Cap 32. Interrogatorio.

Anexia: World of Superheroes.

visibility

188.0

favorite

0

mode_comment

0


- ¿Por cuánto tiempo creéis que nos ha estado escuchando? -preguntó Dark Mask sin apartar su mirada sobre mí.
 
- No he escuchado nada -respondí pávido tras tener delante a 5 integrantes del grupo de Cross Masks.
 
- ¡Increíble! ¡Cómo miente! -exclamó el supuesto líder sin parar de reír. Se levantó, sacó una baraja de naipes de la nada, las empezó a barrajar, luego me ofreció varias cartas las cuales solo podía ver su espalda-. ¡Elige una! ¡Vamos!
 
¿Cómo mierda voy a poder escoger si tengo los brazos atados? El jefe con su dedo índice tocaba cada una de los naipes, parando pocos segundos para luego elegir otra. Finalmente, le ordené que parase en la que quería, él agarró la carta y me la mostró.
 
- ¿Cuál es tu carta? -me preguntó aguantando las carcajadas.
 
- Es... Una especie de silueta de un hombre el cual tiene varias puñaladas en distintas zonas de su cuerpo -le contesté atemorizado. El villano soltó su naipe, se quedó levitando en la habitación tétrica, empezó a girar y desapareció con un brillo mágico. No entendí qué es lo que hizo hasta que comencé a sentir dolor en mi brazo derecho una horrorosa y agonizante punzada, sentí esta sensación alrededor de todo mi cuerpo, no pude evitar gritar del dolor.
 
- ¡La magia es alucinante! -exclamó orgulloso alzando sus manos como si hubiese hecho un truco de magia, sus compañeros le aplaudieron-. ¡Gracias! ¡Gracias a vosotros!
 
No podía atender a mis secuestradores debido a la maldita aflicción que estaba pasando por el poder del líder, éste chasqueó sus dedos y el dolor desapareció al instante.
 
- ¡Es la hora del interrogatorio! -comentó emocionado pegando brincos mientras aplaudía.
 
- Joker Mask, ¿quieres que yo me ocupe? -le preguntó Crisis Mask. Mierda, antes de que él pueda hacer algo tengo que escapar de aquí, por la conversación que pude oír con anterioridad no saben que tengo poderes, estas cuerdas son duras pero las puedo romper. Me potencio las piernas y huyo de este lugar, ese era mi plan. Debido a que estaba cubierto de ropas negras, no se dieron cuenta de que utilicé mi habilidad para intentar romper la dichosa cuerda, lo intenté una y otra vez, pero nada, ¿qué mierda pasa?
 
- No intentes resistirte, nuestro jefe ha utilizado su habilidad en esas cuerdas, debemos de asegurarnos de que no puedas escapar -me explicó Diagonal Mask que se encontraba al lado de Dark Mask. ¿De verdad estaba atrapado con estos psicópatas? La respuesta me ponía los pelos de punta, tiene que haber una solución, joder.
 
- ¡Primera pregunta! ¿Quién es tu jefe? -me preguntó el jefe agachándose y poniéndose en frente mía para observarme mejor. No puedo decir nada, a pesar de que no trabajo para nadie, ellos no me creerán. Joker Mask al notar que no respondería sacó de nuevo su baraja. Me mostró varios naipes, esta vez iba a elegir él la carta.
 
- Pinto, pinto, gorgorito, con cuál de estas cartas voy a torturar a este chiquito -cantó mientras elegía cuidadosamente su carta. Me la mostró. Se trataba de una silueta de una cabeza que estaba ahorcada por una cuerda. La lanzó al aire y al girar sobre sí misma desapareció con ese brillo mágico. Sentí que mi cuello empezaba a apretar, el dolor iba creciendo hasta un punto en el que no podía respirar. Empezaba ver la habitación oscura borrosa, tenía la necesidad de utilizar mi habilidad para salvarme pero... Si lo hago descubrirán que tengo poderes y puede que me traten peor o incluso me asesinen. Tenía que decirles una respuesta cuanto antes, piensa Ker, ¿qué es lo que quieren oír?
 
- Trabajo... Para el gobierno -contesté a duras penas al no poder respirar. El estrangulamiento frenó. Joker Mask se levantó dándose la vuelta para dirigirse a sus compañeros.
 
- ¡No para de mentir! -exclamó mientras me señalaba sorprendido.
 
- Sí, el gobierno no sería tan estúpido como para enviar a un niño a esta misión suicida -explicó con lógica Dark Mask.
 
- Me estoy hartando de esperar, ¿puedo ya torturarle? -le preguntó Crisis Mask al jefe.
 
- ¡No seas impaciente! Aún tenemos muchas cosas de las que hablar este chico y yo -le explicó el líder dirigiéndose a mi nuevamente-. Ahora en serio, ¿para quién trabajas?
 
Mierda, piensa, ¿qué podría decir? Recuerda qué es lo que dijeron con anterioridad, saca cualquier información relevante para darles una respuesta, invéntate una excusa. En mi memoria vino los comentarios que dijeron este grupo de villanos acerca de su patrocinador, no pudieron acabar pero era obvio que se tenía que tratar de Industrias Darke, sé que esa empresa tiene muchas cosas ocultas y siniestras y esta puede ser una de ellas. Puede que estuviera equivocado pero ahora mismo era mi única opción para sobrevivir.
 
- Trabajo para Industrias Darke. Soy un informante el cual tenía la misión de vigilaros uno por uno, para saber si cometíais vuestro cometido, mi jefe no estaba muy seguro de que pudierais lograr la misión, ya sabes, no te lo tomes nada personal pero no eres Rotten Mask -le expliqué calmadamente. Joker Mask, dio varios pasos hacia atrás y empezó a reír como si no hubiera un mañana, tanto le hizo gracia mi explicación que rodaba por los suelos de la risa.
 
- Este chico parece que está pidiendo a gritos que sea asesinado -comentó Crisis Mask.
 
- Incluso mencionó a nuestro antiguo jefe -agregó Blur Mask. El nuevo líder se incorporó parando de reír.
 
- Sabes la vida privada de dos de nuestros compañeros, sabes que Industrias Darke tiene que ver con nuestra aparición y osas nombrar a nuestro gran líder. ¡Hay que darte una lección! -explicó animadamente el jefe. Sacó un nuevo naipe y utilizó su poder sobre mí. Sentí cómo acuchillaban mi espalda, provocándome sangre, al igual observé cortes en mis brazos, piernas y en mi rostro. No podía ver de mi ojo izquierdo, me encontraba desangrándome en esa silla de madera crujiente. Joker Mask hizo aparecer por arte de magia un cuchillo en su mano derecha, me la clavó en mi costado, apretándome para que sufriera más-. Crisis Mask, yo ya he acabado.
 
- Al fin, ya voy a poder divertirme -comentó ilusionado su compañero. Pude ver cómo alzaba su mano sobre mí. Mis pensamientos recorrieron rápidamente por todo mi subconsciente.
 
Dile todo, a lo mejor te pueden ayudar, ya sabes, tú solo eres un niño de mierda que se queja por todo.
 
JAJAJA ¿A QUIÉN LLAMAS TÚ "NIÑO DE MIERDA"?
 
A quién no pudo salvar a su familia.
 
TODO FUE POR CULPA DE ESOS HÉROES.
 
Yo... Los quería... Mi hermana...
 
Me siento solo, estoy totalmente aislado, las personas confían en mí, yo las voy a decepcionar. Nadie quiere estar con un asesino, maté a Beatriz.
 
ELLA SE LO BUSCÓ, ¡POR COTILLA! JAJAJA.
 
¡NO! Asesinar está mal.
 
¿Quién te crees? ¿Ethan? Yo no soy él.
 
Claro, él tiene mejores ideales que los tuyos...Y ESO QUE ES UN NIÑO DE 6 AÑOS JAJA.
 
No me importa, yo solo quiero acabar con esos falsos héroes.
 
Pero... Si hacemos eso... ¿No seremos malas personas?
 
Ya somos malas personas.
 
¿Quién querrá juntarse con nosotros? Todos nuestros amigos huirán o incluso nos querrán matar.
 
Marissa e Ethan no podrán volver a vernos, les daremos asco. Yo no quiero eso...
 
Es nuestro destino.
 
Es mi destino.
 
¿Quién nos amará? No quiero estar solo, ya no más, no tengo a Candace, ni a mi familia.
 
Doris.
 
Doris.
 
Doris.
 
Sí, ella sabe todo acerca de nosotros.
 
Entonces... ¿Lucharemos por ella?
 
No.
 
Yo ya tengo mi objetivo.
 
¿Cuál es?
 
Matar a Light Layer.
 
Quién nos dio la espalda aquel día.
 
Quién es amado por muchos.
 
Quién junto con sus compañeros no salvaron a los inocentes de aquella vez.
 
The Angel tuvo que morir.
 
Pero no Beatriz.
 
Daño colateral.
 
Ese hijo de puta... Tiene que morir, ¿verdad?
 
Sí.
 
Dejó morir a nuestra hermana, A NUESTRA HERMANA.
 
Ella creía en él, era su ídolo y éste la traicionó.
 
Yo debería de estar muerto.
 
Sí.
 
Tú no mereces vivir, tu hermana debió vivir aquel día.
 
¿Sabes quién debió morir aquel día?
 
Light Layer.
 
Sí, odio a ese superhéroe.
 
Matémosle, aquí y ahora.
 
Estoy de acuerdo.
 
- Light... Layer -comenté recuperándome de la habilidad de Crisis Mask.
 
- ¿Qué? No puede ser cierto -comentó Dark Mask algo asustado.
 
- ¡Tranquilos! Recordad que dice cosas de sus mismos pensamientos, ese héroe no puede estar involucrado en esto... ¡O espero que no! -exclamó entre risas Joker Mask.
 
- ¿Dónde está? ¿Dónde está Light Layer? -les pregunté alzando mi cabeza, ¿por qué mierda no está él aquí? Lo estarán escondiendo. Sí, debe de ser eso. Voy a escapar de una maldita vez de este sitio e iré a asesinarlo. Iluminé todo mi cuerpo y creé una onda expansiva de energía que hizo que mis rivales fueran alzados a distintas direcciones, además de que destruí toda esta habitación. Me percaté de que estaba en una especie de almacén gigante, el cual tenía una puerta hacia las profundidades donde daban con su escondite. Observé que todo mi cuerpo estaba iluminado por mi energía púrpura.
 
- ¿Quién coño es este crío? -preguntó uno de mis adversarios recuperándose de mi golpe.
 
- ¡Todo está solucionado! -exclamó entre risas ese tal Joker Mask lanzando varias cartas al aire. Antes de que desaparecieran las agarré todas, provoqué que les saliesen rayas moradas para que se desintegraran con mi habilidad.
 
- Ningún truco de magia más -le comenté metiéndole una patada en su máscara haciendo que se estrellase en una de las vigas que sujetaban este sitio. Observé que el lugar se empezaba a mover de forma diagonal, provocando que perdiera el equilibro al ser llevado en esas direcciones, noté que todo se volvía oscuro. Mierda, ¿no me pueden dejar asesinar tranquilo al superhéroe de luz? Puse mis manos en mis ojos, no puedo permitir que él se escape de este lugar, conseguí poder ver de nuevo, sin embargo, ahora todo estaba de color púrpura. Con mi super velocidad me puse detrás de Dark Mask.
 
- La verdad, haciendo esto le hago un favor a tu hija -le comenté partiendo su brazo con un puñetazo que dirigí hacia su codo, provocando que se viese incluso el hueso. Tras quedar de rodillas chillando del dolor le metí una patada y lo lancé hacia unas grandes cajas de metal. Todo volvió a moverse de forma diagonal, encontré rápidamente a la causante del problema, le di un puñetazo en su barriga provocando que se estrellara con el techo.
 
¿Por qué no has encontrado aún a Light Layer?
 
¿Y si es bueno?
 
¿Y si tú estás equivocado?
 
No, no lo estoy.
 
¿Por qué vuelven estos sentimientos y pensamientos estresantes? Mierda, no quiero volver a discutir conmigo mismo. Me fijé en Crisis Mask, estaba utilizando su poder sobre mí. Hijo de puta. Empezó a huir, pero yo le corté la cabeza.
 
- Ahora ya no podrás volver a jugar con mis pensamientos -le expliqué al cadáver. Observé que todo mi alrededor se empezó a difuminar. ¿Intentan escapar? No se los voy a permitir. Junté mis brazos y los convertí en un único cañón láser el cual generé un gran rayo morado que traspasaba el almacén, lo movía en todas las direcciones provocando que el sitio se derrumbara. ¿Por qué no estaba Light Layer? ¿Me han engañado? Todos mis sentidos me empezaron a doler, dejé de brillar. Escupí sangre. Me encontraba apoyado en el suelo, ¿de verdad he conseguido salir de este maldito lugar? Intenté moverme pero mi cuerpo me fallaba, creo que he llegado al límite de mi poder. Era bueno saber que mis heridas se habían curado, aunque aún apreciaba algunas cicatrices. Me empezaba a arrastrar para que los lacayos de la Cross Mask no fuesen a por mí.
 
- ¡Ker! ¡Dios, cómo me alegro de que estés bien! -exclamó Doris preocupada, me fijé que tenía el traje mejorado gracias a Industrias Darke, ella me cargó a su espalda y corrió por toda la ciudad para llevarme a su casa.
 
- ¿Cómo me has encontrado? -le pregunté resistiéndome al sueño profundo.
 
- Tú móvil, la aplicación que creamos además tiene un programa que hackea el GPS del celular, por lo que podemos saber dónde está el usuario a cualquier hora -me explicó algo alterada. Me acordé de mi teléfono, estaba destruido. Marissa me va a matar.
 
- ¿Por qué no has venido antes? -le pregunté de nuevo.
 
- Conflicto de intereses por parte de mis jefes, al final he tenido que venir sola a ayudarte -me explicó consiguiendo llegar a su objetivo.
 
- Tonta, te hubieran matado si hubieras entrado a ese lugar -le comenté con apenas fuerzas.
 
- Sé ingeniármelas para escapar y robarte, soy toda una ladrona, Bluedy -me explicó de forma burlona manteniendo su preocupación por mi estado. Me llevó a la planta donde se encontraba su compañera, ella señaló a mi novia a una zona donde no habían cachivaches ni objetos, me tumbó al suelo con cuidado. Empezó a mirar mis brazos preocupada por mis cicatrices, tocó mi rostro al notar que ahí también tenía secuelas.
 
- ¿Cómo te has podido curar? -me preguntó impresionada y desconcertada.
 
- Ni yo mismo lo sé -le respondí con sinceridad.
 
- Red Spectre, ¿dónde está el botiquín especial? -le preguntó mi gata algo alterada y nerviosa.
 
- En la segunda planta, al lado de los nuevos trajes de la Academia Hope -le respondió su compañera. Doris se disponía a ir hasta que la frené agarrando su muñeca con fuerza.
 
- No te vayas... No me dejes solo -le comenté desesperado. Ella me miró en silencio por unos segundos, luego cruzó miradas con su amiga, Red Spectre se fue de la planta para buscar ese botiquín especial. Doris me acariciaba el pelo con suavidad. No pude evitar echarme a llorar.
 
- Hey, tranquilo, ya estoy aquí -me decía mi novia mientras me abrazaba con cuidado- No llores, que estás como una rosa -agregó bromeando para que se me pasara la tristeza. No pude evitar recordar aquella conversación provocado por la habilidad de Crisis Mask, ¿podría alguien amar a una mala persona como yo? ¿A un asesino? ¿A alguien que quiere matar a los mayores superhéroes de todos los tiempos? Agarré con mis dos manos el rostro de Doris y lo puse a pocos centímetros del mío, ella me miró confusa y preocupada. No quiero estar solo, cuando pierda a mi familia, a mis amigos, compañeros, cuando la humanidad pierda la fe en mí sé que estarás allí, conmigo.
 
- Te amo -le confesé. Mi novia se quedó sorprendida por lo que le dije, ella sonrió dulcemente y me besó.
 
- Yo también te amo -me confesó también, aunque ya lo sabía desde hace mucho. Correspondí su abrazo, no quería apartarme de ella. Toda mi relación con mi familia y amigos tiene un límite de tiempo, y cada vez queda menos. Sin embargo, sé que con Doris no hay ningún límite, ella me acompañará hasta el final... Y no tengo ni idea si eso es algo bueno o malo.
 
- Ah... Traigo el botiquín y tal -comentó Red Spectre algo incómoda al ver nuestro momento romántico. Doris se apartó de mí y agarró el objeto algo ruborizada. Sacó un líquido verde que me resultaba bastante familiar. Mis sospechas se confirmaron cuando me la bebí y ya no tenía cicatrices en mi cuerpo y mi energía se recuperó, era la habilidad del Renacido.
 
- ¿Cómo habéis conseguido este líquido? -les pregunté curioso.
 
- Negocios -respondió la amiga de Doris indiferente.
 
- Información confidencial, Bluedy -contestó mi gata. No lo entiendo, ¿cómo pueden tener tantos contactos y conseguir estas cosas tan valiosas? Qué suerte de tenerla como aliada y no como enemiga... Estaría muy jodido.
 
- ¿También es confidencial el hecho de que la banda de Cross Masks ha sido patrocinada por Industrias Darke? -les pregunté seriamente. Me estaba hartando ya todo el tema con la empresa esa, mañana hablaré seriamente con Danny. Ellas dos se miraron en silencio. No me jodas, ¿enserio lo sabían y no me dijeron nada?
 
- Negocios -volvió a repetir nerviosa Red Spectre.
 
- Me estoy cansando de tanto secretismo, ¿qué es lo que pasa con esa empresa? -les pregunté algo enojado poniéndome de pie.
 
- Lo siento Ker... No te podemos decir nada -me respondió algo apenada mi novia. Suspiré, la única opción que me quedaba era investigar por mi cuenta ¿y qué mejor que con la ayuda del mismo hijo de los Darke?
 
- Estoy cansado, creo que me voy a ir a mi casa, por cierto, ¿qué hora es? -le pregunté a Red Spectre ya que tenía un reloj.
 
- Son las 10 y media -me respondió. ¡NO ME JODAS! LLEGO TARDE OTRA VEZ.
 
- ¡Espera! ¿Es que se te rompió el móvil en aquel lugar? -me preguntó interesada Doris.
 
- Sí... ¿Por qué? -respondí desconcertado.
 
- Sígueme -me contestó, quería irme pero la obedecí a regañadientes, espero que me dé un teléfono. Estábamos en su habitación, observé en una de sus miles de mochilas las pulseras rosadas, un escalofrío recorrió todo mi cuerpo. Doris me entregó un móvil bastante moderno.
 
- Gracias pero... No sé si quiera tener más favores contigo -le comenté con sinceridad. Ya no me acuerdo ni de los favores que tengo pendientes con ella.
 
- Es un regalo -me respondió sonriendo- Ya te tengo agregado, cuando te vea en línea, hablamos -me explicó mientras me besó en la mejilla como forma de despedida. Yo me guardé el móvil en mi bolsillo antes de correr hacia mi casa Doris me habló de nuevo-. Adiós, "Bluecurious".
 
Maldita gata, ese comentario me enojó demasiado. Logré ir a casa, sabía lo que me iba a pasar, castigado el resto del año y del que viene. Nada más abrir la puerta observé a mi madre sentada en el sofá.
 
- Kerman Walker -comentó seria levantándose de su asiento. Mierda, aquí vamos- No has cogido ninguna de mis llamadas, preocupada he llamado a Danny y vaya sorpresa que me he llevado cuando me ha dicho que no ha quedado contigo hoy -me explicó enojada mientras se cruzaba de brazos-. Tienes diez segundos para decirme qué ha pasado.
 
- Estuve en una misión secreta la cual Mybe me ordenó no decir nada, mi teléfono sufrió un accidente pero me han regalado uno nuevo debido a que salvamos una tienda de electrodomésticos -le expliqué apresuradamente. Mi madre no dijo nada, sacó su móvil de su bolsillo y me puso un audio.
 
- Dulcecito, como tiene pinta de que Ker va a venir justo para que le castigues y que yo estoy ahora mismo con Ethan comprando un juego de superhéroes quiero decirte que cualquier excusa que ponga es mentira, ni misiones secretas ni nada por el estilo. A ver si nos espabilamos, patosín -comentó Mybe en el audio que me mostró Marissa. ¿Pero cómo sabía que iba a ponerle como excusa?
 
- Dime, has estado con Doris, ¿verdad? -me preguntó seria.
 
- Sí -respondí cabizbajo.
 
- Ker, te voy a ser sincera, no me cae bien. Desde que la conoces no paras de mentirme, haces cosas imposibles para que puedas salir a escondidas como trucar conversaciones e incluso has tenido... Solo te voy a decir que no veo que sea ideal para ti, además, solo la conoces de poco menos de un mes, eres joven, te llevas por las hormonas -me explicó calmadamente. Su comentario me enojó mucho, menuda hipócrita.
 
- Yo también voy a ser sincero contigo, Craig no me cae bien aunque creo que era bastante evidente. Yo tampoco le veo que sea ideal para ti, incluso pienso que no duraréis mucho tiempo, y no me hables de hormonas o de salir con alguien por conocerla en poco tiempo, tú te enamoraste de Mybe en el primer día que lo vistes y salisteis en pocas semanas. ¡No tienes derecho a decir eso! -la recriminé furioso.
 
- A mí no me alces la voz, soy tu madre, te he enseñado lo que son los modales, ¿o acaso se te han olvidado por estar con tu novia? Mira, a partir de ahora no vas a salir más de esta casa, solo para misiones con Mybe y si viene algún amigo tendrá que venir hasta aquí. Y como me vuelvas a hablar con ese tono de voz el año que viene estarás igual -me explicó enojada con una voz alta.
 
- ¡Eso es injusto! -exclamé más enojado-. Tú solo quieres controlar mi vida.
 
- Pues sí, porque te amo y no quiero que la eches a perder -me respondió.
 
- Mi vida ya se echó a perder hace mucho tiempo -comenté serio- ¡No tengo familia! ¡No tengo nada! Y Doris me hace feliz, ¿por qué mierda no lo comprendes? Ahora que tú estás con Mybe -le expliqué.
 
- Sí tienes familia, nosotros la somos, nos tienes a nosotros -me respondió seria.
 
- Vosotros no sois mi familia -dije con firmeza-. Me dejaréis de lado, me repudiaréis, huiréis de mí, y lo entenderé, pero al menos ella siempre estará a mi lado.
 
- Estás diciendo tonterías, abre los ojos, parece que dependes de ella y eso está mal, tienes que seguir tú vida no dejarte influenciar por el resto. Nosotros no te dejaremos, pase lo que pase estaremos contigo tanto en las buenas como en las malas -me explicó decidida.
 
- ¿Entonces por qué intentas influenciarme? Quieres que deje a mi novia -le pregunté directamente.
 
- Yo no he dicho eso, podéis seguir hablando por el teléfono además de que la puedes ver en tu academia, solo tomo medidas extremas para que recapacites de todas las acciones que has estado cometiendo hasta ahora -me contestó.
 
- ¡PUES DEMASIADO TARDE! ¡VAYA MADRE QUÉ ERES! -le grité perdiendo mis papeles- ¿Quieres que recapacite? ¡Vale! Recapacitaré. ¿Quieres saber qué es lo que he hecho? ¿Necesitas saber qué hice hace 3 semanas? Te lo contaré -hice una pausa para iluminar mi brazo derecho y convertirlo en una cuchilla, me acerqué poco a poco hacia mi madre, ella se quedó inmóvil, observándome con ojos de decepción y furia- ¡Yo maté a The Angel! Con este brazo, le mutilé los brazos, piernas, no paré hasta que se convirtió en una sopa de órganos vitales JAJA FUE MARAVILLOSO, debiste ver su expresión de terror. "Yo solo hice mi trabajo", PUES YO TAMBIÉN HICE EL MÍO. Ah, espera, que también asesiné a Beatriz, estaba tan asustada, horrorizada al descubrir que su compañero de clases era un asesino, fue una pena matarla, pero bueno, la vida sigue. ¡AH! Y YO FUI QUIÉN VENDIÓ LA INFORMACIÓN PERSONAL DE MYBE JAJA. Quería encargarme de ese hijo de puta, te estaba haciendo un favor pero parece que tú eres quién depende de él, te olvidaste de Ethan, eres de todo menos una buena madre. ¡NO HAS PODIDO EVITAR QUE TU HIJO MAYOR SEA UN ASESINO! -alzaba mis manos mientras me reía descaradamente en su cara por todas las acciones malas que había cometido. Volví en mi tras recibir una cachetada de mi madre. Al notar sus lágrimas recorrer su rostro me di cuenta de que me había pasado, mierda, he confesado todos mis crímenes... ¿Qué hago?
 
- Yo nunca te crie así, decir esas barbaridades sobre la muerte de tus compañeros, reírte de ellos, darte el crédito el cual no es tuyo, burlarte del secuestro de mi amado... Sabía que no eras capaz de superar el pasado, pero esto es enfermizo, no me lo esperaba esto de ti. Vete a tu cuarto, ¡AHORA! -me ordenó llorando, la obedecí, tras cerrar la puerta me senté apoyándome en ésta. ¿Cómo he sido capaz de decir todo? ¿Será por los efectos secundarios de Crisis Mask? ¿Se lo dirá a Mybe? ¿Qué podía hacer? Esto me recordaba al accidente con Beatriz, no quiero matar a nadie más... Si no es necesario. No pegué ojo durante toda la noche, estuve muy atento a la conversación entre Marissa y Craig.
 
- ¿Qué ha pasado con patosín? No ha salido de su cuarto en el resto de la noche -le preguntó Mybe.
 
- Hemos discutido, nos hemos dicho cosas dolorosas... ¿Crees que soy buena madre? -le respondió entristecida mi madre.
 
- Solo te diré que ojalá hubiese tenido una madre como tú -le contestó mi tutor dulcemente.
 
- Gracias -comentó Marissa al borde del llanto. Tras sentirme seguro regresé a la cama, ¿por qué me había comportado así antes?
 
Tú lo sabes.
 
Es evidente, no los quieres.
 
No, mentira.
 
Una mentira es decir que amas a Light Layer.
 
Recuerda que somos tus pensamientos.
 
Yo los quiero, eso lo sé.
 
Pero eso no quiere decir que ellos te quieran.
 
Nuestra madre está decepcionada de nosotros.
 
Ethan será el siguiente.
 
¡No! ¡BASTA! ¡Salid de mis pensamientos! He matado a Crisis Mask, no debería escucharos. Intenté pensar en cosas bonitas pero solo recordaba la muerte de mi hermana. Todo lo que estoy haciendo está bien, mi objetivo es puro, tiene buenas intenciones. Con ese pensamiento me desperté a la mañana siguiente, me fijé que mi madre se había ido antes al trabajo, hecho que me alegró, no quería momentos incómodos a primera hora de la mañana. Hoy tenía que hablar con Danny de una vez por todas, tengo que explicarle lo suficiente como para que me ayude a mi investigación, también tengo que alejarme de Ruth.
 
Me sorprendió que durante las 3 primeras clases Absorptivity no hubiese venido, supongo que ella será la que cuida a sus padres por la paliza que les metí ayer. Recordando aquel momento de euforia sentí que podía ser invencible, estos nuevos poderes son bastantes útiles, si empiezo a controlarlos y a dominarlos en estos días seguro que podré enfrentarme a Light Layer. Sonó el timbre, iba a hablar con Danny para que fuéramos a un lugar privado pero Tobías vino antes de tiempo a nosotros, tuvimos que ir juntos al campus para estar con Aaron y Ricardo. Estuvimos hablando de cosas triviales y demás, observamos cómo Jia estaba a varios metros de nosotros, parece que esperaba a alguien.
 
- Chicos... ¿A quién creéis que está esperando? -nos preguntó Danny intrigado.
 
- A Wolfan -bromeó Tobías.
 
- Puede que a sus amigas o a un profesor -agregó Time Trial.
 
- ¿Por qué no vas y se lo preguntas? Y si no hace nada se puede unir con nosotros -le expliqué a Green Twister.
 
- ¡Sí! Es una buena idea, así puede tirar fichas -comentó Ricardo ilusionado.
 
- No sé si hacerlo -nos dijo algo cabizbajo.
 
- Solo le estás preguntando algo casual, debido a que eres un compañero que se preocupa por los demás, no va a pasar nada malo -comentó Aaron. Pudimos convencer a Danny para que hablase con Jia, observamos que entablaron una conversación, estuvieron allí el resto del receso. Green Twister acompañó a su amiga a clase, Tobías y yo nos miramos.
 
- ¿Nueva pareja? -me preguntó.
 
- Nueva pareja -afirmé. El resto de clases siguieron sin mucha diferencia, casi morimos como siempre en la clase de Mybe, practicar con los de la Academia Hope se me hacía ya algo molesto tras averiguar que esa empresa tiene muchas cosas turbias por dentro. Pude quedar con Danny para ir a su casa por la tarde, después de que visite a Anna con mi hermanito. Mientras regresaba a casa sin muchas ganas de ver a Marissa me encontré a Elton caminando solo, siempre estaba serio pero se le veía más... ¿Triste? Su aura siempre era igual, ojalá que Leo estuviera ahora conmigo. Observé que se paró frente a la casa de su amiga, lo miraba con pena.
 
- Si tantas ganas tienes de saber si está bien, sube y come con tus suegros -le comenté intentando provocarle.
 
- Tsk. No estoy preocupado con ella -me comentó seco fingiendo estar bien.
 
- Ya, claro, por cierto, ¿sabes algo de su ausencia? -le pregunté interesado.
 
- No -contestó seco. Al ver que ya no teníamos más temas de conversación intenté seguir caminando para no estar en los alrededores de la casa, sin embargo, el portal se abrió y nos encontramos a Ruth... Y a su padre.
 
- ¿Elton? ¿Ker? -nos preguntó nuestra compañera sorprendida.
 
- ¿Tú otra vez? -le preguntó Dark Mask enojado a Volcanux.
 
- Veo que estás bien, me voy -dijo Elton disponiéndose a marchar. Qué romántico. Parece que el padre de Ruth no notó mi presencia intenté escabullirme pero me miró fijamente.
 
- ¿Cómo te llamas? -me preguntó Dark Mask serio.
 
- Papá, ellos son mis compañeros de clase, Elton y Ker -le explicó Ruth intentando calmarle.
 
- Así que... Ker, interesante -agregó Dark Mask sin apartar la vista de mí. Estoy jodido.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo