover toda la materia a propia voluntad pero en dirección diagonal. Blur Mask hace que todo su alrededor se difumine, perfecto para cuando tienen que huir ya que se puede autodifuminar. Por último, estaba Crisis Mask uno de los más peligrosos que aún seguía con vida, se mete en el cerebro de las personas provocando que todas sus emociones se disparen, provocando lo que se dice una "crisis existencial", él es quién se encargaba de torturar a las personas para sacarles la información. Nadie sabía los géneros de aquel grupo de criminales, debido a las voces distorsionadas y a la gran armadura y capas negras que cubrían todos sus cuerpos. Seguí hundiéndome en mis pensamientos hasta que una voz familiar me saludó con mucho entusiasmo.
 
- ¡Bluedy! -exclamó mi novia abrazándome con todas sus fuerzas. Observé cómo todos los que estaban en esta sala nos miraban con una sonrisa picarona.
 
- ¿Por qué me has bloqueado? -le pregunté seriamente mientras la apartaba de mi lado.
 
- Ah, eso es para que hables conmigo en persona, y veo que ha funcionado -me explicó volviéndome a abrazar-. Eso de que tu madre te haya prohibido quedar conmigo... ¡Es horrible! Menos mal que aquí es de los pocos momentos que podemos estar juntos.
 
- Bueno, si me hubieras dejado marchar en aquella ocasión no tendríamos este problema -le comenté algo enojado.
 
- Puede ser, pero tú y yo sabemos que no querías marcharte de mi habitación -me explicó mirándome a los ojos de forma lasciva. Yo aparté mi mirada rápidamente, mierda, deja de ponerme siempre nervioso.
 
- ¿Has investigado lo que te pedí? -le pregunté cambiando de tema.
 
- Sí, vámonos a otro sitio. Así podemos hablar a solas -me dijo Doris entrelazando nuestros brazos y llevándome a la fuerza al campus. Estar tan cerca de ella me gustaba, la verdad es que habían sido 3 semanas muy duras, necesitaba acariciarla... Besarla, pero no me gusta hacer esas cosas en público y menos en mi academia con mis amigos y el cabrón de mi tutor- Si me sigues mirando intensamente te tomo en este lugar -me explicó Doris mientras se reía, su comentario hizo ruborizarme y enojarme, me aparté de su lado.
 
- Bueno, cuéntame todo acerca de Ruth -le dije seriamente mientras me calmaba. Doris se quedó en silencio mientras me observaba, veía que intentaba contener sus carcajadas al ver mi reacción.
 
- Ruth Gates, hija de Walter Gates y de Samanta Walsh. Su padre trabaja como segurata en los barrios bajos de mi distrito, parece que trabaja con la mafia, en cambio su madre es alguien de bien, trabajando en una guardería infantil... O eso es lo que creía, ya que parece que donde trabaja hay contrabando de drogas. Ya entiendo porqué te da tanta curiosidad tu compañera -me explicó calmadamente mientras paseábamos por el campus.
 
- ¿No hay más información sobre su padre? -le pregunté extrañado. Venga, debe de haber algo que le involucre con Cross Masks.
 
- No, toda su información está borrada a partir de 10 años para atrás. Parece que hay alguien que no quiere que descubramos sus orígenes -me comentó algo intrigada, luego me observó analizando la situación-. Seguro que tú sabes algo de su padre que yo desconozco, ¿verdad?
 
Mierda, me ha pillado, sí que me conoce bien. Yo no quise contestar ya que puede ver a través de mis mentiras, pero ella no paraba de frotarse en mi pecho, poniéndose mimosa.
 
- Sé que no te gusta que haga esto en público, si no me lo cuentas seguiré hasta que te mueras de la vergüenza, Bluedy -me explicó de forma dulce pero malvada a la vez. Me fijé que todos me aplaudían y silbaban por conseguir a una chica como ella. Joder, que incomodidad.
 
- Vale, te lo diré. ¡Suéltame! -exclamé alterado y nervioso. Nos sentamos apoyados de la pared del edificio de la academia, ella se recostó en mi hombro.
 
- Creo que el padre de Ruth es uno de los integrantes del grupo de Cross Masks -le confesé. Ella se sobresaltó.
 
- ¡¿Qué?! ¿Enserio? -me preguntaba sorprendida, veía ese brillo de sus ojos tan característico, estaba claro que me decía "¡Cuéntame más! ¡Vamos! ¡Vamos!"
 
- No lo he podido confirmar, quiero hablar con mi compañera sobre sus padres, solo me baso en un tatuaje que tenía su padre en su muñeca -le expliqué volviendo a indagar en mis pensamientos.
 
- ¿El famoso tatuaje de la banda? -me preguntó más ilusionada e interesada.
 
- Sí, estaba demasiado bien hecho y detallado, no creo que sea solo un fanático más de ese grupo, pero claro, no tengo más pruebas -le expliqué algo molesto al sentir que no podía hacer nada.
 
- Puedo llamar a mi compañera y decirle que investigue a su padre, así podremos ver qué sitios frecuentes visita para... Hacerle una visita -me comentó mientras le escribía a su amiga.
 
- Pero no puedo salir, siempre que quedo con alguien mi madre me obliga a darle el móvil para leer los mensajes con quién he quedado y llama a ese amigo desde su número para confirmar que no le miento -le expliqué desanimado.
 
- Lo sé, ya me lo comentaste, y tengo una solución para ese problema -me dijo segura de sí misma.
 
- ¿Enserio? -le pregunté extrañado y con algo de esperanza.
 
- Claro, no le voy a permitir que no te vea -me comentó dulcemente volviendo a recostarse en mi hombro- Mi amiga Red Spectre ha creado una nueva aplicación, la cual venderemos muy pronto en el mercado negro, y se llama “Visual App”. Básicamente consiste en copiar toda la información y mensajes que tienen todas las aplicaciones existentes. Ahí el usuario es capaz de modificar sus propias conversaciones, y puedes poner todos los números de contacto que quieras. Vamos, que cuando tu madre llame a ese "amigo", hablará conmigo el cual tendré un modulador de voz con la voz del amigo que quieras -me explicó calmadamente.
 
- Pues la verdad, es buena solución pero no lo veo para venderla en el mercado negro -le respondí con sinceridad.
 
- Es que, el pequeño y gran detalle de la aplicación es que las creadoras, es decir, nosotras, tendremos a nuestra disposición toda la información personal y mensajes, además de audios de los usuarios que se descarguen la aplicación. Venderemos la aplicación al mejor postor, así ellos podrán utilizar esa información para lo que quieran -me volvió a explicar.
 
- Espera... ¿Eso quiere decir que si me la descargo tendrás toda mi información mis chats? -le pregunté algo nervioso, no me daba buena espina esa nueva creación.
 
- Sí, aparte de toda la información que tengas en tu dispositivo, como la contraseña de tu Ultrastorie, correo electrónico y esas cosas, es como una especie de virus la cual no es visual, por eso la ironía con el nombre -me volvió a comentar, eso último sí que me hizo preocuparme pero mi novia me dio un beso en la mejilla para tranquilizarme-. Tonto, no voy a vender tu información, podemos elegir qué dispositivos robar información, te prometo que no lo haremos con el tuyo.
 
Suspiré del alivio, esa era la típica aplicación para hacer chistes y mensajes fake para crear memes, o para personas que tengan un problema como el mío.
 
- Espera, si algún superhéroe se descarga esa aplicación... ¿Qué le pasará? -le pregunté más interesado.
 
- Hay muchas personas que quieren saber la verdadera identidad de específicos héroes y con esta aplicación podemos adivinar incluso en la calle donde viven. Como te dije hace tiempo, todos estos proyectos nos la supervisan nuestra jefa, ella se encargará de todo cuando esté lista -terminó con su explicación. Doris cogió mi móvil y se descargó la aplicación, vi cómo se puso en el chat de conversación con Danny, cambió el número y puso el suyo, sin embargo salía el teléfono de Green Twister como si no lo hubiera tocado-. Listo. Esta tarde te diré algo cuando sepa en qué sitio suele ir con más frecuencia.
 
- Por cierto, ¿me vas a desbloquear? -le pregunté algo molesto.
 
- Si me lo pides otra vez lo haré -me respondió cerrando sus ojos mientras se apoyaba en mi hombro. Maldita gata. Sonó el timbre, en estas 3 clases que faltaban tendría que conseguir toda la información que pudiese sobre Ruth. En Auxiliar de Habilidades no pudimos estar en el mismo grupo, esperaba que al menos en Resistencia de Habilidades pudiéramos trabajar juntos.
 
- Bien, haréis equipos de dos personas, tendréis que escapar de androides usando vuestras habilidades compartidas -nos explicó el profesor ilusionado con la clase de hoy. Todos estábamos confusos con lo último que dijo.
 
- ¡Profesor! ¿A qué se refiere con "habilidades compartidas"? -le preguntó Edward extrañado.
 
- Veréis, Industrias Darke nos ha proporcionado una nueva tecnología, se tratan de brazaletes de energía verde, que se activan con la energía proveniente de las físmitias de cada persona. Al hacer equipos de dos, hay la opción de compartir energía entre ambos usuarios, así podrán rendir más y seguirán teniendo bastante fuerza en los grandes combates -nos explicó Mr.Goldren.
 
- ¿Y dónde están esos brazaletes? -le preguntó Helenia.
 
- ¡Los traigo yo! -exclamó Doris llevando un carro con 20 brazaletes verdes de energía. Genial, lo que me faltaba. Observé las miradas de mis compañeros en mí. Tobías puso sobre mi hombro su mano.
 
- Vivan las gatas -bromeó. Todos se rieron, incluso mi novia. Doris se paró con cada uno de nosotros para explicarnos cómo funcionaba el aparato. Yo fui el último al que vino. Yo le mostré mi brazo con miedo para que me pusiera este objeto.
 
- ¿Vas a hacer eso? -me preguntó susurrando.
 
- Sí, quiero intentar que haga equipo conmigo -le expliqué también susurrando.
 
- Yo me encargo -me comentó sin antes besarme a la fuerza, todos empezaron a silbar. Mi gata se dirigió hacia el profesor-. ¿Puedo hacer yo los grupos? ¡Por favor!
 
Mr. Goldren dudó unos segundos, pero Doris le puso ojos de cachorrito y al final accedió a que los eligiese.
 
- ¡Muy bien! Pues el primer grupo lo compondrán Ker y Ruth -explicó mi novia. Por estas cosas te amo. Mi compañera se dirigió tímidamente hacia mí.
 
- Me alegra que hagamos equipo de nuevo -me confesó ilusionada. Y a mí más, Ruth, a mí más. Tras decidir todos los equipos y de que Doris se fuera de la clase recibí un mensaje suyo: "Me debes otro favor", acompañado de un corazón azul. Por estas cosas te odio. El gimnasio se transformó en una especie de ciudad destruida, era de noche, había muchos androides que vigilaban con armas las calles.
 
- El objetivo es escapar fuera de la ciudad sin que muráis en el intento, os aviso, si os pillan los androides se activarán y os digo que es mejor que no queráis eso, son de nivel 500 -nos explicó nuestro profesor. Observé cómo mis compañeros habían desaparecido, solo estábamos Ruth y yo. Nos pusimos nuestros trajes y encendimos los brazaletes verdes, de ellos salieron al aire partículas que se unieron, haciendo una especie de hilo de energía que unía nuestros dispositivos.
 
- ¿Qué hacemos Bluedice? -me preguntó Ruth preocupada al ver que los androides empezaban a moverse y a deslumbrar con las linternas de sus ojos las calles para encontrarnos.
 
- Empezar a huir, "Absorptivity" -le respondí. Empezamos a caminar sin hacer mucho ruido, la meta estaba a bastantes kilómetros, tardaríamos más de 20 minutos en llegar si seguimos así. Nos escondimos en uno de los edificios destruidos por los robots voladores que vigilaban el cielo con su luz roja.
 
- Esto... Está intenso -opinó algo agotada.
 
- Y solo acabamos de empezar -le comenté. Tras descansar, Ruth se disponía a levantarse para proseguir con la misión pero yo la frené-. Sé quién es tu padre.
 
Ella paró, noté que le temblaba todo su cuerpo, me miró asustada, tragó varias veces saliva hasta que finalmente me habló.
 
- No sé a qué te refieres -me respondió nerviosamente.
 
- Vi a tu padre ayer, observé el numerito que te hizo tanto a ti como a Elton, y me fijé en su muñeca, tenía un tatuaje muy curioso -le empecé a explicar. Ella cayó al suelo de los nervios- Dime, ¿tu padre pertenecía a la banda de Cross Masks? -le pregunté seriamente, me levanté, me puse en frente de ella, Ruth estaba llorando por la presión-. Deja de llorar y contéstame, ¿tu padre es un villano? Y si es así, ¿tú también lo eres?
 
- No... Te equivocas, no soy mala -me respondió tímidamente arrastrándose en el suelo para apartarse de mí.
 
- ¿Y tu padre? ¿Él sí es malo? -la interrogué de nuevo.
 
- Es alguien difícil... Eso es todo -me contestó.
 
- Me cuesta creerte si te ves tan asustada por mencionar a tu padre -le expliqué- Soy alguien de fiar, créeme, soy Bluedice -le dije para que se calmara.
 
- ¡Aléjate! Me das... Miedo -me confesó poniéndose de pie y yendo hacia atrás.
 
- ¿Quién te da más miedo? ¿Tu padre o yo? Observé que le temías, Ruth, solo quiero ayudar, nada más -le expliqué mintiéndola.
 
- ¡PARA! -exclamó enojada utilizando sus poderes en contra mí, sentí que me quedaba sin energías, mierda si sigue así me dejará seco, tengo que probar con eso de una maldita vez. Conseguí mantenerme de pie, ella asustada incrementó su habilidad.
 
- ¿Sabes? Siempre he pensado qué pasaría si absorbieras una cantidad de energía infinita, ¿serías capaz de absorberla toda? -le expliqué, iluminando todo mi cuerpo, concentré todo mi poder en mi brazo derecho del cual Ruth me quitaba mi habilidad. Me fijé que sus manos empezaron a temblar, incrementé mi habilidad, vi cómo le salían rayas púrpuras por sus brazos, consiguiendo destruir su brazalete verde, el color se me hizo raro, observé mi brazo, tenía los mismos colores de aquella vez que salvé a Leo de la muerte. Ella seguía absorbiendo mis poderes, ahora tenía esas rayas moradas por todo su cuerpo, dejó de utilizar sus poderes, ella cayó agotada al suelo. Mierda, creo que me he pasado. Una luz roja me deslumbró, era uno de los androides voladores, nos han descubierto por todo el escándalo que hicimos. Agarré rápidamente a Ruth y me la llevé lo más lejos que pude, era hora de usar mi super velocidad. Conseguí esquivar cruzando las numerosas calles y distritos los misiles que nos lanzaban en pocos minutos, llegué a la meta. El holograma se acabó, al menos para nosotros dos, sabía que habíamos suspendido en esta prueba.
 
- ¿Se puede saber qué es lo que ha pasado? -nos preguntó enojado nuestro profesor. Mi compañera se recuperó.
 
- Nos hemos peleado, perdona -le respondí.
 
- Sí... Ha sido eso -agregó Ruth.
 
- Pues vuestra discusión casi os mata, habéis suspendido esta prueba, tendréis que compensarla en las siguientes clases, sacando la mejor nota -nos explicó molesto Mr.Goldren. Acompañé a Ruth a sentarse en uno de los bancos de madera que había en el gimnasio hasta que nuestros compañeros acabasen la misión.
 
- Oye, perdona por lo de antes, me he pasado, no debí hablarte así pero es que saber ese descubrimiento me hizo dudar de ti, no sé si eres alguien que quiere ser una heroína o alguien que quiere acabar con nosotros por la espalda -le expliqué de forma sincera.
 
- No te preocupes, yo no debí de atacarte, estaba muy nerviosa... No me gusta hablar de mis padres -me respondió apenada y aún temblando del miedo.
 
- Si no quieres, no me lo cuentes, no pasa nada -le dije para calmarla. Conseguiré la información de otro modo.
 
- Verás... Tenías razón, mis padres eran antiguos villanos -me confesó entre lágrimas- Me crie en un ambiente de odio hacia los superhéroes, mis padres los odiaban, los repudiaban pero a mí... Me encantaban -me empezó a explicar mi compañera- Yo siempre soñé con convertirme en un superhéroe, mis padres estaban en contra, tuve muchas discusiones con ellos debido a que mi familia pensaba que mi habilidad era perfecta para causar el mal, no para hacer el bien. Durante la escuela, siempre tuve miedo de mostrar mis habilidades, no me gustaba causar problemas a mis amigos, sin embargo un día en una competición una persona mala que se metió conmigo iba ganando en una carrera de atletismo, yo enojada utilicé mis poderes en ella haciendo que perdiera en la última posición y yo quedara en primer lugar. Nadie notó que hice trampas, todos me adoraban, me sentía... Increíble pero al ver las lágrimas de aquella persona se me partió el alma, me prometí desde pequeña que no quería hacer daño a nadie y ese día lo hice. Tras aquel incidente me aparté de las personas, haciendo que me convirtiera en lo que soy ahora, en una chica antisocial -terminó de explicar apenada. Su historia realmente me entristeció, no pensaba que a pesar de que sus padres fueran malas personas ella seguiría intentado ir hacia el camino correcto, intentando ser un superhéroe.
 
- ¿Y cómo conseguiste convencer a tus padres para inscribirte a la academia? -le pregunté intrigado.
 
- Ellos estaban enojados al principio, decían que lo mío era una "rabieta de adolescente", creían que lo hacía para molestarles, pero no era así, desde que vi en la tele, en las noticias cómo Light Layer salvaba personas me conmovió, he sido fanática de ellos desde que tengo uso de razón, leyendo comics, libros, viendo documentales de héroes siempre a escondidas de mis padres, incluso soñaba con ellos. Un día, para mi sorpresa mi padre le pareció una buena opción inscribirme a la Academia Heaven, así podría "darle información" a él. Me inscribió pensando que sería un topo -me explicó apretando sus puños con fuerza por el enojo que tenía.
 
- ¿Y lo eres? -le pregunté serio.
 
- No, claro que no, ¿cómo voy a vender a mis amigos y profesores? No quiero ser una mala persona -me respondió con sinceridad. Sus palabras fueron como cuchillas que traspasaron mi espalda.
 
- ¿Y sabías que tu padre trabajaba en Cross Masks? -le pregunté de nuevo.
 
- No, pero siempre me hablaba de pequeña en que tanto mi madre como él eran grandes villanos que trabajaron con muchos compañeros, no sabría decirte si de verdad perteneció a ese equipo, nunca intenté pensar en eso, pero parece que el pasado de mi familia me persigue -me respondió más apenada. Mierda, al final tendré que quedar con Doris esta tarde para enfrentarme cara a cara contra su padre.
 
- ¿Y por qué no le dices esa información a la policía? -le pregunté seriamente.
 
- Porque son mis padres, a pesar de todo son mi familia, mi única familia, no los podría vender, además mi madre trabaja en una guardería y mi padre como segurata, tienen trabajos decentes, quiero creer que han cambiado y que no son esas personas de las historias que me contaban para dormir. Por favor, esto que te he contado no se lo digas a nadie, ni siquiera a Elton, por favor -me respondió secándose sus lágrimas con la manga del uniforme. Vaya, parece que no sabe el secreto que ocultan sus trabajos. Toda esta explicación me ha quitado de dudas, Ruth es buena persona, no es ninguna enemiga que me deba preocupar o eliminar por si arruina mi objetivo. No quiero matar a nadie más. Consolé a mi compañera durante el resto de la clase, Elton se dirigió a por ella preocupado, al notar sus ojos lagrimosos, me agarró del pecho.
 
- ¡¿Qué mierdas has hecho?! -me preguntó alterado y furioso. Hice lo necesario para obtener las respuestas que buscaba.
 
- No he hecho nada -respondí seco.
 
- ¡Elton! Déjale, lo que dice es verdad -comentó mi compañera agarrando del brazo de Volcanux para que no me golpease la cara, éste al ver que todo iba bien se tranquilizó. Él puso su dedo índice en mi pecho.
 
- Siempre donde estás tú hay problemas, no quiero verte más hablando con mi chica o conmigo, ni con Marco -me explicó seriamente.
 
- ¿Tu chica? -le preguntó Tobías uniéndose a la conversación-. ¿Qué paso con Sara? ¿Te "Friendzoneó"?
 
- ¡QUÉ NO ME GUSTA! Para mí solo es una hermana, igual que con las demás personas de donde vivo, son mi familia -explicó Elton a regañadientes. Todos se empezaron a burlar de él por lo que dijo, parece que Ruth se divertía y a Elton lo veía más calmado, Tobías sabe cuándo salvar la situación con su humor particular. La última clase la pasé sintiendo miradas de odio de Volcanux hacia mi persona, aún no confía en mí, bueno, es normal, yo tampoco confiaría en alguien como yo. Lo único que tenía en mi cabeza era descubrir si su padre era en verdad alguien que perteneció a ese grupo famoso de villanos, eran tan populares como BlockSmog. Tenía una corazonada, es verdad que ahora estaba tranquilo en cuanto a la situación actual de mi compañera, pero... ¿Y si sus padres la obligan a traicionarnos? No quería correr ese riesgo, tendré que mantener ciertas distancias con ella, hasta sentirme seguro de que no es ninguna amenaza.
 
Ya por la tarde, Doris me avisó de que el padre de Ruth estaba yendo hacia uno de los lugares que usualmente frecuenta. Teníamos que quedar. Abrí la falsa aplicación y hablé con "Danny" fingiendo que íbamos a quedar ahora para comprar material escolar. Salí de mi habitación preparado, con vestimenta oscura, no me llevé mi cinturón con mi traje, tenía un plan.
 
- Mamá, voy a salir con Danny ahora -le comenté algo nervioso.
 
- ¿Sí? Déjame ver la conversación -me ordenó seria. Le entregué mi móvil, al comprobar que decía la verdad llamó a Danny desde mi teléfono, menos mal que no llevaba el suyo- ¿Hola? ¿Danny? ¿Es verdad que ahora vas a salir con Ker? -le preguntó a mi amigo, ella me miraba fijamente- Okey, gracias cielo -colgó y me devolvió mi móvil-. Te quiero antes de las 9.
 
- Sí mamá -respondí seco huyendo de la escena. Nada más abrir la puerta me encontré con Mybe, nos miramos sin decir nada.
 
- Nada de gatitos -me discriminó, yo enojado le aparté para irme con mi novia. Nada más quedar en el sitio acordado, que era un callejón deshabitado, me sorprendió por detrás abrazándome.
 
- Veo que ha funcionado nuestro plan -comentó alegremente.
 
- Sí, pero tengo que volver antes de las 9 -le expliqué algo apenado.
 
- Jo, Cada vez tienes que irte antes, pero mira el lado positivo, ahora podemos quedar todos los días -me explicó ilusionada apretándome más fuerte, tanto que casi no podía respirar, la aparté para poder respirar.
 
- Veo que llevas tu traje táctico -le comenté observándola de arriba abajo, estaba igual que en el primer día que nos conocimos.
 
- Sí, y ya tiene las mejoras de Industrias Darke, ya tenemos super fuerza y super velocidad, ahora robar va a ser mucho más cómodo -me explicó emocionada-. Por cierto, toma, para que no vayas con la cara al descubierto.
 
Me entregó mi máscara de Cat Theft. Tras ponérmela y decirme el objetivo y lugar, empezamos a idear un plan.
 
- Tú estarás observándome a lo lejos, si se complica lanza una bomba de humo y con tu super velocidad me sacas de ese lugar -le expliqué el plan. Ella asintió sin apartar su mirada de mis ojos, estaba algo incómodo.
 
- ¿Te has dado cuenta? -me preguntó pasando de mi explicación.
 
- ¿De qué? -le respondí extrañado.
 
- De que esta es nuestra segunda misión juntos -me contestó con una sonrisa.
 
- Vale, ¿te has enterado del plan? -le pregunté ignorando su comentario.
 
- Yo siempre me entero de todo lo que haces, Bluedy -me contestó con una mirada pícara, maldita gata. Se dirigió a su posición, yo me quedé apoyado en la pared, esperando a que el objetivo viniese. Observé a otra persona con peores pintas que las mías esperar al principio del callejón, se movía mucho, estaba dopado. Apareció el padre de Ruth, le compró algo de lo que podía ver que era..."D". La droga que te quita los poderes.
 
- ¿Doris me oyes? -le pregunté desde mis auriculares.
 
- Sí, ¿ha ocurrido algo? -me contestó preocupada.
 
- No, pero, ¿por qué comprar droga a ese camello? -le respondí extrañado.
 
- Seguramente sea para su mujer, ya sabes que este comercio funciona con la compra-venta, Samanta lo venderá a un precio más caro y obtendrá más beneficios, o eso es lo que haría yo -me explicó calmadamente. Mierda, ¿y de verdad me tengo que creer que Ruth no sabe nada acerca de esto? Todo era más sospechoso. Me fijé en cómo el camello se fue, mi objetivo siguió caminando por el callejón, cuando pasó de mí y se encontraba a varios metros antes de que saliera de este lugar le frené.
 
- ¿Qué tal era estar en el grupo de Cross Masks? -le pregunté seriamente poniéndome detrás de él. El villano se paró, se dio la vuelta para verme mejor.
 
- No sé de qué estás hablando crío, será mejor que te vayas cuanto antes -me amenazó, su postura erguida y seria me estaba intimidando, pero esta era la única oportunidad de saber todo acerca de ellos.
 
- ¿Por qué debería irme, Walter Gates? -le volví a desafiar, esta vez, más amenazante. Tras escuchar su nombre se tensó y cerró sus puños, había conseguido captar su atención.
 
- ¿Quién eres? ¿Cómo sabes mi nombre? ¿Para quién trabajas? -me interrogó furioso. Se notaba la tensión. No podía evitar temblar del miedo que me causaba que el enemigo se viera de esa forma tan atemorizante.
 
- Yo soy "Bluecurious", ya sabes, por mi máscara de gato azulada. Te he investigado desde hace tiempo, ¿sabías que no hay ninguna información tuya a partir de 10 años para atrás? ¿Cómo es eso posible? Dímelo, por favor, haz que este gato callejero se sacie de respuestas -le expliqué calmadamente.
 
- Lo volveré a preguntar, ¿para quién trabajas? -me preguntó poniéndose en una forma defensiva.
 
- No trabajo para nadie, pero me gustaría trabajar para vosotros, por eso llevo esta máscara. Dejadme unirme a vuestro equipo, derrotemos a los superhéroes juntos -le expliqué mintiéndole descaradamente.
 
- No te creo, he vivido mucho y sé que los tipos misteriosos como tú, nunca son de fiar. Además, como te he dicho, no soy quién buscas, así que lárgate antes de que llame a la policía -me comentó enojado.
 
- Llama a la policía, yo también tengo muchas cosas que comentarles, como que trabajas para la mafia, o que consigues drogas ilegales para tu mujer, Samanta Walsh, que las vende en una guardería. ¿Qué escándalo verdad? -le respondí ante su amenaza. Parecía que en cualquier momento iba a saltar hacia mí para matarme. No dijimos nada por unos segundos, tenía que seguir intentándolo- Además, ¿qué pensaría tu hija al respecto? ¿Cómo se llamaba? ¡Ah, sí! Ruth Gates, esa estudiante de la Academia Heaven, ¿cuál era el nombre de superhéroe que se puso? ¡Ah! Ya me acuerdo, Absorptivity -le comenté para que saltara, iba a venir hacia mí pero le paré-. Espera, no hace falta que luchemos, no diré nada si permites que me una a vuestra banda pero si te niegas, bueno, mira las noticias de mañana.
 
Tras amenazarle se abalanzó sobre mí, me iba a pegar con su brazo derecho a la cara pero se la aparté con mi brazo izquierdo y con el otro le di un contragolpe en su cara, como iba totalmente tapado no podía adivinar que tenía poderes. Le hice caerse al suelo. Saqué del cinturón que me puso Doris, una especie de paralizador de energía, lo encendí.
 
- No tengo poderes, podría ser alguien inútil, pero sé mucho acerca de tecnología y artes marciales, creo que me necesitáis -le expliqué con lógica. Intentaba hacerle creer que no tenía habilidades, así por si ocurre algo los podría utilizar para acabar con él o escapar, es mejor ocultar tus mayores virtudes a tus enemigos. Intentó golpearme pero gracias a todo lo que aprendí de las clases de Mobeen pude contrarrestar sus ataques, devolviéndoselos. Cuando se encontraba de rodillas y bajó su guardia lo electrocuté con mi barra paralizadora-. ¿Esto es todo lo que ha quedado de Cross Masks? Rotten Mask estaría decepcionado de ti.
 
Tras escuchar lo que le dije, se enojó tanto que al final utilizó sus poderes contra mí, observé que todo mi alrededor se volvía negro, finalmente no veía nada. Mierda, era Dark Mask, estaba feliz tras saber que tenía razón y a la vez tenía miedo. Sentí cómo me daban patadas en los costados y en la cara, haciendo que cayera al suelo del dolor. No tenía la barra, el villano la usó contra mí.
 
- ¡Ahora! -exclamé adolorido por las descargas eléctricas. Solo escuché cómo algo pequeño cayó a pocos metros de mí, olía a humo, el enemigo dejó de torturarme al no saber lo que estaba pasando, yo me giré provocando que se cayera y empecé a huir del lugar, o eso lo intentaba porque me tropezaba con los cubos de basura que habían en el callejón.
 
- ¡Sácame de una maldita vez! -exclamé alterado y nervioso, seguí huyendo pero no noté que mi novia estaba conmigo, ¿qué pasa? Sentí otra descarga eléctrica pero esta vez proveniente de mi espalda.
 
- ¿No dijiste que estabas solo? -me preguntó mi enemigo bastante enojado. Mierda, ¿se ha disipado el humor? Odio no poder ver nada.
 
- ¡Ker! No puedo entrar al lugar, hay... Como una especie de muro invisible que me impide pasar -me explicó alterada Doris. Mierda, estaba jodido, ahora mismo no quería que la detuviesen, si alguien tenía que sufrir, que ese fuera yo.
 
- ¡Vete! -exclamé mientras me daba descargas eléctricas.
 
- Pero… -no pudo acabar su frase ya que la interrumpí.
 
- ¡AHORA! -grité desesperado. Sentí como el villano me quitó mis auriculares, oí cómo los rompía.
 
- Me vas a tener que explicar muchas cosas -me comentó mi enemigo serio. Oí unas risas desagradables.
 
- Y como siempre, ¡soy tu guardián número uno! -exclamó alguien con una voz distorsionada- Por cierto, he visto que había alguien intentado traspasar el muro que he creado, aún la puedo seguir, ¿lo hago? Tú decides, ellos son los que te han atacado. ¡Siéntete como el jefe por primera vez! -le explicó entre risas.
 
- No hace falta, jefe. Con este crío obtendremos toda la información que necesitamos -le explicó al que parecía ser el superior.
 
- No os voy a decir una mierda -les comenté intentado ponerme de pie. Sentí como alguien estaba a pocos centímetros de mí.
 
- ¡No! No, no, no, eso no está bien. Déjame enseñarte las cosas -me comentó el jefe de Dark Mask mientras me agarró de la nuca. Con todas sus fuerzas me lanzó contra el duro suelo, haciendo que se rompiera mi máscara y quedándome inconsciente.
 
Volví en mí, intentaba abrir los ojos pero lo dejé de hacer al escuchar cómo varias personas discutían sobre qué hacer conmigo. Sentí que estaba sentado y sujetado, no podía escapar.
 
- No creo que se quiera unir a nosotros, más si ha mentido con lo de que no trabajaba para nadie -explicó Dark Mask.
 
- Además, ¡ya tenemos a los 10 miembros del grupo! -exclamó alegre entre risas el jefe mientras aplaudía.
 
- ¿Cómo sabía nuestra información personal? -le preguntó otra persona con voz distorsionada.
 
- No lo sé, pero hay que hacer algo con él -le respondió el padre de Ruth.
 
- ¿Y si le asesinamos? -preguntó otra voz desconocida.
 
- Crisis Mask... ¡Eso lo haremos cuando tengamos nuestra información! -exclamó entre risas el jefe.
 
- ¿Cómo sabemos que no tiene poderes? -preguntó otra voz.
 
- Me lo dijo, además de que era bastante bueno en artes marciales y tenía una tecnología bastante curiosa -le explicó Dark Mask.
 
- Bueno, no importa si tiene poderes, somos 5 contra uno -explicó otra persona.
 
- ¡Es una pena que no hayan creado un detector de habilidades! -exclamaba en voz alta el jefe riéndose.
 
- Pero, ¿si se nos une no sería bueno tener más armas para cuando llegue ese día? -preguntó al resto del grupo otra voz.
 
- Ya nos han traído todo el equipamiento necesario, todo gracias a la ayuda de nuestro patrocinador Ind... -no pudo acabar su frase Dark Mask ya que el jefe le interrumpió.
 
- ¡No reveles información crucial! -le regañó entusiasmado.
 
- ¿Por qué? Si está dormido -le respondió Dark Mask.
 
- ¡Me acabo de dar cuenta de que no! ¡Este hijo de puta está fingiendo! -explicó el jefe al grupo. Mierda, ¿cómo lo ha sabido? Si no he hecho nada para provocar sospechas. Abrí los ojos de golpe tras sentir un puñetazo en mi lado derecho de la cara, escupí sangre manchando el pavimento del suelo. Mierda, ahora me daba cuenta de que saben mi rostro. El jefe se puso delante mía y me agarró de la cara de la parte de la cual no me había golpeado, le tenía a pocos centímetros de mí. Observé con detenimiento su traje, está recubierto de capas rojas oscuras, que a su vez llevaban emblemas de color negro de las típicas barajas de magos, picas, diamantes, tréboles y corazones. Llevaba una corona plateada con diamantes de los cuatro emblemas de las cartas que mencioné antes. Su máscara era blanca, parecía que estaba sonriendo, llevaba en la parte inferior de sus ojos pintura roja que parecía un triángulo rojo, al igual que en su boca. En el centro de su máscara, tenía dibujado un trébol, corazón, diamante y pica en línea vertical, su boca estaba sellada con líneas rojas cruzadas, impediendo que se viera algo por dentro. El villano me mostró una carta del joker-. Vaya chico... ¡Parece que te has metido en un buen lío!

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo